El vínculo entre la pancreatitis y la diabetes

La diabetes y la pancreatitis poseen una relación bidireccional, es decir, la presencia de una de ellas puede generar la aparición de la otra. El centro de esta relación es el páncreas.
El vínculo entre la pancreatitis y la diabetes
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 25 junio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 25 junio, 2021

Última actualización: 25 junio, 2021

El páncreas es un órgano endocrino que interviene en el metabolismo de los carbohidratos y las grasas. El mismo es responsable de secretar hormonas como el glucagón y la insulina, las que participan en la patogénesis de la diabetes. ¿Te interesa conocer cuál es el vínculo entre la pancreatitis y la diabetes?

Las enfermedades pancreáticas representan un importante problema de salud a nivel mundial. Cuando este órgano está afectado o dañado existe un deterioro en la regulación hormonal y metabólica, lo que promueve la aparición de múltiples complicaciones, como la diabetes. Además, existe una mayor predisposición de padecer pancreatitis en los pacientes diabéticos.

¿Qué es la pancreatitis?

La pancreatitis es una entidad caracterizada por la inflamación del páncreas. Esta afección suele presentarse de forma aguda, con síntomas espontáneos y súbitos que remiten luego de varios días o hasta meses. De igual forma, el páncreas puede mantenerse inflamado de forma crónica, causando un daño estructural y funcional permanente.

Estudios afirman que la pancreatitis aguda es más frecuente en mujeres que en hombres. Por otro lado, el dolor es el principal síntoma de esta enfermedad, presentándose en la parte alta del abdomen con irradiación a la espalda.

Es importante tener en cuenta que puede presentarse de diferentes formas en base al curso clínico, agudo o crónico. En este sentido, dentro de las manifestaciones más frecuentes en los pacientes con pancreatitis se incluyen las siguientes:

  • Distensión y aumento de la sensibilidad abdominal.
  • Fiebre.
  • Pérdida del apetito.
  • Dolor abdominal que se exacerba posterior a la ingesta.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Mareos y vómitos.

Por otro lado, en los pacientes con pancreatitis crónica es común evidenciar heces grasosas con olor fétido, pérdida de peso involuntario y coloración amarilla de la piel. Algunas investigaciones sugieren que más de un tercio de los pacientes con pancreatitis crónica padecen diabetes mellitus de forma tardía y requieren la utilización de insulina.

Páncreas en el cuerpo.
El páncreas se ubica en el abdomen y tiene funciones exócrinas y endócrinas al mismo tiempo.

Vínculo entre pancreatitis y diabetes

La principal función endocrina del páncreas es secretar insulina y glucagón al torrente sanguíneo. Estas dos hormonas funcionan como antagonistas y mantienen en equilibrio los niveles de glucosa en la sangre. Por una parte, el glucagón promueve el aumento de la glucemia, mientras que la insulina estimula su disminución.

Por lo general, la inflamación sostenida del páncreas lesiona sus células y altera la producción y liberación de estas hormonas. Este deterioro origina un disfunción en la regulación metabólica y la pérdida del control glucémico, aumentando de forma directa el riesgo de padecer diabetes a largo plazo.

No obstante, el vínculo entre la diabetes y la pancreatitis es bidireccional. En este sentido, una reciente investigación demostró que los pacientes con diabetes tipo 2 tienen hasta el doble de riesgo de desarrollar pancreatitis aguda que el resto de las personas.

Esta relación se fundamenta en que los diabéticos son más propensos a presentar factores de riesgo para pancreatitis. Tal es caso de la presencia de triglicéridos elevados, glucemia aumentada y resistencia al efecto de la insulina.

Diabetes pancreatogénica

La diabetes pancreatogénica o diabetes tipo 3c (DM3c) es una afección secundaria a una enfermedad pancreática. Estudios estiman una incidencia anual de 2,59 casos por cada 100 000 habitantes, con una edad promedio de inicio de 59 años.

Esta enfermedad suele ser diagnosticada como diabetes tipo 2, no obstante, posee una evolución clínica diferente y requiere de mayores niveles de insulina para su abordaje. En la mayoría de los casos, la diabetes pancreatogénica es resultado de una pancreatitis crónica. De igual forma, el alcoholismo, el hábito tabáquico y la obesidad son factores de riesgo.

La fibrosis y la cicatrización del parénquima pancreático que aparecen en la pancreatitis crónica promueven el daño y la pérdida de masa de los islotes productores de hormonas. Por tal motivo, se origina una disminución brusca de los niveles de glucagón e insulina.

