Enfermedad de Crohn

María Vijande · 14 agosto, 2019
Como las causas de la enfermedad de Crohn son desconocidas, esta enfermedad es incurable. No obstante, sí que se puede controlar actuando sobre sus síntomas.

La enfermedad de Crohn es una enfermedad intestinal que consiste en la inflamación crónica del espesor de la pared de diversos tramos del tracto digestivo, generalmente en el intestino.

Puede afectar a personas de cualquier edad. Sin embargo, la mayoría de los pacientes son adultos jóvenes entre los 16 y los 40 años. La enfermedad de Crohn se presenta normalmente en las personas que viven en climas septentrionales.

Afecta a hombres y mujeres por igual y, además, parece ser más común en algunas familias, por lo que deducimos que la genética está implicada en el desarrollo de la enfermedad. Aproximadamente un 20 % de los pacientes con enfermedad de Crohn tienen un familiar con algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

Para entender mejor la enfermedad de Crohn, es importante hacer una breve reseña a la enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal o EII se caracteriza por la inflamación crónica de la pared intestinal de etiología no específica.

Además, se presenta más de una vez a lo largo del tiempo. Dentro de esta enfermedad, se encuentran otras dos grandes patologías, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

En cuanto a la primera, solo afecta a la mucosa de la pared del colon. A diferencia de esta, la enfermedad de Crohn afecta a todo el espesor de la pared intestinal y a todos los segmentos intestinales. No obstante, esta afección aparece de forma segmentaria y asimétrica.

Dolor de estómago

Descubre: Omeprazol

Causas de la enfermedad de Crohn

El origen exacto de esta enfermedad es desconocido, pero se han establecido una serie de factores inmunológicos, microbiológicos, ambientales y genéticos que aumentan el riesgo de padecerla.

La hipótesis más aceptada en cuanto a la importancia de estos factores señala que existe una susceptibilidad individual determinada genéticamente. Este hecho incide en que la enfermedad se desarrolla frente a una desregulación autoinmunitaria frente a determinados factores ambientales, dentro de los cuales la microbiota juega una importancia relevante.

En definitiva, los factores que favorecen el desarrollo de la enfermedad de Crohn son:

  • Genéticos.
  • Inmunológicos.
  • Ambientales.

Síntomas

Como la enfermedad de Crohn puede afectar a cualquier parte del intestino, los síntomas pueden ser muy distintos entre un paciente y otro. Entre los más comunes encontramos:

Como hemos dicho, no todos lo pacientes padecen estos síntomas. Algunas veces la enfermedad cursa sin ninguno de ellos. Por otra parte, otros síntomas son: dolor anal, fisuras y artritis.

Además, esta enfermedad se ha relacionado con una mayor predisposición a padecer cáncer de colon. Sin embargo, los estudios todavía no han sido concluyentes, ya que no se conocen las causas exactas del desarrollo de la enfermedad de Crohn.Colon irritable

Quizá te interese: Úlcera gástrica o de estómago

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de esta patología se realiza mediante los datos clínicos obtenidos de las pruebas de laboratorio y de las histológicas, además de las endoscópicas y las radiológicas. No hay ninguna prueba específica para detectar la enfermedad.

Por lo tanto, se necesita que descartar siempre la enteropatía celíaca y las infecciones intestinales, ya que ambas enfermedades también cursan con una inflamación de la mucosa.

La falta de una prueba efectiva para el diagnóstico precoz de esta enfermedad da lugar a un retraso importante en el mismo. Las pruebas que se realizan son:

  • Endoscopia: permite el diagnóstico inicial y diferencial. Sirve, además, para valorar la respuesta al tratamiento y, en algunos casos, como método de terapéutico.
  • Radiología: ayuda a la detección de edema, úlceras, estenosis, fístulas y afectaciones extraintestinales.
  • Pruebas de laboratorio: se suele hacer la prueba de la calprotectina, la cual determinará si hay inflamación intestinal o no, según exista la presencia de esta proteína en las heces o no.
  • Histología: se realiza una biopsia para llevar a cabo un diagnóstico diferencial.

Tratamiento

Como las causas de la enfermedad de Crohn son desconocidas, esta enfermedad es incurable. No obstante, sí que se puede controlar actuando sobre sus síntomas. Por esta razón, la mayoría de los pacientes pueden hacer vida normal.

En este sentido, el objetivo del tratamiento es evitar nuevos brotes o reducir la duración de los que surgen. Entre las opciones de tratamiento encontramos:

  • Farmacológico: los fármacos utilizados suelen ser los glucocorticoides en los brotes agudos y los inmunosupresores para mantener el efecto a largo plazo.
  • Quirúrgico: cosiste en extirpar la parte del intestino afectada y que la persona quede libre de síntomas a corto plazo. Esta operación no es curativa.
  • Cambios en la dieta.
  • Najarian, D. J., & Gottlieb, A. B. (2003). Crohn ’ s Disease. Drug Therapy.
  • Welch, C. E. (1970). Enfermedad de Crohn. Prensa Medica Argentina.
  • Scott, F. I., & Osterman, M. T. (2013). Medical management of crohn disease. Clinics in Colon and Rectal Surgery. https://doi.org/10.1055/s-0033-1348043