Muy Salud
 

Antioxidantes: ¿qué son y para qué sirven?

La acumulación de los radicales libres es capaz de incrementar el riesgo de mutación celular, lo que puede desencadenar la formación de células malignas a mediano plazo. Los antioxidantes vienen en ayuda y aquí te lo contamos.
Antioxidantes: ¿qué son y para qué sirven?

Los antioxidantes son un conjunto de sustancias presentes en los alimentos que, a pesar de no ejercer función nutritiva, cuentan con un papel esencial en la promoción de la salud. Intervienen en múltiples reacciones que tienen lugar a diarios en el organismo, neutralizando los subproductos de desecho que se originan.

Existen muchos antioxidantes distintos. La mayor parte de ellos están presentes en los alimentos de origen vegetal. También el cuerpo es capaz de sintetizar algunos de forma endógena, como medio de luchar contra el envejecimiento.

¿Cuál es la función de los antioxidantes?

Estas sustancias, como su propio nombre lo indica, se encargan de equilibrar los procesos de oxidación y de reducción que tienen lugar a diario en el interior del organismo. Son capaces de ceder un electrón a las especies reactivas de oxígeno que se forman a partir de las reacciones metabólicas. De este modo, los átomos se vuelven mucho más estables.

Hay que tener en cuenta que la oxidación es un proceso muy ligado a la inflamación. Esta última, a su vez, es capaz de aumentar la incidencia de varias patologías complejas, según un estudio publicado en Current Topics in Behavioral Neurosciences.

Un ejemplo de ellas serían las de tipo cardiovascular. La inflamación afecta al riesgo de formación de trombos y dificulta el flujo de sangre por el interior de los vasos sanguíneos.

Beneficios de los antioxidantes

Como indicamos, la ingesta regular de antioxidantes es capaz de reducir el número de metabolitos de desecho que se acumulan en los tejidos. Entre ellos destacan los radicales libres, especies reactivas de oxígeno con capacidad mutagénica. Estas suponen un peligro para la replicación celular y su presencia descontrolada ha demostrado capacidad carcinogénica.

De este modo, el consumo regular de los antioxidantes es capaz de ayudar en la prevención de los tumores. Al mismo tiempo, puede controlar los procesos de oxidación de la lipoproteína LDL, lo que se traduce en un menor riesgo cardiovascular.

Existe evidencia conforme el aporte de este tipo de sustancias repercute de manera positiva en el funcionamiento del corazón y en el trasporte de nutrientes a través de la sangre.

Antioxidantes y salud cardiovascular.
Los antioxidantes tienen la capacidad de mejorar la función cardíaca a largo plazo y evitar su envejecimiento prematuro.

¿Dónde encontrarlos?

Los antioxidantes se encuentran en los alimentos procedentes del reino vegetal. La mayor parte de ellos no son más que pigmentos encargados de aportarle coloración a los productos.

Algunas vitaminas también pueden actuar como antioxidantes, siendo la más representativa de este grupo la C, que se puede encontrar en los pimientos, en las fresas y en los cítricos.

De todos modos, el organismo puede sintetizar algunos elementos que desarrollan esta función. Entre todos ellos mencionaremos al glutatión, siendo también una sustancia presente en varios alimentos. Este compuesto equilibra los procesos de oxidación y de reducción que tienen lugar a nivel interno.

Suplementos de antioxidantes

Debido a los efectos beneficiosos del consumo de antioxidantes, algunos autores proponen la suplementación con los mismos para potenciar sus funciones. En este sentido, se han elaborado complementos dietéticos donde se aíslan fitonutrientes. Los más comunes son la curcumina, las antocianinas y la N-acetilcisteína.

Se ha evidenciado la capacidad de dichos suplementos de reducir la incidencia de muchas patologías complejas, como las neurodegenerativas. Al mismo tiempo, existe consenso conforme podrían estimular la oxidación de los lípidos, lo que genera un impacto positivo sobre la composición corporal del individuo.

De todos modos, la suplementación con antioxidantes no es beneficiosa en todos los contextos. En el marco del ejercicio intenso, el consumo de dichos elementos en grandes cantidades podrían interferir en las vías de señalización celulares, lo que impediría las adaptaciones musculares posteriores. Esto supone un problema de cara al incremento del rendimiento.

Antioxidantes y cáncer

Uno de los objetivos prioritarios del consumo de antioxidantes es la prevención del cáncer. Como hemos comentado, los radicales libres que se acumulan en los tejidos pueden aumentar el riesgo de mutaciones, lo que origina tumores.

No obstante, también se propone su utilización en grandes dosis una vez detectado el proceso cancerígeno. Al parecer, este tipo de elementos pueden mejorar los efectos de la quimioterapia, reduciendo la velocidad de progresión y de división tumoral.

Por lo tanto, la esperanza de vida se incrementaría con una intervención dietética adecuada. Los más estudiados con este objetivo son las antocianinas y la curcumina, además de algunos fitonutrientes presentes en las crucíferas. La vitamina C en dosis muy elevadas también posee efectos beneficiosos en estos casos.

¿Cuál es el mejor antioxidante?

Mucha gente se pregunta cuál es el antioxidante más poderoso o efectivo. A este respecto, existen muchas dudas. No se ha elaborado en la actualidad ningún listado organizado de antioxidantes según su potencial.

