¿Cuáles son las causas de la presión arterial baja?

La hipotensión se caracteriza por una disminución de los niveles de presión sanguínea. Existen múltiples causas asociadas. Las conocemos en este artículo.
¿Cuáles son las causas de la presión arterial baja?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 18 junio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 18 junio, 2021

Última actualización: 18 junio, 2021

Aunque no existe un rango estándar, como sucede con la hipertensión, la European Society of Cardiology sugiere que la hipotensión se presenta cuando los valores son iguales o inferiores a 90/60 mm Hg (milímetros de mercurio). Múltiples afecciones o hábitos pueden ser las causas de la presión arterial baja.

Determinar la razón oculta de la presión sanguínea baja es útil para iniciar un tratamiento. A pesar de que el descenso pocas veces genera complicaciones, si es muy bajo o persistente se pueden manifestar síntomas que interrumpan la vida del paciente e incluso condicionen su vida.

Tipos de presión arterial baja

Lo primero que debe saber sobre la hipotensión es que su manifestación está regulada por el tipo al que pertenece. Es decir, cada hipotensión tiene sus determinadas causas.

Si se identifica a cuál pertenece la que ha desarrollado el paciente, entonces se pueden dilucidar las razones que han motivado su aparición. Existen muchos, pero los principales tipos son los siguientes:

  • Hipotensión ortostática: también conocida como postural. Se presenta cuando la la presión arterial desciende en el momento en que una persona se levanta, luego de permanecer mucho de tiempo de pie o sentada. Es mucho más frecuente en personas mayores. De hecho, se estima que entre el 5 % y el 30 % de los ancianos la padece.
  • Hipotensión posprandial: se caracteriza por un descenso de la presión sanguínea luego de cada comida; unas dos horas después. Sabemos que es más frecuente en personas mayores y que pequeños cambios en la ingesta de líquidos o en la frecuencia de la comida pueden contrarrestarla.
  • Hipotensión mediada neuronalmente: se sospecha que se produce por una hipersensibilidad del sistema nervioso autónomo, el que responde de manera excesiva a estímulos externos. También se puede desencadenar por afecciones del sistema nervioso.

Determinar qué tipo de manifestación presenta el paciente ayuda a encausar las hipótesis de los sucesos que la desencadenan. También existe el shock hipotensivo, una forma severa que se presenta ante un estímulo mayor. Por ejemplo, cuando hay hemorragias o infecciones graves.

Hipotensión con desmayo.
Los desmayos por hipotensión son el mecanismo que tiene el cuerpo para compensar la caída de los valores de presión arterial.

Principales causas de la presión arterial baja

Podemos identificar decenas de causas de la presión arterial baja, aunque en la siguiente sección solo nos hemos enfocado en las más frecuentes. Las dividimos en función de los tipos, así puedes asociar por qué se manifiesta de acuerdo con las características del episodio.

Causas de la hipotensión ortostática

Los niveles de presión sanguínea se mantienen, en general, debido al funcionamiento de la compensación neurovascular, la bomba del músculo esquelético, la regulación del flujo sanguíneo cerebral y los efectos neurohumorales, según señala la evidencia. Alteraciones como las siguientes pueden perturbar el equilibrio de este mecanismo:

  • Embarazo: múltiples investigaciones han encontrado una relación entre la hipotensión y el embarazo. Se cree que la expansión del volumen circulatorio y el aumento de la demanda de sangre del feto pueden ser los culpables. Se relaciona con bajo peso al nacer, mortalidad perinatal y trastornos mentales.
  • Deshidratación: por episodios intensos de diarrea y vómitos. Cuando el cuerpo pierde más agua de la que es capaz de reponer se genera un desequilibrio.
  • Hipoglucemia: los bajos niveles de azúcar en sangre también pueden desencadenar cuadros de hipotensión. De hecho, sus síntomas son muy similares, lo que puede confundir el diagnóstico.
  • Anemia: los estudios sugieren una relación entre los niveles de hemoglobina y la presión arterial sistólica y diastólica. Cuando hay un descenso, producto de la deficiencia de hierro, de ácido fólico o de vitamina B12, la presión también se ve afectada.
  • Trastornos de la tiroides: la enfermedad paratiroidea, el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.

Otras de las causas de la presión arterial baja son las enfermedades del corazón, las embolias pulmonares, las infecciones severas (septicemia), las reacciones alérgicas y el hecho de tener una edad avanzada.

Causas de la hipotensión posprandial

El aparato digestivo demanda una mayor cantidad de flujo sanguíneo para procesar la comida. El cuerpo compensa esto amentando el ritmo cardiaco y estrechando los vasos sanguíneos de otras zonas. En ocasiones, los mecanismos no suceden y el resultado es una caída de la presión arterial.

Sucede, en principio, por trastornos del sistema nervioso autónomo:

  • Párkinson: se ha estudiado la relación que existe entre la enfermedad de Parkinson y el descenso de la presión arterial. Se estima que puede suceder hasta en un 61 % de los pacientes.
  • Alzhéimer: también se ha demostrado que ocurren episodios de hipotensión en pacientes con alzhéimer. El descenso ocurre entre 20 y 120 minutos después de cada comida.
  • Atrofia multisistémica: estudios e investigaciones han dado cuenta que quienes han sido diagnosticados con atrofia multisistémica desarrollan hipotensión posprandial son síntomas evidentes.

Causas de la hipotensión mediada neuronalmente

La hipotensión mediada neuronalmente se presenta cuando se está mucho tiempo de pie. Sucede por trastornos del sistema nervioso, de manera que se produce un error de comunicación entre el cerebro y el corazón.

