Estrógenos bajos: causas y síntomas

Los estrógenos son importantes para la vida de la mujer. Descubre por qué y cuáles son las consecuencias y causas de su disminución.
Estrógenos bajos: causas y síntomas
Sandra Golfetto Miskiewicz

Escrito y verificado por la médico Sandra Golfetto Miskiewicz el 25 septiembre, 2021.

Última actualización: 25 septiembre, 2021

Los estrógenos son hormonas sexuales que dan origen a las características sexuales secundarias femeninas. Son secretados por la capa granulosa del folículo ovárico, el cuerpo lúteo, la placenta (durante el embarazo) y la corteza suprarrenal. En las glándulas suprarrenales, parte del colesterol se convierte en andrógenos, y estos a su vez en dichas hormonas. Pero, ¿qué pasa cuando los estrógenos están bajos?

En el organismo, el principal estrógeno secretado por el ovario es el estradiol. Otros tipos menos activos son la estrona, el estriol y el estetrol. Cualquiera de ellos es capaz de reducir su concentración, aunque el estradiol es el más estudiado y medido.

Fisiología y funciones de los estrógenos

En la mujer, el eje hipotálamo-hipófisis-ovario regula la secreción de hormonas sexuales femeninas. El hipotálamo secreta la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), que estimula la secreción de la hormona folículo-estimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH).

Estas hormonas hipofisarias estimulan al ovario a producir estrógenos y progesterona. Los niveles elevados de estrógenos, a su vez, inhiben la secreción de FSH para mantener un nivel adecuado en la sangre, de acuerdo a la fase del ciclo menstrual.

Los estrógenos actúan sobre diferentes sistemas, pero principalmente sobre el aparato reproductivo de la mujer. Sus efectos son los siguientes:

  • Mamas: estimulan el desarrollo del tejido mamario glandular durante la pubertad femenina y el desarrollo de ductos mamarios durante el embarazo.
  • Útero: fomentan el crecimiento y la vascularización del endometrio.
  • Vagina: los estrógenos favorecen la proliferación de las células epiteliales que recubren las paredes vaginales y la vulva.
  • Resto del aparato genital: facilita el desarrollo de los folículos, aumentan el moco cervical haciéndolo más fluido, incrementa la motilidad de las trompas de Falopio.
  • Características femeninas: depósito de grasa en mamas y glúteos, más cabello, vello del pubis de forma triangular.
  • Anticoncepción: tanto los estrógenos naturales como los anticonceptivos orales inhiben la secreción de la GnRH y la FSH.
  • Huesos: los estrógenos determinan el brote de crecimiento puberal y participan en el desarrollo de los huesos largos y fusión de las placas de crecimiento epifisiario. También inactivan a los osteoclastos, o sea, disminuyen la remoción del calcio de los huesos, con menor riesgo de osteoporosis.
  • Cardiovascular: disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares al aumentar las lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol bueno.
  • Coagulación: aumentan ciertos factores de coagulación (I, V, VIII y IX), la formación de fibrinógeno y la actividad plaquetaria.
Mujer menopáusica con infarto por falta de estrógenos.
Los estrógenos son protectores cardiovasculares, por lo que su reducción en la menopausia aumenta el riesgo de infartos.

¿Qué síntomas producen los estrógenos bajos?

Los estrógenos bajos, sea cual sea la causa, afectan el aparato reproductivo y la calidad de vida de las mujeres en general. Los síntomas pueden variar, dependiendo del trastorno específico causante del déficit.

Hay signos asociados directamente al hipoestrogenismo y otros que son secundarios. Podemos resumirlos en la siguiente lista:

  • Alteraciones en el ciclo menstrual.
  • Sequedad vaginal que lleva a relaciones sexuales dolorosas.
  • Infertilidad.
  • Osteoporosis por disminución de la densidad ósea.
  • Sensación de calor brusca e intensa (sofocos).
  • Fatiga.
  • Cambios emocionales.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Infecciones urinarias recurrentes.

Causas de los estrógenos bajos

Las causas de los estrógenos bajos son muchas. Las podemos dividir en fisiológicas y patológicas. Las primeras se relacionan con la menopausia, es decir, con la regresión de los ovarios que reduce la producción natural de estrógenos.

Entre las causas patológicas, las más relevantes son las que trataremos a continuación.

Hiperprolactinemia

La causa más frecuente de hiperprolactinemia es el prolactinoma, un tumor productor de prolactina en la hipófisis. Los síntomas son la secreción láctea uni o bilateral por el pezón, espontánea o por expresión manual, no relacionada con el embarazo.

Amenorrea hipotalámica funcional (AHF)

La AHF es una forma de anovulación (ausencia de ovulación) crónica, debido a una secreción disminuida de GnRH, pero sin que exista una causa orgánica identificable. La administración exógena de GnRH puede corregir esta condición.

Síndrome de Kallmann

Este trastorno es un defecto genético producto de la interrupción de la migración embrionaria de las células que darán origen a las neuronas que sintetizan la GnRH. Suele ser más frecuente en hombres que en mujeres.

