Muy Salud
 

8 señales que indican altos niveles de cortisol

El cuerpo puede dar señales que indiquen altos niveles de cortisol. Aprende a reconocerlas con estos 8 signos que te comentamos en el artículo y que pueden despertar la sospecha de un síndrome de Cushing.

8 señales que indican altos niveles de cortisol

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 13 Noviembre, 2020

Última actualización: 13 Noviembre, 2020

Antes de contarte cuáles son las 8 señales que indican altos niveles de cortisol, es importante que sepas de dónde proviene esta hormona. Se produce en la corteza de las glándulas suprarrenales y participa en importantes procesos del organismo, en especial los relacionados con el sistema inmune.

También se le conoce como la hormona del estrés. El cuerpo aumenta su secreción ante situaciones estresantes para ayudarnos a mantener la calma y estar alertas al liberar glucosa y lípidos. Sin embargo, esta misma acción inhibe el sistema inmune, dejándonos vulnerables ante posibles infecciones.

El desequilibrio de los niveles normales de esta hormona puede, incluso, afectar la presión arterial, el metabolismo de las grasas y proteínas, desestabilizar los niveles de azúcar en sangre y causar problemas de fertilidad. Estos síntomas estás asociados al síndrome de Cushing, un trastorno provocado por los altos niveles de cortisol.

¿Qué causa los altos niveles de cortisol?

Ya mencionamos que el estrés es uno de los factores que conlleva a un aumento de la secreción de esta hormona. Encontramos también que el exceso de ejercicio, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, la ingesta de esteroides, la depresión severa y problemas relacionados con trastornos suprarrenales, en el hipotálamo o la hipófisis, pueden elevar su producción.

Durante el embarazo, en específico en las últimas semanas de gestación, la placenta produce la hormona CRH, la que aumenta los niveles de cortisol en el organismo. Sin embargo, no se ha determinado que esto ocasione afectaciones en el bebé o en la madre.

Es importante resaltar que la hormona es liberada por el organismo en distintos momentos del día. Es decir, está alineada con el ciclo circadiano. Así pues, durante la noche los niveles son más bajos, aumentando al despertar.

Médico apunta una glándula suprrarenal.
La producción de cortisol en la glándula suprarrenal es parte del funcionamiento normal del cuerpo.

Las 8 señales que indican altos niveles de cortisol

Teniendo en cuenta que el cortisol es importante para el adecuado funcionamiento del organismo, tu cuerpo puede estar dando diferentes señales que indican un desbalance de esta hormona. Es importante prestar atención y buscar ayuda médica si se sospecha la condición.

1. Aumento de peso

El aumento de peso, en especial en zonas como los hombros, el pecho y la espalda puede indicar que hay niveles altos de cortisol en el organismo. Esto se debe a que la hormona controla el metabolismo lipídico, proteico y glucídico.

Además, el exceso de cortisol en el organismo lleva a la ingesta de alimentos con elevada densidad energética, los que pueden sobrepasar el gasto. Otros estudios han demostrado que la fructosa en el cerebro estimula la liberación de cortisol, produciendo resistencia a la insulina y aumento de peso.

2. Problemas cutáneos

Los altos niveles de cortisol afectan también a la piel. Es una señal de aumento de esta hormona la fragilidad y delgadez de la dermis, lo que produce la aparición de estrías moradas. Esta condición afecta la zona abdominal y las nalgas.

Pueden aparecer también hematomas al mínimo impacto o traumatismo en cualquier parte del cuerpo. Por su parte, el rostro se torna grasoso, con acné. También es común la alopecia, es decir, la caída del cabello, así como el efecto contrario, con aumento de vello facial.

3. Afectaciones musculoesqueléticas

El síndrome de Cushing puede provocar dificultades para la absorción intestinal y reabsorción renal del calcio, lo que puede desencadenar problemas óseos, como la osteoporosis. Esta enfermedad afecta la estructura de los huesos y los pone en alto riesgo de fractura.

Asimismo, puede desencadenar atrofia muscular, un padecimiento que provoca la disminución del tamaño de los músculos. El resultado final es la pérdida de fuerzas.

4. Irritabilidad y ansiedad

Los altos niveles de cortisol conllevan alteraciones psicológicas. Encontramos, entonces, que la irritabilidad, la ansiedad y la depresión son síntomas claros de ello. La ansiedad puede llevar a los pacientes a experimentar cambios de humor sin razón aparente.

Quienes han sido diagnosticados con enfermedad de Cushing suelen experimentar constante irritabilidad. Incluso, disminución de la libido y crisis de pánico. Por ello, es vital el acompañamiento de un psicólogo para superar estos estados.

5. Hipertensión

Otra de las señales que indican altos niveles de cortisol es la hipertensión arterial, la que puede asociarse a la aparición de un tumor hipofisario. También el tratamiento para el síndrome de Cushing y el uso de medicamentos corticoesteroides pueden causar su aparición, en lo que se conoce como hipertensión secundaria.

6. Afectaciones del sistema inmune

El mayor impacto del cortisol sobre el sistema inmune ocurre como respuesta a una situación de estrés. Cuando hay algo que nos genera esta sensación, el hipotálamo envía señales a la glándula pituitaria para que esta active las glándulas suprarrenales a través de la hormona ACTH. Luego es liberado el cortisol y la adrenalina.

Cuando se segrega el cortisol en cantidades elevadas, los leucocitos (glóbulos blancos) sufren cambios que afectan su tarea. También se produce una reducción de la acción de las citoquinas.

7. Insomnio

Como lo mencionamos al iniciar este artículo, la secreción del cortisol está alineada con el ciclo circadiano. Los mayores índices de liberación se producen durante el día y bajan en la noche para poder descansar. Así pues, cuando los niveles de la hormona permanecen altos se presenta el insomnio, es decir, la incapacidad para dormir.

