Deporte

María Vijande · 22 agosto, 2019
Hacer deporte acarrea numerosos beneficios para la salud física y mental. Por esta razón, es muy importante que todo el mundo lo practique de forma regular.

El término deporte hace referencia a una actividad física, básicamente de carácter competitivo, que mejora la condición física de la persona que lo practica. De igual forma, el deporte cuenta con una serie de propiedades que lo hacen diferente del juego.

Por su parte, la RAE o Real Academia Española define esta palabra como una actividad física que se ejerce por medio de una competición y cuya práctica requiere entrenamiento y normas.

En general, la definición de deporte va relacionada con la actividad física. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no se debe confundir con el ejercicio físico, ya que existen deportes como el ajedrez que no necesita actividad física, pero sí agilidad y gran concentración. La mente forma parte del cuerpo y su actividad es considerada como actividad física, pero no como ejercicio físico.

En este sentido, el Comité Olímpico Internacional señala que el deporte es un derecho humano y reza lo siguiente: “toda persona debe tener la posibilidad de practicar deporte sin discriminación de ningún tipo y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, solidaridad y espíritu de amistad y de juego limpio”.

Un poco sobre la historia del deporte

Deporte

En la prehistoria, gracias a las relaciones sociales de las primeras civilizaciones, los juegos deportivos, como la lucha por ser el más fuerte o simplemente el tener que cazar para sobrevivir, hicieron que el deporte empezara a aparecer.

Los primeros ‘deportistas’ empezaron a formar la sociedad y realizaron actividades como:

  • Levantar pesos.
  • Nadar.
  • Caminar.
  • Correr.
  • Saltar.
  • Lanzamientos.
  • Trepar.
  • Otros.

Todas las actividades mencionadas empezaron como necesidades básicas para sobrevivir. Después, se empezaron a regular y dieron lugar los deportes conocidos hoy en día, como halterofilia, natación, marcha, atletismo, salto de longitud o altura o escalada.

Se tiene constancia de que, dependiendo de las culturas prehistóricas estudiadas, las personas se agrupaban de distintas formas para practicar deporte. Fue en la Antigua Grecia donde el deporte comenzó a tomar forma.

Todo derivó en las primeras competiciones, las cuales se bautizaron bajo el nombre de ‘Juegos Olímpicos’, porque se celebraban en la ciudad griega Olimpia. La competición duraba 6 días y los deportes que participaban eran:

  • Carreras.
  • Pentatlón.
  • Boxeo.
  • Carreras de carros.
  • Equitación.
  • Pancracio: mezclaba el boxeo y la lucha.

No obstante, no todo el deporte procede del continente griego. Cada deporte tiene distintos orígenes, incluso en los últimos siglos podemos seguir sumando historia a los deportes que se han ido creando.

Beneficios del deporte para la salud

Está más que comprobado que la práctica de algún deporte mejora numerosos aspectos del organismo favoreciendo, de esta forma, la conservación de una buena salud.

Quizás también te interese leer: Psicología de la salud: definición y características

Hacer deporte acarrea numerosos beneficios para la salud física y mental. Por esta razón, es muy importante que todo el mundo lo practique de forma regular. Lo más recomendable es hacerlo casi todos los días durante al menos 30 minutos para mantener un buen estado físico y mental.

A continuación, veremos con detalle todos los beneficios de la práctica deportiva sobre el organismo:

Corazón

Practicar deporte disminuye la frecuencia cardiaca de reposo y, cuando se hace un esfuerzo, aumenta la cantidad de sangre que expulsa el corazón en cada latido. De esta manera, la eficiencia cardiaca es mayor ‘gastando’ menos energía para trabajar.

Estimula la circulación dentro del músculo cardiaco. Este hecho hace que favorezca la irrigación sanguínea en este órgano y, en definitiva, en el sistema circulatorio. Como consecuencia, se previenen gran cantidad de enfermedades cardiovasculares.

Además, actúa sobre el endotelio, es decir, la capa de células que cubren las arterias por el interior. Durante la práctica deportiva se segregan hormonas y estas, a su vez, favorecen la segregación de otras sustancias necesarias para el correcto funcionamiento del endotelio.

