¿Cómo se trata la colitis ulcerosa?

La colitis ulcerosas no tiene cura, pero se puede tratar muy bien con medicamentos. Conoce qué usan los especialistas para detener su evolución.
¿Cómo se trata la colitis ulcerosa?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 07 julio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 07 julio, 2021

Última actualización: 07 julio, 2021

El tratamiento de la colitis ulcerosa tiene 3 objetivos: lograr la remisión, mantenerla el mayor tiempo posible y controlar los síntomas. Toda terapia utilizada por el especialista buscará reunir estas tres condiciones, con mayor prevalencia de una u otra de acuerdo con las características clínicas del episodio. Aunque no existe cura para el trastorno, es muy tratable a medio y largo plazo.

Los pacientes deben saber que la enfermedad puede empeorar y derivar en complicaciones si no se trata. Una vez el médico ha elegido el camino debes adherirte a él. Hoy es posible tener una vida normal gracias a las opciones de tratamiento. En las próximas líneas las conocerás junto con algunas recomendaciones básicas.

Tratamiento farmacológico de la colitis ulcerosa

La primera línea para contrarrestar este trastorno autoinmune son las prescripciones farmacológicas. Estas se pueden tomar de forma temporal o permanente y por lo general se combinan entre sí para obtener un mayor resultado en el paciente.

Tal y como nos recuerda Swedish Medical Center elegir la terapia específica es un poco complicado ya que se desconocen las causas exactas de la enfermedad. El tratamiento de la colitis ulcerosa por lo general se basa en los siguientes grupos de fármacos:

Supresores del sistema inmunitario

El tratamiento de la colitis ulcerosa incluye inmunosupresores
Los fármacos inmunosupresores pueden llegar a ser muy efectivos. Sin embargo, debido a la alta posibilidad de desarrollar efectos adversos, su consumo debe hacerse con cuidado.

Los inmunosupresores son medicamentos que se utilizan para controlar las reacciones inmunitarias del organismo. Los estudios y las investigaciones recomiendan su uso para el control de la enfermedad. Su ingesta permite detener la inflamación del colon, lo que propicia el estado de remisión en los pacientes. Algunos de los recetados por los especialistas son los siguientes:

  • Azatioprina y mercaptopurina: ambos se consideran de primera lucha en el tratamiento de la colitis ulcerosa. Algunos de sus nombres comerciales son Imuran, Azasan, Purixan y Purinethol. Pueden tardar un par de semanas en hacer efecto. Entre sus secuelas destacamos neumonitis, erupciones e infecciones renales.
  • Ciclosporina: de acuerdo con algunos investigadores es la terapia predilecta en pacientes con colitis ulcerosa grave. Se estima que su efectividad en estos casos oscila el 85 %. Se comercializa como Neoral, Gengraf o Sandimmune. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) advierte efectos secundarios como elevación de la creatinina y urea sérica.
  • Infliximab, adalimumab y golimumab: todos esos se conocen como inhibidores del factor de necrosis tumoral. Por lo general se utilizan solo cuando las terapias anteriores no han surtido efecto en los pacientes. Se comercializan como Remicade, Humira y Simponi, respectivamente.

Otras de las opciones disponibles son vedolizumab (Entyvio) y tofacitinib (Xeljanz). Ambas alternativas sirven como respaldo cuando las dos primeras no generan los efectos que se esperan en el trascurso de las semanas.

Antiinflamatorios

Los medicamentos antiinflamatorios también se consideran de primera línea en el tratamiento de la colitis ulcerosa. Entre los más utilizado tenemos:

  • Corticosteroides: los estudios avalan su uso para controlar la enfermedad, así como para evitar las complicaciones que derivan en una colectomía (cirugía del colón). Algunos como la prednisona y la hidrocortisona son los predilectos en este caso. También son inmunosupresores, y entre sus efectos adversos encontramos aumento de peso, retención de líquidos e hipertensión.
  • 5-aminosalicilatos: comercializados como Asacol HD, Colazal y Delzicol. La evidencia señala su efectividad para incentivar periodos de remisión y evitar las exacerbaciones. Entre las posibles complicaciones derivadas de su ingesta destacamos pancreatitis y problemas hepáticos.

Antibióticos

Cuando las sospechas sugieren un proceso infeccioso en el colón, el especialista puede sugerir la ingesta de antibióticos. No forman parte de tratamiento estándar a medio o largo plazo, ya que pueden generar varias complicaciones gastrointestinales. Los estudios actuales avalan su uso en terapias que van de 5 a 14 días, con una tasa de remisión que alcanza el 95 %.

Tratamiento alternativo de la colitis ulcerosa

En compañía del tratamiento de la colitis ulcerosa destinado a lograr la remisión, los pacientes también pueden valerse de fármacos específicos para contraatacar los síntomas mientras estos desaparecen. Recuerda que esto puede tomar desde un par de semanas hasta meses, de modo que es una parte importante de la terapia luego del diagnóstico. Algunos de estos son los siguientes:

  • Analgésicos: se indican para aliviar el dolor, en especial si la persona ha desarrollado una variante crónica. Acetaminofén, paracetamol, ibuprofeno o metamizol son algunos de los más comunes. Dado que se ha reportado una alta tendencia a la automedicación, es importante que reportes su uso al especialista para evitar sobredosis.
  • Antidiarreicos: como la loperamida (Loperan), muy utilizado para controlar los episodios de diarrea. Su uso siempre debe estar mediado por un profesional, ya que una dosis inadecuada puede ocasionar problemas en el intestino grueso.
  • Suplementos: la descompensación nutricional no es infrecuente en los pacientes con colitis ulcerosa. Si se ha detectado algún tipo de descompensación se indicará la ingesta de suplementos. La ingesta de hierro, por ejemplo, es una de las comunes para evitar la anemia.

