¿Qué es un alergólogo?

Muchas personas creen que los alergólogos solo pueden tratar alergias. Como descubriremos a continuación, su accionar va mucho más allá.
¿Qué es un alergólogo?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 12 agosto, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 12 agosto, 2021

Última actualización: 12 agosto, 2021

Un alergólogo es un médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de las alergias y enfermedades del sistema inmunitario. Debido a esto, en algunos países se les conoce como inmunólogos.

Los profesionales de esta rama de la medicina están capacitados para lidiar con un centenar de enfermedades, aunque por supuesto, cada uno cuenta con una formación específica (por ejemplo, en alergología pediátrica). Se deriva a estos especialistas cuando se ha detectado una condición o enfermedad que así lo demanda.

A diferencia de un resfriado común, del que te puedes curar en un par de días, las enfermedades que estudia la alergología son más complejas. Veamos qué tipo de afecciones pueden tratar los médicos certificados con esta especialidad.

¿Qué enfermedades tratan los alergólogos?

Como ya hemos mencionado, y siguiendo a la American College of Allergy, Asthma & Immunology, un alergólogo está cualificado para tratar enfermedades alérgicas y varias enfermedades del sistema inmunitario. Algunas afecciones para las que está capacitado no son exclusivas de su especialidad.

Por ejemplo, un neumólogo puede tratar con similar eficiencia el asma. Dejando a un lado estos matices, las siguientes condiciones son las más comunes entre el centenar que puede abordar la alergología.

Rinitis

La rinitis es la inflamación o irritación de las membranas mucosas de la nariz. Aunque para algunos pacientes suele ser una afección temporal, en otros puede convertirse en un problema crónico que demanda la mediación de un profesional especializado.

De acuerdo con la Asthma and Allergy Foundation of America (AAFA) existen los siguientes tipos:

  • Alérgica (también conocida como fiebre del heno).
  • Rinitis no alérgica.
  • Infecciosa.

La rinitis provoca picazón e inflamación de la nariz y los ojos, estornudos, congestión nasal y flema en la garganta. Puede desarrollarse de manera estacional o durante todo el año.

Rinitis alérgica en una mujer.
La rinitis puede ser intensa y afectar la vida cotidiana, sobre todo en las épocas primaverales.

Asma

El asma es una enfermedad pulmonar crónica que genera estrechamiento de las vías respiratorias. La patología puede tener muchas causas, aunque con frecuencia se desencadena por factores alérgicos. De hecho, y siguiendo a Australasian Society of Clinical Immunology and Allergy (ASCIA), hasta el 80 % de los asmáticos tiene pruebas de alergia positivas.

Dependiendo de los desencadenantes, el alergólogo también necesitará la ayuda de otros especialistas, como un neumólogo. La enfermedad no tiene cura, pero se puede tratar muy bien identificando los desencadenes y con medicamentos. Puedes revisar los síntomas del asma para estar al tanto de cuándo recurrir al médico.

Alergia a la comida

La alergia a la comida es una de las afecciones más infravaloradas. De acuerdo con la World Allergy Organization (WAO), su prevalencia oscila entre el 1 % y el 10 % con base en la locación geográfica.

No es infrecuente que los casos más leves de alergia alimentaria se confundan con algún problema intestinal, de manera que pueden pasar varios meses e incluso años antes de que el paciente sea derivado a un especialista.

Se debe tener en cuenta que esta condición se distingue de otras porque se acompaña de urticaria, hinchazón, hormigueo, congestión nasal, sibilancias y otros signos asociados con las alergias. Hemos preparado una sección que te alerta sobre cómo identificar la alergia al trigo, con frecuencia malinterpretada como enfermedad celíaca.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es un tipo de alergia cutánea que genera erupciones en la piel. En general, se diagnostica durante la niñez, aunque también se puede desarrollar en la etapa adulta.

Los especialistas utilizan una combinación de terapias para su tratamiento. Este consiste en detectar y evitar sus desencadenantes, aplicar emolientes e hidratantes, modificar la dieta y algunos aspectos de higiene.

Su tratamiento puede realizarse con ayuda de un dermatólogo, un médico cualificado en las enfermedades de la piel, uñas, cabello y otras zonas del cuerpo. Ambos trabajan en conjunto para detener la evolución de la afección y evitar que esta se desarrolle en el futuro. El alergólogo también puede ser útil en el tratamiento de la urticaria y la dermatitis de contacto.

Anafilaxia

Se conoce como anafilaxia a las reacciones alérgicas potencialmente mortales. Se caracterizan por signos cutáneos, presión arterial baja y constricción de las vías respiratorias. Si no se solucionan pueden causar shock e incluso la muerte.

Un profesional de la alergología está capacitado para detectar las probabilidades de que un paciente alérgico la desarrolle en el futuro. Así se pueden iniciar un plan para reducir el riesgo o incluir hábitos para actuar de llegar a presentarse.

Inyección de epinefrina recetada por un alergólogo.
La inyección de epinefrina puede ser prescrita por un alergólogo para que los pacientes susceptibles siempre la lleven consigo.

Algunos trastornos del sistema inmunitario

Como hemos mencionado al inicio, a los especialistas de esta rama también se les suele llamar inmunólogos. Esto se debe a que pueden abordar trastornos de inmunodeficiencia primaria.

Esta categoría agrupa a más de 100 enfermedades hereditarias y heterogéneas que se caracterizan por defectos del sistema de defensa. Las principales son digestivas, respiratorias y cutáneas, según relata la evidencia.

Los alergólogos también están capacitados para tratar lo siguiente:

  • Sinusitis.
  • Neumonitis por hipersensibilidad.
  • Reacciones gastrointestinales por alergia.
  • Alveolitis.
  • Alergia a medicamentos.

El diagnóstico de muchas de estas enfermedades lo puede hacer un médico de atención primaria. Por eso, el primer paso es consultar con un médico de atención primaria y, de proceder, habrá derivación a un especialista.

Si los síntomas son muy evidentes, puedes recurrir de manera directa con el profesional. Es importante que lo hagas en las etapas primarias, ya que con frecuencia la elección del mejor tratamiento o la detección de los detonantes de los síntomas puede llevar tiempo.

No postergues tu visita al médico. Algunas de estas patologías pueden ocasionar reacciones potencialmente peligrosas.

Te podría interesar...
Alergia o hipersensibilidad: ¡todo lo que debes saber!
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Alergia o hipersensibilidad: ¡todo lo que debes saber!

Puede que tus síntomas de resfriado se traten, en realidad, de una alergia o hipersensibilidad. Lo mejor es hacer algo cuanto antes para averiguarl...



  • Del Giacco, S., Rosenwasser, L. J., Crisci, C. D., Frew, A. J., Kaliner, M. A., Lee, B. W., ... & Warner, J. O. (2008). What is an Allergist? Reconciled Document Incorporating Member Society Comments, September 3, 2007. World Allergy Organization Journal. 2008; 1(1): 19-20.
  • Reula, E. S., & De Arriba Méndez, S. Diagnóstico y manejo de las inmunodeficiencias primarias en niños. Protoc diagnósticos y Ter en Pediatría. 2019; 2: 415-35.
  • Sendagorta Cudós, E., & de Lucas Laguna, R. (2009). Tratamiento de la dermatitis atópica. Pediatría Atención Primaria, 11, 49-67.