¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad cutánea que afecta entre el 1 % y el 3 % de la población mundial. Se puede desencadenar por diferentes factores, entre los que convergen los genéticos, los ambientales, los infecciosos y los psicológicos.
¿Cuáles son las causas de la psoriasis?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por Leonardo Biolatto el 26 Mayo, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 28 Mayo, 2021

Última actualización: 28 Mayo, 2021

La psoriasis es una enfermedad caracterizada por la presencia de alteraciones cutáneas. En función de los distintos tipos clínicos, el paciente desarrolla determinados síntomas que demandan un tratamiento. A pesar de los avances en las investigaciones, aún no se sabemos cuáles son las causas de la psoriasis.

Sin embargo, sí conocemos que algunos factores inciden en la aparición de la enfermedad. Está más relacionada con la artritis reumatoide que con otras afecciones de la piel, como el eccema.

Principales causas de la psoriasis

A pesar de los avances en las investigaciones alrededor de esta enfermedad, aún no conocemos del todo cuál es el mecanismo por el que se desarrolla. Esto se debe, en parte, a que durante los cultivos in vitro las características psoriásicas tienden a desaparecer. A su vez, la enfermedad no se presenta con el mismo fenotipo en los animales.

No obstante, los especialistas están de acuerdo en que se trata de una enfermedad autoinmune. Los trastornos de este tipo se caracterizan porque el cuerpo se ataca a sí mismo. En este caso lo hace sobre la epidermis.

Los pacientes desarrollan la condición por la presencia de un factor de riesgo o por la convergencia de varios. A continuación sintetizamos cuáles son los más comunes.

Psoriasis por predisposición genética

Está documentada la relación entre la psoriasis y la herencia genética. En concreto, se sabe que la psoriasis está relacionada con el cromosoma 6 de clase I y II. Tamizando esto último, la evidencia indica que la genética detrás de la psoriasis no es homogénea, de modo que difiere según las variantes.

Las probabilidades de desarrollar la enfermedad son más altas si ambos padres han presentado brotes en el pasado. Se estima que un 30 % de los pacientes con psoriasis cuentan con un historial familiar previo. Muchas veces, la predisposición genética necesita de un catalizador externo para manifestarse.

Genética en la psoriasis.
Se han identificado genes vinculados a la psoriasis. Una evidencia clave es la mayor presencia de cuadros en hijos de padres que tuvieron brotes.

Psoriasis por infección

Otra de las posibles causas de la psoriasis son las infecciones, en especial cuando se desarrollan a temprana edad. Dos de las más comunes son la psoriasis por infección de VIH y la causada luego de la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo A. También se ha demostrado que la candidiasis puede elevar las probabilidades.

Algunos tipos de psoriasis, como la guttata, se manifiestan luego de un episodio infeccioso. Existen muchas teorías al respecto, aunque no hay un consenso general. Debido a que los niños y jóvenes son más propensos a las infecciones agudas, también son el núcleo principal de la psoriasis de gota.

Psoriasis por factores psicológicos

Las investigaciones sugieren que existe una estrecha relación entre el estrés y el desarrollo o agravamiento de la psoriasis. También se sabe que la ansiedad puede motivar la aparición de enfermedades dermatológicas.

Es muy común que los pacientes reduzcan sus interacciones sociales durante los episodios de brotes, lo que deriva en un claro impacto psicológico. La evidencia indica, por ejemplo, que el estrés puede agravar la inflamación cutánea, lo que genera un círculo vicioso que debe ser abordado con la ayuda de un profesional de la psicología.

Psoriasis por alteraciones inmunitarias

Le teoría más aceptada hoy en día es que la principal causa de la psoriasis se debe a alteraciones inmunitarias. Los estudios indican que pequeños cambios en los linfocitos T y los queratinocitos desempeñan un rol muy importante en el desarrollo de la patología.

La psoriasis podría ser una enfermedad antígeno dependiente. La respuesta autoinmunitaria se efectúa sobre la epidermis en episodios de brotes que pueden durar días, semanas o meses. Como es de esperar, es necesario la convergencia de otros factores para que las alteraciones deriven en esta condición.

Aparte, también el uso de ciertos medicamentos puede desencadenar o empeorar la enfermedad. Por ejemplo, la ingesta de antiinflamatorios no esteroideos, beta bloqueadores adrenérgicos, fármacos para combatir la malaria e inhibidores de la enzima angiotensina.

Factores de riesgo de la psoriasis

En paralelo a las causas de la psoriasis existen multitud de factores de riesgo que elevan las probabilidades de desarrollarla. Las investigaciones estipulan que el estilo de vida juega un papel importante, de modo que la dieta y el peso, por ejemplo, son condicionantes.