Podemos definir que los nutrientes presentes en las crucíferas son especialmente beneficiosos para la prevención de las patologías complejas de tipo respiratorio. La curcumina cuenta con potencial en el tratamiento y en la prevención de tumores vinculados al hígado. El licopeno del tomate, por su parte, genera un efecto positivo en el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Debido a que cada uno de ellos cuenta con funciones específicas y con tejidos diana determinados, lo adecuado resulta combinarlos en la pauta dietética. Este es otro de los motivos por los que una buena alimentación se ha de basar en la variedad de los alimentos incluidos.

Los vegetales en la dieta garantizan el consumo de antioxidantes

Según lo comentado, es fundamental incluir vegetales en la dieta para garantizar la ingesta de antioxidantes. Tanto las frutas como las verduras contienen este tipo de compuestos con propiedades beneficiosas. También las especias culinarias, por lo que se aconseja utilizarlas, en la medida de lo posible, para la elaboración de platos.

En el caso de que la dieta sea restrictiva en un grupo de alimentos determinado, por el motivo que sea, se puede llegar a valorar la suplementación. No obstante, esta determinación ha de consultarse primero con un profesional de la nutrición. Existen diferentes tipos de suplementos en el mercado y es importante adquirir aquel que cumple con las expectativas establecidas.

De todos modos, ten en cuenta que incrementar la ingesta de productos frescos y reducir la de ultraprocesados será un punto a favor a la hora de garantizar un correcto consumo de antioxidantes. Estos últimos cuentan con aditivos y con grasas trans capaces de incrementar los procesos oxidativos y la formación de compuestos de desecho.

Vegetales con antioxidantes.
La inclusión de vegetales en la dieta es el paso fundamental para ingerir antioxidantes variados.

Hábitos que reducen la oxidación

Además del consumo de antioxidantes, existen otros hábitos de vida que son capaces de reducir la oxidación del organismo, así como la inflamación. Uno de ellos es la práctica de ejercicio físico de forma frecuente. Esta rutina provoca el mantenimiento de un peso corporal adecuado.

Al mismo tiempo, resulta primordial garantizar un buen descanso. Durante las horas de sueño tienen lugar muchos de los procesos que cuentan con un carácter recuperador. Además, se sintetiza una neurohormona, la melatonina, que cuenta con elevadas capacidades antioxidantes.

Aparte, cabe destacar la importancia de evitar el estrés. Las situaciones de ansiedad incrementan la producción de la hormona cortisol, que se asocia a una mayor síntesis de especies reactivas de oxígeno en los tejidos. Dicha condición favorece la oxidación y la aparición del envejecimiento prematuro.

Antioxidantes: sustancias importantes y esenciales

Como has visto, los antioxidantes son sustancias presentes en los alimentos que cuentan con una repercusión fundamental en la salud. El consumo adecuado de los mismos puede prevenir la aparición de muchas patologías crónicas y complejas. Por este motivo, se recomienda su presencia regular en la dieta.

Los alimentos de origen vegetal son los que cuentan con un mayor contenido de este tipo de sustancias, que muchas veces son los pigmentos encargados de otorgarles color. No obstante, también se pueden sintetizar de forma endógena en el organismo.

Siempre cabe la opción de suplementarse con antioxidantes. De todos modos, no es una opción recomendada para todo el mundo ni para todos los casos. Cuenta con marcos de aplicación y con limitaciones, por lo que siempre te aconsejamos consultar con un profesional de la nutrición antes de tomar una decisión de este tipo.

Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes

Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes

Las enfermedades gastrointestinales se pueden presentar de múltiples formas en las personas. El dolor abdominal es un síntoma común.



  • Halaris A., Inflammation associated co morbidity between depression and cardiovascular disease. Curr Top Behav Neurosci, 2017. 31:45-70.
  • Ramírez Arroyo, Violeta. "Megadosis de vitamina C y cáncer." (2018).
  • Moloney JN., Cotter TG., ROS signalling in the biology of cancer. Semin Cell Dev Biol, 2018. 80: 50-64.
  • Aune D., Keum N., Giovannucci E., Fadness LT., et al., Dietary intake and blod concentrations of antioxidants and the risk of cardiovascular disease, total cancer, and all cause mortality: a systematic review and dose response meta analysis of prospective studies. Am J Clin Nutr, 2018. 108 (5): 1069-1091.
  • Baziar N., Parohan M., The effects of curcumin supplementaation on body mass index, body weight, and waist circumference in patients with nonalcoholic fatty liver disease: a systematic review and dose response meta analysis of randomized controlled trials. Phytother Res, 2020. 34 (3): 464-474.
  • Zhao X., Zhang M., Li C., Jiang X., et al., Benefits of vitamins in the treatment of parkinson's disease. Oxid Med Cell Longev, 2019.
  • Athreya K., Xavier MF., Antioxidants in the treatment of cancer. Nutr Cancer, 2017. 69 (8): 1099-1104.

Graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Santiago de Compostela, con un postgrado en Condicionantes Genéticos, Ambientales y Nutricionales del Desarrollo y el Crecimiento y un curso de Experto Universitario en Nutrición Deportiva por la UNIR.
Actualmente, trabaja como nutricionista en una clínica y en el Real Club Deportivo de La Coruña S.A.D.