Dieta para la diabetes gestacional

¿Estás embarazada y sufres diabetes gestacional? En ese caso te interesará saber cómo modificar la dieta para evitar la progresión de la patología.
Dieta para la diabetes gestacional
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 20 junio, 2021.

Última actualización: 20 junio, 2021

La alteración de la glucosa sanguínea es un trastorno de carácter transitorio que puede ocurrir durante el embarazo. Cursa con un control deficiente de las glucemias, por lo que es preciso realizar una dieta que evite las complicaciones de la diabetes gestacional.

Se estima que en torno al 10 % de las mujeres embarazadas desarrollan este problema. No obstante, existen una serie de factores de riesgo para ello, entre los que se encuentran el sobrepeso y los malos hábitos dietéticos.

Es fundamental controlar las glucemias en el embarazo

Si se experimentan oscilaciones en las glucemias durante el embarazo puede ponerse en riesgo tanto la salud de la madre como la del feto. Incluso el propio parto podría complicarse. Por este motivo, es importante evitar una situación de diabetes gestacional.

En el momento en el que se diagnostica la patología, hay que evaluar los niveles de azúcar en sangre varias veces al día, sobre todo antes y después de las comidas. En el caso de que se consiga una situación de normalidad, las probabilidades de que el feto se desarrolle de forma óptima son mayores.

Hay que tener en cuenta que una diabetes gestacional descontrolada podría afectar la salud del bebé tras el parto. En este contexto se puede incrementar el riesgo de que el niño sufra problemas de tipo respiratorio. O incluso de carácter hepático. No obstante, y según un estudio publicado en Obstetrics and Gynecology, no hay concordancia de la evidencia científica al respecto.

Nutrientes clave en la dieta para la diabetes gestacional

Cuando hablamos de control dietético de la diabetes gestacional hay que prestar atención a una serie de nutrientes clave. Son los siguientes.

Carbohidratos

El consumo de carbohidratos es necesario en el contexto del embarazo. Sin embargo, hay que evitar la presencia en la dieta de aquellos de tipo simple, como es el caso de los azúcares añadidos. Estos han demostrado generar problemas de salud cuando se consumen de forma crónica.

Además, si se ha desarrollado diabetes gestacional, la ingesta de dichos elementos puede incrementar los valores de las glucemias sanguíneas, provocando un mayor estrés pancreático. Por este motivo, han de restringirse lo máximo posible.

Una situación preocupante tiene que ver con los refrescos. Cuando la fructosa y la glucosa se administran por vía líquida, sus efectos negativos se enfatizan. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nutrients.

Ahora bien, está permitida la ingesta de tubérculos, de legumbres, de arroces integrales, de pseudocereales y de ciertos cereales poco refinados. Han de evitarse los ultraprocesados, las harinas y derivados, los dulces y los productos de bollería.

Bollería en la diabetes gestacional.
La bollería debe evitarse en la diabetes gestacional, ya que se trata de azúcares simples en su mayoría.

Fibra

Un componente clave en el manejo de la diabetes gestacional es la fibra. Esta sustancia consigue retrasar la absorción de los azúcares, ejerciendo así un control efectivo sobre las glucemias sanguíneas. De acuerdo con un estudio publicado en la revista PLoS Medicine, se recomienda una ingesta diaria de entre 15 y 35 gramos.

Para ello se han de incluir granos enteros en la dieta, además de verduras, tubérculos y legumbres. Así se consigue que la glucosa tarde más en entrar al torrente sanguíneo. El páncreas se ve sometido a un menor estrés y se reduce el riesgo de desarrollar resistencia a la insulina.

Por otra parte, la fibra consigue estimular el tránsito intestinal, mejorando las situaciones de estreñimiento. Este es otro de los problemas frecuentes de las mujeres embarazadas, que en ocasiones tiene dificultades para realizar las deposiciones.

