Causas de la anemia

El déficit de hierro es una de las causas de anemia más comunes. Sin embargo, no es la única. Diversos trastornos pueden estar detrás del problema.
Causas de la anemia
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 03 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 02 junio, 2021

Última actualización: 03 junio, 2021

Además del déficit de hierro, existen otras causas de la anemia. Dependiendo de cuál sea la diagnosticada, los síntomas y el tratamiento variarán. Esto quiere decir que una persona con anemia ferropénica no requiere un tratamiento con las mismas especificaciones que una persona con anemia por enfermedades crónicas, por ejemplo.

Es necesario tener en cuenta que el término anemia se utiliza para englobar varios trastornos.

Si bien todos ellos comparten un rasgo en común (el recuento bajo de hemoglobina y eritrocitos), la causa detrás de dicho recuento bajo puede variar considerablemente, pudiendo ser no solo la manifestación de una enfermedad hematológica sino también de muchas otras condiciones.

Causas comunes

Las causas de la anemia incluyen déficits alimentarios
Algunas causas de anemia tienen mucho que ver con factores nutricionales.

De acuerdo con los expertos de la Clínica Universidad de Navarra, existen 3 motivos fundamentales por los que pueden disminuir los glóbulos rojos:

  • No se producen en cantidad suficiente.
    • Déficit de hierro.
    • Aplasias medulares.
    • Enfermedades crónicas (como las enfermedades reumáticas y la enfermedad que se asocia a la insuficiencia renal crónica).
    • Infiltración de la médula ósea por tumores.
  • La maduración de los glóbulos rojos no se da de forma eficiente en la médula ósea.
    • Déficit de folatos.
    • Déficit de vitamina B12.
  • Se destruyen o pierden a gran velocidad. 
    • Hemorragias.
    • Trastornos hereditarios (alteraciones de la membrana del hematíe o la hemoglobina, como la anemia falciforme).
    • Hemólisis o rotura intravascular de los glóbulos rojos de causa mecánica o autoinmune.

A continuación te explicaremos algunas de las más frecuentes: la anemia ferropénica y la megaloblástica.

Anemia ferropénica

El déficit de hierro es una de las causas de la anemia más comunes. A su vez, esta suele ser consecuencia de hemorragias (menstruación, hemorragias en el tracto digestivo, etc.). Se caracteriza por producir, principalmente, cansancio, palidez y debilidad en las personas.

Como se indica en el Manual MSD: “suele presentar un curso lento, porque pueden pasar muchos meses hasta que las reservas del organismo se consuman”.

Anemia megaloblástica o anemia por deficiencia de folatos

Otra de las causas de la anemia es la deficiencia de folatos o ácido fólico. A este tipo de anemia también se le conoce como anemia megaloblástica. A su vez, esta puede estar causada por una mala alimentación, alcoholismo prolongado, o el consumo de ciertos medicamentos (como los barbitúricos, por ejemplo).

Factores de riesgo

Existen varios factores de riesgo que pueden propiciar las anemias. Algunos de los más comunes son los siguientes.

Mala alimentación

Cuando no se mantiene una dieta adecuada, hay mayor probabilidad de desarrollar anemia y otros problemas de salud. En especial, cuando implica escaso consumo de fuentes de hierro, folatos y vitaminas.

Enfermedades crónicas

Padecer diabetes es una de las causas de la anemia
Muchas comorbilidades -como la diabetes- aumentan el riesgo de sufrir ciertos tipos de anemia.

La diabetes, la enfermedad renal crónica, la colitis ulcerativa y la artritis reumatoidea son algunos de los trastornos crónicos que pueden propiciar el desarrollo de anemia.

Trastornos del intestino

Cuando existe un trastorno que dificulta la correcta absorción de los nutrientes, como puede ser la celiaquía y la enfermedad de Crohn, las personas pueden desarrollar anemia.

Embarazo

Las mujeres embarazadas tienen riesgo de sufrir anemia ferropénica debido a que su organismo requiere una mayor cantidad de hierro durante esta etapa para suministrar oxígeno al bebé. También son propensas a sufrir de anemia por deficiencia de folato.

Menorragia (sagrado intenso durante la menstruación)

Las mujeres en edad fértil son propensas a sufrir de anemia ferropénica a causa del sangrado abundante durante la menstruación.

Otros factores de riesgo

  • Edad.
  • Cáncer.
  • Hemorragias.
  • Alcoholismo.
  • Trastornos de la sangre.
  • Enfermedades autoinmunitarias.
  • Antecedentes familiares [de anemia].
  • Consumo de ciertos medicamentos.

¿Cuándo consultar al médico?

Si notas molestias varias y sospechas que algo no va bien con tu salud y que podrías tener anemia, lo más recomendable es que vayas al médico a hacerte un chequeo en la brevedad posible.

Cuanto antes lo hagas, más pronto podrás recibir un diagnóstico y tratamiento acordes a tu caso, y con ello, sentirte mejor. Evita tomar suplementos (de hierro u otros) sin consultar con el profesional pues podría resultar contraproducente.

No pases por alto las molestias y resuelve siempre todas tus dudas con el profesional. Además de ello, recuerda que es muy recomendable que mejores tus hábitos de vida para reducir el riesgo de empeorar cualquier problema de salud y prevenir otros. Para saber cómo hacerlo paso a paso, el médico te dará algunas pautas.

Te podría interesar...
¿Qué es la ferritina?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es la ferritina?

La ferritina es una proteína encargada de almacenar hierro. El hierro es esencial para el metabolismo de muchos seres vivos.