Cymbalta: ¿qué es y para qué sirve?

Cymbalta ® se utiliza para tratar el trastorno de ansiedad generalizada, la depresión, el dolor neuropático diabético y otras condiciones que involucran al sistema nervioso. Conócelo aquí.
Cymbalta: ¿qué es y para qué sirve?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 14 noviembre, 2021.

Última actualización: 14 noviembre, 2021

Cymbalta ® es un fármaco que contiene como principio activo duloxetina, un antidepresivo inhibidor de la recaptación de la serotonina y la noradrenalina (IRSN). Como su propio uso indica, se emplea para el tratamiento de la depresión, aunque también puede paliar el dolor asociado a la neuropatía diabética y la fibromialgia.

Los fármacos que contienen duloxetina son generalmente bien tolerados y se consideran la primera ruta de elección en muchos casos. Se aprobó en el año 2004 en Estados Unidos y la Unión Europea. En el año 2018 era el grupo farmacológico número 36 en lo que a recetas se refiere en Estados Unidos, con 21 millones de prescripciones.

Cymbalta ® es uno de los nombres comerciales de aquellos compuestos con duloxetina, pero también se vende bajo la denominación Dulvanex ® y como un medicamento genérico.

¿Para qué se usa Cymbalta ®?

La serotonina es un químico importante en el ser humano, pues se encarga de regular el ciclo del sueño, la mitosis de grupos celulares y nuestro reloj biológico. También controla la actividad sexual, las funciones neuroendocrinas, la termonocicepción y el apetito. Estudios postulan que los niveles bajos de serotonina predisponen a sufrir depresión, pero esto no está del todo claro.

Por otro lado, la noradrenalina —también conocida como norepinefrina— es una hormona y neurotransmisor que influye en la lucha de huida, junto con la epinefrina. Incrementa la frecuencia cardíaca, promueve la liberación de glucosa de las reservas energéticas y aumenta el flujo sanguíneo hacia el músculo esquelético.

Cymbalta ® y el resto de fármacos con duloxetina se encargan de inhibir la recaptación de serotonina y noradrenalina a nivel celular. Esto quiere decir que incrementan la cantidad de serotonina y norepinefrina disponibles a las células postsinápticas en el cerebro. Fuentes profesionales postulan que también podrían aumentar la transmisión de dopamina.

Usos aprobados

A continuación, te mostramos algunas de las utilidades del mecanismo farmacológico de Cymbalta ®:

  • Manejo del trastorno depresivo mayor: si bien se ha demostrado que la duloxetina es más eficaz que fármacos placebos a la hora de tratar la depresión, no se cumple lo mismo en comparación con otros fármacos. No se ha demostrado que sea más eficaz que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), por ejemplo.
  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): las personas con este trastorno manifiestan varios síntomas de ansiedad por 6 meses o más. Cymbalta ® es uno de los primeros medicamentos que se utilizan para tratar el TAG.
  • Neuropatía diabética: un estudio de la revista PAIN demostró que la duloxetina podría ser de utilidad para tratar el dolor neuropático derivado de la diabetes.
  • Fibromialgia y dolor crónico: la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso de Cymbalta ® para paliar la fibromialgia en el año 2008. 2 años después también se comenzó a utilizar para el dolor musculoesquelético crónico.
  • Incontinencia urinaria por estrés: en Reino Unido se ha aprobado este fármaco para tratar la incontinencia urinaria por estrés, pero en Estados Unidos todavía no se ha dado el paso por falta de evidencias.

Con todas estas líneas, queremos destacar que Cymbalta ® se usa de forma primaria para tratar la depresión y la ansiedad, ya sea de forma conjunta o separada. Puede ser útil y recetado en otros frentes, pero se requiere más investigación.

Depresión tratada con Cymbalta.
La duloxetina es un antidepresivo. Este es su uso primordial, aunque se investigan y se han aprobado otros frentes de acción y prescripción.

¿Cómo se administra?

Este fármaco se presenta en forma de una cápsula oral de liberación retardada. También se puede encontrar en variantes de 30 miligramos o 60 miligramos.

