Diabetes y boca seca: ¿cómo se relacionan?

La boca seca es uno de los primeros síntomas de la diabetes en ser detectados. Por desgracia, el mismo resulta muy incómodo para los pacientes y predispone a la aparición de enfermedades bucales.
Diabetes y boca seca: ¿cómo se relacionan?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 24 junio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 23 junio, 2021

Última actualización: 24 junio, 2021

La diabetes es un enfermedad metabólica asociada a complicaciones severas en el corazón, los riñones, el cerebro y los ojos. No obstante, esta patología puede originar afecciones a nivel de la boca y las encías. ¿Te interesa conocer cómo se relacionan la diabetes y la boca seca? A continuación te contamos.

Se conoce como xerostomía a la sensación de boca seca en la que la persona percibe carencia parcial o total de saliva. Estudios estiman una incidencia de más de 20 % en mayores de 60 años asociada a patologías crónicas. De igual forma, la boca seca suele ser un síntoma típico de la diabetes que puede promover complicaciones como la gingivitis o la periodontitis.

Síntomas de boca seca

La diabetes y la boca seca suelen solucionarse temporalmente ingiriendo agua
Las personas diabéticas con algún tipo de descontrol metabólico suelen requerir grandes cantidades de agua para aliviar su sed.

La saliva es esencial en el mantenimiento y protección de la salud bucal. La misma favorece a la conservación de las piezas dentales, la eliminación de agentes dañinos, la regulación del pH de la boca y la deglución.

Cuando hay deficiencia de saliva en la diabetes, se genera una sensación incomoda de boca seca que aqueja al paciente en la noche o al despertar. De igual forma, la boca seca puede manifestarse acompañada de los siguientes síntomas:

  • Labios secos, pálidos y agrietados.
  • Ardor en la boca y las encías.
  • Dolor en la cavidad oral.
  • Dificultad para masticar, deglutir y hablar.
  • Lengua áspera, seca y pálida. 
  • Úlceras o aftas bucales.

Por otro lado, los pacientes con diabetes que presentan boca seca manifiestan infecciones bucales recurrentes como gingivitis, además de caries y pérdida del esmalte dental. Todo esto como resultado de la alteración de la microbiota bucal, así como por la afección estructural de las encías y los dientes.

¿Qué puede causar boca seca en la diabetes?

La diabetes mellitus es una afección caracterizada por niveles elevados de azúcar o glucosa en sangre. Este hecho favorece a la aparición de los síntomas típicos de la diabetes y promueve el desarrollo de complicaciones a corto y largo plazo.

Por lo general, la sensación de boca seca presente en los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 es resultado de un aumento en la frecuencia y el volumen miccional. En este sentido, el exceso de azúcar en sangre promueve la filtración renal de orina, aumentando la pérdida de líquido y elevando la osmolalidad plasmática.

Esta situación genera un estado de relativa deshidratación que altera la producción de la saliva, tanto en cantidad como en composición. Al existir una deficiencia de saliva, las mucosas de la cavidad oral pierden su humedad y el paciente con diabetes manifiesta la sensación de boca seca.

De igual forma, es común que la persona presente una necesidad urgente por ingerir líquidos o polidipsia, un síntoma que forma parte fundamental de las tres “P” de la diabetes.

Algunas investigaciones afirman que la deficiencia de saliva forma parte de la patogénesis de las enfermedades periodontales y empeora el control de la glucemia. De igual forma, existen otras afecciones que pueden presentarse en las personas diabéticas que promueven y potencian la resequedad bucal, dentro de las cuales se encuentras las siguientes:

Sialosis diabética

La sialosis es una enfermedad de las glándulas productoras de saliva que se presenta como un aumento de tamaño bilateral e indoloro de las glándulas mayores. La glándula parótida es la que se encuentra más afectada y su principal síntoma es la sensación de boca seca.

A largo plazo, la diabetes es capaz de alterar la estructura y el funcionamiento de estas glándulas, comprometiendo la excreción de saliva. Estudios sugieren que la sialosis es común en los pacientes alcohólicos crónicos y en los diabéticos. No obstante, en los pacientes con diabetes el abultamiento glandular es mayor debido a la infiltración de grasa.

Problemas renales

El daño renal es una de las complicaciones más temidas de la diabetes mellitus. En etapas avanzadas de la enfermedad, la hiperglucemia lesiona las membranas y tejidos renales promoviendo una desregulación en la filtración renal. Por tal motivo, existe un aumento progresivo en la pérdida de líquidos y en la intensidad de deshidratación de los afectados.

En este sentido, la persona que padece diabetes experimentará aumento en la sed, sensación de boca seca, palidez en piel y mucosas, así como alteraciones de la conciencia. Por tal motivo, es indispensable el control periódico de la enfermedad y de la glucemia para evitar la falla renal terminal.

Por otro lado, la diabetes insípida nefrogénica o central puede alterar la capacidad renal de excreción de orina. Esta es un forma menos común de diabetes originada por un desregulación en la hormona antidiurética. La misma es la encargada de concentrar la orina y evitar la pérdida de líquido, por lo que su afección promueve la excreción de grandes cantidades de orina diluida y la sed.