Los pacientes presentan anosmia o hiposmia (ausencia o disminución del sentido del olfato) y alteraciones de los caracteres sexuales. En los hombres, el volumen testicular es reducido y presentan disfunción eréctil.

Anorexia

Se define a la anorexia como la falta de apetito por un miedo intenso a aumentar de peso, a causa de una alteración de la imagen corporal. Se produce una pérdida de peso corporal para la talla (mayor a 15 %) y amenorrea (ausencia de menstruaciones) por lo menos por 3 meses.

Los cambios menstruales en la anorexia se producen por alteración del hipotálamo con disminución de la secreción de GnRH, que a su vez disminuye los niveles sanguíneos de LH. A larga, hay disminución de progesterona, testosterona, androstenediona y estrógenos.

Además de las alteraciones menstruales, la anorexia puede generar cambios dermatológicos por déficit vitamínico (cabello lanugo), hematológicos (anemia), renales (potasio bajo) y cardiovasculares (hipotensión, arritmias).

Ejercicio excesivo

Como en el caso anterior, hay alteración a nivel del hipotálamo, disminución de GnRH y una consecuente reducción de estrógenos. Las mujeres que realizan ejercicio excesivo presentan alteración en el desarrollo de características sexuales femeninas, amenorrea e infertilidad.

Insuficiencia ovárica primaria (IOP)

Este déficit de estrógenos se presenta en mujeres menores de 40 años y tiene etiología variada. Entre ellas, el tener folículos ováricos disfuncionales o en un número insuficiente al momento del nacimiento.

Es importante considerar que las mujeres con IOP no siempre dejan de menstruar y sus ovarios no siempre dejan de funcionar por completo. Por eso, en ocasiones pueden quedar embarazadas.

Síndrome de Turner

El síndrome de Turner es un trastorno genético que se caracteriza por la ausencia del cromosoma X en la mujer (X0). Se pueden observar cambios físicos como baja talla, cuello corto, implantación baja de las orejas, paladar hendido y mandíbula pequeña. Se acompaña de amenorrea y retraso en el desarrollo sexual.

Iatrogénico

Si las pacientes son sometidas a cirugía (ooforectomía o resección hipofisaria, por ejemplo), quimioterapia o radioterapia que afecte el eje hipotálamo-hipófisis-genital, pueden presentar estrógenos bajos de forma prematura, no asociados a la menopausia.

Cirugía que genera estrógenos bajos.
Hay cirugías que alteran la producción hormonal de las pacientes. Muchas veces no queda otra opción.

¿Cómo mejorar los síntomas de hipoestrogenismo?

Los síntomas ocasionados por la disminución de estrógenos pueden mejorar con terapias hormonales de reemplazo que consisten en la administración de estrógenos exógenos en forma de píldoras, parches e inyecciones. Sin embargo, antes de iniciar se debe evaluar cuidadosamente a la paciente.

Hay que considerar si tiene riesgo de desarrollar cáncer de mama o endometrio, así como su perfil cardiovascular, ya que los estrógenos exógenos pueden aumentar el riesgo de desarrollar estas patologías. El balance riesgo/beneficio de esta terapia es individualizado.

Te podría interesar...
Dolor de ovarios en la menopausia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Dolor de ovarios en la menopausia

El dolor de ovarios en la menopausia puede causar inquietud en las mujeres sintomáticas. Te contamos a continuación el por qué y más.



  • Delgado B,  Lopez-Ojeda W. Estrogen. StatPearls [Internet]. [Última actualización: abril, 2021; citado: julio 2021]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK538260/
  • Nass R et al. Physiological and Pathophysiological Alterations of the Neuroendocrine Components of the Reproductive Axis. Yen & Jaffe's Reproductive Endocrinology (Seventh Edition). 2014: 13; 439-484. doi: https://doi.org/10.1016/B978-1-4557-2758-2.00021-4
  • Meczekalski B, Podfigurna-Stopa A, Genazzani AR. Hypoestrogenism in young women and its influence on bone mass density. Gynecol Endocrinol. 2010 Sep;26(9):652-7. doi: 10.3109/09513590.2010.486452. PMID: 20504098.
  • Sociedad Argentina de Ginecología Infanto-juvenil. Amenorrea hipotalámica funcional: Guía de práctica clínica. J Clin Endocrinol Metab 2017 May; 102(5):1413-1439
  • Cabrejas MC, et al. Síndrome de Kallmann de diagnóstico tardío. Endocrinología y Nutrición Elsevier. 2015; 62 (2): 106-108. DOI: 10.1016/j.endonu.2014.10.002
  • Pikerton J. Fallo ovárico primario. Manual MSD [Internet]. [Última actualización: Dic 2020; citado: jul 2021]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/ginecolog%C3%ADa-y-obstetricia/anomal%C3%ADas-menstruales/fallo-ov%C3%A1rico-primario
  • Karen O Klein, et al. Estrogen Replacement in Turner Syndrome: Literature Review and Practical Considerations. J Clin Endocrinol Metab. 2018; 103 (5): 1790-1803, https://doi.org/10.1210/jc.2017-02183