La concentración del principio activo determina la posología del fármaco en todos los casos, así que ten en cuenta que las siguientes indicaciones son meramente informativas. El portal médico Statpearls recomienda el uso de Cymbalta ® para cada caso:

  • Manejo de la fibromialgia: se comienza con 30 miligramos al día, pero se puede incrementar la dosis tras la primera semana de tratamiento a los 60 miligramos . En enfoques conservadores, se puede comenzar con 20 miligramos al día.
  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG): se puede comenzar el tratamiento directamente con 60 miligramos al día, aunque el psiquiatra puede optar por una dosis más baja.
  • Trastorno depresivo mayor: de 40 a 60 miligramos al día, repartidos en una o dos dosis. En casos especiales, se puede comenzar con 30 miligramos/día y subir hasta 60.
  • Dolor asociado a la neuropatía diabética periférica: la dosis estándar es de 60 miligramos al día.
  • Dolor musculoesquelético crónico de la espalda: se empieza con 30 miligramos/día y se puede subir a 60 después de la primera semana.
  • Malestar musculoesquelético crónico de las articulaciones: mismas dosis que el caso anterior.

La dosis se debe tomar a la misma hora todos los días, con o sin alimentos. De todas formas, ten en cuenta que su efecto no es inmediato. Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina, es posible que la mejoría tarde hasta 4 semanas en llegar.

Por otro lado, el paciente tiene que continuar con las tomas aunque se sienta bien, pues dejar los antidepresivos de golpe puede ser perjudicial.

Esta pastilla no se debe masticar ni chupar. Hay que tragarla con un vaso de agua. Mejor si es por la mañana.

¿Quién no debe tomar Cymbalta ®?

Según el prospecto del medicamento, no puede tomar Cymbalta ® ninguna persona que sea alérgica o haya mostrado reacciones adversas a la duloxetina o a cualquiera de los componentes del fármaco. Ten en cuenta que cada comprimido también contiene hipromelosa, succinato acetato de hipromelosa, sacarosa, esferas de azúcar, talco, dióxido de titanio y otros compuestos.

Tampoco se concibe su administración en personas con insuficiencia hepática grave, insuficiencia renal grave y en aquellas que están tomando —o han tomado en los últimos 14 días— fármacos inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). Por último, no se receta si el paciente ya está consumiendo otro fármaco con duloxetina.

Cymbalta ® en el embarazo

Este fármaco se encuentra en la categoría C en lo que a embarazo y gestación se refiere. Esto quiere decir que el riesgo de malformaciones fetales no se puede descartar ni confirmar. En animales se han demostrado efectos nocivos fetales, por lo que solo se concibe su prescripción en mujeres embarazadas si es estrictamente necesario.

Lactancia

Cymbalta ® se excreta con la leche materna durante la lactancia. De todas formas, el porcentaje recibido por el bebé es de un 2,3 % de la dosis materna y valores de hasta el 10 % se consideran permitidos.

Es necesario monitorizar al infante en todos los casos, pero no se esperan efectos nocivos si la madre está tomando Cymbalta ® y amamantando al mismo tiempo.

Población envejecida

Según fuentes científicas, el consumo de antidepresivos se ha asociado a hiponatremia —sodio bajo en sangre— en la población envejecida. Por ello, hay que realizar un monitoreo especialmente exhaustivo en este grupo etario.

También se contraindica en las personas con glaucoma de ángulo estrecho, ya que puede provocar dilatación pupilar.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Al igual que todos los medicamentos existentes, este fármaco puede provocar efectos secundarios a menor o mayor escala. Veamos los más importantes:

  • Efectos adversos muy frecuentes (más de 1 de cada 10 pacientes): dolor de cabeza, somnolencia, náuseas y sequedad de la boca.
  • Efectos adversos frecuentes (hasta 1 de cada 10 pacientes): pérdida de apetito, dificultad para dormir, mareos, reducción del deseo sexual, visión borrosa, acúfenos, palpitaciones, estreñimiento, diarrea, aumento de sudoración, dolor muscular, pérdida de peso.
  • Poco frecuentes (hasta 1 de cada 100 pacientes): inflamación de la garganta, ronquera, pensamientos suicidas, espasmos musculares, latidos cardíacos rápidos, inflamación del hígado, sudores nocturnos, dificultad para orinar, dolor escrotal.
  • Raros (hasta 1 de cada 1000 pacientes): reacciones alérgicas graves, disminución de la actividad de la glándula tiroides, deshidratación, glaucoma, fallo hepático, inflamación de la boca, olor inusual de la orina.

Es especialmente importante hacer hincapié en que algunos pacientes pueden experimentar pensamientos de suicidio al inicio del tratamiento. Esto es aplicable a aquellos que ya los habían tenido antes y a los adultos jóvenes. Si aumentan tus ganas de autolesionarte al comenzar a consumir Cymbalta ®, no dudes en pedir ayuda.