Medicamentos

La diabetes y la boca seca se relacionan con el consumo de medicamentos
Las personas con diabetes suelen tener otras patologías asociadas. Algunos de los fármacos consumidos pueden causar xerostomía.

Por lo general, algunos fármacos empleados en el manejo de la diabetes y sus comorbilidades pueden generar sensación de boca seca como efecto secundario. Tal es el caso de la metformina, un hipoglucemiante oral empleado de forma común en el manejo de la diabetes tipo 2. Este medicamento se asocia a efectos adversos como el cansancio, la piel seca, la boca seca y la somnolencia.

Por otro lado, la hipertensión arterial que suele acompañar a la diabetes es tratada con medicamentos que pueden causar resequedad en la cavidad oral.

Entre ellos destacan los fármacos diuréticos y los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA). Por tal motivo, es necesario consultar al médico y conocer las opciones de tratamiento y los efectos asociados.

Cetosis dietética

La cetosis dietética es un déficit de carbohidratos con aumento en la metabolismo de los ácidos grasos inducido al mantener una dieta cetogénica. Estudios estiman que esta dieta es una opción de uso popular en los pacientes con diabetes tipo 2.

En la dieta cetogénica existe un aumento en la liberación de glucógeno y en la pérdida de líquidos. Por tanto, la misma suele originar sensación de boca seca y deshidratación en los pacientes que padecen diabetes.

En este sentido, es importante consultar al médico especialista cualquier plan de alimentación a seguir y notificar si está padeciendo algún malestar que invite a su suspensión.

Cetoacidosis diabética

La cetoacidosis diabética es una complicación frecuente en los diabéticos tipo 1. Por lo general, se caracteriza por hiperglucemia, hipercetonémia y acidosis metabólica. La misma se produce ante el déficit de insulina que induce la metabolización de ácidos grasos y la producción de cetonas para obtener energía.

Los niveles elevados de azúcar y de ácidos en sangre promueven la diuresis osmótica y la pérdida de líquidos. En este sentido, la persona puede presentar vómitos, náuseas, boca seca, piel seca, dificultad respiratoria, alteración del sensorio y coma. Esta alteración también puede llegar a manifestarse algunos pacientes con diabetes tipo 2.

Tratamientos de boca seca en diabetes

En la mayoría de los pacientes con diabetes, el control adecuado de los niveles de azúcar en sangre es la principal manera de aliviar los síntomas de la boca seca. De igual forma, es vital la identificación y abordaje de otras patologías que puedan estar contribuyendo al desarrollo de este síntoma.

El Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (NIDCR) recomienda seguir las siguientes indicaciones para evitar la resequedad y mantener la salud oral:

  • Asegurar una adecuada ingesta de agua a lo largo del día.
  • Evitar el consumo de bebidas y alimentos azucarados o salados. 
  • Reducir o eliminar el consumo de cafeína.
  • Evitar el consumo excesivo de cigarrillos y alcohol.
  • Utilizar un equipo humidificar durante la noche o en el trabajo.
  • Consumir los medicamentos recomendados por el dentista o médico tratante.
  • Practicar una adecuada higiene dental, cepillando los dientes 2 veces al día y empleando hilo dental con regularidad.

Una afección que no debe ser subestimada

La boca seca es una afección común en los pacientes con diabetes que suele causar malestar e incomodidad durante el día. Por lo general, las personas suelen dejar pasar desapercibido este síntoma y no prestarle atención. No obstante, se debe tener en cuenta que la resequedad oral esta asociada directamente con la deshidratación y la hiperglucemia.

Por tal motivo, esta manifestación constituye un signo temprano de que algo va mal. Ante la presencia de boca seca u otro síntoma extraño no dude en buscar atención médica. Los profesionales de salud están capacitados para atender su afección y brindarle la ayuda que necesita.

Te podría interesar...
Síntomas de la diabetes tipo 2
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Síntomas de la diabetes tipo 2

Los síntomas de la diabetes tipo 2 son la sed extrema, el apetito desmedido, la orina aumentada en cantidad y la fatiga constante.



  • González Jiménez E, Aguilar Cordero M, Guisado Barrilao R, Tristán Fernández J et al. Xerostomía: Diagnóstico y Manejo Clínico. Rev Clin Med Fam. 2009; 2( 6 ): 300-304.
  • García Mateos M, Ortiz Urdiain F. Manifestaciones orales como primer signo de diabetes mellitus. SEMERGEN - Medicina de Familia. 2004; 30(4): 169-174.
  • Carda C, Carranza M, Arriaga A, Díaz A et al. Diferencias estructurales entre las sialosis parotidea de etiología diabética y alcohólica. Med. oral patol. oral cir. bucal. 2005;  10( 4 ): 309-314.
  • Ludwig D. The Ketogenic Diet: Evidence for Optimism but High-Quality Research Needed. The Journal of Nutrition. 2020; 150(6): 1354–1359.
  • López-Pintor RM, Casañas E, González-Serrano J, Serrano J et al. Xerostomia, Hyposalivation, and Salivary Flow in Diabetes Patients. J Diabetes Res. 2016;2016:4372852.
  • Mauri-Obradors E, Estrugo-Devesa A, Jané-Salas E, Viñas M, López-López J. Oral manifestations of Diabetes Mellitus. A systematic review. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2017;22(5):e586-e594.