Verelan (verapamilo): todo lo que debes saber

Verelan ® es un fármaco de gran utilidad en el mundo cardiológico, pues provoca la distensión muscular y la vasodilatación, entre otras cosas. Además, también se concibe su uso en los dolores de cabeza en racimo.
Verelan (verapamilo): todo lo que debes saber
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 05 julio, 2021.

Última actualización: 05 julio, 2021

El Verelan ® (verapamilo) es un fármaco bloqueador de los canales de calcio tipo L. Se indica para el tratamiento de la hipertensión arterial, la angina de pecho, los trastornos del ritmo cardíaco y, desde hace poco, para los dolores de cabeza. Se administra de forma oral o intravenosa.

Es necesario destacar que Verelan ® es solo uno de los nombres comerciales que recibe el verapamilo, el verdadero principio activo del medicamento. Este fármaco también se puede encontrar bajo otras designaciones: Manidon ®, Manidon HTA ®, Manidon retard ®, Tarka ® y, en Estados Unidos, Isoptin ®, Calan ® y Covera-HS ®.

Este compuesto fue aprobado en Estados Unidos por la Food and Drug Administration (FDA) en el año 1981 y se puede adquirir también en su forma genérica. Si quieres saber más, sigue leyendo.

¿Para qué se usa el Verelan ®?

El Verelan ® (verapamilo) es un bloqueador no dihidropiridínico de los canales de calcio. Como tal, su función se basa en inhibir la entrada de iones calcio en el miocardio y en la musculatura lisa durante la fase de despolarización. Dicho de otro modo, protege a los ventrículos del corazón de posibles eventos que fomenten arritmias.

Además, mediante la inhibición de los canales de calcio relaja la musculatura lisa de los vasos sanguíneos. Provoca vasodilatación, por lo que también se considera ideal para el tratamiento de la angina pectoris y la hipertensión.

Usos aprobados por la FDA

La Food and Drug Administration (FDA) ha aconsejado el uso de Verelan ® (verapamilo) en los siguientes cuadros clínicos:

  • Angina de pecho: es un cuadro que se presenta cuando no hay suficiente irrigación sanguínea al músculo cardíaco.
  • Hipertensión arterial: se utiliza como terapia de apoyo.
  • Taquicardia supraventricular paroxística (PSVT): las personas que padecen esta condición presentan, de repente, un ritmo cardíaco muy acelerado (de 140 a más de 220 latidos por minutos). El fármaco que aquí nos atañe sirve como medida profiláctica que evita llegar a esta situación.
  • Taquicardia supraventricular (SVT) normal.

Más del 90 % del fármaco es absorbido cuando se consume de forma oral. De todas formas, debido al efecto de primer paso —fallo del fármaco a la hora de ser transportado en el hígado y la pared intestinal—, su biodisponibilidad se reduce a un 10-35 %. Tarda de 1 a 2 horas en alcanzar su pico de concentración plasmática y un 70 % del medicamento se excreta a través de la orina.

Usos no aprobados por la FDA

Tal y como indica el Child Mind Instituteque un medicamento no haya sido aprobado por la FDA para un uso concreto no significa que sea nocivo. El Verelan ® se puede usar off-label para muchas otras patologías dentro del ámbito cardíaco, siempre que un médico lo recete.

Aquí podemos destacar el uso del fármaco para las siguientes patologías:

  • Síndrome coronario agudo (ACS): este concepto engloba una serie de enfermedades provocadas por un flujo reducido súbito al corazón. Entre ellas, el infarto de miocardio.
  • Dolores de cabeza en racimo: estudios han demostrado que muchos pacientes que consumen Verelan ® de forma profiláctica son menos proclives a tener dolores de cabeza en las 2 semanas siguientes.
  • Cardiomiopatía hipertrófica (HCM): se recomienda su uso en pacientes con síntomas que no puedan ingerir betabloqueantes.
Corazón en la mano de un médico.
En cardiología este medicamento tiene un uso extendido. Sus propiedades antiarrítmicas y vasodilatadoras resultan útiles para muchos pacientes.

¿Cómo se administra Verelan ®?

Como hemos dicho, el verapamilo se presenta en forma de pastillas orales o como solución de administración intravenosa. Para ejemplificar la posología, te resumimos los prospectos de 2 marcas muy populares: Manidon ® 80 mg comprimidos recubiertos con película y Manidon ® 2,5 mg/ml solución inyectable.

1. Forma oral

Tal y como indica el prospecto, estas pastillas contienen 80 miligramos de principio activo por unidad. De todas formas, las dosis son diferentes según los distintos grupos etarios y el objetivo del tratamiento:

  • Angina de pecho y prevención posterior a un infarto de miocardio: 360 miligramos al día de forma estándar en adultos, es decir, 4 tabletas cada 24 horas. La dosis puede oscilar entre los 240 miligramos (3 pastillas) y los 480 miligramos (6 pastillas) al día, dependiendo del peso, la salud general y las necesidades del paciente.
  • Hipertensión arterial: 240 miligramos al día para adultos, 3 pastillas. En caso de que sea necesario, la dosis puede ir escalando a los 360 y 480 miligramos como máximo.
  • Profilaxis de taquicardias supraventriculares: 240-480 miligramos al día para pacientes no digitalizados y 120-360 miligramos al día para pacientes digitalizados.
  • Dolores de cabeza: 240 miligramos divididos en 3 dosis al día. Si los dolores de cabeza no pasan, se pueden aumentar 80 miligramos al día cada 1-2 semanas hasta que se note mejoría.
  • Patologías cardíacas en niños y adolescentes: máximo 10 miligramos/kilogramo del paciente/día.

