Los 5 tipos de alergias al gluten

El término "alergia" se usa en contextos informales para expresar cualquier manifestación luego de la exposición al gluten. Hoy te presentamos algunos de los tipos más frecuentes y sus síntomas.
Los 5 tipos de alergias al gluten
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 24 junio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 24 junio, 2021

Última actualización: 24 junio, 2021

El gluten es una proteína presente en muchos productos alimenticios y de cuidado personal. Aunque en teoría no desencadena alergia, las personas utilizan este término para describir una serie de complicaciones que se generan con su ingesta o contacto. Hoy nos enfocamos en los tipos de alergias al gluten más comunes, cómo se diferencian y qué síntomas característicos tienen.

Tipos de alergias al gluten

Los tipos de alergias al gluten han sido parte de las investigaciones desde hace décadas. Aunque este término no se usa en la literatura médica, en la que se prefiere hablar de trastornos, complicaciones o desórdenes, resulta dinámico para explicar a los pacientes que el contacto con la proteína desencadena una serie de problemas que dan origen a los síntomas.

La relación del gluten con afecciones gastrointestinales y de otro tipo ha motivado a un rechazo al consumo de productos que lo contengan. Hoy es posible comprar pan, avena, pasta, piza y demás alternativas etiquetadas como libres de gluten.

Para ello deben cumplir una serie de estándares internacionales. La Food and Drug Administration (FDA), por ejemplo, aprueba el etiquetado solo cuando hay menos de 20 partes por millón de gluten.

En todo caso, las personas no deberían eliminar por completo la proteína de su dieta, en especial si no saben si esta es la causante de sus síntomas. Conocer los tipos de alergias al gluten puede ser de gran ayuda, así como buscar asistencia médica.

Alimentos sin gluten.
Los alimentos sin gluten han avanzado mucho en su manufactura. Hoy es posible hallar una variedad enorme de alternativas.

1. Celiaquía

Conocida también como enfermedad celíaca, es un trastorno autoinmune para el que no existe cura. Se estima que afecta al 1 % de la población y que solo se desarrolla en pacientes con predisposición genética. De hecho, se han identificado los posibles genes responsables (HLA tipo II DQ2/DQ8).

El tratamiento de la celiaquía consiste en eliminar el gluten, ya que su mínima ingesta puede ocasionar la aparición de los síntomas y complicaciones derivadas de la enfermedad. Si un celíaco no elimina la proteína de su dieta se expone a la atrofia de las vellosidades del intestino y a desarrollar linfomas, diabetes, trastornos de la tiroides, osteoporosis y psoriasis.

Sus manifestaciones clínicas son muy variadas, ya que no siempre se presentan en el aparato gastrointestinal. La Celiac Disease Foundation apunta los siguiente entre sus principales signos:

  • Estreñimiento.
  • Diarrea crónica.
  • Fatiga y pérdida de peso.
  • Irritabilidad.
  • Anemia.

Se trata de una condición frecuente en personas con síndrome de Down, otros trastornos autoinmunes o historial de problemas gastrointestinales en la familia.

2. Sensibilidad al gluten no celíaca

Este tipo se caracteriza por desarrollar todos los síntomas de la enfermedad celíaca, solo que en los exámenes de diagnóstico los pacientes no cumplen con los criterios de celiaquía. Es decir, de forma oficial no son celíacos, pero su cuerpo reacciona con las mismas manifestaciones.

De acuerdo con Harvard Health Publishing, entre el 1 % y el 3 % de la población desarrolla este desorden. A pesar de que ha habido avances en su entendimiento, en realidad sigue desconcertando a la mayoría de los investigadores.

Debido a ello, su diagnóstico es complicado, aunque el tratamiento sigue siendo el mismo: eliminar el gluten.

3. Alergia al trigo

De todos los tipos de alergia al gluten en esta lista, es el único que realmente se manifiesta como tal. Muchas personas creen que tienen alergia al gluten cuando en realidad la tienen hacia el trigo.

