Los beneficios del pilates para la fibromialgia

El pilates es una forma de ejercicio que ayuda a entrenar la musculatura y mejorar la flexibilidad, pero que también puede brindar muchos otros beneficios. Te explicamos su efectividad en las personas con fibromialgia.
Los beneficios del pilates para la fibromialgia
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 29 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 29 junio, 2021

Última actualización: 29 junio, 2021

El pilates es una de las formas de ejercicio más populares que existe desde hace décadas. Con frecuencia, lo practican desde celebridades hasta aspirantes a atletas, deportistas y también las personas que simplemente desean mantenerse activas y en forma. Sus efectos positivos son notables, pero ¿se podría hablar de los beneficios del pilates para la fibromialgia?

La fibromialgia es una enfermedad crónica en la que las molestias generalizadas están a la orden del día. A veces parecen remitir casi por completo, otras vuelven con intensidad (brotes), y en cada vez, parece haber un escenario distinto.

Por ello mismo, es común que los pacientes diagnosticados se desanimen, tiendan a evitar el ejercicio, y crean que no pueden practicarlo porque podrían empeorar.

Sin embargo, se ha demostrado que el ejercicio es beneficioso para los pacientes con fibromialgia. No solo les ayuda a mejorar su condición física, dentro de lo posible, sino que contribuye con su bienestar. Todo ello se traduce, a mediano y largo plazo, en una mayor calidad de vida.

Aspectos básicos sobre el pilates

Los beneficios del pilates para la fibromialgia son múltiples
El pilates es una práctica de baja intensidad y muy amena. Por lo tanto, la mayoría de las personas pueden realizarla sin problemas.

El pilates es una forma de ejercicio que se creó en el siglo XX. Desde entonces, ha conseguido hacerse cada vez más popular, dado lo sencillo que resulta de incorporar a la rutina de prácticamente cualquier persona. Se trata de una forma de ejercicio que permite aprender a conocer el cuerpo y, a partir de ello, controlarlo para ganar mayor bienestar.

Toma como referencia la gimnasia, el yoga y la traumatología para brindar una combinación de ejercicios que se enfoca en trabajar el dinamismo y la fuerza muscular (sobre todo de los músculos internos), pero también, la respiración consciente y la relajación tanto del cuerpo como de la mente.

Lo que dicen las investigaciones

Aunque existen pocos estudios sobre la relación entre pilates y ejercicio, las conclusiones de una investigación realizada en Brasil apuntan que los beneficios del pilates para la fibromialgia sí se pueden apreciar. En concreto, en la disminución del dolor, la mejora de la capacidad funcional y la calidad del sueño.

El ejercicio es una parte importante del tratamiento para la fibromialgia, dado que se ha comprobado que permite mejorar la calidad de vida de los pacientes de forma significativa.

¿Es recomendable el pilates?

Los beneficios del pilates para la fibromialgia incluyen la mejoría del dolor
Es importante que las personas que viven con fibromialgia realicen actividad física de bajo impacto, ya que a largo plazo se asocia con beneficios.

Como se indica en numerosas investigaciones recientes, el yoga, el taichí y el pilates son modalidades de ejercicio recomendables para los pacientes con fibromialgia, y que pueden brindar múltiples beneficios si se combinan con algo de actividad aeróbica.

Por supuesto, siempre en el marco de una rutina personalizada, que permita alcanzar los objetivos de forma amena y agradable. La idea no es hacer un esfuerzo físico desmesurado que provoque la aparición de brotes.

Si sufres de fibromialgia y deseas empezar a hacer ejercicio para sentirte mejor, consulta con tu médico a fondo sobre el tema. Junto con el profesional podrás diseñar una rutina adecuada, que te ayude a sentirte mejor, a tu ritmo. Debes comenzar suave y luego ir adaptando la rutina a tus nuevas capacidades.

Por otro lado, una vez que has comenzado a llevar un estilo de vida más activo, podrías recurrir a las propuestas de las asociaciones de fibromialgia y otros grupos similares para informarte y buscar sesiones que te permitan alternar la rutina en casa con otros espacios, como puede ser un centro o un parque al aire libre.

Recuerda que es importante que el ejercicio te resulte una actividad agradable y te ayude a distraerte, además de cuidarte físicamente.

Tal y como indica La Guía del Paciente para el Síndrome de Fatiga Crónica & Fibromialgia, ten en cuenta que lo más importante no es que inviertas una gran suma de dinero en equipo deportivo de primera, o que te inscribas en un gimnasio especializado.

Lo importantes es que aprendas a diseñar y seguir una rutina que te beneficie a diario, que la practiques de manera disciplinada y consistente y además, la vayas ajustando progresivamente a tus necesidades.

Si un día te sientes mejor, a por ello con prudencia. Y si un día te sientes un poco menos dispuesto, sigue una rutina más suave. Evita el sedentarismo, porque este no será tu mejor aliado.

Te podría interesar...
Respiración profunda: beneficios y ejercicios para relajarse
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Respiración profunda: beneficios y ejercicios para relajarse

La respiración profunda es un tipo de ejercicio en el que se fortalece el diafragma. Descubre en qué consiste, sus beneficios y cómo hacerlo.