Asimismo, la fibra garantiza un mecanismo de la saciedad mucho más eficiente. Al incrementarse el volumen del bolo alimenticio y retrasarse el vaciado gástrico, se genera una supresión del apetito durante más tiempo. De este modo, se reduce el riesgo de plantear una dieta excesivamente hipercalórica.

Proteínas

Otro de los puntos clave en la dieta de las mujeres embarazadas con diabetes gestacional es el consumo de proteínas. Estos elementos son fundamentales para asegurar el desarrollo del feto y para impedir la destrucción muscular en la madre.

Hay que tener en cuenta que las proteínas, junto con las grasas, son capaces de retrasar el vaciado gástrico, según un estudio publicado en Nutrients. Gracias a dicha propiedad contribuyen a que la glucosa acceda al torrente sanguíneo más lentamente, evitando un impacto significativo sobre las glucemias.

Ahora bien, no todas las proteínas son iguales. Las procedentes de los alimentos de origen animal se catalogan como de alto valor biológico. Contienen todos los aminoácidos esenciales y cuentan con una buena puntuación en cuanto a digestibilidad.

Grasas

Las grasas son nutrientes esenciales que deben estar presentes en cualquier dieta. En el caso de la mujer embarazada con diabetes gestacional, es necesario enfatizar la ingesta de aquellas de carácter insaturado. La mayor parte de estos nutrientes cuentan con capacidades antiinflamatorias.

De entre todos los lípidos insaturados destacan los ácidos grasos de la serie omega 3. Dichos nutrientes son esenciales para el desarrollo cerebral del feto y para mantener controlados los mecanismos inflamatorios. Si bien la suplementación con los mismos no ha evidenciado mejora sobre el manejo de la diabetes, una carencia en su aporte podría resultar perjudicial.

Tal y como afirma una investigación publicada en la revista Nutrients, podría ser necesario incrementar el aporte de omega 3 en el contexto de la diabetes gestacional para evitar problemas en la transferencia de estos nutrientes a través de la placenta. Dicha situación generaría una reducción del desarrollo cerebral del feto.

La dieta para la diabetes gestacional

Existen diferentes tipos de dieta que pueden ser puestas en marcha en el contexto de la diabetes gestacional para asegurar un embarazo óptimo y un crecimiento adecuado del bebé.

Dieta DASH

Este plan de alimentación está enfocado a enfermos con hipertensión arterial, aunque puede ser aplicable en escenarios distintos. Se centra en conseguir una reducción de la presión. Además, por su perfil nutricional, es capaz de evitar la progresión de la diabetes.

Se trata de un método de alimentación que promociona la ingesta de vegetales, de productos lácteos bajos en grasas y de proteínas procedentes de las carnes magras y de los pescados. Permite también el consumo de aceites de alta calidad, como el de oliva virgen extra.

Ahora bien, se trata de un plan muy restrictivo en azúcares simples, en alimentos con elevada concentración de grasas saturadas, en dulces y en bebidas azucaradas. Por otra parte, ejerce una recomendación a la hora de reducir el uso de sal como condimento.

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las consideradas más saludables. Aparte, se trata de un método de alimentación seguro y aconsejable durante el embarazo, se haya desarrollado o no la diabetes gestacional. Promociona el consumo de alimentos frescos y limita los ultraprocesados.

Hay que tener en cuenta que este tipo de alimentación le presta una especial atención al aporte de vegetales. Apuesta por la presencia regular en la dieta de frutas, verduras y legumbres. Asimismo, sostiene que la principal fuente de grasa ha de ser el aceite de oliva virgen extra consumido en crudo.

Como fuentes proteicas tiene los pescados, las carnes, los lácteos y los huevos. Por otra parte, presta especial atención a la hidratación, fomentando el consumo regular de agua mineral.

Para terminar, aconseja evitar los ultraprocesados industriales y los productos con elevado contenido en azúcares añadidos y en grasas de tipo trans.

