Causas y factores de riesgo de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa se considera un trastorno multicausal. Aunque los desencadenantes exactos no se han determinado, los investigadores tienen varios sospechosos bajo la mira. Descubre qué puede ocasionarla y sus factores de riesgo.
Causas y factores de riesgo de la colitis ulcerosa
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 04 julio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 04 julio, 2021

Última actualización: 04 julio, 2021

Junto con la enfermedad de Crohn la colitis ulcerosa es una de las dos manifestaciones de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Se trata de una condición crónica que atraviesa por estados de exacerbación (empeoramiento de los síntomas) y remisión (ausencia de estos). Las causas de la colitis ulcerosa no son del todo claras, aunque existen varias hipótesis al respecto.

Debido a que el trastorno se manifiesta de muchas maneras, no es posible determinar cuál es su desencadenante exacto. No es infrecuente que estos varíen con cada paciente o que incluso la enfermedad sea el resultado de varios de ellos. Hoy reunimos en un solo punto todas las hipótesis que se barajan para explicar el trastorno autoinmune.

Principales causas de la colitis ulcerosa

Antes de empezar queremos dejar claro el consenso en la literatura médica: no se han determinado las causas de la colitis ulcerosa. Las que describimos a continuación son las que mayor peso tienen entre los especialistas, aunque de igual modo se han reportado casos al margen de ellas.

Por lo general los trastornos autoinmunes son multicausales y no es infrecuente que empeoren debido a catalizadores como el estrés. Hasta el momento los culpables de su manifestación son los siguientes:

Predisposición genética

Las causas de la colitis ulcerosa son muchas
A pesar de que las alteraciones genéticas no explican por completo la colitis ulcerosa, se sabe que puede influir en su aparición.

De acuerdo con Yale Medicine hasta un 20 % de los pacientes diagnosticados tienen un padre, un abuelo, un hermano o un hijo con colitis ulcerosa. Los investigadores han podido identificar más de 100 genes relacionados con la enfermedad, de manera que la predisposición genética puede jugar un papel importante en el curso de su evolución.

Sin embargo, los genes se han identificado también en pacientes que no desarrollan el trastorno, lo cual indicaría que estos por sí solos no garantizan la presencia de la enfermedad. Aun así, es una pieza a tener el cuenta al momento de determinar las causas de la colitis ulcerosa.

Reacción autoinmune

Tal y como nos indica Crohn´s & Colitis Foundation las reacciones autoinmunes son un candidato estelar para explicar la presencia del trastorno. La hipótesis afirma que virus o infecciones bacterianas en el colon pueden crear una respuesta inmunitaria que, aunque en el inicio se concentra en atacar a los antígenos, luego da un giro y empieza a batallar contra el propio organismo.

La evidencia señala que algunas bacterias como Salmonella, Yersinia, Shigella, Campylobacter, Clostridium, Aeromonas y Escherichia causan inflamación del colon. Esta, por lo general, es leve. A pesar de ello, la respuesta autoinmune puede llegara a exacerbarla y causar así colitis ulcerosa. Por supuesto esto es solo una hipótesis, ya que no se ha encontrado indicios contundentes al respecto.

Uso de algunos medicamentos

El consumo de ciertos tipos de fármacos sin vigilancia se ha relacionado desde hace un par de décadas con varias complicaciones. Al intentar encontrar las causas de colitis ulcerosa, por tanto, no podría faltar en el panel de sospechosos. Hasta el momento se han identificado los siguientes:

  • Antiinflamatorios no esteroideos: desde el siglo XX se ha asociado la ingesta de antiinflamatorios no esteroideos como posibles desencadenantes del trastorno. Los estudios e investigaciones actuales apuntan a que pueden ocasionar exacerbaciones, aunque la hipótesis de ser el desencadenante de la enfermedad aún está abierta.
  • Antibióticos: aunque las conclusiones no son del todo contundentes, algunos indicios sugieren que los antibióticos pueden incentivar la aparición de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Los antibióticos son una parte importante al momento de tratar algunas enfermedades, de modo que por sí solos no pueden ser la causa de la colitis ulcerosa. Sin embargo, sí pueden contribuir.
  • Anticonceptivos orales: de nuevo las fronteras son grises, pero algunos estudios sugieren una relación entre la ingesta de anticonceptivos y el riesgo de desarrollar EII. A pesar de que la evidencia es contradictoria, en compañía de otros elementos puede ser uno más en la cadena de exacerbación.

Estas son las tres principales causas de la colitis ulcerosa, catalizadores que operan en conjunto para desarrollar el trastorno. A todos estos también hay que sumar los factores de riesgo, de los cuales te hablamos a continuación.

