Test de O'Sullivan o prueba de azúcar: ¿en qué consiste?

Las mujeres embarazadas deben someterse a una gran cantidad de pruebas para garantizar que todo está marchando de forma adecuada. ¿Deseas saber en qué consiste y cuál es su utilidad médica? ¡Sigue leyendo!
Test de O'Sullivan o prueba de azúcar: ¿en qué consiste?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 27 mayo, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 27 mayo, 2021

Última actualización: 27 mayo, 2021

Las mujeres son propensas a padecer ciertas enfermedades durante el embarazo. Por ello, es importante estudiar de forma periódica el estado de salud materno a través de diversos exámenes. Una de las pruebas que se debe realizar es el test de O’Sullivan, el cual es útil para el diagnóstico de diabetes gestacional.

La diabetes gestacional es la intolerancia a los carbohidratos diagnosticada por primera vez durante el embarazo, la cual tienen una intensidad variable. Este es un problema frecuente a nivel mundial y se estima que entre el 2 y el 9 % de todas las embarazadas lo padecen.

Esta complicación del embarazo expone al feto a cantidades elevadas de glucosa, lo que puede generar que el mismo tenga un tamaño excesivo o deficiente. Además, la misma genera problemas en la salud materna como hipertensión arterial, lo que puede a otras complicaciones.

¿En qué consiste el test de O’Sullivan?

El test de O'Sullivan requiere una muestra.
Este estudio requiere una muestra de sangre.

En términos sencillos, el test de O’Sullivan consiste en la medición de los valores de glucosa en sangre después de ingerir por vía oral 50 gramos de este tipo de azúcar. La valoración de los niveles plasmáticos debe realizarse 1 hora después de la ingesta, de manera que el cuerpo pueda procesar los azúcares consumidos.

La prueba no requiere una gran preparación antes de su realización, la misma puede hacerse a cualquier hora del día y sin tomar en cuenta la ingesta previa de alimentos. Las pacientes tampoco deberán seguir una dieta estricta los días previos al examen, de hecho, lo más recomendable es que continúen con su vida diaria.

Como se dijo con anterioridad, una de las principales utilidades de esta prueba es determinar el riesgo de padecer diabetes gestacional. El test de O’Sulivan puede realizarse a partir de la semana 14 del embarazo, sin embargo, lo ideal es realizarlo durante las semanas 24 y 28, donde alcanza una sensibilidad del 80 %.

El diagnóstico temprano de la diabetes gestacional es de vital importancia, ya que la presencia de la patología aumenta la probabilidad de sufrir complicaciones maternas y fetales. De esta manera, es posible tomar medidas correctivas a tiempo y evitar daños permanentes.

¿Quienes deben realizarse esta prueba?

Es muy importante que todas las mujeres embarazadas se realicen esta prueba con el fin de garantizar que los niveles de glucosa en sangre se encuentren en los valores normales. No obstante, el test de O’Sullivan adquiere mayor importancia en aquellas mujeres con un riesgo moderado o alto de padecer la complicación del embarazo.

Las mujeres con riesgo moderado de padecer diabetes gestacional son todas aquellas mayores de 25 años y que no posean ningún otro factor de riesgo. En estos casos, lo ideal es realizar el examen en cuestión solo en la semana 24 del embarazo. Si los resultados son satisfactorios, el examen no se debe repetir al menos que el especialista lo considere necesario.

Por otro lado, existe un riesgo elevado de padecer diabetes gestacional cuando se tienen más de 25 años y al menos 1 de los siguientes factores de riesgo:

  • Obesidad con un índice de masa corporal mayor a 30.
  • Presencia de glucosa en la orina.
  • Antecedentes personales o familiares de diabetes gestacional.
  • Alguna patología obstétrica.

Múltiples estudios establecen que estas mujeres deben realizarse el examen correspondiente en la semana 24 del embarazo. Además, el mismo deberá repetirse entre las semanas 32 y 36 para tener un mejor control de la evolución del embarazo.

¿Cómo es el procedimiento del test de O’Sullivan?

