Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Muchas de las causas de la diabetes tipo 2 están relacionadas con un estilo de vida poco saludable y con el sedentarismo. No obstante, ciertos factores genéticos deben estar presentes para que se desarrolle la enfermedad. Te lo explicamos a continuación.
Causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2
Diego Pereira

Revisado y aprobado por Diego Pereira el 09 Junio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 10 Junio, 2021

Última actualización: 10 Junio, 2021

La diabetes tipo 2 es una enfermedad metabólica en la que la insulina no ejerce su función de forma adecuada, lo que genera niveles elevados de glucosa en sangre. Esta patología aparece en la adultez y se encuentra muy relacionada con el estilo de vida de las personas. ¿Deseas saber cuáles son las causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2? ¡Sigue leyendo!

En condiciones normales, la hormona encargada de introducir la glucosa en el interior de las células con la finalidad de que sea aprovechada en forma de energía es la insulina. La diabetes tipo 2 aparece cuando el páncreas es incapaz de sintetizar una cantidad suficiente de insulina o cuando los tejidos han desarrollado resistencia a la misma.

La patología en cuestión es una enfermedad crónica la cual afecta múltiples órganos, de hecho, se estima que el 75 % de los pacientes fallece por el desarrollo de una enfermedad arterial coronaria. En este sentido, es importante conocer causas y factores de riesgo de este tipo de diabetes con la finalidad de prevenir su aparición.

Causas de diabetes tipo 2

Las causas y los factores de riesgo más importantes de la diabetes tipo 2 están relacionados con el estilo de vida de las personas. De esta manera, el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo y una dieta inadecuada pueden ser factores determinantes para desarrollar la enfermedad.

Además, los genes juegan un papel fundamental en la aparición de la misma, siendo una enfermedad hereditaria.

Sobrepeso y obesidad

Las causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2 incluyen el sobrepeso y la obesidad
El sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, incluyendo la diabetes mellitus.

Tanto el sobrepeso como la obesidad son los factores más importantes que influyen en el desarrollo de diabetes tipo 2. Las personas con estas condiciones tienen un porcentaje de grasa mayor que el habitual, lo que interfiere con el metabolismo de la glucosa y genera la diabetes.

La principal fuente de energía del cuerpo es la glucosa, aunque existen otras sustancias capaces de sustituirla. En este sentido, los músculos de las personas obesas utilizan las grasas como su primera fuente de energía en lugar de la glucosa. Esto eleva la glicemia, por lo que el páncreas sintetizará una mayor cantidad de insulina con la finalidad de mantener los niveles en valores normales.

El páncreas seguirá sintetizando cantidades excesivas de insulina a medida que la glicemia se mantenga elevada, lo que puede llevar a que los tejidos desarrollen resistencia a la hormona. Por su parte, las células pancreáticas también pueden disminuir su tamaño o atrofiarse, lo que llevaría a una producción insuficiente de insulina.

Tanto la resistencia a la insulina como la atrofia de las células pancreáticas generarán un desbalance en el metabolismo de la glucosa, lo que lleva a un estado de hiperglicemia y al desarrollo de diabetes tipo 2. Es importante destacar que los niveles de azúcar pueden mejorar con tan solo perder un pequeño porcentaje del peso corporal.

Sedentarismo

Un estilo de vida sedentario está asociado con múltiples enfermedades endocrinas y metabólicas, por lo que es una de las causas y factores de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2. Esto se debe a la íntima relación existente entre el sedentarismo y la obesidad, además del aumento de factores inflamatorios que pueden generar daños en el páncreas.

Por otro lado, múltiples estudios han relacionado tener un trabajo sedentario con la resistencia a la insulina y el desarrollo de diabetes. La actividad física moderada estimula los receptores de insulina ubicados en los músculos. Esta acción genera un mayor ingreso de glucosa a las células, y por ende, una disminución en la glicemia.

Dieta inadecuada

Una dieta balanceada y saludable es fundamental para prevenir la aparición de múltiples enfermedades. En este sentido, una dieta rica en carbohidratos y en alimentos procesados se ha asociado con la aparición de diabetes tipo 2.

El consumo constante de ciertos alimentos como las grasas saturadas predisponen a padecer sobrepeso u obesidad, por lo que aumentan el riesgo de desarrollar diabetes.

Factores genéticos

La diabetes tipo 2 es una enfermedad de herencia multifactorial, por lo que deben estar presentes factores ambientales y genéticos para su desarrollo. Los factores ambientales necesarios son los descritos con anterioridad, es decir, la obesidad, el sedentarismo y la dieta inadecuada.

Por otro lado, estudios establecen que una de las alteraciones genéticas más asociadas a la enfermedad es una mutación en el gen de transcripción factor 7-like 2 (TCF7L2). Dicho gen es el responsable de la codificación de las proteínas que intervienen en la secreción de insulina. Otros de los genes asociados con la aparición de la diabetes tipo 2 son los siguientes:

  • PPARG.
  • KNCJ11.
  • HMGA1.
  • A3243G.

