Diferencias entre alergias y resfriados

Las alergias y los resfriados son condiciones con causas, evoluciones y tratamientos diferentes. Conozcamos cómo las puedes distinguir.
Diferencias entre alergias y resfriados
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 13 agosto, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 13 agosto, 2021

Última actualización: 13 agosto, 2021

Aunque comparten algunos síntomas en común, existen varias diferencias entre las alergias y los resfriados. Las personas deben estar al tanto de estas, ya que determinan el tratamiento a seguir y son útiles para implementar hábitos que permiten reducir la prevalencia de los episodios. Hoy te enseñamos su distinción, aunque primero veamos qué son exactamente cada una.

¿Qué son las alergias?

Las diferencias entre alergias y resfriados incluyen los síntomas
Las alergias suelen ser provocadas por desencadenantes ambientales, y los síntomas pueden ser desde leves y pasajeros hasta lo suficientemente graves como para poner en riesgo la vida (anafilaxia).

Las alergias conforman una condición que se produce cuando el sistema inmunitario reacciona de manera desproporcionada a un agente externo. Estos se conocen como desencadenantes o alérgenos. Los más comunes son los insectos, los medicamentos, los animales o el polen.

De acuerdo con Asthma and Allergy Foundation of America, las alergias son una enfermedad crónica. Es decir, se padecen durante años y con frecuencia tienden a empeorar si no se tratan.

Se denomina reacción alérgica a la manifestación de los síntomas, los cuales se concentran en las vías respiratorias, las mucosas y la piel. Estos aparecen minutos u horas luego del contacto con el alérgeno.

En ocasiones, las alergias se pueden confundir con hipersensibilidad. Los investigadores alertan que se trata de dos condiciones diferentes (por ejemplo, la intolerancia a la lactosa no es un tipo de alergia). Entre sus variantes más comunes destacamos la rinitis alérgica, el asma alérgico, la dermatitis y la conjuntivitis alérgica.

¿Qué son los resfriados?

Los resfriados son un tipo de infección de las vías respiratorias, generalmente mediadas por un virus. Cientos de virus pueden causar los resfriados, aunque los más comunes son los de la familia de los rinovirus. También conocidos como resfriado común, son la principal causa de ausencia laboral y escolar en todo el mundo.

Como bien lo indican los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), los adultos tienen en promedio 2-3 resfriados por año. Los niños, al tener un sistema inmunitario más susceptible, por lo general padecen de muchos más. No se debe confundir con la gripe, ya que esta causa síntomas más severos e incluso puede llegar a ser mortal.

Cuáles son las diferencias entre alergias y resfriados

Ya hemos dilucidado algunas diferencias básicas entre las alergias y los resfriados. A continuación precisamos aún más estas con base en criterios específicos.

Causas

Las causas de las alergias son los alérgenos; es decir, sustancias que al ingresar en el organismo desencadenan una respuesta exagerada de este. El polen, los ácaros, el polvo y la caspa son claros ejemplos. Por el contrario, los virus son los que producen los resfriados. Estos son pequeños agentes infecciosos que se replican por miles al entrar en el cuerpo.

Síntomas

Los pacientes confunden ambas afecciones debido a que comparten algunos signos en común. Sin embargo, en la práctica existen varios matices entre ellos. De la mano de University Health Service, de la Universidad de Texas (Austin), destacamos la manifestación clínica de cada condición.

Alergias

  • Picazón y cosquilleo en la garganta.
  • Secreción nasal acompañada de picazón.
  • Presión en los senos nasales.
  • Picazón, ardor e hinchazón de los ojos.
  • Estornudos.
  • Nunca se acompaña de fiebre, dolor en el cuerpo o escalofríos.

Resfriado

  • Congestión nasal.
  • Fiebre leve.
  • Dolor de baja intensidad en el cuerpo, acompañado de escalofríos.
  • Fatiga o debilidad leve.
  • Dolor de cabeza (algunas veces).
  • Estornudos.

A pesar de las posibles similitudes, existen claras diferencias entre las alergias y el resfriado. Si tienes una reacción alérgica, nunca presentarás fiebre o escalofríos acompañados de dolor en el cuerpo. Sin embargo, ambos signos son relativamente comunes durante el resfriado.

Duración

Aunque lo anterior puede ayudarte a sospechar de una u otra afección, en realidad la duración de los síntomas es el principal distintivo. Así lo señala Harvard Health Publishing, quien apunta que los resfriados por lo general no duran más de dos semanas. De hecho, un paciente sano podrá superarlo entre 7 y 10 días desde el inicio de los síntomas.

En cambio, las alergias se manifiestan mientras el paciente esté expuesto al desencadenante. Debido a ello, no es infrecuente que duren varias semanas e incluso meses. También pueden ser intermitentes: presentarse solo uno o dos días y regresar cuando se entra en contacto de nuevo con el alérgeno. Esta suele ser crónica, de modo que empeorará si no se trata como es debido.

Contexto

Las diferencias entre alergias y resfriados incluyen el contexto
En invierno, las condiciones climáticas pueden favorecer una mayor frecuencia de resfriados, algo que se asocia erróneamente al frío.

Otra de las formas en que puedes diferenciar ambas afecciones es por el contexto. Con frecuencia se cree que los resfriados se desarrollan por el frío, pero en realidad esto no es así. Johns Hopkins Medicine desmiente esta creencia popular y apunta que los refriados son más comunes durante las estaciones frías por las siguientes razones:

  • Las personas permanecen más en su hogares o sitios cerrados, lo que favorece la trasmisión del virus.
  • La baja humedad seca las fosas nasales, lo que elimina una de las barreras principales para evitar el ingreso de los microorganismos infecciosos.

Si has entrado en contacto con personas resfriadas, es posible que también desarrolles la afección. Esto no sucede con las alergias, ya que no son infecciosas. A su vez, son más frecuentes durante las temporadas estacionales. La primavera y el verano son los dos momentos en los que se reportan más casos en todo el año.

Tratamiento

Por último, el tratamiento también ocupa un lugar importante entre las diferencias de alergias y resfriados. En el caso de las reacciones alérgicas, se utiliza una terapia con base en antihistamínicos, corticosteroides, descongestionantes y enjuagues nasales salinos. Sin embargo, los medicamentos se eligen de acuerdo a la gravedad de los síntomas y según cada caso.

Al mismo tiempo, se le recomienda al paciente evitar los agentes que han producido la reacción. Esto se hace por medio de hábitos como mantener el hogar libre de polvo, reducir la interacción con los animales o cambiar los cobertores y fundas de la cama de forma regular.

En el caso de los resfriados, el tratamiento consiste en contrarrestar los síntomas. Para estos se usan medicamentos específicos: para la fiebre, la tos, el dolor de cabeza y el malestar general. Si el cuadro es muy leve, incluso el uso de estos puede ser innecesario.

Por lo general no se utilizan medicamentos para atacar el virus, ya que el cuerpo se deshace de él por su propia cuenta.

Estas son las principales diferencias entre las alergias y los resfriados. Si aún tienes dudas de qué tipo de manifestación estás desarrollando, te invitamos a consultar con un alergólogo para descartar cualquier reacción alérgica.

Te podría interesar...
La gripe: todo lo que necesitas saber
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
La gripe: todo lo que necesitas saber

Durante diciembre y marzo, la temida gripe está en boca de todos y suele ser una de las razones que colapsan los servicios de urgencia.