Blefaroplastia: todo lo que necesitas saber

La blefaroplastia es una intervención quirúrgica que busca remodelar el tejido de los párpados. Conoce el procedimiento y todo lo relacionado con él.
Blefaroplastia: todo lo que necesitas saber
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 03 mayo, 2022

La cirugía plástica oftálmica forma parte de una de las intervenciones quirúrgicas más comunes. Entre otras cosas se realizará para corregir trastornos del párpado, alteraciones en la función lagrimal, inconvenientes con la órbita ocular y por motivos estéticos. Existen varias alternativas disponibles, pero como indican los expertos la blefaroplastia es de lejos la más popular.

El procedimiento también se conoce como cirugía de párpados, lifting de ojos o levantamiento de párpados. En comparación con otras cirugías estéticas es mínimamente invasiva, segura y con riesgos asociados muy bajos. Aunque se trata de una intervención muy conocida en el público general buena parte de este ignora por completo los detalles del procedimiento. En las líneas siguientes te enseñamos todo sobre la blefaroplastia.

¿Qué es una blefaroplastia?

La blefaroplastia es una intervención quirúrgica en la que se elimina o se remueve el exceso de músculo, grasa o tejido de uno o ambos párpados. Es sus inicios se hacía solo para corregir defectos funcionales, aunque en las últimas décadas ha cobrado popularidad para corregir defectos estéticos y otorgar así una mejor apariencia. En estos últimos casos se conoce como cirugía de rejuvenecimiento de ojos.

Con el paso de los años los párpados van cediendo su uniformidad. El párpado superior tiende a estirarse y descolgarse, lo que puede ocasionar fatiga ocular por el exceso de piel que debe soportar el ojo y una reducción del campo de visión. Esta condición de denomina dermatocalasia. Las personas también pueden desarrollar ptosis palpebral, una caída del párpado más pronunciada.

El párpado inferior también se reciente, y lo hace en principio de dos formas. La más es común es la acumulación excesiva de grasa que da como lugar a bolsas malares y festones. También puede producirse el descenso del párpado producto de la acumulación de pliegues y arrugas. El ectropión palpebral es muy frecuente; esto es la inversión del párpado inferior hacia afuera.

Las descripciones anteriores son solo un ejemplo de algunas complicaciones que pueden requerir una blefaroplastia. Desde el punto de vista funcional, los expertos señalan que luego de la cirugía los pacientes presentan una ampliación del campo visual, una mejor visión y una reducción de los dolores de cabeza. También se han reportado varios beneficios estéticos como son los siguientes:

  • Aumento subjetivo del bienestar personal.
  • Aumento de la seguridad.
  • Mayor valoración del atractivo.
  • Aumento de la autoestima.
  • Incremento de la autoconfianza.

Por esta razón se puede afirmar que la blefaroplastia tiene dos usos primarios: corregir defectos funcionales de la vista y otorgar una mejor apariencia estética. En este último caso los pacientes deben saber que la intervención no elimina los halos oscuros en el párpado inferior, las arrugas faciales o las conocidas como patas de gallo. Para deshacerse de esto se requieren intervenciones adicionales.

¿Cómo se hace una blefaroplastia?

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico
Por fortuna, la blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico relativamente sencillo y con pocas complicaciones asociadas.

El procedimiento quirúrgico se puede hacer solo en el parpado superior, solo en el párpado inferior; o en ambos. En función de las áreas que se deben corregir la intervención puede durar entre 90 minutos y 2 horas. Se hace con anestesia local o general, todo depende del criterio del experto, la comodidad del paciente y la necesidad de realizar intervenciones secundarias.

La cirugía en sí misma es muy simple, y en líneas generales es mínimamente invasiva en contraste con otros procedimientos quirúrgicos. El profesional realiza un marcaje superficial sobre las áreas donde trabajará y luego realiza una incisión con este como referencia. La incisión la hace siguiendo las líneas naturales de los párpados. Luego, extrae el exceso de grasa, tejido y músculo separando la piel de ellos.

Después de hacerlo, cierra la incisión con puntos de sutura muy pequeños. En el caso de los párpados inferiores es posible que no se requiera hacer el corte, todo depende del método que utilice el especialista. En ciertos contextos, además de eliminar el exceso de tejido, el especialista puede optar también por reposicionarlo para lograr una mayor funcionalidad o apariencia estética.

¿Cuáles son los riesgos de una blefaroplastia?

