¿Qué es la cianosis?

Puede que a simple vista la cianosis no llame demasiado la atención, pero en realidad aparece como resultado de graves problemas de salud. Te los explicamos con detalle a continuación.
¿Qué es la cianosis?
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 01 julio, 2021.

Última actualización: 01 julio, 2021

Cuando el oxígeno disponible en la sangre disminuye hasta alcanzar niveles peligrosos, la coloración de la piel puede cambiar y dar origen a la cianosis. Esta no se considera una enfermedad, sino la consecuencia de un fallo respiratorio, cardiovascular, neurológico o de otros sistemas.

Por lo tanto, la lista de posibles causas es bastante extensa, siendo muchas de ellas consideradas emergencias médicas. Las manifestaciones clínicas adicionales varían dependiendo del origen, pero siempre se mantendrá la coloración azulada de la que hemos hablado.

Si quieres saber un poco más sobre esta condición, te invitamos a leer el siguiente artículo en el que describiremos sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento. Profundicemos.

Síntomas de la cianosis

La cianosis se caracteriza por la coloración azulada o pálida de algunas partes del cuerpo, en especial de las zonas más distales de las extremidades y las mucosas.

Dependiendo de la causa, es posible que aparezcan síntomas locales o en otras partes del cuerpo. Por ejemplo, los primeros incluyen sensación de frío, entumecimiento o parestesias. En cuanto a las segundas, destaca el dolor de pecho, la dificultad respiratoria o disnea, el uso de musculatura accesoria para respirar (como los músculos intercostales), fiebre, tos con expectoración verdosa, confusión y mareos.

Mujer con dolor en el pecho.
El dolor en el pecho y la falta de aire pueden orientar a una cianosis de origen pulmonar o cardiovascular.

Causas de la cianosis

La cianosis es el resultado de una deficiente oxigenación de la sangre. En condiciones normales, el oxígeno se fija a una molécula dentro de los glóbulos rojos denominada hemoglobina. Esta es transportada por todo el organismo para una distribución adecuada y para servir a la obtención de energía.

No debe confundirse la cianosis con los términos hipoxia e hipoxemia, a pesar de que estén relacionados. El primero es la disminución de la saturación de oxígeno sanguínea (fácilmente medible con un saturómetro), mientras que la segunda es la reducción de la presión parcial de oxígeno, medible mediante una gasometría arterial.

Causas específicas

Por lo tanto, en la mayoría de las ocasiones, las causas de la cianosis se corresponden con problemas respiratorios, cardiovasculares, neuromusculares o hematológicos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Complicación aguda de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): se trata de un trastorno inflamatorio crónico multisistémico y sus principales causas son el tabaquismo y la exposición a humo de biomasa.
  • Tromboembolismo pulmonar: es una emergencia médica caracterizada por la aparición de uno o múltiples trombos en el sistema vascular respiratorio. Esto compromete su adecuado funcionamiento, siendo una condición asociada con una alta mortalidad.
  • Crisis asmáticas moderadas o severas: cuando las exacerbaciones agudas del asma adquieren cierta gravedad, la oxigenación de la sangre se dificulta, ya que la capacidad de ventilación de las personas se ve comprometida. El tratamiento puede incluir soporte de oxígeno, broncodilatadores y esteroides endovenosos.
  • Derrame cerebral: una de las consecuencias de los accidentes cerebrovasculares es la inhibición del centro neurológico encargado de la respiración, también llamado núcleo respiratorio. Si no se ventila con una frecuencia adecuada, la hipoxia y la cianosis no tardarán en aparecer.

Otras causas son las complicaciones de infecciones respiratorias, el infarto de miocardio, las cardiopatías congénitas cianógenas (como la tetralogía de Fallot), la metahemoglobinemia, y la enfermedad arterial periférica.

Diagnóstico de la cianosis

La cianosis puede diagnosticarse con un breve examen físico, ya que basta con observar el color de la piel y las mucosas, en especial la bucal. En condiciones de emergencia, la hipoxia puede constatarse rápidamente con la medición de la saturación de oxígeno.

A menos que los síntomas de la persona y su historia clínica sean bastante evidentes, pueden realizarse algunos estudios para determinar su causa. Con ellos, los médicos podrían clasificar la cianosis en central o periférica, según recoge la literatura.

Algunos de los métodos complementarios más frecuentes son los siguientes:

  • Gasometría arterial: según Medline Plus, es una técnica sencilla que consiste en la obtención de sangre arterial y su procesamiento a través de un equipo llamado gasómetro. Los resultados se obtienen rápidamente y permiten determinar niveles de oxígeno, de dióxido de carbono, de bicarbonato y el pH.
  • Biometría hemática completa: este análisis de sangre permite determinar, entre otras cosas, la concentración de hemoglobina y de glóbulos blancos. Estos últimos se elevan durante infecciones respiratorias.
  • Electrocardiograma: según la Clínica Mayo, consiste en un estudio de la actividad eléctrica del corazón, de bajo costo y fácil acceso. Sirve para diagnosticar un infarto de miocardio cuando se sospecha que es la causa del fallo cardíaco responsable de la cianosis.
Saturación de oxígeno.
La medición de la saturación de oxígeno permite una visualización rápida de la situación interna del gas unido a la hemoglobina.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico de la cianosis, ya que no se trata de una enfermedad en sí misma, sino el resultado de una patología subyacente. Por lo tanto, la identificación de la causa es fundamental.

El uso de antibióticos endovenosos, oxígeno, medicamentos antihipertensivos o diuréticos, anticoagulantes, antiagregantes o broncodilatadores son algunas de las terapias que pueden concretarse para mejorar los signos de estas personas.

En definitiva, la cianosis nunca debe pasarse por alto, ya que su aparición abrupta puede relacionarse con algunas emergencias médicas. En caso de detectar este problema debe acudirse de forma inmediata al centro de urgencias más cercano.

Te podría interesar...
Viviendo con el asma
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Viviendo con el asma

Vivir con asma implica un cambio en los hábitos y una aplicación del tratamiento. Descubre qué hacer para sobrellevar la enfermedad.