Signos y síntomas de la artritis

Existen múltiples tipos de artritis y cada uno de ellos cuenta con signos y síntomas característicos. Por fortuna, todos se pueden identificar con un estudio médico adecuado.
Signos y síntomas de la artritis
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 27 Mayo, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 28 Mayo, 2021

Última actualización: 28 Mayo, 2021

Las enfermedades reumáticas pueden ser patologías muy incómodas, ya que generan dolor, rigidez y sensibilidad en las articulaciones afectadas. ¿Deseas sabes cuáles son los signos y síntomas que indican la presencia de artritis? A continuación te lo contamos.

El término artritis hace referencia a la inflamación de una o varias articulaciones y engloba a un total de más de 100 enfermedades. Una de las manifestaciones más conocidas es la artritis reumatoide, la que se estima que afecta hasta al 1 % de la población. Sin embargo, la gota, el lupus y la osteoartritis también son representantes de este grupo y los síntomas pueden variar, dependiendo de cada caso.

Signos y síntomas comunes de artritis

Los signos y síntomas de todos los pacientes con artritis son muy similares. Destacan el dolor y la rigidez articular. La aparición del dolor puede variar a lo largo del día, sin embargo, es más frecuente en el horario matutino. Además, limita el movimiento de las articulaciones afectadas durante varios minutos.

En algunos tipos de artritis el dolor no tiene predominio horario, pudiendo aparecer con el movimiento y mejorando con el reposo. También puede desaparecer momentáneamente y luego reaparecer en una articulación diferente.

Otros síntomas frecuentes que presentan las personas con artritis son los siguientes:

  • Sensibilidad en la articulación y alrededor de la misma.
  • Enrojecimiento y calor en las articulaciones afectadas.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Malestar general.
  • Bultos o protuberancias en las articulaciones.

Al haber tantos tipos de artritis diferentes, es normal que los signos y síntomas presentados varíen. Además, las articulaciones afectadas y la gravedad de los síntomas son diferentes dependiendo de la enfermedad específica, pudiendo incluso añadirse nuevos síntomas al cuadro clínico.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria, autoinmune y degenerativa que afecta a las articulaciones y puede tener consecuencias sistémicas. La misma se caracteriza por rigidez articular matutina de más de 60 minutos de duración. El dolor suele ser simétrico y aparece en ambos lados de la línea media del cuerpo.

Las articulaciones afectadas con mayor frecuencia son aquellas formadas por los huesos pequeños de las manos y los pies. También puede haber fatiga extrema, así como nódulos o tumoraciones en las articulaciones. Se ha demostrado que esta patología también puede afectar a otros órganos, como el corazón, los pulmones, los riñones y el sistema nervioso.

Mano con dolor por artritis reumatoide.
Las articulaciones pequeñas son las más afectadas por la artritis reumatoide, además de tener una presentación simétrica.

Osteoartritis

Esta es una patología reumática que afecta principalmente a las articulaciones, por lo que es muy raro observar efectos sistémicos. El dolor aparece después del uso repetido de la articulación en cuestión y desaparece con el reposo. Las coyunturas también tienden a inflamarse, sentirse calientes y presentar cierta rigidez con el reposo prolongado.

Las deformaciones óseas y los agrandamientos de los huesos también son frecuentes en la osteoartritis. Además, la patología puede presentarse junto con otras enfermedades, e incluso con otros tipos de artritis.

Artritis psoriásica

Este tipo de artritis está muy relacionado con una afección de la piel llamada psoriasis, por lo que las personas presentan síntomas cutáneos y articulares. En cuanto a las manifestaciones cutáneas, se caracteriza por la aparición de zonas elevadas, rojas, escamosas y pruriginosas en diversas partes del cuerpo.

Puede afectar cualquier articulación del cuerpo en uno o ambos lados. Uno de los síntomas más frecuentes es la entesitis, que no es más que la inflamación de la unión de los tendones, los ligamentos y las cápsulas articulares a la superficie del hueso.

Espondiloartritis anquilosante

La espondiloartritis anquilosante es una enfermedad que afecta con mayor frecuencia las articulaciones de la columna vertebral, sobre todo en la zona lumbar y sacroilíaca. Se hacen pequeños agujeros en las vertebras, provocando que estas se fusionen y pierdan movilidad. El dolor suele ser constante, empeora con el reposo y avanza de forma progresiva hasta el cuello.

Lupus

Los signos y síntomas causados por la artritis del lupus pueden ser muy diversos y tienden a confundirse con otras patologías. El lupus es una enfermedad inflamatoria autoinmune que ataca diversos órganos del cuerpo.

Uno de los síntomas cardinales de la enfermedad es un eritema o enrojecimiento de la piel en forma de alas de mariposa en los pómulos y el puente de la nariz. De todas maneras, no todos los pacientes lo presentan.

Los síntomas articulares aparecen por inflamación o desgaste del cartílago. Se caracteriza por dolor, rigidez y enrojecimiento de las articulaciones de cualquier parte del cuerpo, aunque es más frecuente en el hombro y la rodilla.

Gota

Este es probablemente el tipo de artritis más doloroso de todos. Hay un dolor agudo, intenso y con frecuencia en horario nocturno. La gota suele afectar solo una articulación, que es la del dedo gordo del pie. Sin embargo, también puede aparecer en la rodilla, el tobillo, la mano o la muñeca.

Signos y síntomas raros de la artritis

La mayoría de los diferentes tipos de artritis no presentan síntomas raros y están limitadas a las afección de las articulaciones mencionadas. No obstante, algunas patologías pueden tener manifestaciones inusuales que el especialista deberá tener en cuenta.