Factores de riesgo de la diabetes tipo 2

Las causas y factores de riesgo de la diabetes tipo 2 incluyen la raza y los antecedentes
Algunas personas tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 según su sexo, raza o antecedentes.

Además de las causas ya descritas, existen ciertos factores de riesgo que aumenta la probabilidad de padecer diabetes tipo 2. Muchos de ellos están relacionados con características biológicas de las personas, las cuales intervienen en el metabolismo de la insulina de una forma u otra.

Dichos factores no pueden ser modificados, ya que están relacionados con la genética y destacan los siguientes:

  • Ser afrodescendiente o latino.
  • Tener más de 45 años.
  • Presentar antecedentes de familiares con algún tipo de diabetes.
  • Haber tenido diabetes gestacional en algún momento de la vida.
  • Ser mujer.

Por otro lado, también existen otros factores de riesgo que están relacionados con el estilo de vida, por lo que pueden modificarse con ciertos cambios.

Uno de los factores más importantes es la hipertensión arterial no controlada, ya que esta patología puede dañar las células pancreáticas y afectar la producción de insulina. Otros factores de riesgo modificables son los siguientes:

  • Tener niveles de colesterol elevados.
  • Estar sentado durante muchas horas al día.
  • Presentar acantosis nigricans, es decir, zonas de piel oscura, gruesas y aterciopeladas en el cuello o las axilas.
  • Patologías psiquiátricas como la depresión.
  • Otras enfermedades endocrinas como el síndrome de ovario poliquístico.

¿Cuándo consultar al médico?

Lo ideal es consultar con el especialista justo antes de presentar los primeros síntomas de la enfermedad, con la finalidad de evitar el desarrollo de la misma. En este sentido, existen ciertas señales de alerta que las personas deben saber identificar, siendo la acantosis nigricans una de las más importantes.

Los cambios en la piel del cuello o las axilas descritos con anterioridad son una señal inequívoca de la resistencia a la insulina e hiperglicemia. Los niveles aumentados de glucosa en sangre generarán un crecimiento anormal de las células ubicadas en los pliegues cutáneos, pudiendo aparecer incluso verrugas de aspecto aterciopelado.

Existen casos en los que los niveles de glucosa en sangre pueden estar elevados sin llegar a cifras diagnósticas de diabetes tipo 2. Esta condición se conoce como prediabetes y debe ser un signo de alerta para consultar al médico, ya que la progresión de prediabetes a diabetes tipo 2 se puede frenar y así prevenir la enfermedad.

La prevención de la diabetes tipo 2 es fundamental

La mayoría de las causas y los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 están relacionados con el estilo de vida, siendo el sobrepeso y la obesidad unos de los más importantes. Ambas condiciones intervienen con el metabolismo de la glucosa, generando un aumento de los niveles de esta sustancia en sangre.

A pesar de la gravedad de esta patología, es posible prevenir su aparición. Por fortuna, solo es necesario realizar ciertos cambios en el estilo de vida como perder el exceso de peso y aumentar la actividad física para reducir el riesgo de forma notable. De igual forma, es fundamental buscar asistencia médica cuando se noten algunos de los signos de alarma mencionados con anterioridad.

Te podría interesar...
Tipos de diabetes: características y tratamiento
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tipos de diabetes: características y tratamiento

En la actualidad se han identificado distintos tipos de diabetes, por lo que el tratamiento de esta patología puede variar en gran medida.



  • Palacios A, Durán M, Obregón O. Factores de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico. Rev. Venez. Endocrinol. Metab. 2012; 10(Suppl 1): 34-40.
  • León-Latre M, Moreno-Franco B, Andrés-Esteban E, Ledesma M, Laclaustra M, Alcalde V et al. Sedentarismo y su relación con el perfil de riesgo cardiovascular, la resistencia a la insulina y la inflamación. Revista Española de Cardiología. 2014;67(6):449-455.
  • Lara O'Farrill L, O'Farrill Fernández L, Martínez de Santelices Cuervo A. Interacción genoma-ambiente en la génesis de la diabetes mellitus tipo 2. Acta Médica del Centro. 2017; 11 (4): 70-80.
  • Kolb H, Martin S. Environmental/lifestyle factors in the pathogenesis and prevention of type 2 diabetes. BMC Med. 2017;15(1):131.
  • Fletcher B, Gulanick M, Lamendola C. Risk factors for type 2 diabetes mellitus. J Cardiovasc Nurs. 2002;16(2):17-23.
  • Wu Y, Ding Y, Tanaka Y, Zhang W. Risk factors contributing to type 2 diabetes and recent advances in the treatment and prevention. Int J Med Sci. 2014;11(11):1185-200.