Gabapentina para la fibromialgia

Aunque los cambios en el estilo de vida suelen tener preferencia frente a los fármacos, hay casos en los que resulta necesario recurrir a ellos para tratar la fibromialgia. Veamos cómo se inserta la gabapentina en el protocolo terapéutico.
Gabapentina para la fibromialgia
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 02 julio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 02 julio, 2021

Última actualización: 02 julio, 2021

Los antidepresivos tricíclicos, los analgésicos no opiáceos y la gabapentina para la fibromialgia son algunos de los fármacos que pueden incluirse en el tratamiento de dicha enfermedad. Si bien el último es más conocido por ser un anticonvulsivo para tratar la epilepsia, también es útil contra el dolor neuropático y la fibromialgia.

Teniendo en cuenta que no todos los casos de fibromialgia son iguales, el abordaje farmacológico puede variar. Por ello mismo, no a cualquier paciente se le indica gabapentina. Se reserva para aquellos que, aún con la aplicación de otras medidas, no pueden sobrellevar el dolor y molestias asociadas.

A propósito del uso de fármacos en el tratamiento de la fibromialgia, es importante tener en cuenta que, si bien suelen indicarse algunos, en general se intenta dar preferencia a otras medidas. Entre ellas, el ejercicio, la terapia cognitivo conductual, las técnicas de relajación y gestión del estrés emocional. Las mismas han demostrado contribuir a la calidad de vida y a la mejora de los síntomas.

Cómo actúa la gabapentina

La gabapentina (también conocida por sus nombre comerciales Neurontin ® y Gralise ®) actúa sobre el cerebro y la médula espinal. Tiene propiedades anticonvulsivas y analgésicas.

Se considera que su mecanismo de acción está relacionado con la modificación del glutamato. Este es un neurotransmisor que tiene un papel importante en la aparición de la hiperalgesia, que a su vez es una de las formas de dolor de la fibromialgia.

De acuerdo con la información aportada por el Centro de Información online de Medicamentos Autorizados (CIMA) de la AEMPS, la gabapentina reúne las siguientes características:

  • No posee afinidad por ninguno de los receptores GABAA o GABAB, ni altera el metabolismo del GABA (ácido gamma-aminobutírico).
  • No se une a los receptores de otros neurotransmisores del cerebro y no interactúa con los canales de sodio.
  • Se une con alta afinidad a la subunidad α2δ (alfa2delta) de los canales de calcio dependientes de voltaje y se supone que la unión puede estar relacionada con los efectos anticonvulsivantes.
  • La actividad farmacológica de la gabapentina puede estar mediada por la unión a α2δ a través de una reducción en la liberación de neurotransmisores excitatorios en regiones del sistema nervioso central. Dicha actividad puede ser la base de su poder anticonvulsivo.
  • La unión específica de la gabapentina a la subunidad α2δ se da como resultado de distintas acciones que pueden ser responsables de la actividad analgésica en modelos animales.
  • Las actividades analgésicas de la gabapentina pueden darse en la médula espinal, así como en los centros superiores del cerebro, a través de interacciones con las vías inhibitorias descendentes del dolor.

En pocas palabras, se considera que lo que hace la gabapentina es equilibrar los neurotransmisores (y con ello, los niveles de glutamato). Esto calma las células nerviosas que están hiperexcitadas y producen sensación de dolor.

Neuronas donde actúa la gabapentina.
La gabapentina tiene una acción marcada en las neuronas, tanto del cerebro como de la médula espinal.

Uso de la gabapentina en la fibromialgia

Respecto a la eficacia de la gabapentina para la fibromialgia, aún existen diversas opiniones. No solo por el medicamento en sí, sino porque el tratamiento de esta enfermedad sigue siendo altamente modificable según sea el caso.

Tal y como se expone en un estudio publicado en el año 2005, hay casos con un control analgésico bueno mediante dosis bajas del fármaco. Pero no se puede saber de antemano si tal o cual paciente reaccionarán favorablemente.

En el año 2009, la Agencia Europea del Medicamento rechazó la indicación de este medicamento por falta de eficacia en la mejora del dolor en la fibromialgia. Sin embargo, hay médicos que lo utilizan como primera elección.

La gabapentina puede ayudar a mitigar o aliviar síntomas, pero no cura la fibromialgia ni ninguna otra enfermedad.

Dosis

La gabapentina es un medicamento que se puede encontrar en diversas presentaciones: cápsulas, tabletas, cápsulas de liberación prolongada y una solución oral (líquida). Según la presentación, se le suele dar un uso u otro. En el caso de la fibromialgia, se tienden a elegir las tabletas.

A los adultos se indican tabletas de 300 miligramos 3 veces al día. En total, unos 900 gramos por jornada, aunque el médico podría subir hasta 1800 miligramos diarios.

Ciertas consideraciones deben valorarse respecto al fármaco para un uso adecuado:

  • Se puede tomar con o sin alimentos.
  • La dosis se mantiene y no se modifica sin previa consulta con el médico.
  • Se debe tomar lejos de los antiácidos, ya que estos disminuyen su biodisponibilidad.
  • Al igual que otros medicamentos, no se debe suspender sin la autorización del profesional.
  • En algunos casos, se puede indicar la gabapentina como monoterapia, aunque lo usual es que se combine con otros fármacos.

De acuerdo con los expertos de Cochrane, las pruebas clínicas y la experiencia establecen que algunos pacientes pueden lograr buenos resultados con antiepilépticos diferentes. Por ende, el uso de la gabapentina para la fibromialgia debe seguirse estudiando para hallar evidencia más sólida.

Efectos adversos posibles

Como todo medicamento, la gabapentina podría tener algunos efectos adversos. Algunos de los más comunes son los mareos, la dificultad para coordinar movimientos, la sensación de fatiga y la somnolencia.

Aunque los expertos de Medline Plus indican que también se han observado parestesias, aumento de peso, erupciones cutáneas, cansancio intenso, dificultad para orinar, dolor de garganta y dolor en el pecho.

Por lo general, el mareo, la fatiga, el dolor de cabeza y la somnolencia no constituyen un motivo de preocupación inmediata. En cambio, los signos de anafilaxia y otros síntomas de la lista anterior sí requieren atención médica en la mayor brevedad posible.

Según la información que aporta la Clínica Mayo, los efectos secundarios pueden producirse por la combinación de fármacos que toma el paciente y no necesariamente por la gabapentina sola.

Mujer toma gabapentina para fibromialgia.
Algunos efectos adversos pueden corresponder a la combinación de fármacos y no específicamente a la gabapentina.

Atención a las reacciones adversas

Si te han recetado gabapentina para la fibromialgia, asegúrate de seguir las indicaciones que brinde tu médico a la hora de tomarlo. Y siempre que notes una reacción que va más allá del mareo y la fatiga, como fiebre o erupción cutánea, no dudes en ponerte en contacto con el profesional.

Te podría interesar...
Brotes de fibromialgia: cómo identificarlos y qué hacer
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Brotes de fibromialgia: cómo identificarlos y qué hacer

Los brotes de fibromialgia pueden presentarse habitualmente en las personas diagnosticadas con esta enfermedad. Te contamos más aquí.