Los peligros de la sobredosis de vitamina

Los peligros de la sobredosis de vitamina no se conocen muy bien por la población. Repasamos 5 de ellos de acuerdo con los científicos.
Los peligros de la sobredosis de vitamina
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 02 agosto, 2022

Millones de personas en todo el mundo consumen suplementos de vitaminas para mejorar su salud. Muchos de ellos no lo hacen bajo la supervisión médica, de manera que en algunos casos pueden exceder la dosis diaria recomendada. Cuando así sucede se exponen a lo que se conoce como sobredosis de vitamina, lo que conlleva a varios peligros para la salud.

La sobredosis de vitamina es más frecuente con las que son solubles en grasa (A, D, E y K), ya que estas se almacenan en los tejidos del cuerpo. Por el contrario, las vitaminas solubles en agua (C, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12) no se almacenan en los tejidos y se excretan con mayor facilidad. Los efectos adversos pueden ocurrir tanto por ingesta oral como tópica. Repasamos algunos de los peligros de la sobredosis de vitamina.

5 peligros de la sobredosis de vitamina

Lo primero que tienes que saber es que los peligrosos de la sobredosis de vitamina se relacionan principalmente con la ingesta de suplementos. Ciertamente, es muy difícil superar el límite diario de su ingesta por vía natural; incluso cuando los alimentos están fortificados. No sucede lo mismo cuando apelas por los suplementos vitamínicos, ya que es muy fácil exceder las recomendaciones diarias.

Ya hemos establecido que los peligros de la sobredosis de vitamina se asocian con los grupos que son solubles en grasa. En principio, no es posible la sobredosis de vitamina K. Los únicos episodios tóxicos asociados se derivan del uso de la menadiona (una variante sintética soluble en agua), también conocida vitamina K3. Es posible desarrollar episodios alérgicos a cualquier versión de vitamina K, aunque es justo decir que son poco comunes.

Dicho esto, las complicaciones de la sobredosis de vitamina se deben a la ingesta desproporcionada de vitamina A, D y E. La dosis recomendadas para cada una de estas son las siguientes:

  • Vitamina A: 900 microgramos para hombres adultos y 700 microgramos para mujeres adultas.
  • Vitamina D: entre 15 y 20 microgramos a partir de los 14 años de edad.
  • Vitamina E: un promedio de 15 miligramos al día para hombres y mujeres mayores de 14 años de edad.

Es importante enfatizar que las dosis recomendadas pueden variar de acuerdo con las circunstancias del paciente (embarazo, periodo de lactancia, enfermedades subyacentes y demás). En todo caso, cuando se exceden estos límites pueden aparecer las siguientes complicaciones.

1. Episodios hemorrágicos

Los peligros de la sobredosis de vitamina incluyen la hemorragia
Son muchos los procesos fisiológicos durante la hemostasia que requieren de concentraciones óptimas de ciertas vitaminas.

Encontramos la vitamina E en alimentos como la leche materna, las espinacas, las semillas, el aguacate, el aceite vegetal y las almendras. A pesar de la dosis recomendada, muchos suplementos de la vitamina se distribuyen en dosis que oscilan entre 100 y 1000 miligramos. Tal y como señalan los expertos, el exceso de suplementos puede ocasionar toxicidad de la vitamina E, la cual se manifiesta en un mayor riesgo de sangrado.

Se piensa que las dosis elevadas de vitamina E puede alterar a los precursores de la vitamina K, lo que se traduce en una reducción de la circulación de los factores de coagulación inducidos por ellos.

Como consecuencia pueden aparecer episodios hemorrágicos, los cuales pueden ser leves, moderados o graves. Se sabe que los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son una complicación derivada de su uso excesivo.

2. Irritación en la piel

Los investigadores señalan a la irritación en la piel como la principal complicación asociada con el exceso de vitamina A. Se conoce como quemadura por retinol o irritación por retinol, y sus principales manifestación son eritema y descamación. En principio, ocurre luego de la administración tópica de la vitamina presente en los productos cosméticos.

La irritación es una consecuencia de la hiperproliferación de la capa superior de la piel (epidermis) mediada por la estimulación del receptor del ácido retinoico. Las complicaciones asociadas incluyen hipopigmentación, hiperpigmentación (en ambos casos transitorias), dermatitis alérgica de contacto y ectropión. Es una complicación muy común, ya que la vitamina A se usa ampliamente en productos dermatológicos.

3. Teratogenicidad

Los peligros de la sobredosis de vitamina durante el embarazo
El tratamiento de diversas afecciones durante el embarazo debe evitar el uso de fármacos o sustancias con potencial teratogénico.

