Cómo ayudar a una persona con ansiedad

¿Tienes un amigo o un familiar con ansiedad? Conoce 7 formas en las que lo puedes ayudar de forma efectiva y sin mayores inconvenientes.
Cómo ayudar a una persona con ansiedad
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 02 septiembre, 2022

Los desórdenes de ansiedad son los trastornos psiquiátricos más comunes en todo el mundo. Se estima que sus tasas de prevalencia se encuentran entre el 7,3 % de la población mundial actual. Sus manifestaciones más frecuentes son las fobias específicas y los trastornos de pánico, dos condiciones invisibilizadas a menudo en la sociedad. Hoy te enseñamos cómo ayudar a una persona con ansiedad.

Es natural que no tengas claro cómo obrar cuando se ha diagnosticado a un amigo o a un familiar con ansiedad. El trastorno es mucho más complejo de lo que superficialmente se piensa, de manera que sugerir calmarse, no tener miedo o no preocuparse es poco menos que inútil. En las líneas siguientes te enseñamos qué hacer y qué no hacer para ayudar a una persona con ansiedad.

7 consejos para ayudar a una persona con ansiedad

Tal y como señalan los expertos, la ansiedad es una emoción básica universal sin la cual la supervivencia de una especie sería imposible. Todos manifestamos esta emoción, solo que algunos lo hacen de forma patológica. Si no sabes cómo ayudar a una persona con ansiedad te enseñamos 7 cosas que puedes hacer al respecto.

1. Hazle saber que estás ahí

Un estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology en 2008 encontró que la amistad por sí misma puede reducir los niveles de ansiedad. La amistad grupal hacia una persona ansiosa contribuye a controlar los niveles de cortisol, y lo hace porque el apoyo sincero de quienes componen el círculo íntimo transmite seguridad al momento de lidiar con situaciones que se asimilan como potencialmente angustiosas.

La mejor forma de ayudar a una persona con ansiedad es hacerle saber que estás ahí. Un hombro en qué apoyarse o escuchar de manera atenta las frustraciones de lidiar con el trastorno puede ser suficiente en estos contextos. El apoyo también es de provecho para evitar los episodios de aislamiento, los cuales pueden contribuir a empeorar aún más los síntomas.

2. Reconoce los síntomas y catalizadores

Es posible ayudar a una persona con ansiedad con empatía
La empatía con las personas que sufren de ansiedad es fundamental para saber cómo ayudarlas a seguir adelante.

De gran ayuda es que aprendas a reconocer los catalizadores y los síntomas específicos de la persona que padece de ansiedad. Pregunta qué cosa es aquello que origina angustia patológica, o trata de inferirlo con base en los siguientes patrones de comportamiento:

  • Tendencia a evitar o interactuar con determinados objetos, contextos o lugares.
  • Irritabilidad y frustración al momento de sopesar una actividad dada.
  • Acciones compulsivas o repetitivas específicas.

Los síntomas de ansiedad varían de acuerdo con el trastorno, la persona y la intensidad. Los más comunes son dificultad para respirar, sudoración, inquietud o nerviosismo, aturdimiento, temblores y cansancio. Esto al menos aquellos que puedes percibir como observador externo. Alejar a la persona de la fuente que ocasiona su ansiedad (catalizador) es la forma más efectiva de controlar los síntomas.

3. No fuerces la confrontación

Aunque la terapia de exposición a menudo se usa como tratamiento de la ansiedad, lo cierto es que se hace en un entorno controlado, de forma progresiva y bajo la atenta mirada de un especialista. Las personas deben exponerse de manera paulatina a situaciones que desencadenan su ansiedad, pero en los términos y en los niveles que consideren oportunos.

Forzar la confrontación con las cosas que generan angustia, miedo y pánico a esa persona sin duda se cuenta entre las peores maneras de ayudar a alguien ansioso. Puede que para ti los catalizadores resulten inofensivos o básicos, pero para esa persona no. Si quieres ayudar a una persona con ansiedad evita dirigirlo constantemente a situaciones y contextos que causan su temor.