El test de O'Sullivan y su realización.
Esta prueba es diferente a la simple medición de azúcar con un glucómetro.

La prueba en cuestión no se diferencia mucho de un análisis de sangre convencional. En primera instancia, se puede acudir a cualquier hora del día para su realización y no debe de estar en ayuno. Primero el especialista procederá a extraer una muestra de sangre para establecer los valores basales de glucosa.

Una vez finalizado el primer análisis, se le indicará que ingiera un vaso de zumo muy dulce con 50 gramos de glucosa. Luego, deberá esperar sentada sin comer ni beber nada durante al menos 1 hora, hasta que el especialista vuelva a extraer una muestra de sangre para analizar la glicemia y compararla con los niveles basales.

Después de la segunda extracción el examen habrá terminado y serás libre de volver a tus actividades cotidianas. El test de O’Sullivan no suele tener ningún efecto secundario inmediato a parte del dolor en los sitios del pinchazo.

Interpretación de los resultados

Las cifras de glucosa en el plasma sanguíneo deben ser inferiores a 140 miligramos por decilitro 1 hora después de la administración de glucosa. En este sentido, cuando una paciente posee cifras más elevadas se dice que el test de O’Sullivan es positivo, sin embargo, esto no es suficiente para realizar un diagnóstico.

Esta prueba puede presentar falsos positivos, por lo que siempre que se tenga un O’Sullivan positivo será necesario someter a la paciente a una prueba de tolerancia oral a la glucosa. Esta prueba es muy similar, la diferencia es que la cantidad de glucosa ingerida será mayor, además las mediciones se realizarán a las 2 y 3 horas.

Por otro lado, una glicemia basal mayor a 125 miligramos por decilitro o una glicemia superior a 200 miligramos por decilitro a cualquier hora del día serán criterios suficientes para realizar el diagnóstico de diabetes gestacional.

Una prueba fundamental que no debe faltar

El test de O’Sullivan es uno de los exámenes más importantes de segundo trimestre del embarazo, sobre todo en aquellas mujeres que presenten riesgo de padecer diabetes gestacional. Un diagnóstico precoz es fundamental para evitar posibles complicaciones a lo largo del embarazo y a la hora del parto.

Las mujeres con un O’Sullivan positivo deberán realizar cambios en la dieta y disminuir el consumo de carbohidratos. Además, el chequeo médico constante es de vital importancia para detectar cualquier posible complicación a tiempo y evitar que genere daños severos.

Te podría interesar...
Tipos de diabetes: características y tratamiento
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Tipos de diabetes: características y tratamiento

En la actualidad se han identificado distintos tipos de diabetes, por lo que el tratamiento de esta patología puede variar en gran medida.



  • Rojas-Carrera S, Márquez-Celedonio F, Lagunes-Mijangos A, González-Arriola V. Precisión diagnóstica de la prueba de O’Sullivan en diabetes gestacional. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2013;51(3):336-9.
  • Plana Pintos R, Vázquez Troitiño F, Pérez Vences J, Malo García F et al. Diabetes Gestacional. Cad. Aten. Primaria. 2005; 12: 163-165.
  • Mañé Serra L. Un O’Sullivan alterado: caso clínico. Diabetes Práctica 2017;08(04):145-192.
  • Abenza Campuzano J. Cribado de diabetes gestacional con test de O’Sullivan. AMF 2015;11(2):103-105.
  • Codina M, Corcoy R, Goya M, Acosta Delgado D, Ballesteros Pérez M, Bandres Nivela M et al. Actualización urgente: alternativa temporal para el diagnóstico de hiper-glucemia gestacional y el seguimiento de estas mujeres y aquellas con diabetes pregestacional durante la pandemia COVID-19. Endocrinología, Diabetes y Nutrición. 2020;67(8):545-552.
  • Medina-Pérez E, Sanchez-Reyes A, Hernández-Penedo A, Martínez-López M et al. Diabetes gestacional. Diagnóstico y tratamiento en el primer nivel de atención. Med Int Méx. 2017 ene;33(1):91-98.