¿Qué sucede si me olvido una dosis?

Como hemos dicho en líneas previas, lo mejor es que tomes la pastilla cada mañana. Si es necesario, con ayuda de una alarma o recordatorio.

En caso que te olvides una vez en concreto, puedes tomarla a lo largo del día sin problemas. De todas formas, si te acuerdas al día siguiente, sáltate la toma anterior y continúa con el tratamiento normal. Nunca tomes 2 pastillas para compensar.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis?

Cada pastilla contiene de 30 a 60 miligramos de principio activo, pero se han detectado intoxicaciones tras la ingesta 1000 miligramos o más. Los signos de intoxicación por Cymbalta ® son los siguientes: síndrome serotoninérgico —actividad aumentada del sistema nervioso central—, convulsiones, coma, somnolencia, síncope, taquicardia, diarreas y vómitos.

No existe un tratamiento concreto para la intoxicación por este fármaco. Aun así, la ciproheptadina y las medidas de enfriamiento pueden ser una consideración si el paciente presenta síndrome serotoninérgico. En los casos graves se requiere atención hospitalaria constante en una unidad de cuidados intensivos.

En un terreno realista, se puede afirmar que es imposible sufrir una sobredosis por Cymbalta ® si no es de forma voluntaria. Si estás consumiendo este fármaco y aumentan tus tendencias suicidas, busca ayuda.

No hay antídoto para Cymbalta.
No existe un antídoto para la intoxicación con Cymbalta ®. Se aplican medidas de sostén en ese caso.

¿Cómo almacenar o desechar este medicamento?

Debes mantener este medicamento en su embalaje original, en un sitio alto y fuera del alcance de los niños. Almacénalo en un cajón a temperatura ambiente, lejos de la incidencia directa del sol y de una fuente de humedad excesiva.

Si te quieres deshacer de este medicamento, no lo tires al váter o a la basura. Acude a un punto específico de desechado de medicamentos y si no conoces ninguno, contacta con algún número de atención al cliente que gestione esta cuestión en tu país. Por ejemplo, en España existen puntos SIGRE en casi todas las farmacias del país.

Cymbalta ® no es un medicamento mágico

Cymbalta ® es uno de los muchos medicamentos antidepresivos y ansiolíticos que se encuentran a disposición del público. A pesar de su utilidad, todo paciente debe tener en cuenta que su efecto no es inmediato ni tampoco milagroso. Hay que esperar un mes o más antes de notar los efectos del fármaco.

También hacemos especial hincapié en que los antidepresivos son la barrera de contención, pero no el único abordaje que se debe seguir en estos casos. Lo ideal es combinar estos fármacos con la psicoterapia continuada en el tiempo.

Te podría interesar...
Diferencias entre tristeza y depresión
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre tristeza y depresión

Las diferencias entre tristeza y depresión son múltiples, pero una es consecuencia directa de la otra. ¿Quieres aprenderlas con nosotros?



  • Cowen, P. J. (2008). Serotonin and depression: pathophysiological mechanism or marketing myth?. Trends in Pharmacological Sciences29(9), 433-436.
  • Kihara, T., & Ikeda, M. (1995). Effects of duloxetine, a new serotonin and norepinephrine uptake inhibitor, on extracellular monoamine levels in rat frontal cortex. Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics, 272(1), 177-183.
  • Goldstein, D. J., Lu, Y., Detke, M. J., Lee, T. C., & Iyengar, S. (2005). Duloxetine vs. placebo in patients with painful diabetic neuropathy. Pain, 116(1-2), 109-118.
  • Dhaliwal, J. S., Spurling, B. C., & Molla, M. (2019). Duloxetine.
  • Duloxetina, Medlineplus.gov. Recogido a 3 de julio en https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a604030-es.html
  • Cymbalta 30 mg, CIMA. Recogido a 3 de julio en https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/04296002/P_042
  • 2019 American Geriatrics Society Beers Criteria® Update Expert Panel, Fick, D. M., Semla, T. P., Steinman, M., Beizer, J., Brandt, N., ... & Sandhu, S. (2019). American Geriatrics Society 2019 updated AGS Beers Criteria® for potentially inappropriate medication use in older adults. Journal of the American Geriatrics Society, 67(4), 674-694.