Uno de los mayores peligros asociados con la sobredosis de vitamina A es la teratogenicidad. Los científicos han encontrado que en altas dosis esta sustancia puede conducir a anomalías craneofaciales (como labio leporino y paladar hendido), trastornos cardíacos (como transposición de los grandes vasos), y anomalías tímicas y del sistema nervioso central (como la microcefalia e hidrocefalia). Toda esto por supuesto en fetos en desarrollo.

En el caso de su consumo por adultos, puede ocasionar sequedad en las mucosas, adelgazamiento de la piel, problemas óseos (osteoporosis y mayor riesgo de fracturas), dolor de cabeza, náuseas, vómitos y problemas renales reversibles. También se sabe que puede comprometer el metabolismo de los lípidos, lo que aumenta las probabilidades de desarrollar hipertrigliceridemia.

4. Hipercalcemia

Como bien nos recuerdan los expertos, la hipercalcemia es la principal complicación asociada con el exceso de vitamina D. Alude a la acumulación excesiva de calcio en la sangre, lo que puede ocasionar náuseas, debilidad, mareos, aumento de micción, dolor en los huesos, dolor de cabeza, dolor en los músculos, pérdida de memoria, irritabilidad y otras complicaciones.

También puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos de calcio en los riñones, y a corto plazo se sabe que puede provocar dolor abdominal, confusión, apatía y deshidratación. No es posible desarrollar toxicidad por vitamina D como consecuencia de la exposición solar.

Dado que muchos intentan compensar esta vitamina a través de los suplementos (en especial durante el invierno) de trata de una complicación relativamente común.

5. Daño hepático

Por último, existe evidencia de que complicaciones hepáticas severas por el exceso de suplementos vitamínicos. El problema más severo es la cirrosis hepática no alcohólica, la cual puede derivar en hipertensión portal. Es más frecuente por la hipervitaminosis A, aunque se puede desencadenar por la ingesta excesiva de diferentes suplementos vitamínicos.

Es importante tener en cuenta que, al igual que las vitaminas, los minerales se relacionan con complicaciones en la salud cuando se supera la ingesta recomendada.

Por ejemplo, el magnesio puede causar diarrea; el hierro estreñimiento, náuseas, vómitos y absorción reducida de zinc; el fósforo diarrea, náuseas y vómitos leves; el zinc náuseas y vómitos, inmunosupresión y alteración de la captación de cobre; y el selenio cabello y uñas quebradizos, neuropatías periféricas y malestar gastrointestinal.

Los suplementos se pueden adquirir sin receta médica y existe una amplia aceptación entre la población general a consumirlos. Si tienes pensado iniciar un régimen de ingesta consulta con un profesional para adecuar la dosis a tu sexo, edad, altura, peso, condiciones de salud y dieta. Ciertamente, muchos olvidan sumar la dosis que adquieren por medio de los suplementos a la que reciben de su dieta regular.

Te podría interesar...
Diferencias entre vitaminas y proteínas
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre vitaminas y proteínas

Las vitaminas y las proteínas son nutrientes muy distintos entre sí que cumplen funciones determinantes en el organismo humano.



  • Bastos Maia S, Rolland Souza AS, Costa Caminha MF, Lins da Silva S, Callou Cruz RSBL, Carvalho Dos Santos C, Batista Filho M. Vitamin A and Pregnancy: A Narrative Review. Nutrients. 2019 Mar 22;11(3):681.
  • Le NK, Kesayan T, Chang JY, Rose DZ. Cryptogenic Intracranial Hemorrhagic Strokes Associated with Hypervitaminosis E and Acutely Elevated α-Tocopherol Levels. J Stroke Cerebrovasc Dis. 2020 May;29(5):104747.
  • Klör, H. U., Weizel, A., Augustin, M., Diepgen, T. L., Elsner, P., Homey, B., ... & Luger, T. The impact of oral vitamin A derivatives on lipid metabolism–What recommendations can be derived for dealing with this issue in the daily dermatological practice?. JDDG: Journal der Deutschen Dermatologischen Gesellschaft. 2011; 9(8): 600-606.
  • Marcinowska-Suchowierska E, Kupisz-Urbańska M, Łukaszkiewicz J, Płudowski P, Jones G. Vitamin D Toxicity-A Clinical Perspective. Front Endocrinol (Lausanne). 2018 Sep 20;9:550.
  • Olson JM, Ameer MA, Goyal A. Vitamin A Toxicity. 2021 Dec 29. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan–.
  • Owen, K. N., & Dewald, O. Vitamin E toxicity. In StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing. 2021.
  • Sy AM, Kumar SR, Steinberg J, Garcia-Buitrago MT, Arosemena Benitez LR. Liver Damage due to Hypervitaminosis. ACG Case Rep J. 2020 Jul 21;7(7):e00431.
  • Tebben PJ, Singh RJ, Kumar R. Vitamin D-Mediated Hypercalcemia: Mechanisms, Diagnosis, and Treatment. Endocr Rev. 2016 Oct;37(5):521-547.