De esta manera, algunos factores de riesgo más importantes son los siguientes:

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Ingesta descontrolada de alcohol.
  • Excesivo consumo de tabaco.
  • Uso de drogas psicotrópicas.
  • Estilo de vida sedentario con ausencia de ejercicio.

Ten en cuenta, además, que la psoriasis se presenta en conjunto con otras afecciones. La comorbilidad suele ser muy variada, aunque existe evidencia de que las enfermedades cardiovasculares, el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2 están relacionadas.

Salud cardíaca.
Las enfermedades cardiovasculares tienen vínculo con la psoriasis. Esto se explicaría por los factores de la autoinmunidad.

¿La psoriasis se puede prevenir?

Es importante recordar que la psoriasis es una enfermedad crónica que no tiene cura y que cuenta con una importante predisposición genética. Debido a que no se ha determinado su causa exacta, no se puede prevenir por completo.

A pesar de ello, sí existen algunas cosas que se pueden hacer para reducir los factores de riesgo asociados. Entre los principales hábitos destacamos los siguientes:

  • Mantener la piel humectada, limpia y evitar la exposición prolongada al sol.
  • Realizar deporte de forma recurrente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos 150 minutos de actividad aeróbica durante la semana.
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Reducir los episodios de estrés.
  • Evitar la automedicación o el abuso de ciertos medicamentos sin la supervisión de un especialista.
  • Buscar ayuda profesional si se padece de ansiedad o depresión.
  • Mantener un peso saludable.

Los climas muy fríos o secos también pueden desencadenar psoriasis, de manera que deben evitarse o, en todo caso, utilizar ropa apropiada para estos contextos. En caso de observar alguna anormalidad en la piel, lo recomendable es consultar con un dermatólogo.

Te podría interesar...
Psoriasis
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica no contagiosa, caracterizada por la activación persistente del sistema inmunológico.



  • Armstrong, A. W., Harskamp, C. T., & Armstrong, E. J. Psoriasis and metabolic syndrome: a systematic review and meta-analysis of observational studies. Journal of the American Academy of Dermatology. 2013; 68(4): 654-662.
  • Batista Romagosa, M., & Pérez Bruzón, M. Elementos más importantes en la patogenia de la psoriasis. Medisan. 2009; 13(3): 0-0.
  • Boehncke, W. H., & Schön, M. P. Animal models of psoriasis. Clinics in dermatology. 2007; 25(6): 596-605.
  • Cohen, A. D., Dreiher, J., Shapiro, Y., Vidavsky, L., Vardy, D. A., Davidovici, B., & Meyerovitch, J. Psoriasis and diabetes: a population‐based cross‐sectional study. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology. 2008; 22(5): 585-589.
  • González-Parra, S., & Daudén, E. Psoriasis y depresión: el papel de la inflamación. Actas dermo-sifiliograficas. 2019; 110(1): 12-19.
  • Guerrero Sotelo, Á. L. Psoriasis: causas, síntomas y tratamiento. 2018.
  • Henseler, T. The genetics of psoriasis. Journal of the American Academy of Dermatology. 1997; 37(2): S1-S11.
  • Miller, I. M., Ellervik, C., Yazdanyar, S., & Jemec, G. B. Meta-analysis of psoriasis, cardiovascular disease, and associated risk factors. Journal of the American Academy of Dermatology. 2013; 69(6): 1014-1024.
  • Laguna, E. V., Payero, M. P., & Márquez, A. V. Influencia de la ansiedad en diversas patologías dermatológicas. Actas dermo-sifiliográficas. 2006; 97(10): 637-643.
  • Ordóñez, C. P., Cordisco, M. R., García Díaz, R., & Pierini, A. M. Enfermedad estreptocócica perianal y psoriasis gutata: a propósito de dos casos infantiles. Arch. argent. Dermatol. 1993; 383-9.
  • Puig, L., Julia, A., & Marsal, S. The pathogenesis and genetics of psoriasis. Actas Dermo-Sifiliográficas (English Edition). 2014; 105(6): 535-545.
  • Queirós, N., & Torres, T. Psoriasis asociada al VIH. Actas Dermo-Sifiliográficas. 2018; 109(4): 303-311.
  • Raychaudhuri, S. P., & Gross, J. Psoriasis risk factors: role of lifestyle practices. Cutis. 2000; 66(5): 348-352.
  • Roberson, E. D., & Bowcock, A. M. Psoriasis genetics: breaking the barrier. Trends in Genetics. 2010; 26(9): 415-423.
  • Seville, R. H. Psoriasis and stress. British Journal of Dermatology. 1977; 97(3): 297-302.
  • Valdivia-Blondet, L. Patogenia de la psoriasis. Dermatol Per. 2008; 18: 340-5.
  • Waldman, A., Gilhar, A., Duek, L., & Berdicevsky, I. Incidence of Candida in psoriasis–a study on the fungal flora of psoriatic patients. Mycoses. 2001; 44(3‐4): 77-81.