Angina de pecho

Gilberto Sánchez · 6 noviembre, 2019
Entre las formas clínicas de la cardiopatía isquémica, la angina de pecho es, afortunadamente, la de mayor frecuencia. Conoce más en este artículo.

La cardiopatía isquémica es el conjunto de enfermedades que afectan al riego sanguíneo y al aporte de oxígeno al corazón. Incluye enfermedades como el infarto agudo al miocardio y la angina de pecho. Estas enfermedades constituyen un serio problema de salud pública en los países occidentales.

La angina de pecho es el conjunto de síntomas que aparecen en un paciente cuando se ve comprometido el riego sanguíneo al corazón o su aporte de oxígeno. Es sumamente importante saber qué es y cómo diferenciarla del infarto agudo de miocardio, ya que son situaciones muy distintas, aunque ambas forman parte del mismo síndrome.

¿Que es la angina de pecho?

La angina de pecho se refiere a un dolor o molestia en el tórax. Es un tipo de cardiopatía isquémica que aparece cuando el corazón no recibe suficiente irrigación sanguínea. Por lo general, la causa de la angina de pecho es la obstrucción parcial de alguna de las arterias coronarias o arteriosclerosis coronaria. Se produce debido a la acumulación de placas de colesterol o grasas y células inflamatorias en las paredes de estas arterias.

La angina puede sentirse como una presión o un dolor en el pecho. Muchas personas suelen confundirla con una indigestión. También puede haber dolor en:

  • Hombros.
  • Brazos.
  • Cuello.
  • Mandíbula.
  • Espalda.
dolor

Quizá te interese: ¿Qué es el dolor?

Clasificación de la angina de pecho

  • Angina de pecho estable: es la más común. Por lo general, suele estar asociada a esfuerzos físicos en los que el corazón trabaja más fuerte que lo usual. Se trata con descanso y medicamentos.
  • Angina de pecho inestable: el dolor aparece incluso durante el reposo y es de mayor duración. Este tipo de angina suele ser de difícil manejo y control puesto que no desaparece espontáneamente con el reposo o las medicinas.
  • Angina de prinzmetal: es un tipo de dolor anginoso. Está causado por un vasoespasmo, es decir, un estrechamiento de las arterias coronarias provocado por contracción del músculo liso de la pared.

Manifestaciones clínicas

El síntoma principal que define la angina de pecho es el dolor torácico, el cual suele cumplir ciertas características que pueden orientar a su identificación, tales como:

  • Localización en el centro del tórax, generalmente detrás del esternón.
  • Sensación opresiva. Muchos pacientes lo definen como un peso en el pecho.
  • Duración variable, que puede ir entre 1 y 15 minutos, pero que en todos los casos alivia posterior al tratamiento médico.

La angina de pecho puede venir acompañada de otros síntomas:

  • Dolor en otras zonas del cuerpo, como brazos, espalda, mandíbula o cuello.
  • Sentimiento de ansiedad o de muerte inminente.
  • Sudoración profusa o hiperhidrosis.
  • Palidez.

Causas de la angina de pecho

  • Obstrucción parcial de las arterias coronarias arteriosclerosis.
  • Estrechamiento de la válvula aórtica o estenosis aórtica: provoca que se obstruya el flujo sanguíneo desde el ventrículo izquierdo hacia la arteria aorta.
  • Anemia severa: la baja carga de oxígeno de la sangre ocasiona una disminución en el aporte de oxígeno en los momentos en los que el corazón genera mayor demanda del mismo.
  • Aumento de actividad de la glándula tiroides o hipertiroidismo.

Todas estas causas pueden agravarse con la presencia de uno o varios de los siguientes factores de riesgo:

  • Edad avanzada.
  • Sexo: es más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Tensión arterial alta.
  • Diabetes.
  • Hipercolesterolemia.
  • Obesidad.
  • Vida sedentaria.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
células de la sangre

Lee también: ¿Qué es la diabetes mellitus?