Aunque los niveles de la hormona permanezcan altos, la falta de sueño ocasionará sensación de cansancio. También puede llevar a la persona a experimentar estrés o ansiedad al no poder dormir. Esto puede afectar aún más el desequilibrio hormonal.

8. Infertilidad

Las dificultades de fertilidad en hombres y mujeres se asocian, a veces, con altos niveles de cortisol. Las mujeres dejan de ovular y sus ciclos menstruales se tornan irregulares. Mientras que los hombres disminuyen la concentración de espermatozoides.

Esto se debe al impacto del cortisol en la hipófisis y el hipotálamo, encargados de la producción de hormonas como la FSH, estimulante de la secreción de estrógenos; la LH, estimulante de la ovulación femenina; la testosterona masculina y la hormona estimulante de la tiroides o TSH.

Consultorio para la tiroides.
La glándula tiroides responde a los niveles de cortisol de manera indirecta.

¿Cómo disminuir los niveles altos de cortisol?

Si crees estar experimentando una o varias de las señales que indican altos niveles de cortisol es necesario buscar atención médica. También es posible realizar ciertas actividades que complementen el tratamiento recomendado según el caso específico. Algunas son las siguientes:

  • Disminuye los niveles de estrés: para lograr esto busca ayuda psicológica y destina tiempo para realizar una actividad que te genere tranquilidad.
  • Evita el consumo de cafeína: una de las señales que indican altos niveles de cortisol es el insomnio. Así que evita el consumo de este tipo de bebidas para no agregar más factores que le impidan a tu cuerpo descansar.
  • Trata de dormir bien: evita distraerte con aparatos electrónicos cuando no tengas sueño, pues la hormona puede llevarte a estar más activo durante la noche y trastornar los ciclos de descanso. Busca alternativas que te ayuden a dormir.
  • Realiza actividad física: además de brindarte bienestar, el ejercicio puede contribuir a mantener equilibrados los niveles de cortisol.
Cortisol o hidrocortisona

Cortisol o hidrocortisona

El cortisol, o hidrocortisona, es la hormona antiestrés. Se sintetiza en la corteza suprarrenal de los riñones, sobretodo en situaciones de estrés y alarma.



  • Manejo del estrés, efectos del estrés y cómo sobrellevarlos. Sociedad de Lucha contra la Leucemia y el Linfoma - LLS. Disponible en: https://www.lls.org/sites/default/files/National/USA/Pdf/Publications/PS92S_SP_Managing_Stress2019.pdf
  • Araya Verónica, Q. Trastornos de la glándula suprerrenal: diagnóstico y tratamiento. Revista Médica Clínica Las Condes.Volume 24, Issue 5, September 2013, Pages 768-777. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864013702220
  • R M Buijs, C G van Eden, V D Goncharuk and A Kalsbeek. CIRCADIAN AND SEASONAL RHYTHMS The biological clock tunes the organs of the body: timing by hormones and the autonomic nervous system. Disponible en: https://pdfs.semanticscholar.org/8de7/7fd1126a871a58606b3e506bab30ad640c02.pdf
  • René Baudrand, Eugenio Arteaga, Manuel Moreno. El tejido graso como modulador endocrino: cambios hormonales asociados a la obesidad. Rev Med Chile 2010; 138: 1294-1301. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/pdf/rmc/v138n10/art%2015.pdf
  • DiNicolantonio JJ, Mehta V, Onkaramurthy N, O'Keefe JH. Fructose-induced inflammation and increased cortisol: A new mechanism for how sugar induces visceral adiposity. Prog Cardiovasc Dis. 2018 May-Jun;61(1):3-9. doi: 10.1016/j.pcad.2017.12.001. Epub 2017 Dec 8. PMID: 29225114.
  • Guía educativa para pacientes con síndrome de Cushing. Disponible en: https://www.orpha.net/data/patho/Pub/es/GuiaSindromeCushing.pdf
  • Sosa Henríquez, M., Mirallave Pescador, A., González Rodríguez, E., González Padilla, E., Groba Marco, M. García Santana, S. La osteoporosis inducida por corticoides. Rev Osteoporos Metab Miner 2010;2 (Supl 2): S32-S39. Disponible en: http://revistadeosteoporosisymetabolismomineral.com/pdf/articulos/92010020200320039.pdf
  • Hipertensión secundaria. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/secondary-hypertension/symptoms-causes/syc-20350679
  • Guía de insomnio. Disponible en: https://www.ses.org.es/docs/guia-de-insomnio-2016.pdf
  • Campagne, Daniel. (2002). Psiconeuroendocrinología de la Infertilidad. Boletin de la sociedad española de fertilidad. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/221680341_Psiconeuroendocrinologia_de_la_Infertilidad/citation/download

Aylin Stefany Rodriguez Vinasco
Aylin Stefany Rodriguez Vinasco
Comunicadora socialperiodista de la Universidad del Quindío, Colombia. Con cinco años de experiencia como reportera, periodista y creadora de contenido para diversas plataformas digitales. Ha trabajado en medios de comunicación locales y nacionales, así como en instituciones de educación superior. Se ha desempeñado como community manager y ha sido colaboradora anónima en blogs de salud y bienestar. Ponente en el V Congreso Nacional e Internacional de la Asociación Colombiana de Estudios Semióticos ASES.CO con la ponencia “Representaciones sociales y mediáticas de la política y la corrupción en Los Simpson” en 2014, ponencia publicada en 2016 en el libro Semiótica, la pasión del conocimiento, interpretación e interacciones de la cultura ISBN 978-958-763-190-6.