Medicamentos para la diabetes

En la actualidad, se reconoce una larga lista de medicamentos que pueden ocasionar pancreatitis como reacción adversa a su consumo. Los fármacos empleados en el manejo de la diabetes han mostrado resultados mixtos en base a este riesgo.

Los agonistas del receptor del péptido 1 similar al glucagón (GLP-1) y los inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4 (DPP-4) son los fármacos hipoglucemiantes con mayor riesgo de promover afecciones pancreáticas. Dentro de este grupo destacan la exenatida y la sinagliptina.

No obstante, un estudio publicado en 2011 sugiere que los agonistas del receptor GLP-1 son fármacos seguros que no promueven la pancreatitis o el cáncer de páncreas. Por tal motivo, se requiere de mayores investigaciones que determinen la verdadera relación causal entre los medicamentos para la diabetes y la pancreatitis.

Prevención de la pancreatitis en pacientes diabéticos

En los pacientes con diabetes mellitus es posible aplicar varias medidas profilácticas para reducir el riesgo de padecer pancreatitis. Los cambios en el estilo de vida son la base de tal prevención.

Por tal motivo, se sugiere la aplicación de las siguientes recomendaciones:

  • Reducir y mantener el peso dentro de limites saludables.
  • Realizar ejercicio físico al menos 30 minutos al día.
  • Mantener un dieta saludable con una reducción en la ingesta de grasas y azúcares.
  • Controlar periódicamente los niveles de glucemia.
  • Fijar chequeos rutinarios de los triglicéridos en sangre.
  • Disminuir o eliminar el consumo de alcohol.
  • Evitar el consumo de cigarrillos o tabaco.

Por otro lado, en los pacientes que padecen pancreatitis es recomendable establecer controles regulares de la glucemia y mantener un seguimiento estricto con un profesional de salud. Esto es con el objetivo de reducir la probabilidad de desarrollar diabetes a largo plazo, sobre todo si se tiene algún familiar con la enfermedad o se presentan otros factores de riesgo.

Obesidad como factor de riesgo para pancreatitis.
La obesidad, si está presente en un paciente diabético, aumenta el riesgo de pancreatitis.

¿Cuándo buscar atención médica?

Los síntomas y signos de la pancreatitis pueden aparecer de forma abrupta o paulatina. No obstante, se debe buscar ayuda profesional lo antes posible si eres una persona que sufre diabetes y padeces alguna de las siguientes manifestaciones:

  • Dolor abdominal de gran intensidad.
  • Nauseas y vómitos continuos.
  • Cansancio y fatiga exagerada.
  • Fiebre elevada y escalofríos.
  • Pérdida de peso y del apetito.
  • Temblores y confusión.

Diabetes no es igual a pancreatitis

El páncreas es una pieza vital en la patogénesis de la diabetes y de la pancreatitis, sin embargo, el diagnóstico de la primera no condiciona al paciente a padecer pancreatitis. De hecho, es muy probable que la persona esté libre de dichas complicaciones con un tratamiento médico adecuado.

De igual forma, la inflamación aguda o crónica del páncreas no determina de forma absoluta el desarrollo de diabetes. Es importante consultar con el médico ante cualquier duda.

Te podría interesar...
¿Cómo se trata la diabetes tipo 2?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Cómo se trata la diabetes tipo 2?

¿Deseas saber cómo se trata la diabetes tipo 2? Una combinación de fármacos, estilo de vida y monitoreo constante es el abordaje adecuado.



  • Sánchez A, García Aranda J. Pancreatitis aguda. Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. 2012; 69( 1 ): 3-10.
  • Quevedo Guanche L. Pancreatitis crónica: Definición, clasificación, diagnóstico y tratamiento. Rev Cubana Cir. 2007; 46( 3 ).
  • Lai S, Muo C, Liao K, Sung F, Chen P. Risk of Acute Pancreatitis in Type 2 Diabetes and Risk Reduction on Anti-Diabetic Drugs: A Population-Based Cohort Study in Taiwan. American Journal of Gastroenterology. 2011;106(9):1697-1704.
  • Guibar Deza C, Cabanillas Lopez J, Goicochea Ríos E. Diabetes mellitus tipo 3c secundaria a pancreatitis crónica: reporte de un caso. Horiz. Med. 2021; 21( 1 ): e1363.
  • Elashoff M, Matveyenko A, Gier B, Elashoff R, Butler P. Pancreatitis, Pancreatic, and Thyroid Cancer With Glucagon-Like Peptide-1–Based Therapies. Gastroenterology. 2011;141(1):150-156.
  • Menon S, Rajesh G, Balakrishnan V. Pancreas and Diabetes Mellitus: The Relationship between the Organ and the Disease. J Assoc Physicians India. 2015;63(10):51-8.