Otro efecto beneficioso del deporte sobre el corazón, que no quiere decir que sea el último ya que son muchos los beneficios obtenidos, es la prevención de la aparición de varices.

Metabolismo

sinapsis

El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células para convertir a los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria. Esta energía hace falta para que el cuerpo cumpla con todas las funciones vitales, como respirar, hacer la digestión o mantener la temperatura corporal.

En este sentido, aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación.

También aumenta la actividad de las enzimas musculares, elementos que permiten un mejor metabolismo del músculo y, por ende, una menor necesidad de exigencia de trabajo cardiaco. A su vez, aumenta el consumo de grasa durante la actividad, lo que contribuye a la pérdida de peso y el mantenimiento de este en un margen normal.

Otro beneficio que aporta el deporte es que colabora en la disminución de los niveles del colesterol total y del LDL o ‘colesterol malo’ y en el aumento de los niveles del HDL o ‘colesterol bueno’. Mejora la tolerancia a la glucosa favoreciendo el tratamiento de la diabetes.

Además de los mencionados, podemos seguir listando los efectos que tiene la práctica deportiva en los siguientes puntos:

  • Aumenta la secreción y trabajo de diferentes hormonas que contribuyen a la mejoría de las funciones del organismo.
  • Contribuye en el mantenimiento de una vida sexual plena.
  • Mejora la respuesta inmunológica ante infecciones o agresiones de distinto tipo.
  • Fortalece estructuras.
  • Disminuye síntomas gástricos y el riesgo de padecer cáncer de colon.

Otros beneficios del deporte

Seguimos con otros beneficios que también nos proporciona esta práctica. Si no se hace en exceso, no suele presentar ningún contra, todo lo que nos aporta es positivo. Aún así, en casos de enfermedades graves es conveniente seguir los consejos del médico.

Tabaco

Las personas fumadores que practican deporte y quieren dejar este hábito, está demostrado que lo consiguen en una mayor proporción en comparación con los que no lo realizan. Además, si sumas el dejar de fumar con el deporte, notarás como tu capacidad pulmonar mejora de forma considerable.

Lee también: Las principales causas de EPOC

Bienestar

vida sana deporte ejercicio agua

Cuando se hace deporte, se produce la liberación de endorfinas. Estas sustancias son unos neurotransmisores que tienen una gran capacidad de analgesia, parecidas a las que posee la morfina. Por esta razón, nos sentimos mucho mejor después de la práctica deportiva.

También disminuye la sensación de fatiga, ya que da más energía y capacidad de trabajo al aparato locomotor.

Trabajo

Finalmente, mencionar los beneficios del deporte en relación al trabajo. Hay empresas que ya han introducido en su jornada laboral programas de ejercicio físico. Estos conducen a un mejor desarrollo del trabajo, además de mejorar la actitud positiva de los empleados.

Los empresarios ven estos programas de ejercicio como una inversión no como un gasto, ya que notan considerablemente los beneficios, entre los que mencionan:

  • Mejora de la puntualidad.
  • Mayores vínculos de lealtad del trabajador con la empresa.
  • Menos bajas laborales.
  • Disminución de las rotaciones de los empleados.

Además de los programas de ejercicio físico, las empresas están empezando a organizar diferentes actividades deportivas fuera del entorno laboral con el fin de que los empleados disminuyan el estrés, establezcan relaciones más cercanas con sus compañeros y mejoren la empatía con la empresa.

  • Kesler, C. K. (2013). Deporte. New West Indian Guide / Nieuwe West-Indische Gids. https://doi.org/10.1163/22134360-90001187
  • Ramírez, W., Vinaccia, S., & Gustavo, R. S. (2018). EL IMPACTO DE LA ACTIVIDAD FÍSICA Y EL DEPORTE SOBRE LA SALUD, LA COGNICIÓN, LA SOCIALIZACIÓN Y EL RENDIMIENTO ACADÉMICO: UNA REVISIÓN TEÓRICA. Revista de Estudios Sociales. https://doi.org/10.7440/res18.2004.06
  • Ruiz Llamas, G., & Cabrera Suárez, D. (2004). Los valores en el deporte. Revista Educacion. https://doi.org/10.1037/0022-006X.48.3.416