¿Qué es la estomatitis?

Es muy probable que alguna vez hayas padecido de estomatitis, una condición dolorosa y molesta. Descubre qué es, sus causas y su tratamiento a continuación.
¿Qué es la estomatitis?
Sandra Golfetto Miskiewicz

Escrito y verificado por la médico Sandra Golfetto Miskiewicz el 18 noviembre, 2021.

Última actualización: 18 noviembre, 2021

La estomatitis es una condición que puede ser producida por una gran variedad de enfermedades y se refiere a una inflamación de la boca. Puede afectar las mejillas, las encías, los labios, la lengua y la base de la boca. Es posible que se presente como un simple enrojecimiento y edema (hinchazón) en la cavidad oral o con aftas (simples o múltiples) que generalmente son dolorosas.

Dentro de las lesiones bucales, las aftas son una de las causas de consulta médica más frecuentes. Si bien la mayor parte de las veces se deben a lesiones benignas que se autolimitan, es necesario hacer un diagnóstico diferencial para establecer el tratamiento más adecuado.

Cuando hablamos de afta, nos referimos a lesiones con aspecto ulceroso, de fondo blanco, bordes enrojecidos que en la mayor parte de las veces son dolorosas.

En algunas personas, como ancianos o pacientes oncológicos, hay que prestarle particular atención a la estomatitis porque puede dificultar la alimentación y llevar a deshidratación y desnutrición. También puede provocar problemas como consecuencia de una inadecuada o incompleta higiene bucal.

Hemos dicho que la estomatitis puede ser la expresión de algunas enfermedades. A continuación, veremos cuáles.

Causas de estomatitis

Existen muchas causas de estomatitis. Puede ser ocasionada por una infección local, una enfermedad sistémica, irritantes físicos o químicos, reacciones alérgicas y en muchos otros casos no se conoce la etiología. Las causas especificas más comunes son las siguientes:

  • Estomatitis aftosa recurrente.
  • Infecciones virales, en particular por herpes simple y herpes zoster.
  • Otras causas infecciosas como aquellas producidas por hongos y bacterias.
  • Traumatismos.
  • Sustancias irritantes: cigarro, alimentos o productos químicos.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Enfermedades sistémicas.

Analizaremos más en detalle cada una de estas causas.

Estomatitis aftosa recurrente

  • Es una enfermedad inflamatoria crónica de la mucosa oral que se presenta con la aparición recurrente de aftas.
  • Es muy frecuente, según el Manual MSD, afecta al 20-60 % de los adultos y un gran porcentaje de niños.
  • No se conoce la causa específica.
  • No existe un tratamiento curativo. La terapia se basa en disminuir los síntomas como el dolor.

Infecciones virales

  • Es la causa más común de estomatitis de causa infecciosa.
  • Puede ser causado por el virus del herpes simple o por el virus de la varicela-zóster. Estos dos tipos de virus se caracterizan por mantenerse latentes en los nervios y brotar en momentos de estrés o inmunosupresión.

Infecciones bacterianas y fúngicas

  • Las infecciones bacterianas pueden provenir de microorganismos que están presentes normalmente en la boca o ser introducidas desde el exterior, como en el caso de las bacterias que causan la sífilis y la gonorrea (ambas son infecciones de transmisión sexual).
  • Durante la primera fase de infección de la sífilis, puede aparecer una úlcera en la boca que no es dolorosa. Después de varias semanas, si no viene tratada, se convierte en una placa blanquecina. No se puede dejar engañar por el hecho que no duela: tanto la úlcera como la placa blanquecina pueden transmitir la enfermedad. Es necesario que consulte a su médico para recibir tratamiento.
  • La Candida albicans es un hongo que normalmente está presente en la boca, pero en personas inmunosuprimidas (pacientes oncológicos, con VIH o que consuman esteroides) puede proliferar de forma incontrolada. La enfermedad se presenta como placas blanquecinas similares a queso, y debajo de estas placas la piel se encuentra enrojecida.

Traumatismos

  • Cualquier tipo de lesión a la mucosa oral, como morderse accidentalmente el carrillo o lesionarse con un diente filoso o aparatos de ortodoncia, pueden causar una vesícula o una úlcera en la boca.

Sustancias irritantes

La estomatitis es común en personas que fuman
Las personas con un hábito tabáquico acentuado tienen mayor riesgo de desarrollar estomatitis.
  • Algunos alimentos o sustancias químicas (pasta de dientes, enjuagues, entre otros) pueden desencadenar una reacción alérgica causando dolor a nivel bucal.
  • Las sustancias químicas que están contenidas en el cigarro pueden ser irritantes. Además, pueden causar sequedad bucal, aumento de la temperatura, cambios en la acidez y disminución de la resistencia frente a virus, bacterias y hongos.

Fármacos o medicamentos

  • Algunos tipos de quimioterapia y la radioterapia que se usa en pacientes oncológicos puede causar estomatitis.
  • Raramente algunos antibióticos causan estomatitis.

Enfermedades sistémicas

  • Enfermedad de Behcet: es una condición que causa inflamación en varios órganos, aparte de la boca, como en ojos, piel, articulaciones, vasos sanguíneos, cerebro y tracto gastrointestinal.
  • Síndrome de Stevens-Johnson: es una reacción alérgica grave que se caracteriza por múltiples lesiones cutáneas, incluyendo ampollas.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: en específico la enfermedad de Crohn, que además de afectar el tracto gastrointestinal, puede provocar lesiones en la boca.
  • Enfermedad celíaca: causada por la intolerancia al glúten.
  • Líquen plano: es una enfermedad cutánea, pero raramente causa lesiones orales.
  • Pénfigo vulgar y penfigoide ampolloso: causa principalmente ampollas en la piel.
  • Desnutrición: deficiencia de hierro y vitaminas como B y C.