Se sabe que se puede manifestar por exposición o por ingestión, siendo la primera más común en adultos y la segunda en niños. Entre sus síntomas clínicos destacamos los siguientes:

  • Urticaria y erupciones cutáneas.
  • Dificultad para respirar.
  • Congestión nasal.
  • Anafilaxia.

Además de esto, también se pueden presentar complicaciones gastrointestinales, como diarrea, estreñimiento, flatulencias o dolor en el área abdominal. Desde Johns Hopkins Medicine sugieren a los diagnosticados tener siempre a la mano inyecciones de epinefrina y pulsera de alerta médica.

4. Ataxia por gluten

Este es un trastorno autoinmune que se caracteriza por complicaciones neurológicas luego de la ingesta de gluten. Algunas investigaciones sugieren que es más común en personas mayores de 50 años y su principal manifestación es la descoordinación de movimientos.

Puede estar acompañado de lo siguiente:

  • Pérdida de equilibrio.
  • Temblores.
  • Visión borrosa.
  • Dificultad para concentrarse.

Se considera una afección rara, aunque el aumento exponencial de los casos de celiaquía también ha elevado las de ataxia por gluten. Su tratamiento consiste en eliminar esta proteína de manera permanente. De no hacerlo, el paciente se expone a un daño neurológico mayor.

Temblor por alergia al gluten.
Los temblores son uno de los signos de la ataxia por gluten. Pueden formar parte de un diagnóstico diferencial con otros trastornos neurológicos.

5. Dermatitis herpetiforme

La dermatitis herpetiforme también se conoce de manera popular como erupción por gluten y, siendo técnicamente precisos, en realidad es una manifestación de la celiaquía (es decir, uno de sus síntomas). La evidencia nos sugiere que es más común durante la edad adulta, con una prevalencia mayor en hombres que en mujeres.

Se caracteriza por sarpullidos con comezón en el área de los codos, los glúteos y las rodillas. A pesar de su nombre, no está relacionada con el virus del herpes. El término designa su similitud, aunque se traten de afecciones bien diferentes.

La dermatitis herpetiforme es una condición crónica. Aun cuando los pacientes eliminen por completo el gluten de su dieta, las manifestaciones pueden tardar meses e incluso años en desaparecer. En la literatura médica se denomina también enfermedad de Duhring-Brocq.

¿Cuándo buscar asistencia médica?

El diagnóstico de estas enfermedades solo es posible en ambientes clínicos controlados. Aunque presentes varios de los síntomas característicos de estos tipos de alergias al gluten, solo debes alertarte para recurrir a un especialista que corrobore su existencia.

Por tanto, se desaconseja eliminar el gluten o el trigo de la dieta sin la mediación de un experto. Existen muchas manifestaciones que pueden explicar los signos, entre ellos la alergia a los alimentos, el síndrome del intestino irritable o la enfermedad de Crohn. No debes actuar sin una confirmación de pruebas sanguíneas, genéticas y endoscópicas.

Te podría interesar...
Vivir con celiaquía
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Vivir con celiaquía

Vivir con celiaquía implica un cambio radical en los hábitos alimenticios y relaciones sociales. Descubre cómo lo puedes hacer.



  • Akhondi, H., & Ross, A. B. Gluten and associated medical problems. StatPearls. 2020.
  • Barbaro MR, Cremon C, Stanghellini V, Barbara G. Recent advances in understanding non-celiac gluten sensitivity. F1000Res. 2018 Oct 11;7:F1000 Faculty Rev-1631.
  • Hadjivassiliou M, Sanders DD, Aeschlimann DP. Gluten-related disorders: gluten ataxia. Dig Dis. 2015;33(2):264-8.
  • Lebwohl B, Sanders DS, Green PHR. Coeliac disease. Lancet. 2018 Jan 6;391(10115):70-81.
  • Quirce S, Boyano-Martínez T, Díaz-Perales A. Clinical presentation, allergens, and management of wheat allergy. Expert Rev Clin Immunol. 2016;12(5):563-72.
  • Salmi TT. Dermatitis herpetiformis. Clin Exp Dermatol. 2019 Oct;44(7):728-731.