4. Participa de manera activa en sus cambios de vida

Hay muchas formas de tratar la ansiedad, y una de las utilizadas y efectivas son pequeños cambios en los hábitos de vida. Hacer ejercicio regular, cuidar la alimentación, practicar yoga y meditación, limitar el consumo de alcohol y gestionar las actividades diarias pueden hacer una diferencia radical.

En muchas de estas actividades puedes participar de forma activa, de modo que las incentivas y evitas que esa persona las abandone.

Puedes planificar junto a él o ella horarios para hacer ejercicio, practicar deporte o asistir a una sesión de yoga. Es mucho más probable extender un hábito o una actividad cuando se está en compañía, de modo que al hacer esto motivas a que estas se conviertan es una forma de vida. Medita varias alternativas y actividades para evitar la monotonía en dichas prácticas.

5. Sugiere buscar ayuda profesional

Es posible ayudar a una persona con ansiedad con ayuda psicológica
La terapia mental es muy importante e imprescindible en los casos moderados y graves de trastornos de ansiedad.

Aunque los cambios en el estilo de vida y evitar la fuente de la ansiedad a menudo son el tratamiento estándar para el trastorno, los casos más graves requieren la mediación de fármacos. Cuando alguien no puede hacer una vida normativa (ir al trabajo, a la universidad, asistir a eventos o relacionarse con los demás) lo ideal es que se opte por algunos de los medicamentos conocidos como ansiolíticos.

Los ansiolíticos no son para todos, y es por esto que reiteramos que se derivan a los casos más graves. Si crees que su ansiedad le impide hacer una vida normal puedes sugerir visitar a una profesional. Este considerará recetarlos, o recomendará otro tipo de terapias efectivas. Por ejemplo, puede recomendar la electroterapia craneal para la ansiedad.

6. Pregunta cómo quiere ser apoyado

Cada persona diseña una estrategia diferente para lidiar con su ansiedad. En este punto puedes preguntar de forma directa qué puedes hacer para evitarle una situación ansiosa y qué hacer además para controlar los síntomas cuando se manifiesten. Así evitas apelar por cosas que no tienen un efecto específico en su ansiedad, y lo sustituyes en cambio por aquellas que sí funcionan en esa persona.

7. Cuídate a ti mismo

Finalizamos estos consejos para ayudar a una persona con ansiedad motivando a que en el proceso no te descuides a ti mismo.

Ciertamente, el diagnóstico de un ser querido puede impactarte también; tanto que lidiar con él y sus consecuencias puede motivar la aparición de algunos desajustes físicos y psicológicos. Si te mantienes estable en estos planos lograrás transmitir dicha estabilidad a esa persona y reforzarás tu integridad y salud mental.

Aunque cada paciente es diferente, estamos seguros de que estas recomendaciones serán de gran ayuda al momento de apoyar a una persona con ansiedad. Intenta aplicarlas y evita apelar por la infravaloración o desestimación del trastorno. El apoyo de familiares y amigos es de provecho para superarlo luego del diagnóstico.

Te podría interesar...
Diferencias entre ansiedad y angustia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre ansiedad y angustia

Existen ciertas diferencias entre ansiedad y angustia al concebirlas como emociones distinguibles. Aquí te las contamos.



  • Page-Gould, E., Mendoza-Denton, R., & Tropp, L. R. With a little help from my cross-group friend: reducing anxiety in intergroup contexts through cross-group friendship. Journal of personality and social psychology. 2008; 95(5), 1080.
  • Ströhle A, Gensichen J, Domschke K. The Diagnosis and Treatment of Anxiety Disorders. Dtsch Arztebl Int. 2018;155(37):611-620.
  • Thibaut F. Anxiety disorders: a review of current literature. Dialogues Clin Neurosci. 2017;19(2):87-88.