Presión arterial alta y síndrome del ovario poliquístico: ¿cómo se relacionan?

Las condiciones de salud de una persona con síndrome de ovario poliquístico pueden favorecer la aparición de hipertensión arterial. Descubre cómo se relacionan a continuación.
Presión arterial alta y síndrome del ovario poliquístico: ¿cómo se relacionan?
Diego Pereira

Escrito y verificado por Diego Pereira el 22 Junio, 2021.

Última actualización: 22 Junio, 2021

La relación entre presión arterial alta y síndrome de ovario poliquístico es conocida y estudiada en la ciencia médica. Las alteraciones metabólicas y hormonales en estas pacientes desencadenan una gran cantidad de cambios orgánicos capaces de afectar el sistema cardiovascular, originando hipertensión.

Es muy importante detectar de forma temprana ambas condiciones, ya que las probabilidades de desarrollar complicaciones a largo plazo sin tratamiento son altas. ¿Te interesa conocer un poco más sobre el tema? ¡Sigue leyendo!

La hipertensión arterial: ¿consecuencia del síndrome del ovario poliquístico?

Según una publicación de la Oficina para la Salud de la Mujer de los Estados Unidos, la causa del síndrome del ovario poliquístico todavía no está bien definida. Es posible que exista una interacción entre factores genéticos y ambientales, siendo estos últimos relacionados con malos hábitos de vida.

La combinación entre ambos factores provoca dos alteraciones fundamentales: una mayor producción de andrógenos (hormonas sexuales típicamente masculinas) y de insulina. Este último evento suele originar resistencia a dicha hormona, por lo que un conjunto de alteraciones metabólicas relacionadas con el manejo de los macronutrientes no tardaría en aparecer.

Todo parece indicar que la hipertensión arterial es la consecuencia de estas últimas alteraciones, por lo que existe un vínculo de causa y efecto que requiere el enfoque de diversos especialistas médicos. Se trata de los campos de la endocrinología, la cardiología y la ginecología.

La relación entre la presión arterial alta y el síndrome de ovario poliquístico tiene que ver con los problemas metabólicos
Los problemas metabólicos, como el sobrepeso, podrían relacionarse con la aparición de la hipertensión arterial a mediano plazo.

Insulinorresistencia e hipertensión arterial

La resistencia a la insulina o insulinorresistencia que mencionamos en el apartado anterior es un problema que no solo afecta a estas personas. Es relativamente común en pacientes con diabetes mellitus, sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico. Todas estas condiciones comparten en común el hecho de que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Según un artículo de revisión publicado en el año 2012, son varios los mecanismos por los que el síndrome de ovario poliquístico puede promover la aparición de la presión arterial alta. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Aumento de la actividad del sistema nervioso simpático: en condiciones normales, este se activa para iniciar una respuesta de lucha o huida. La redistribución del flujo sanguíneo, el aumento de la frecuencia cardíaca y la dilatación pupilar son algunos de sus efectos.
  • Menor liberación de óxido nítrico: esta sustancia es un potente vasodilatador, algo que contribuye a disminuir la tensión arterial. Mientras menos cantidad se produzca (o menor sea la sensibilidad de los vasos sanguíneos a su presencia), habrá más vasoconstricción.

Consecuencias de la presión arterial alta

La hipertensión arterial se considera una enfermedad silente. Esto quiere decir que, a pesar de que las cifras tensionales se encuentren elevadas, en pocos casos se originarán síntomas de alarma. Por eso el daño progresivo de los tejidos está casi asegurado si no existe un tratamiento oportuno.

En las mujeres con síndrome de ovario poliquístico las complicaciones de la hipertensión podrían ser más graves o frecuentes. Esto es esperable,  teniendo en cuenta las otras comorbilidades que suelen tener estas personas, como la obesidad y la diabetes.

Según una publicación de la Clínica Mayo, algunas de las consecuencias de la presión arterial alta mantenida a largo plazo son las siguientes:

  • Corazón: insuficiencia cardíaca, hipertrofia o dilatación de las cavidades (es decir, cambios estructurales en la pared del corazón, generalmente en su lado izquierdo) e infartos.
  • Sistema nervioso: demencia, derrame cerebral o accidente isquémico transitorio.
  • Riñones: insuficiencia renal de aparición progresiva.
  • Ojos: daño permanente en la retina y en el nervio óptico.

Es importante aclarar que buena parte de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico son diagnosticadas en la adolescencia o en la adultez joven. Por lo tanto, la mayoría de las complicaciones de la hipertensión arterial no suelen ocurrir hasta más adelante, salvo elevaciones graves que dan origen a las llamadas emergencias hipertensivas.

Tratamiento de la hipertensión arterial en el síndrome de ovario poliquístico

Si la alteración es leve, es muy probable que la terapia de inicio consista en realizar cambios en el estilo de vida y tratar el síndrome del ovario poliquístico. Como estas personas suelen tener sobrepeso u obesidad, cambiar los hábitos alimenticios y promover el ejercicio es fundamental.

En caso de ser un caso grave, que no mejora con las medidas antes mencionadas, o ante la presencia de factores de riesgo (edad avanzada, antecedentes familiares, indicios de daño orgánico causados por la hipertensión), el médico podría valorar los fármacos. Los más utilizados pertenecen a los siguientes grupos:

  • Diuréticos.
  • Beta bloqueantes.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina.
  • Bloqueantes de los canales de calcio.
La presión arterial alta y el síndrome de ovario poliquístico pueden mejorar con ejercicio.
Los cambios en el estilo de vida, como la incorporación de ejercicio frecuente, son fundamentales para reducir la presión arterial.

La importancia de acudir de forma temprana al médico

Las dos condiciones de las que hablamos a lo largo del artículo requieren diagnóstico precoz y tratamiento oportuno. Así se disminuye de forma considerable la incidencia de complicaciones que pueden afectar negativamente la calidad de vida.

El médico especialista más adecuado para tratar el problema de base (el síndrome del ovario poliquístico) es el endocrinólogo. Dependiendo del contexto, puede que sea necesaria la evaluación de un cardiólogo o un médico clínico. En caso de duda, ¡no olvides acudir a tu consulta!

Te podría interesar...
Cómo se diagnostica la hipertensión
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Cómo se diagnostica la hipertensión

El diagnóstico de la hipertensión se realiza a través de un tensiómetro o un dispositivo MAPA. Conoce el proceso y otras pruebas alternativas.