Como complemento, algunos estudios sugieren que la terapia con óvulos de Trichuris suis puede incentivar la remisión hasta en un 43 % de los pacientes. Desde el siglo XX se indicado el uso de nicotina parar lograr la remisión, aunque los metaanálisis actuales parecen indicar que su efecto no es consistente.

Dieta y nutrición en la colitis ulcerosa

El tratamiento de la colitis ulcerosa incluye cambios en la dieta
Seguir una dieta balanceada puede marcar la diferencia entre una persona con síntomas constantes y otra con una enfermedad controlada.

Aunque la dieta por sí sola no causa la enfermedad, sí puede agravarla una vez se ha desarrollado. Así nos lo recuerda de manera acertada la Crohn´s & Colitis Foundation, quien señala además que esta debe compensar los nutrientes perdidos y promover la curación.

Con ayuda de un nutricionista se aplicará un régimen con énfasis en frutas y verduras, de manera que los alimentos procesados, el picante y las grasas pasarán a un segundo plano. El paciente debe identificar qué grupos tolera menos, de utilidad para evitarlos en las futuras preparaciones.

Estos grupos varían de acuerdo con cada caso. Algunos toleran muy bien la fibra e incluso les resulta útil para retomar el equilibrio en las evacuaciones. Otros, en cambio, pueden hacer que empeore. Con el pasar de las semanas determinarás qué te sienta bien y qué no, y con ello ajustar tus hábitos alimenticios en favor del trastorno.

Cirugía como tratamiento de la colitis ulcerosa crónica

Cuando no se ha logrado ningún progreso con las terapias anteriores o el paciente desarrolla una variante crónica, entonces la cirugía puede ser la única opción de tratamiento. Los investigadores recomiendan la colectomía e ileostomía, aunque en algunos casos es necesaria la proctocolectomía (extirpación del colon y recto).

Dadas las implicaciones que esta tiene en tu estilo de vida, debes conversar sobre la posibilidad de requerir una en el futuro. Hasta 1 de cada 4 pacientes puede necesitarla, aunque todo depende del curso de la evolución del trastorno. Un diagnóstico temprano puede ser útil para reducir su prevalencia, así como la adherencia al tratamiento principal.

En todo caso, es una opción que está sobre la mesa como tratamiento de la colitis ulcerosa. Siempre se intentará primero con las terapias menos invasivas y se hará control de cómo responde el organismo a ellas. Puedes intentar también con otras opciones como el uso de probióticos, gel de aloe vera o hierbas medicinales. Sin embargo, todos estos deben hacerse bajo la supervisión del médico.

Te podría interesar...
¿Qué es la celiaquía refractaria?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Qué es la celiaquía refractaria?

La enfermedad celiaquía refractaria se diagnostica cuando los celíacos responden negativamente a 12 meses sin ingesta de gluten. Conoce más sobre e...



  • Andersson P, Söderholm JD. Surgery in ulcerative colitis: indication and timing. Dig Dis. 2009;27(3):335-40. doi: 10.1159/000228570. Epub 2009 Sep 24.
  • Cheifetz AS, Stern J, Garud S, Goldstein E, Malter L, Moss AC, Present DH. Cyclosporine is safe and effective in patients with severe ulcerative colitis. J Clin Gastroenterol. 2011 Feb;45(2):107-12.
  • Falasco G, Zinicola R, Forbes A. Review article: Immunosuppressants in distal ulcerative colitis. Aliment Pharmacol Ther. 2002 Feb;16(2):181-7.
  • Ford AC, Achkar JP, Khan KJ, Kane SV, Talley NJ, Marshall JK, Moayyedi P. Efficacy of 5-aminosalicylates in ulcerative colitis: systematic review and meta-analysis. Am J Gastroenterol. 2011 Apr;106(4):601-16.
  • Hisamatsu T, Hibi T. [Immunosuppressants for therapy of patients with ulcerative colitis]. Nihon Rinsho. 2005 May;63(5):831-5.
  • Nikfar S, Ehteshami-Ashar S, Rahimi R, Abdollahi M. Systematic review and meta-analysis of the efficacy and tolerability of nicotine preparations in active ulcerative colitis. Clin Ther. 2010 Dec;32(14):2304-15.
  • Rahimi R, Nikfar S, Rezaie A, Abdollahi M. A meta-analysis of antibiotic therapy for active ulcerative colitis. Dig Dis Sci. 2007 Nov;52(11):2920-5.
  • Rodríguez-Lago, I., Mesonero Gismeno, F., Cañas, M., Savini, C., Saldaña, R., Feo-Lucas, L., ... & Juliá, B. P371 Self-medication with analgesics in ulcerative colitis: Results of a patient survey. Journal of Crohn's and Colitis. 2020; 14.
  • Summers RW, Elliott DE, Urban JF Jr, Thompson RA, Weinstock JV. Trichuris suis therapy for active ulcerative colitis: a randomized controlled trial. Gastroenterology. 2005 Apr;128(4):825-32.
  • Turner D, Walsh CM, Steinhart AH, Griffiths AM. Response to corticosteroids in severe ulcerative colitis: a systematic review of the literature and a meta-regression. Clin Gastroenterol Hepatol. 2007 Jan;5(1):103-10.