Una de las causas de esta variante es la fatiga crónica. Los pacientes diagnosticados con síndrome de fatiga crónica (SFC) muchas veces manifiestan caídas vertiginosas de su presión arterial.

Estudios e investigaciones han dado cuenta de ello. Hasta un 70 % de los pacientes pueden experimentar respuestas anormales estando de pie. El síncope vasovagal y el estrés también se han señalado como culpables.

Presión arterial baja por problemas del sistema nervioso.
La falla comunicacional entre el sistema nervioso y el corazón está detrás de la hipotensión mediada neuronalmente.

Factores de riesgo de la presión arterial baja

En paralelo con las causas reseñadas para cada tipo de hipotensión, también conocemos algunos factores de riesgo asociados. El primero, por supuesto, es la edad. A medida que se envejece, aumentan las probabilidades de desarrollar estos episodios.

Debido al desequilibrio que produce por sus síntomas, la hipotensión aumenta el riesgo de caídas. Así lo señala la evidencia.

Mantener una ingesta pobre en nutrientes esenciales, no beber suficiente líquido, padecer diabetes, tener antecedentes de hipotensión en la familia y mantener un tratamiento de ciertos fármacos eleva las probabilidades de sufrir presión arterial baja.

El caso de los medicamentos es importante. La evidencia indica que aquellos usados para tratar el párkinson, el alzhéimer, la esquizofrenia, las psicosis, la depresión e incluso la vacuna aprobada para la prevención del cáncer de cuello uterino pueden interactuar con el organismo, haciendo descender los niveles de presión arterial.

Las causas de la presión arterial baja deben estudiarse

Es importante que un profesional de la salud indague en las causas de la presión arterial baja si el fenómeno se presenta a repetición. En los adultos mayores es un factor de caídas y en otros pacientes puede significar el signo incipiente de patologías de base.

Ante desmayos, mareos, síntomas cardiovasculares o la constatación puntual de valores disminuidos de presión arterial, es importante agendar una consulta. Ciertos métodos complementarios servirán en el proceso.

Te podría interesar...
Presión arterial sistólica y diastólica: en qué consisten y cómo se diferencian
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Presión arterial sistólica y diastólica: en qué consisten y cómo se diferencian

La presión arterial sistólica y diastólica son dos conceptos que toda persona adulta debe conocer. Veamos qué son y por qué son importantes.



  • Atsma F, Veldhuizen I, de Kort W, van Kraaij M, Pasker-de Jong P, Deinum J. Hemoglobin level is positively associated with blood pressure in a large cohort of healthy individuals. 2012 Oct;60(4):936-41.
  • Bou-Holaigah, I., Rowe, P. C., Kan, J., & Calkins, H. The relationship between neurally mediated hypotension and the chronic fatigue syndrome. Jama. 1995; 274(12): 961-967.
  • Fukushima T, Asahina M, Fujinuma Y, Yamanaka Y, Katagiri A, Mori M, Kuwabara S. Role of intestinal peptides and the autonomic nervous system in postprandial hypotension in patients with multiple system atrophy. J Neurol. 2013 Feb;260(2):475-83.
  • Harsányi J, Kiss D. [Hypotension in pregnancy] Zentralblatt fur Gynakologie. 1985 ;107(6):363-369.
  • Idiaquez, J., Rios, L., & Sandoval, E. Postprandial hypotension in Alzheimer's disease. Clinical Autonomic Research. 1997; 7(3): 119-120.
  • Low, P. A. Prevalence of orthostatic hypotension. Clinical Autonomic Research. 2008; 18(1): 8-13.
  • Luciano, G. L., Brennan, M. J., & Rothberg, M. B. Postprandial hypotension. The American journal of medicine. 2010; 123(3): 281.
  • MacDonald, J. R. Potential causes, mechanisms, and implications of post exercise hypotension. Journal of human hypertension. 2002; 16(4): 225-236.
  • Mol, A., Hoang, P. T. S. B., Sharmin, S., Reijnierse, E. M., van Wezel, R. J., Meskers, C. G., & Maier, A. B. Orthostatic hypotension and falls in older adults: a systematic review and meta-analysis. Journal of the American Medical Directors Association. 2019; 20(5): 589-597.
  • Mosnaim, A. D., Abiola, R., Wolf, M. E., & Perlmuter, L. C. Etiology and risk factors for developing orthostatic hypotension. American journal of therapeutics. 2010; 17(1): 86-91.
  • Nozaki S, Kang J, Miyai I, Matsumura T. [Postprandial hypotension in Parkinson's disease--the incidence and risk factor]. Rinsho Shinkeigaku = Clinical Neurology. 1993 Nov;33(11):1135-1139.
  • Perlmuter LC, Sarda G, Casavant V, Mosnaim AD. A review of the etiology, associated comorbidities, and treatment of orthostatic hypotension. Am J Ther. 2013 May-Jun;20(3):279-91.
  • Rowe, P., & Calkins, H. (1998). Neurally mediated hypotension and chronic fatigue syndrome. The American journal of medicine. 1998, 105(3): 15S-21S.
  • Takamori M, Hirayama M, Kobayashi R, Ito H, Mabuchi N, Nakamura T, Hori N, Koike Y, Sobue G. Altered venous capacitance as a cause of postprandial hypotension in multiple system atrophy. Clin Auton Res. 2007 Feb;17(1):20-5.
  • Zaqqa, M., & Massumi, A. Neurally mediated syncope. Texas Heart Institute Journal. 2000; 27(3): 268.