Diagnóstico

El diagnóstico de la angina de pecho se lleva a cabo casi al 100 % por los signos y síntomas del paciente. Es fundamental realizar una correcta y detallada historia clínica, en la cual deberán estar plasmados todos los datos relevantes, tales como antecedentes patológicos, signos y síntomas del paciente, factores de riesgo y, lo más importante, la historia o cronología del dolor.

Actualmente, se dispone de un gran número de técnicas que permiten al médico efectuar un diagnóstico con gran precisión:

Técnicas no invasivas

  • El electrocardiograma (ECG) en reposo es casi siempre la primera opción debido a su facilidad y bajo costo. Este examen registra la actividad eléctrica del corazón. Puede ser utilizado para identificar:
    • Arritmias cardiacas.
    • Presencia de isquemia en el corazón (falta de oxígeno y sangre).
  • Ergometría o prueba de esfuerzo: a veces, la angina de pecho es más fácil de diagnosticar cuando el corazón funciona más intensamente.
  • Ecocardiograma: observa el funcionamiento del corazón como bomba y detecta anomalías estructurales.
  • Exámenes de sangre: los exámenes pueden identificar la presencia de ciertas enzimas, tales como la troponina, la cual aparece cuando hay lesión del músculo cardiaco. Los exámenes de sangre también pueden identificar niveles elevados de colesterol, LDL y triglicéridos.

Técnicas invasivas

  • El cateterismo cardiaco y la coronariografía son, hoy en día, el método de referencia en el diagnóstico de la enfermedad coronaria. Con estas técnicas se realiza una evaluación precisa de la gravedad y la extensión de la lesión coronaria
  • Angiografía por catéter: en este examen por imágenes invasivo se inserta un tubo de plástico delgado y largo, llamado catéter, en una arteria de la ingle usando una aguja.

Prevención de la angina de pecho

Buenos hábitos

Un estilo de vida sana es la mejor forma de mantener un corazón saludable y prevenir la angina. Si la angina de pecho es leve, es posible que solo tengas que realizar cambios en tu estilo de vida. Incluso si tu angina de pecho es grave, realizar cambios en tu estilo de vida puede ayudar.

Los cambios del estilo de vida recomendados son los siguientes:

  • Deja de fumar y evita la exposición al humo de otros fumadores.
  • Consulta con el médico sobre opciones para adelgazar.
  • Sigue una dieta saludable con cantidades limitadas de grasa saturada, alto contenido de cereales integrales y muchas frutas y vegetales.
  • Habla con el médico acerca de comenzar un plan de ejercicios seguro.
  • Debido a que la angina de pecho, generalmente, se produce por el esfuerzo, puede resultar útil moderar el ritmo y hacer pequeños descansos.
  • Trata las enfermedades o los trastornos que puedan aumentar el riesgo de contraer angina de pecho, como la diabetes, la presión arterial alta y el nivel alto de colesterol en sangre.
  • Evita las comidas abundantes que te hagan sentir demasiado satisfecho.
  • Intenta encontrar maneras de relajarte. Consulta con el médico sobre técnicas de reducción del estrés.
  • Limita el consumo de alcohol.
  • Watson, E. L. (2011). Angina pectoris. In xPharm: The Comprehensive Pharmacology Reference. https://doi.org/10.1016/B978-008055232-3.60614-2
  • Wallace, W. A., Richeson, J. F., & Yu, P. N. (1990). Unstable angina pectoris. Clinical Cardiology. https://doi.org/10.1002/clc.4960131002
  • Daly, C., DeBacker, G., & Fox, K. (2006). Guidelines on the management of stable angina pectoris: Executive summary: The Task Force on the Management of Stable Angina Pectoris of the European Society of Cardiology: Reply [6]. European Heart Journal. https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehl309
  • Scardi, S., & Perazza, L. (2016). Remarks on Angina Pectoris. Monaldi Archives for Chest Disease. https://doi.org/10.4081/monaldi.2005.617