Cólicos en el embarazo: causas y cómo aliviarlo

¿Has experimentado episodios de cólicos durante la gestación? Descubre los motivos y qué cosas puedes hacer para reducirlos.
Cólicos en el embarazo: causas y cómo aliviarlo
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

Los cólicos en el embarazo son uno de tantos síntomas que experimentan millones de mujeres durante la gestación. Complementan a otros signos gastrointestinales como lo son el estreñimiento, la hinchazón, la acidez estomacal, las náuseas y los vómitos. Los cólicos en el embarazo se manifiestan por muchos factores, entre ellos la dieta y los cambios hormonales.

Como es de esperar este síntoma puede ser muy molesto, e incluso puede preocupar a la madre de un problema mayor. Por fortuna, no tiene un impacto directo en el feto; esto sin importar la intensidad de los mismos. Existen varias formas de hacerles frente, aunque como es de esperar no se pueden controlar del todo. Veamos qué puedes hacer al respecto.

Causas de los cólicos en el embarazo

Como bien apunta la American Pregnancy Association, los cólicos en el embarazo son una consecuencia de los cambios hormonales en el organismo.

Entre muchas otras cosas la progesterona es la responsable de la distensión muscular. En concreto, de la distensión del útero. Este cambio puede afectar también a zonas aledañas, como lo es por ejemplo el tracto gastrointestinal.

Esta relajación muscular puede derivar a que se altere de forma parcial el proceso digestivo. El estreñimiento, la hinchazón y los cólicos en el embarazo son solo algunas de las consecuencias. Los especialistas definen a estas reacciones como molestias gastrointestinales menores en el embarazo, y ninguna de ellas se asocian con complicaciones graves.

Otras de las posibles explicaciones de los cólicos en el embarazo las encontramos en la expansión del útero. A medida que este órgano crece con el pasar de las semanas ejerce presión en los intestinos.

Dicha presión se traduce en un proceso digestivo más lento y en el retraso de la liberación de los gases. Como consecuencia las embarazadas experimentan estreñimiento y flatulencias.

También es pertinente mencionar el papel de la dieta en los cólicos durante la gestación. Algunos alimentos incentivan más que otros la producción de gases, los cuales causan presión, hinchazón y estreñimiento en el intestino.

Otros de los desencadenantes de este síntoma son el estrés, la ansiedad y los suplementos que se ingieren. A menudo las causas son multifactoriales, de modo que se deben considerar todas en conjunto.

7 consejos para aliviar los cólicos en el embarazo

No puedes evitar los cólicos en el embarazo en su totalidad, ya que los cambios hormonales y fisiológicos no se pueden controlar de ninguna manera. A pesar de ello, la mayoría de las gestantes experimentan cambios positivos luego de considerar algunos ajustes en el estilo de vida. Te dejamos de esta manera con los principales.

1. Bebe abundante agua

Los cólicos en el embarazo pueden controlarse con abundante líquido
El agua es vital en cualquier etapa, pero se hace inclusive más importante en el embarazo. Es preciso mantener una hidratación constante.

Beber al menos 2 litros de agua a lo largo de la jornada es útil para reducir el estreñimiento, también para fomentar el buen funcionamiento del proceso digestivo en general. Concéntrate principalmente en el agua mineral, ya que es más saludable para ti y para el feto.

Recuerda que debes aumentar la cantidad de acuerdo con tu estado de embarazo, así que consulta con el especialista para mayor información.

2. Come y bebe más despacio

La manera en que comes y bebes puede ocasionar por sí misma cólicos en el embarazo. Al comer y beber de manera inapropiada ingieres gases que se acumulan en tu sistema digestivo. Asegúrate entonces de comer lento, evitando abrir mucho la boca con cada bocado.

En el caso de las bebidas evita el uso de pajitas, ya que en contra de lo que se piensa estas aumentan la absorción de aire (específicamente al beber las últimas gotas del líquido).

3. Controla la ingesta de algunos alimentos

Los alimentos que deberías controlar para evitar molestias son el brócoli, el coliflor, las cebollas, las lentejas, las ciruelas pasas, el repollo, el queso, las manzanas y los frijoles.

Ciertamente, durante el embarazo debes asegurarte de consumir todos los grupos alimenticios; de manera que lo ideal es que los reduzcas en tu dieta en lugar de eliminarlos por completo. Consulta con un nutricionista para evitar descompensaciones en este plano.

Oros alimentos que debes reducir son las frituras, el picante y los grupos muy grasosos y azucarados. Todos estos también promueven los cólicos en el embarazo, y en este caso no son particularmente los más saludables para el feto. Controlar la ingesta de estos y los grupos anteriores reduce significativamente esta complicación menor en las gestantes.

4. Controla tu estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad también pueden provocar cólicos en el embarazo. Es natural que las gestantes experimenten cierto nivel de ambos, aunque como es de esperar cuanto más se controlen mejor.

Hay muchas formas de hacerlo, entre las cuales destacamos los ejercicios de respiración, beber té, practicar yoga para embarazadas, apuntarse a sesiones de meditación e incluir un nuevo hábito (como tejer, escribir o pintar).

5. Haz ejercicio

Los cólicos en el embarazo pueden controlarse con ejercicio
Algunas actividades relajantes y deportivas de bajo impacto como el yoga pueden ser útiles para reducir el estrés. Esto también puede ayudar a controlar los cólicos.

Los expertos atribuyen al ejercicio innumerables beneficios durante el embarazo. En este caso en concreto ayuda a estimular el proceso digestivo, reduce la hinchazón, previene el estreñimiento y facilita la liberación de los gases acumulados. El ejercicio debe adecuarse al estado del embarazo, esto considerando la propensión a sufrir lesiones con ciertos tipos de actividades.

6. Evita la ropa muy ajustada

Este es un consejo que además se debe tener en cuenta estando o no en gestación. La ropa muy ajustada se interpone en la circulación y favorece a la retención de gases.

Entre otras cosas, también fomenta las infecciones en los genitales, puede causar parestesias (sensaciones anormales) por la compresión de los nervios y dificulta la movilidad. Si la ropa que usas te deja marcas en la piel y te impide moverte libremente considera sustituirla por otra más holgada.

7. No consumas bebidas carbonatadas

Por último, otra de las recomendaciones para evitar los cólicos en el embarazo es eliminar la ingesta de bebidas carbonatadas. Aunque es cierto que pueden calmar más rápido la sensación de sed, y que son útiles para calmar el antojo por el azúcar, promueven la acumulación de gases en el intestino. Trata de eliminarlas por completo, o en todo caso reducirlas al mínimo.

Reiteramos que los cambios hormonales impiden reducir a cero los cólicos en el embarazo, aunque si sigues todos estos consejos lograrás controlarlos en gran medida. En caso de que persistan no dudes es consultarlo con tu especialista. Es probable que estos sean un síntoma de una condición mayor o se puedan controlar por otras vías.

Te podría interesar...
Sangrado durante el embarazo: lo que necesitas saber
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Sangrado durante el embarazo: lo que necesitas saber

El sangrado durante el embarazo puede tener múltiples causas, algunas leves y otras severas. Entra y conoce todas ellas.



  • El-Khayat, I. A. Traditional management of gastrointestinal minor discomforts during pregnancy. Journal of High Institute of Public Health. 2007; 37(3): 737-757.
  • Olson, D., Sikka, RS, Hayman, J., Novak, M. y Stavig, C. Ejercicio en el embarazo. Informes actuales de medicina deportiva. 2009.