¿Cuándo me debo preocupar?

La mayor parte de las estomatitis son por causas benignas y generalmente duran 1 o 2 semanas en resolverse completamente. Sin embargo, hay que tener en cuentas unas cuantas señales de alerta:

  • Tener ampollas en la piel.
  • Sentir fiebre.
  • Identificar inflamación ocular.
  • Ser una persona con una inmunodeficiencia conocida.

Si presenta señales de alerta, es importante que acuda inmediatamente a su médico. En caso de que la estomatitis dure más de 2 semanas, sea recidivante, que sangre o sea muy dolorosa debe acudir al médico en los próximos días.

¿Como se evalúa la estomatitis?

En la consulta, el doctor le deberá hacer varias preguntar para orientarse acerca de cuál podría ser la causa de esa estomatitis.

  • Le hará preguntas acerca de la enfermedad actual: desde cuándo tiene la estomatitis, que la desencadenó (comidas, fármacos, enjuague bucal, etc), gravedad del dolor y otros síntomas asociados.
  • Antecedentes médicos personales de interés.

Después de la primera parte de la entrevista, se procede con el examen físico. Primero, se hace una evaluación general para determinar si hay fiebre u otros síntomas que indiquen una enfermedad sistémica. La boca se inspecciona para ver el tipo, la localización y el número de lesiones.

Según la sospecha clínica, el médico evaluará también otras mucosas como la genital en busca de lesiones. Si en la piel existen ampollas, el médico frotará suavemente sobre la lesión o en la piel adyacente; esta maniobra se usa para evidenciar el signo de Nikolsky, que en caso de ser positivo  las capas superiores de la epidermis se moverán o desprenderán. Esto es típico del pénfigo vulgar.

Estudios complementarios

Si presenta síntomas agudos y no parece haber síntomas sistémicos, es probable que no requiera de estudios ulteriores.

En caso contrario, es posible que su médico le solicite exámenes de sangre, entre ellos hematología, valores del hierro, vitamina B12, ácido fólico y anticuerpos para descartar una enfermedad celíaca.

Se pueden realizar también muestras para cultivo de la lesión para identificar el microorganismo subyacente, así como también biopsias para descartar una lesión neoplásica (cancerosa).

¿Existe un tratamiento?

La estomatitis puede tratarse con medidas generales
La adecuada higiene bucal y dental es importante para prevenir y controlar los cuadros de estomatitis.

Como se explicó anteriormente, si la estomatitis no se acompaña de síntomas de alarma es posible tratarlas en casa con medidas sencillas. Aunque en caso de estomatitis benignas recurrentes o causadas por virus no se llega a erradicar el germen, el tratamiento permite reducir el dolor y por ende comer mejor y acelerar el proceso de curación.

Entre las medidas generales, se recomienda:

  • Uso de cepillos de dientes sueves.
  • Evitar tomar bebidas muy calientes. Las bebidas frías pueden ayudar a aliviar los síntomas.
  • Comer alimentos más suaves para evitar el roce con la zona afectada.
  • Evitar comidas picantes o ácidas.

El tratamiento tópico va aplicado directamente sobre la zona lesionada. Se basa en el uso de lo siguiente:

  • Anestésicos.
  • Coberturas protectoras.
  • Corticosteroides.
  • Solución salina.

Se pueden encontrar en farmacia enjuagues con anestésicos (de tipo lidocaína) con la cual se hacen buches de 2 minutos cada tres horas según sea necesario; una vez realizado se escupe la solución y no debe enjuagarse con agua. La lidocaína en su presentación en gel puede ser untada directamente sobre la lesión.

El uso de buches con antiácidos que contienen sucralfato o aluminio-magnesio fungen de cobertura protectora para aliviar el dolor. Solo si el doctor está seguro de que no se trata de una infección puede que prescriba un enjuague o gel con corticosteroides para disminuir la inflamación.

Algunas farmacias preparan el llamado “enjuague bucal mágico”, que generalmente no tienen una fórmula estándar, pero lleva al menos tres de los siguientes ingredientes:

  • Antihistamínico o anticolinérgico: ayuda a aliviar el dolor.
  • Anestésico local: alivia el dolor.
  • Antiácido.
  • Corticosteroide: reduce la inflamación.
  • Antimicótico: reduce el crecimiento de hongos.
  • Antibiótico: elimina las bacterias presentes.

Por último, pero no menos importante, como alternativa a los tratamientos anteriores puede ser recomendado el enjuague con una solución salina. En el caso de que el médico no sospeche de una lesión benigna o haya sido confirmada una patología más severa, se irá a aplicar un tratamiento específico para esa condición.

¿Qué información debemos llevarnos a casa?

La estomatitis es un síntoma, no un diagnóstico, por lo tanto es necesario indagar la causa. La mayor parte de las veces la base de la estomatitis es una patología benigna que se trata con remedios tópicos que alivian el dolor y por ende permiten acelerar el proceso curativo.

Es importante que si presenta síntomas o signos de alarma acuda a su médico para que sea evaluado y pueda recibir un tratamiento oportuno.

Te podría interesar...
Gingivitis: síntomas, causas y tratamiento
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Gingivitis: síntomas, causas y tratamiento

La gingivitis es una enfermedad caracterizada por el sangrado e inflamación de las encías producto de una higiene bucal deficiente.