Aunque la cirugía de levantamiento de párpados es poco invasiva si se compara con otras intervenciones quirúrgicas, esto no implica que esté exenta de complicaciones. Los expertos han catalogado a las siguientes entre las más comunes:

  • Abrasiones corneales.
  • Hemorragia retrobulbar.
  • Estrabismo.
  • Malposiciones del párpado superior o el párpado inferior.
  • Exposición de la córnea.
  • Asimetrías.
  • Cicatrización persistente.
  • Edemas persistentes.

En general, la complicación más frecuente luego del proceso operatorio es el incumplimiento de las expectativas del paciente. Se ha creado una idea errónea sobre los efectos de esta intervención, de manera que la mayoría de las personas que se acercan a ella (tanto por motivos funcionales como estéticos) reúnen altas expectativas con respecto a los resultados.

Por supuesto, también puede ocurrir sangrado, reacciones alérgicas e infecciones. Las reacciones adversas y los riesgos de la intervención son muy bajos, algo que todos los candidatos deben saber. Conversar con el especialista puede ser de gran ayuda para conocer el alcance de estos y los resultados que se pueden obtener.

Preguntas frecuentes sobre la blefaroplastia

La blefaroplastia es practicada por un oftalmólogo
Es fundamental que el procedimiento sea realizado por un profesional de la salud debidamente cualificado.

Aunque ya hemos abordado las principales cuestiones en relación con la cirugía, es muy probable que guardes ciertas dudas sobre ella. Te dejamos así con algunas preguntas frecuentes que buscan responder a las inquietudes comunes de los candidatos.

¿Existen alternativas a esta cirugía?

Sí, aunque la mayoría de ellas están orientadas a los pacientes que tienen motivos estéticos. La ulterapia, las inyecciones de bótox, los peeling químicos, la microdermoabrasión y la dermoabrasión, el rejuvenecimiento cutáneo con láser y otras opciones están sobre la mesa.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

El proceso de recuperación es lento, ya que los moretones y la hinchazón pueden manifestarse hasta por 15 días. Dado que se concentran en un área que no puedes ocultar fácilmente, lo más probable es que no te sientas del todo cómodo hasta que transcurra este tiempo. Las cicatrices y los cortes pueden tardar meses en desaparecer por completo, algo que los candidatos deben saber.

Durante la primera semana las personas deben evitar hacer ejercicio, recibir luz solar directa, maquillarse, hacer movimientos bruscos en casa, consumir alcohol o tabaco y frotarse los ojos o zonas aledañas. Los pacientes deben seguir las indicaciones del médico, como por ejemplo la aplicación de compresas, la limpieza del área y dormir con la cabeza levantada por encima del pecho.

¿Para quién está indicada la blefaroplastia?

Está indicada a personas que padecen de algún tipo de trastorno en sus párpados que dificulta de una u otra manera su visión o bienestar. También para todos aquellos que buscan rejuvenecer esta área con un procedimiento estético. La mayoría de las intervenciones que se hacen en la actualidad son por este último motivo.

¿Cuánto duran los resultados de la intervención?

Ten en cuenta que la cirugía no detiene el proceso de envejecimiento, de manera que la piel se seguirá estirando y cediendo luego de realizarla. Por tanto, los resultados suelen durar entre 5 y 10 años. En algunos casos es permanente, todo depende de la naturaleza de cada paciente.

El líneas generales podemos concluir diciendo que la blefaroplastia es una intervención segura y muy útil para corregir defectos funcionales y estéticos. Recuerda hacerla solo en centros médicos que cuenten con la respectiva certificación, así como con profesionales cualificados. El resultado final y las complicaciones asociadas están condicionadas por estos aspectos.

Te podría interesar...
¿Qué es una lipoescultura?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es una lipoescultura?

La lipoescultura es una de las intervenciones estéticas más populares en la actualidad. Hoy te enseñamos qué es, cómo se hace y sus riesgos.



  • Alghoul, M. Blepharoplasty: anatomy, planning, techniques, and safety. Aesthetic surgery journal. 2019; 39(1): 10-28.
  • Hollander, M. H. J., Contini, M., Pott, J. W., Vissink, A., Schepers, R. H., & Jansma, J. Functional outcomes of upper eyelid blepharoplasty: A systematic review. Journal of Plastic, Reconstructive & Aesthetic Surgery. 2019; 72(2): 294-309.
  • Lelli Jr, G. J., & Lisman, R. D. Blepharoplasty complications. Plastic and Reconstructive Surgery. 2010; 125(3): 1007-1017.
  • Papadopulos, N. A., Hodbod, M., Henrich, G., Kovacs, L., Papadopoulos, O., Herschbach, P., & Machens, H. G. The effect of blepharoplasty on our patient's quality of life, emotional stability, and self-esteem. Journal of Craniofacial Surgery. 2019; 30(2): 377-383.