Espondiloartritis anquilosante

En ciertos casos, la espondiloartritis anquilosante también puede presentar manifestaciones extraarticulares. Según diversos estudios, los órganos afectados con mayor frecuencia son el intestino, los ojos, el corazón, la piel y los riñones. La patología también puede afectar el tendón que discurre en la parte posterior del talón, conocido como tendón de Aquiles.

Artritis psoriásica

Cuando este tipo de artritis no se trata a tiempo, la unión entre el cartílago o tendón y el hueso puede llegar a calcificarse. De esta manera, la articulación pierde su movilidad de forma permanente y puede deformarse.

Lupus

Como ya se dijo con anterioridad, el lupus es una enfermedad sistémica que puede afectar a una gran variedad de órganos diferentes. En este sentido, es muy difícil establecer una lista precisa con los síntomas más comunes de la enfermedad. No obstante, el mareo, la depresión, las convulsiones y la confusión son raros de observar.

Complicaciones de algunos tipos de artritis

La mayoría de las artritis son patologías crónicas y degenerativas, por lo que pueden empeorar con el pasar de los años si no se cuenta con un control médico adecuado. Las complicaciones más frecuentes también van a depender del tipo de artritis que se padezca.

Artritis juvenil

La artritis juvenil es una patología que presenta síntomas muy similares a los padecidos por los adultos. Sin embargo, afecta a los niños antes de los 16 años y no suele tener una causa específica. Estudios afirman que su prevalencia es de 1 cada 1000 niños, lo que la hace la enfermedad reumatológica más común de la infancia.

Una de las complicaciones más temidas en los niños con esta enfermedad es la disminución de la densidad ósea, lo que puede deberse a la inflamación y al tratamiento con corticoides. Dicha pérdida puede traducirse en el desarrollo de osteoporosis temprana y aumentar la probabilidad de sufrir fracturas óseas.

Osteoartritis

La osteoartritis es mucho más frecuente en los adultos, sobre todo en las personas de la tercera edad. Esta patología puede generar dolores tan intensos que limitan en gran medida los movimiento articulares y afectan la vida diaria. Además, la enfermedad puede impedir que las personas duerman bien por la noche.

Esta patología está muy asociada con el sobrepeso, ya que el mismo aumenta la presión que sufren las articulaciones e incrementa el desgaste de las mismas. En este sentido, perder un poco de peso puede resultar beneficioso.

Ejercicio físico para perder peso en las artritis.
Para los pacientes con artritis es clave perder peso. De esta manera alivian la carga en las articulaciones.

Artritis reumatoide

Este es uno de los tipos de artritis más agresivos que existe, ya que la progresión de la enfermedad deforma y destruye las articulaciones. Además, puede generar graves complicaciones cardiovasculares, pulmonares y oculares. De hecho, la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte por artritis.

La patología puede empeorar por diversas situaciones asociadas al estilo de vida, como la obesidad y el hábito tabáquico, por lo que realizar cambios en este aspecto es beneficioso. La artritis reumatoide también genera problemas en la fertilidad de algunas mujeres.

Espondiloartritis anquilosante

Las complicaciones asociadas a esta enfermedad están relacionadas con el daño medular, el que puede ocurrir por una compresión medular o por una fractura vertebral. Esta situación genera problemas sensitivos, como debilidad, entumecimiento o parálisis.

Gota

Los pacientes con gota se caracterizan por presentar niveles elevados de ácido úrico en sangre, lo que provoca la aparición de cálculos renales cuando no se tratan de forma adecuada. Además, los pacientes con una disfunción renal tienen mayor probabilidad de desarrollar una nefropatía aguda por ácido úrico.

¿Cuándo buscar asistencia médica?

Los síntomas y signos de la artritis aparecen de forma paulatina en la mayoría de los casos, por lo que puede ser difícil notar su presencia. Las personas deben estar atentas ante la dificultad para realizar actividades diarias con total normalidad. La dificultad para mover las articulaciones en cualquier momento del día debe ser otro signo de alerta.

En términos generales, se recomienda que los pacientes acudan al especialista cuando presenten dolor articular con una duración mayor a 3 días y sin ninguna causa aparente. También se debe buscar ayuda médica cuando se presenten varios episodios de dolor o rigidez articular durante un mismo mes.

A pesar de que las señales de la artritis pueden ser difíciles de identificar, es importante estar alerta ante cualquier signo de alarma y buscar ayuda médica de forma inmediata. Solo el especialista estará en la capacidad de realizar un diagnóstico precoz e indicar el tratamiento adecuado.

Es importante destacar que el diagnóstico de la patología no siempre es rápido y puede tomar varias semanas. No obstante, una vez el especialista dé con un diagnóstico preciso, es importante seguir el tratamiento indicado.

Te podría interesar...
Causas y factores de riesgo de la artritis
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Causas y factores de riesgo de la artritis

Hasta el momento se han identificado más de 100 tipos diferentes de artritis, cada uno con diferentes causas y factores de riesgo.



  • Morales López A. Artritis Reumatoide. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. 2013; 70(607): 523 - 528.
  • Das S, Padhan P. An Overview of the Extraarticular Involvement in Rheumatoid Arthritis and its Management. J Pharmacol Pharmacother. 2017;8(3):81-86.
  • Sankowski AJ, Lebkowska UM, Cwikła J, Walecka I, Walecki J. Psoriatic arthritis. Pol J Radiol. 2013;78(1):7-17.
  • Maidhof W, Hilas O. Lupus: an overview of the disease and management options. P T. 2012;37(4):240-9.
  • El Maghraoui A. Extra-articular manifestations of ankylosing spondylitis: prevalence, characteristics and therapeutic implications. Eur J Intern Med. 2011 Dec;22(6):554-60.
  • James R and Wedderburn L. Modern management of juvenile idiopathic arthritis. Prescriber. 2016; 27: 37-43.