Osteoporosis y menopausia: lo que debes saber

Se puede decir que la relación entre osteoporosis y menopausia tiene un origen hormonal. De hecho, son condiciones fuertemente ligadas. Te contamos más a continuación.
Osteoporosis y menopausia: lo que debes saber
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 15 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 14 junio, 2021

Última actualización: 15 junio, 2021

Debido a los cambios hormonales, a lo largo de la menopausia (e incluso después de esta) es común la pérdida de masa ósea. Por ello mismo, hay mujeres que pasan por osteoporosis y menopausia. Ahora bien, ¿qué es lo que hay que saber al respecto? Te lo contamos a continuación.

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis y la menopausia están relacionadas
La osteoporosis suele manifestarse con dolor óseo y fracturas, lo cual puede hacer necesarias las intervenciones quirúrgicas.

La osteoporosis es una enfermedad que implica la pérdida progresiva de masa ósea. Esto quiere decir que causa el debilitamiento y el deterioro progresivo de los huesos, haciéndolos más propensos a sufrir fracturas. Estas además pueden ocurrir por traumatismos mínimos o leves.

Como se indica en el Manual MSD, el envejecimiento y la falta de estrógenos son factores que inciden en su aparición. Sin embargo, un bajo consumo de fuentes de calcio y vitamina D, así como varias patologías son otros factores que deben tenerse en cuenta.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia se puede definir como el ‘cese de la menstruación y, por extensión, el fin de la etapa fértil de la mujer’. Forma parte del proceso natural de envejecimiento y suele darse, por término medio, en torno a los 51 años de edad. No obstante, los expertos apuntan que el rango se encuentra entre los 45-55 años.

Uno de los cambios más destacados de la menopausia tiene que ver con los niveles de estrógenos. A medida que la menopausia avanza, estos disminuyen. A su vez, esto produce diversos cambios en el organismo tanto a nivel físico como psicológico.

Los sofocos, los altibajos emocionales y las dificultades para tener un sueño reparador son algunos de sus síntomas más comentados en consulta, aunque puede llegar a causar varios más. Su intensidad varía de mujer a mujer, pues cada una es distinta.

¿Qué son los estrógenos? ¿Son estos el nexo entre osteoporosis y menopausia?

Los estrógenos son hormonas sexuales presentes tanto en hombres como mujeres. En el caso de ellas, aunque ciertamente tienen un papel fundamental en el desarrollo de los caracteres sexuales femeninos, también ayudan a regular diversos órganos y sistemas del cuerpo. Por ello, son importantes aún después de la pubertad.

Facilitan el flujo sanguíneo y el aporte de glucosa, por ejemplo, pero también influyen en la distribución de la grasa corporal y tienen un papel clave en el metabolismo óseo. Esto incluye el mantenimiento de la mineralización de los huesos. Por ello, cuando disminuyen durante la menopausia, los huesos se debilitan.

Como se indica en la publicación del Manual MSD antes citada, “el déficit de estrógenos aumenta la destrucción ósea y da lugar a una rápida pérdida de hueso”. Esto es lo que explica la relación entre osteoporosis y menopausia.

La progesterona también juega un papel clave en el mantenimiento de la masa ósea a lo largo de la vida. Por ello, cuando se da su disminución, también se puede elevar el riesgo de sufrir osteoporosis.

Factores de riesgo

La osteoporosis y la menopausia están ligadas al tabaquismo
Algunos malos hábitos de vida, como el tabaquismo, aumentan las probabilidades de sufrir problemas con el metabolismo óseo.

Es importante tener en cuenta que existe un mayor riesgo de sufrir osteoporosis en los siguientes casos:

  • Peso bajo y baja densidad ósea: las mujeres más delgadas y menudas tienen menor masa ósea, lo que puede suponer un riesgo de sufrir de osteoporosis.
  • Ser blanca/asiática: según la evidencia científica, las mujeres blancas y de raza asiática son más propensas a sufrir de osteoporosis en la menopausia.
  • Dieta baja en calcio y vitamina D: una mala alimentación siempre puede afectar la salud. En caso de que la dieta sea baja en estos nutrientes, el riesgo de osteoporosis aumenta.
  • Consumo de alcohol y tabaco: tanto las toxinas del alcohol como las del tabaco pueden reducir considerablemente la masa ósea y con ello, aumentar el riesgo de padecer osteoporosis en la menopausia.

Para reducir los factores de riesgo y prevenir la osteoporosis en la menopausia, es necesario hacer cambios en el estilo de vida. Una alimentación adecuada -que podría o no incluir suplementos de calcio y vitamina D-, según sea el caso, en combinación con una buena rutina de ejercicio, y otros hábitos de vida saludables pueden ser sumamente útiles en este sentido.

A la par de ello, será imprescindible dejar de fumar y reducir al mínimo el consumo de alcohol (aunque lo ideal sería evitarlo por completo), poner en práctica las recomendaciones del médico y asistir a los controles periódicos que pueda pautar.

Te podría interesar...
Menopausia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Menopausia

La menopausia es el período por el que pasan las mujeres cuando dejan de tener la menstruación. Generalmente, suele ocurrir cuando estas pasan los ...