Sea como fuere, las pastillas deben ingerirse sin chupar o masticar, solo tragándose de forma directa con suficiente líquido.

2. Forma inyectable

En el caso de la solución inyectable, la concentración de verapamilo es de 2,5 miligramos por cada mililitro de fluido, tal y como indica el prospecto. Esta variante del fármaco solo se aplica en el ámbito hospitalario, así que el paciente no podrá tomarlo desde casa:

  • Fibrilación atrial: es necesario administrar un bolo intravenoso inicial de 0,075 a 0,15 miligramos del principio activo por kilogramo del paciente durante al menos 2 minutos. Si la persona enferma no responde adecuadamente, se administran 10 miligramos de 15 a 30 minutos después.
  • Taquicardia ventricular idiopática (IVT): se requiere una administración constante de 2 a 5 miligramos durante 15-30 minutos.
  • Patologías en poblaciones especiales: en niños de 0 a 1 años y de 1 a 15 años las dosis intravenosas cambian bastante.

¿Quién no debe tomar Verelan ®?

En primer lugar, la administración de Verelan ® está contraindicada en cualquier persona que muestre hipersensibilidad al verapamilo o sus compuestos, como fosfato cálcico monobásico dihidratado, celulosa cristalina, croscarmelosa sódica, dióxido de titanio (E-171), estearato de magnesio, sílice coloidal anhidra, talco, macrogol, hipromelosa y lauril sulfato sódico (excipientes).

Tampoco se recomienda su uso en personas con el ventrículo izquierdo disfuncional, en aquellas que sufran hipotensión y en ciertos pacientes que tengan un by pass. En su variante intravenosa se evita en pacientes ingresados con fallos cardíacos severos y en los que ya están siendo tratados con betabloqueantes.

Consideraciones especiales durante el embarazo

El verapamilo puede cruzar la placenta e interactuar con el feto. Además, se trata de un fármaco de tipo C, es decir, que se han demostrado efectos teratogénicos y daños en fetos de animales en el ambiente experimental, pero no hay suficientes pruebas que lo puedan confirmar en humanos.

De todas formas, esto no significa que no se deba usar durante el embarazo, pues a veces no hay otra opción si se quiere salvar la vida de la madre. Las mujeres que estén siendo tratadas con Verelan ® y queden embarazadas seguramente seguirán con el fármaco.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Por desgracia, el consumo de Verelan ® puede manifestarse con diversos efectos adversos:

  • Efectos frecuentes (en 1 de cada 10 pacientes): estreñimiento, náuseas, bradicardia, sofocos, mareos, dolor de cabeza, edema periférico e hipotensión.
  • Poco frecuentes (en 1 de cada 100 pacientes): dolor abdominal, palpitaciones en el pecho, taquicardia y fatiga.
  • Raros (en 1 de cada 1000 pacientes): parestesia, temblor, zumbidos en los oídos, producción excesiva de sudor, sensación de ardor, somnolencia y vómitos.

¿Qué sucede si olvido una dosis de Verelan ®?

El Verelan ® suele consumirse de 3 a 5 veces al día, así que es normal que al paciente se le pase alguna de las tomas. Si se acuerda en un intervalo de tiempo razonable, deberá tomar la pastilla lo antes que pueda. Si se acerca la dosis siguiente, es mejor que saltar y continuar con el tratamiento habitual.

Médico revisa electrocardiograma.
El verapamilo de uso hospitalario es endovenoso y las dosis son planificados por los médicos para aplicarse en bolos.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis?

Como sucede con todos los bloqueadores de los canales de calcio, una sobredosis de Verelan ® puede desembocar en efectos inotrópicos y cronotrópicos negativos, dilatación de las arterias e hipotensión. Las altas concentraciones del fármaco también pueden inhibir la secreción de insulina por parte de las células pancreáticas, lo que deriva en hiperglucemia.

Si una persona en tratamiento experimenta bradicardia (ritmo cardíaco reducido), acompañada de acidosis metabólica e hipotensión, seguramente esté sufriendo los efectos de una sobredosis. En este caso, se hace esencial llamar al Servicio de Información Toxicológica (SIT), pedir asistencia médica y permanecer acompañado.

¿Cómo almacenar y desechar este medicamento?

Es necesario mantener este medicamento en su envase original, a temperatura ambiente y lejos del alcance de los niños. No se puede tirar el fármaco a la basura una vez ha caducado o deja de ser útil.

Si eres residente de España, debes acudir a un punto SIGRE, que se encontrará en la puerta de tu farmacia más cercana, para deshacerte del medicamento que ya no uses. Si vives en otro país, contacta con las autoridades sanitarias pertinentes e infórmate del procedimiento a realizar.

Nunca cambiar una dosis por propia decisión

En resumen, Verelan ® es un fármaco comercial que tiene como principio activo al verapamilo o verapamil, un bloqueador selectivo de los canales de calcio. Al actuar sobre la musculatura cardíaca y las paredes arteriales, su uso principal es evitar taquicardias supraventriculares y tratar la angina de pecho e hipertensión arterial, entre otras aplicaciones off-label.

Te hemos presentado las dosis y usos de este fármaco en su forma de tableta en el entorno doméstico, pero debemos recalcar que todas estas líneas son meramente informativas. Sigue al pie de la letra el tratamiento que te haya indicado tu médico y no aumentes ni disminuyas la dosis por tu propia cuenta.

Te podría interesar...
Tratamiento de las arritmias cardíacas
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tratamiento de las arritmias cardíacas

El tratamiento de las arritmias cardíacas no siempre es el mismo. Hay casos que solo se controlan y otros que llegan a la cirugía.