¿Qué es la deficiencia de boro?

¿Sabías que un aporte ineficiente de boro podría condicionar el éxito reproductivo? Te contamos cuáles son los riesgos de no cubrir los requerimientos del nutriente.
¿Qué es la deficiencia de boro?
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 01 julio, 2021.

Última actualización: 01 julio, 2021

El boro es un oligoelemento importante para la salud humana. En los últimos años se han descrito muchas de sus funciones y los problemas que origina una deficiencia de este nutriente. Se trata de una sustancia que se encuentra en una proporción muy pequeña en los alimentos.

Hay que tener en cuenta que la mayor parte de los micronutrientes causan problemas en situaciones de déficit y de exceso. Cuando la concentración no es suficiente se dificultan las reacciones fisiológicas en las que intervienen. Sin embargo, en dosis demasiado altas pueden provocar toxicidad.

Los síntomas de la deficiencia de boro

El déficit de boro suele generar problemas relacionados con la capacidad reproductiva. Se trata de un nutriente que participa en muchas reacciones hormonales.

Por este motivo, si no se consume lo suficiente es posible experimentar lo siguiente:

  • Ineficiencia en los ovarios.
  • Bajo recuento de espermatozoides.
  • Alteraciones de la función inmunitaria.
  • Problemas en el desarrollo del embrión.
  • Espermatozoides con morfologías disfuncionales.

Cabe destacar que la mayor parte de estos síntomas han sido detectados en animales. Además, es posible encontrar estudios que vinculan la deficiencia de boro con alteraciones en la densidad ósea que pueden conducir a una situación de osteoporosis. Un ejemplo es el publicado en la revista Journal of Trace Element in Medicine and Biology.

Incluso, un aporte inadecuado del oligoelemento durante la infancia puede provocar problemas en el desarrollo de las extremidades. Cabe destacar que este elemento interviene con un papel significativo en la regulación del metabolismo de la vitamina D. Además, participa en la producción de estrógenos, hormonas tiroideas e insulina.

Llaman la atención algunos ensayos publicados en animales en los que se observa una incidencia del boro sobre la diferenciación de las células de la glándula tiroidea. De momento, se desconoce con precisión los efectos del fenómeno, así como los resultados que puede producir un incremento del aporte dietético.

Espermatozoides fecundando.
El boro podría jugar un papel importante en la fecundación y explicar algunos casos de infertilidad.

Los efectos del déficit de boro en los humanos

Existen muchas dudas todavía sobre el papel del boro en la salud humana. Lo cierto es que algunas patologías, como la osteoartritis, se vinculan con una situación de aporte ineficiente del nutriente.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista Integrative Medicine, un aporte extra de boro en pacientes con osteoartritis puede provocar una remisión de los síntomas y un mejor manejo de la enfermedad. No obstante, son necesarias investigaciones más amplias que confirmen los resultados.

Hay que destacar que aquellas poblaciones con ingestas bajas de boro cuentan con un mayor riesgo de desarrollar esta patología de carácter inflamatorio. Por este motivo, se propone que el nutriente pueda ser un mediador determinante en el proceso de inflamación.

Asimismo, la propia publicación de Integrative Medicine también afirma que la incidencia de algunos tumores, como el de próstata, es más baja en aquellas personas que ingieren una cantidad superior de boro al día, dentro de los rangos considerados adecuados.

Se propone que el beneficio real del consumo de boro se genera cuando se consigue garantizar un aporte diario de 3 miligramos de la sustancia, siendo lo habitual un consumo medio de 1 miligramo. En este caso, se pueden experimentar los siguientes efectos positivos:

  • Mejora de la función inmune.
  • Mayor absorción de magnesio.
  • Reproducción eficiente.
  • Cicatrización más rápida de las heridas.

Por otra parte, existen algunos indicios conforme un aporte diario de boro puede provocar una mayor tolerancia frente a la terapia oncológica, lo que resultaría un dato clave en el tratamiento. Así lo evidencia una revisión publicada en la revista Biological Trace Element Research.

La importancia del boro durante la menopausia

Una etapa de la vida en la que el consumo de boro se convierte en especialmente importante es la menopausia. Durante este momento se experimentan una gran cantidad de cambios y alteraciones a nivel hormonal, sobre todo en los estrógenos.

El boro es un elemento que interviene en la fisiología de estas hormonas, por lo que no cubrir los requerimientos del mismo podría agudizar los efectos secundarios de la menopausia, afectando la calidad de vida de la mujer.

Tal y como afirma una investigación publicada en la revista Journal of Trace Elements in Medicine and Biology, el consumo regular de boro en la mujer que experimenta la menopausia puede reducir el riesgo de afectaciones en la masa ósea. De este modo, se mejora la densidad del hueso, disminuyendo la incidencia de osteoporosis.

Factores de riesgo para el déficit de boro

El boro no debería ser deficitario en el contexto de una dieta variada y equilibrada. No obstante, cuando el consumo de alimentos vegetales es bajo se incrementa el riesgo de experimentar una carencia de dicho nutriente.

Hay que tener en cuenta que existe una determinación crucial al respecto, y es que no todos los suelos presentan la misma concentración del oligoelemento. En este sentido, el consumo de vegetales cultivados en tierras con baja proporción de boro puede suponer también un factor de riesgo.

