Tos crónica: síntomas, causas y tratamiento

La tos crónica puede ser menospreciada por quienes la sufren, sin embargo, es importante determinar el origen de esta condición. A continuación te explicaremos las razones de ello.
Tos crónica: síntomas, causas y tratamiento
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 03 julio, 2021.

Última actualización: 03 julio, 2021

La tos crónica no se considera una enfermedad, sino un síntoma que revela una condición de salud subyacente. Si bien en la mayoría de las ocasiones no es de gravedad, la posibilidad de que se deba a una patología compleja hace necesario su estudio hasta determinar el origen.

Cuenta con unos criterios diagnósticos bien definidos. Una vez se identifica la causa, existen varias modalidades terapéuticas, además del tratamiento sintomático. Si te interesa saber por qué puede aparecer esta condición, te invitamos a leer el siguiente artículo con información precisa al respecto.

Síntomas de la tos crónica

Según un trabajo de revisión científica publicado en la Revista de Medicina Familiar y Comunitaria, esta condición tiene un concepto específico. Se denomina tos crónica a aquella que se presenta durante un periodo mayor de tres semanas sin etiología conocida. O también aquella que persiste 2 meses con antecedentes de una infección respiratoria aguda.

La tos se produce casi siempre durante la inspiración profunda y puede estar acompañada o no de secreciones. En caso de que existan, se denomina tos productiva. En caso de que no, tos seca. La presencia de uno u otro tipo de tos, además de las características clínicas de la persona y sus antecedentes, orienta a los médicos a la causa.

Los autores de un estudio publicado en Archivos de Bronconeumología explican que se trata de una condición relativamente frecuente. De hecho, su prevalencia estimada en la población general es entre el 3,3 y el 12 %.

Existen algunos síntomas de alarma que motivan la búsqueda de atención médica lo más rápido posible. Algunos de ellos son la presencia de sangre junto con la tos (hemoptisis), pérdida de peso no explicable por la alimentación, problemas para deglutir líquidos o sólidos y ronquera.

La razón es que estas alteraciones pueden relacionarse con patologías complejas y potencialmente graves, como algunas de las que mencionaremos a continuación.

Tos crónica en una mujer.
La tos crónica persiste más allá de las 3 semanas. Este es el límite que la define.

Causas

Como se trata de un síntoma muy inespecífico, la tos crónica puede deberse a gran variedad de enfermedades. La gravedad de estas es muy variable, pero por lo general predominan las condiciones benignas por encima de las malignas.

Te describimos algunas de ellas:

  • Goteo posterior nasal: según un artículo publicado en la Revista Médica Electrónica, la presencia de secreciones en la cara posterior de la faringe puede ser causada por la rinosinusitis crónica, la rinitis alérgica y la rinitis no alérgica.
  • Asma: uno de los síntomas de esta enfermedad es la tos crónica, incluso en ausencia de una crisis asmática. Por fortuna, existen tratamientos cortos y efectivos a base de esteroides, como la prednisona.
  • Reflujo gastroesofágico: según una publicación de la Clínica Mayo, cuando el reflujo es nocturno tiende a aparecer tos crónica. Algunos pacientes podrían no tener síntomas del reflujo en sí, siendo la tos la única manifestación.
  • Consumo de medicamentos: los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, como el enalapril, forman parte fundamental del tratamiento de la hipertensión arterial. Uno de los efectos adversos más frecuentes es la tos crónica, que tiende a aliviarse con el cambio de medicamentos.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): se caracteriza por una obstrucción crónica al flujo de aire y entre sus principales causas están el tabaquismo acusado y la exposición al humo de combustión de la biomasa.

Otras condiciones capaces de provocar tos crónica son las alergias, el tabaquismo crónico, la apnea obstructiva del sueño, la tuberculosis y el cáncer de pulmón. Sobre este último, un estudio publicado en Chest Journal reveló que más del 65 % de los pacientes evaluados presentó tos al momento del diagnóstico oncológico.

Tabaquismo.
A veces, el solo hecho de consumir cigarrillos es suficiente para generar tos crónica.

Tratamiento de la tos crónica

El tratamiento de la tos crónica depende de la causa, ya que no se trata de una enfermedad en sí misma, sino de un síntoma. Si bien es posible que el uso de antitusígenos de venta libre (como el dextrometorfano) ayuden, la automedicación podría solapar una condición médica de importancia, por lo que no se recomienda.

De manera general, algunos de los abordajes más indicados según el origen de la tos son los siguientes:

La asistencia médica en caso de presentar los síntomas es fundamental. El especialista podría indicar diversos estudios (análisis de sangre, radiografías de tórax, tomografías o incluso toracoscopias) con el objetivo de diagnosticar con precisión. Los profesionales más apropiados para este fin son los neumólogos.

Te podría interesar...
Tratamiento del asma
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tratamiento del asma

Aunque se trata de una enfermedad que no tiene cura, existen muchas opciones de tratamiento para el asma. Conoce algunas.