¿Qué es la tiña?

Las lesiones típicas de la tiña suelen ser redondeadas, descamativas y enrojecidas, además de provocar picazón intenso. Conoce más sobre esta condición a continuación.
¿Qué es la tiña?
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 23 julio, 2021.

Última actualización: 23 julio, 2021

¿Sabías que la tiña es una de las infecciones más comunes de la piel? Es causada por hongos afines a la queratina, y pertenece al grupo de las micosis superficiales, ya que afecta a las capas “superiores” de la epidermis.

Debido a la variedad de manifestaciones clínicas y agentes causales, la tiña suele ser subclasificada según la zona afectada. En general, el proceso diagnóstico y el tratamiento son bastante sencillos, aunque este último tiende a prolongarse durante varias semanas.

Hemos preparado el siguiente artículo con la información más importante sobre la enfermedad. Si te interesa saber un poco más sobre ella, ¡sigue leyendo!

Síntomas

La tiña tiene muchas manifestaciones clínicas
La tiña puede afectar a cualquier parte de la piel. Cuando se presenta en el cuero cabelludo, suele asociarse a pérdida del cabello.

Las manifestaciones clínicas pueden variar dependiendo de la zona del cuerpo que esté afectada. De hecho, esto permite clasificar a los diferentes tipos de tiñas. A continuación describiremos las más importantes:

  • Tiña del cuerpo: si bien en la mayoría de las ocasiones afecta al tronco, en realidad este término aplica para la cara y parte de las extremidades. Suelen presentarse lesiones pequeñas, circulares y enrojecidas (en especial en sus bordes), que con el tiempo crecen y empiezan a presentar descamación.
  • Tiña de la cabeza: también conocida como tinea capitis, suele ser causada por Microsporum canis, aunque esto depende de la localización geográfica. Suele provocar lesiones circulares, descamativas, asociadas a picazón y pérdida del cabello. En escasas condiciones puede producirse una complicación inflamatoria grave llamada querión de Celso.
  • Tiña de la ingle: esta se caracteriza por afectar la cara interna de los muslos en su unión con la región inguinal. Al igual que los otros tipos de tiñas, las lesiones pueden empeorar bajo condiciones específicas como la humedad y la oscuridad, algo que caracteriza a esta área.
  • Tiña de las uñas: es un tipo bastante característico en el que las uñas se engrosan, adquieren un color amarillento y pueden empezar a desprenderse de su lecho ungueal. Suele motivar la consulta por las consecuencias estéticas que tiende a acarrear.

Causas

Al tratarse de una infección, la causa de los diferentes tipos de tiñas es consecuencia de la proliferación del microorganismo causal. En este caso se conocen como dermatofitos, un tipo de hongos que tienen afinidad por la queratina, una sustancia abundante en la superficie de la piel. De hecho, forma parte fundamental de la capa córnea de la epidermis.

Son varios los géneros y especies dentro de este grupo, y su prevalencia depende de la zona y del tipo de tiña que se esté considerando. Según un trabajo de investigación, los microorganismos más involucrados en España suelen ser Trichophyton rubrum, T. mentagrophytes y Microsporum canis.

Los expertos de la Clínica Mayo nos ayudan a entender cómo puede adquirirse esta enfermedad. Para ello, es necesario el contacto estrecho y prolongado con otros humanos, animales, objetos o el suelo. La infección y los síntomas se producirán cuando el gérmen involucrado logre vencer las barreras naturales del sistema inmunitario cutáneo.

Diagnóstico

Distintos trabajos explican que el diagnóstico de la tiña depende en gran medida de la historia clínica. La presencia de factores de riesgo, la evolución clínica y la apariencia de las lesiones suelen ser de bastante ayuda para establecer el diagnóstico.

Sin embargo, existen métodos confirmatorios. El examen directo de los dermatofitos bajo el microscopio y con la ayuda de hidróxido de potasio (KOH) al 10 % es una técnica bastante efectiva, rápida y de bajo costo. Las muestran suelen ser obtenidas mediante el “raspado” de los bordes activos de la lesión de interés.

Por otro lado, es posible la realización de cultivos específicos para observar el crecimiento de los hongos y permitir la identificación de especie y género. Como tarda más tiempo en aportar resultados, es más caro y no siempre es necesario para empezar el tratamiento, el cultivo no suele realizarse en primera instancia.

Tratamiento

La tiña tiene distintas modalidades de tratamiento
Existen muchos antifúngicos (disponibles en cremas o en tabletas) efectivos para los diferentes tipos de tiñas.

Según una publicación en Medline Plus, el tratamiento de la tiña suele limitarse a cuidados básicos y la aplicación de cremas con antifúngicos. Estas últimas suelen contener ketoconazol, miconazol o terbinafina, los cuales son muy efectivos para eliminar a los dermatofitos.

En el caso de que existan lesiones extensas, el médico puede prescribir alguno de estos fármacos por vía oral, por lo general conservando el tratamiento tópico. Además, mantener la zona afectada seca y limpia es fundamental para evitar el crecimiento de los hongos. El tratamiento puede prolongarse varias semanas.

Prevención

Dada la posibilidad de transmisión a través de diversos objetos (llamados fómites), es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lavar con agua caliente la ropa, paños o toallas de uso regular.
  • No repetir el uso de ropa mientras permanezca sucia.
  • Evitar la humedad en las áreas afectadas.
  • Bañarse con agua y jabón después de practicar deportes o sudar profusamente.

Afrontamiento

Las lesiones características de la tiña suelen ser molestas y antiestéticas. Por este motivo pueden ocasionar frustración e incomodidad en las personas afectadas. Dada la buena respuesta al tratamiento, es recomendable acudir cuanto antes a un dermatólogo para recibir las indicaciones pertinentes.

Te podría interesar...
¿Por qué se produce la caspa y cómo prevenirla?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Por qué se produce la caspa y cómo prevenirla?

La caspa es una condición benigna y común, que además tiene muchos factores condicionantes. ¿Quieres saber más? Entra aquí.