La mayor parte de las tierras de Estados Unidos y de países del sur, como Brasil, presentan un contenido muy escaso en el nutriente. Por este motivo, los vegetales que allí se cultiven contarán con una concentración subóptima.

En estos casos, sería necesario poner en marcha estrategias nutricionales con el objetivo de prevenir un déficit. Un ejemplo sería la suplementación, aunque ha de ser pautada por un especialista para evitar intoxicación por exceso.

Como norma general, los alimentos con mayor contenido en boro son los aguacates y las pasas, además de las legumbres. Destacan las nueces y los cacahuetes como representantes de los frutos secos. Asimismo, es posible encontrarlo en bebidas fermentadas como el vino o la cerveza, aunque por su contenido en alcohol no son óptimos para incluir en la dieta.

Los productos de origen animal suelen ser deficitarios en boro. Este es otro motivo por los que se vuelve determinante garantizar la presencia de vegetales en la dieta regular.

Diagnóstico del déficit

Es curioso, pero la concentración de boro en la sangre suele mantenerse estable, incluso en situaciones de déficit de ingesta. Por este motivo, se sospecha la existencia un poderoso mecanismo regulador dentro del cuerpo humano.

El exceso del nutriente se excreta mediante la orina, aunque existe una cierta acumulación en los tejidos. Es frecuente que se generen reservorios en los huesos, en las uñas y en el pelo. La mejor forma de identificar una deficiencia es analizando la concentración en estos tejidos.

El boro es un elemento que se absorbe de manera óptima cuando se consume por medio de la dieta. En torno al 90 % se encuentra biodisponible para el ser humano. Por este motivo, una evaluación de los hábitos nutricionales puede servir también para identificar un déficit del mineral.

Aguacate es fuente de boro.
Las paltas tienen un contenido importante de boro, así como otros productos de origen vegetal.

Tratamientos propuestos

Debido a todas las incógnitas existentes hasta el momento respecto al boro, todavía no se ha identificado una cantidad diaria requerida. Sin embargo, sí que se establece el máximo consumo tolerable, situado en 20 miligramos al día. A partir de aquí, el oligoelemento se considera tóxico, según un artículo publicado en National Institutes of Health.

Ahora bien, la mayor parte de las investigaciones realizadas en la actualidad afirman que una ingesta diaria de 3 miligramos sería suficiente para evitar un déficit. No obstante, la mayor parte de la población no es capaz de satisfacer esta demanda.

Para incrementar el aporte de boro en la dieta es recomendable aumentar la presencia de los vegetales en la pauta diaria. Consumir un puñado de frutos secos al día, así como legumbres un par de veces por semana, puede ayudar de forma determinante.

Por otra parte, es posible encontrar suplementos que contienen boro en su interior. Un ejemplo son los multivitamínicos. Sin embargo, es importante identificar qué cantidad aportan por dosis, evitando aquellos que puedan generar un exceso nocivo.

El boro: un micronutriente determinante

Son muchas las dudas que existen todavía acerca de las funciones del boro dentro del organismo humano. No obstante, se sospecha que es un elemento determinante. Interviene en un gran número de procesos fisiológicos.

Hay que destacar que existen varias líneas de investigación abiertas que pretenden dilucidar el papel del boro en el metabolismo de la célula tumoral, así como sus efectos sobre la terapia aplicada. La suplementación con boro podría suponer un punto de inflexión en lo que a tratamiento oncológico se refiere.

Te podría interesar...
¿Qué son los micronutrientes?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué son los micronutrientes?

Los micronutrientes son sustancias clave que se encuentran en pequeñas proporciones en los alimentos, pero que cuentan con gran importancia.



  • Abdelnour SA, Abd El-Hack ME, Swelum AA, Perillo A, Losacco C. The vital roles of boron in animal health and production: A comprehensive review. J Trace Elem Med Biol. 2018 Dec;50:296-304. doi: 10.1016/j.jtemb.2018.07.018. Epub 2018 Jul 24. PMID: 30262295.
  • Pizzorno L. Nothing Boring About Boron. Integr Med (Encinitas). 2015 Aug;14(4):35-48. PMID: 26770156; PMCID: PMC4712861.
  • Khaliq H, Juming Z, Ke-Mei P. The Physiological Role of Boron on Health. Biol Trace Elem Res. 2018 Nov;186(1):31-51. doi: 10.1007/s12011-018-1284-3. Epub 2018 Mar 15. PMID: 29546541.
  • NIH Office of Dietary Supplements. Boron fact sheet for health professionals. Updated June 3, 2020.
  • Boyacioglu O, Orenay-Boyacioglu S, Yildirim H, Korkmaz M. Boron intake, osteocalcin polymorphism and serum level in postmenopausal osteoporosis. J Trace Elem Med Biol. 2018 Jul;48:52-56. doi: 10.1016/j.jtemb.2018.03.005. Epub 2018 Mar 7. PMID: 29773193.
  • Luca E, Fici L, Ronchi A, Marandino F, Rossi ED, Caristo ME, Malandrino P, Russo M, Pontecorvi A, Vigneri R, Moretti F. Intake of Boron, Cadmium, and Molybdenum enhances rat thyroid cell transformation. J Exp Clin Cancer Res. 2017 Jun 2;36(1):73. doi: 10.1186/s13046-017-0543-z. PMID: 28577555; PMCID: PMC5455132.