Factores de riesgo de la colitis ulcerosa

Al igual que sucede con las causas, los factores de riesgo siguen siendo un parcial misterio para los investigadores. Algunos parecen tener suficiente respaldo para considerarlos posibles, aunque dada la cantidad de casos con ausencia de ellos su consideración debe hacerse con cuidado.

Lo que sí se sabe, al menos hasta el momento, es que la dieta no parece tener una influencia directa en el curso de la enfermedad. Es cierto que puede empeorar algunos síntomas, pero los hábitos no pueden por sí solos desencadenar la condición. Veamos cuáles son lo señalados en esta oportunidad:

Edad

Las causas de la colitis ulcerosa incluyen la edad avanzada
La colitis ulcerosa se caracteriza por dos picos de incidencia según la edad, siendo uno de ellos en pacientes mayores de 60 años.

De acuerdo con la evidencia la colitis ulcerosa es más frecuente en grupos de 15 a 30 años y entre los 60 y 70 años. Muy pocos casos se reportan fuera de este espectro, de manera que estar dentro de ellos se considera un factor de riesgo para su aparición.

Ubicación geográfica

Un consenso entre los investigadores es considerar que la enfermedad es más común en los países del norte. Los estudios de epidemiología señalan que es más frecuente en Estados Unidos y Europa, con una prevalencia que va desde los 156 hasta los 291 casos por cada 100 000 habitantes. Por el contrario, las tasas son menores en el hemisferio sur y los países localizados en el este.

Fumar

Algunas investigaciones indican que el humo del cigarrillo es un factor de riesgo para el trastorno. Este es igual para los fumadores activos y pasivos, con cuadros más agudos relacionados con estos últimos. Algunos indicios sugieren que es más común en quienes han dejado de fumar, tanto que se conoce de manera informal como enfermedad de los no fumadores.

Además de esto, y siguiendo a la National Organization for Rare Disorders (NORD), la colitis ulcerosa es de tres a seis veces más común en personas con ascendencia judía.

Como puedes ver, son muchos los factores que juegan en contra al momento de aumentar la prevalencia del trastorno. La recomendación es buscar asistencia médica en cuanto se descubran los síntomas, ya que un tratamiento precoz está asociado con un mejor pronóstico y la reducción de complicaciones.

Te podría interesar...
Colonoscopia: todo lo que debes saber
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Colonoscopia: todo lo que debes saber

La colonoscopia es un procedimiento invasivo muy útil para el diagnóstico y tratamiento de ciertas enfermedades. Entra aquí para saber más.



  • Cornish JA, Tan E, Simillis C, Clark SK, Teare J, Tekkis PP. The risk of oral contraceptives in the etiology of inflammatory bowel disease: a meta-analysis. Am J Gastroenterol. 2008 Sep;103(9):2394-400.
  • Cummings JH, Macfarlane GT, Macfarlane S. Intestinal bacteria and ulcerative colitis. Curr Issues Intest Microbiol. 2003 Mar;4(1):9-20.
  • Cleynen I, Boucher G, Jostins L, et al. International Inflammatory Bowel Disease Genetics Consortium, Parkes M, Vermeire S, Rioux JD, Mansfield J, Silverberg MS, Radford-Smith G, McGovern DP, Barrett JC, Lees CW. Inherited determinants of Crohn's disease and ulcerative colitis phenotypes: a genetic association study. Lancet. 2016 Jan 9;387(10014):156-67.
  • Kefalakes H, Stylianides TJ, Amanakis G, Kolios G. Exacerbation of inflammatory bowel diseases associated with the use of nonsteroidal anti-inflammatory drugs: myth or reality? Eur J Clin Pharmacol. 2009 Oct;65(10):963-70.
  • Lynch, W. D., & Hsu, R. (2017). Colitis, Ulcerative. 2017.
  • Meyer AM, Ramzan NN, Heigh RI, Leighton JA. Relapse of inflammatory bowel disease associated with use of nonsteroidal anti-inflammatory drugs. Dig Dis Sci. 2006 Jan;51(1):168-72.
  • Ordás I, Eckmann L, Talamini M, Baumgart DC, Sandborn WJ. Ulcerative colitis. Lancet. 2012 Nov 3;380(9853):1606-19.
  • Theochari, N. A., Stefanopoulos, A., Mylonas, K. S., & Economopoulos, K. P. Antibiotics exposure and risk of inflammatory bowel disease: a systematic review. Scandinavian journal of gastroenterology. 2018; 53(1): 1-7.
  • van der Heide F, Dijkstra A, Weersma RK, Albersnagel FA, van der Logt EM, Faber KN, Sluiter WJ, Kleibeuker JH, Dijkstra G. Effects of active and passive smoking on disease course of Crohn's disease and ulcerative colitis. Inflamm Bowel Dis. 2009 Aug;15(8):1199-207.