Comida mediterránea.
La dieta mediterránea es de las más saludables que existe. Propicia el consumo de vegetales y de aceite de oliva virgen extra crudo.

Estrategias clave para el manejo de la diabetes gestacional

Más allá del tipo de dieta elegido, es importante tener en cuenta una serie de puntos clave para evitar complicaciones derivadas de la diabetes gestacional. Las más importantes son las siguientes:

  • Plantear un menú de 5 comidas, reduciendo los tamaños de las porciones y evitando atracones.
  • Consumir fruta entera antes que zumos o batidos, ya que estos no contienen fibra.
  • Evitar los azúcares añadidos presentes en productos industriales, precocinados o de bollería.
  • Aumentar la presencia de fibra en la dieta por medio de vegetales, tubérculos y legumbres.

Para controlar de forma efectiva la diabetes gestacional es esencial plantear una dieta saludable, además de modificar los hábitos de vida. En la medida de lo posible, es importante garantizar un cierto nivel de actividad física, ya que el sedentarismo genera resistencia a la insulina.

Resulta fundamental priorizar la ingesta de alimentos frescos. Incluso en sus versiones light, los ultraprocesados suelen contener ingredientes poco saludables. Un ejemplo de ello son los edulcorantes artificiales, perjudiciales para la microbiota.

Te podría interesar...
¿Qué es la diabetes mellitus?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es un desorden que se caracteriza poruna alteración de la secreción de insulina en el páncreas. Lee más al respecto aquí.



  • Werner EF, Romano ME, Rouse DJ, Sandoval G, Gyamfi-Bannerman C, Blackwell SC, Tita ATN, Reddy UM, Jain L, Saade GR, Iams JD, Clark EAS, Thorp JM Jr, Chien EK, Peaceman AM, Swamy GK, Norton ME, Casey BM, Caritis SN, Tolosa JE, Sorokin Y; Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) Maternal-Fetal Medicine Units Network (MFMU)*. Association of Gestational Diabetes Mellitus With Neonatal Respiratory Morbidity. Obstet Gynecol. 2019 Feb;133(2):349-353. doi: 10.1097/AOG.0000000000003053. PMID: 30633135; PMCID: PMC6357223.
  • Freeman CR, Zehra A, Ramirez V, Wiers CE, Volkow ND, Wang GJ. Impact of sugar on the body, brain, and behavior. Front Biosci (Landmark Ed). 2018 Jun 1;23:2255-2266. PMID: 29772560.
  • Malik VS, Hu FB. Sugar-Sweetened Beverages and Cardiometabolic Health: An Update of the Evidence. Nutrients. 2019 Aug 8;11(8):1840. doi: 10.3390/nu11081840. PMID: 31398911; PMCID: PMC6723421.
  • Reynolds AN, Akerman AP, Mann J. Dietary fibre and whole grains in diabetes management: Systematic review and meta-analyses. PLoS Med. 2020 Mar 6;17(3):e1003053. doi: 10.1371/journal.pmed.1003053. PMID: 32142510; PMCID: PMC7059907.
  • Giezenaar C, Lange K, Hausken T, Jones KL, Horowitz M, Chapman I, Soenen S. Acute Effects of Substitution, and Addition, of Carbohydrates and Fat to Protein on Gastric Emptying, Blood Glucose, Gut Hormones, Appetite, and Energy Intake. Nutrients. 2018 Oct 7;10(10):1451. doi: 10.3390/nu10101451. PMID: 30301241; PMCID: PMC6213197.
  • Devarshi PP, Grant RW, Ikonte CJ, Hazels Mitmesser S. Maternal Omega-3 Nutrition, Placental Transfer and Fetal Brain Development in Gestational Diabetes and Preeclampsia. Nutrients. 2019 May 18;11(5):1107. doi: 10.3390/nu11051107. PMID: 31109059; PMCID: PMC6567027.