Las diferencias entre amor y enamoramiento

Aunque parezcan palabras intercambiables, el amor y el enamoramiento no son lo mismo. Uno se basa en la superficialidad, mientras que el otro hace referencia a la atracción real y sincera. ¿Quieres conocer sus diferencias?
Las diferencias entre amor y enamoramiento
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador.

Última actualización: 24 diciembre, 2021

El amor es el motor de la vida. Los seres humanos somos por definición sociales y, debido a ello, tendemos a buscar la aprobación y el calor ajenos. Algo tan simple como una caricia, un abrazo, un beso o una buena palabra emitida por alguien a quien queremos es suficiente para alegrarnos el día. De todas formas, a veces confundimos el amor con algo más superficial (y tóxico).

Distinguir entre nuestras emociones básicas es cuestión de experiencia y perseverancia, pero también puedes empezar el camino tras leer estas líneas. Aquí te presentamos las diferencias más importantes entre amor y enamoramiento: aunque las palabras parezcan lo mismo, su significado e implicaciones a largo plazo son muy diferentes. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el amor?

La Asociación Estadounidense de Psicología (APA) define al amor como ‘una emoción compleja que involucra fuertes sentimientos de afecto y ternura por el ente amado, sensaciones placenteras en su presencia, devoción por su bienestar y sensibilidad por sus reacciones hacia uno mismo’. Se trata de un concepto universal relativo que hace referencia a la armonía entre seres.

El psicólogo Robert J. Sternberg recogió una serie de postulaciones de lo más interesantes para categorizar esta emoción en su teoría triangular del amor. Según él (y otros muchos profesionales), estos son los 3 pilares básicos que la conforman:

  1. Pasión: se trata de un sentimiento de entusiasmo y atracción hacia alguien o algo. Puede ser sexual, pero también hace referencia a la estimulación mental. Es muy poderoso y, aunque representa un rasgo positivo en la mayoría de los casos, también puede desencadenar la actuación irracional.
  2. Intimidad: es la cercanía física o emocional entre 2 o más personas, siempre desde un punto interpersonal. Esta familiaridad entre los componentes de la relación permite sentir que el espacio creado es seguro y similar en lo que a sentimiento se refiere. De nuevo, la intimidad no siempre tiene por qué ser sexual.
  3. Compromiso: se trata de la decisión consciente de permanecer al lado de alguien. Esta viene determinada por el grado de satisfacción que encuentran ambas partes en la relación interpersonal generada, sea sexual o no.

Todos los pilares citados se pueden aplicar al ámbito de la pareja, pero también fuera de él. Los seres humanos podemos sentir pasión por un amigo cuando percibimos que nos estimula mentalmente o, por ejemplo, canalizar el compromiso permaneciendo al lado de nuestra familia a pesar de las dificultades. Amamos todo lo que es significativo para nosotros, aunque no tenga connotación carnal.

El amor puede tomar muchas formas y objetivos. No solo desarrollamos este sentimiento hacia las parejas sexuales.

¿Qué es el enamoramiento?

Las diferencias entre amor y enamoramiento incluyen su duración
El enamoramiento puede comprenderse como una fase inicial de una relación amorosa que puede o no evolucionar hacia el amor verdadero.

Antes de explorar las diferencias entre amor y enamoramiento, vemos de interés definir este último término, tan parecido al ya descrito a nivel fonético y muy distinto en concepto. El enamoramiento también es conocido como infatuation en inglésinfatuación/encaprichamiento en español, pero siempre significa lo mismo.

El Diccionario de Oxford define este concepto como ‘un sentimiento muy fuerte de amor o atracción por alguien o algo, especialmente cuando no es razonable y no dura mucho’. El enamoramiento o infatuación puede derivar en amor real con el tiempo y la creación de experiencias, pero en su concepción es mucho más superficial, plano y carente de motivo.

Se han propuesto 3 tipos de enamoramiento interrelacionados, los cuales se resumen en los siguientes conceptos:

  • I: consiste en dejarse llevar, sin discernimiento o juicio evaluativo adecuado, por un deseo ciego hacia alguien.
  • II: verse impulsado por un deseo o anhelo sobre el que el agente del sentimiento no tiene control.
  • III: el agente del enamoramiento exhibe mal juicio y valoración errónea por razones como ignorancia o imprudencia.

Dicho de manera sencilla, en el enamoramiento no se ama lo que se tiene delante, sino que el agente (el que lo experimenta) adora lo que cree que la persona representa, sin fundamento o experiencia previa. Quizá el término crush, tan aplicado a día de hoy, podría utilizarse como sinónimo de este sentimiento superficial e irracional.

El enamoramiento no es siempre malo, pero sí que acarrea connotaciones algo más negativas que otras emociones más sensatas.

Las diferencias más importantes entre amor y enamoramiento

Ahora que ya hemos diseccionado de forma extensa el significado de ambos términos, estamos preparados para explorar las diferencias básicas entre amor y enamoramiento. Te las mostramos a continuación.

1. La neurobiología de cada proceso es diferente

La Universidad de Harvard recoge una serie de conceptos fascinantes en lo referente a la neurobiología del amor y el enamoramiento. Este último sentimiento se basa mucho más en el deseo superficial y carnal, razón por la cual se asocia, sobre todo, a la necesidad inmediata de gratificación sexual.

Cuando una persona ve a su crush desde un enfoque carnal, el hipotálamo estimula la liberación de estrógeno y testosterona desde los órganos sexuales. Se postula que ambas hormonas se correlacionan de manera directa con la libido: a más concentración de ellas en sangre, más urgente es el deseo sexual.

Por otro lado, recordamos que el amor se compone de pasión, pero también de intimidad, atracción más allá de lo físico y compromiso. La atracción se asocia sobre todo a la liberación de dopamina y noradrenalina, lo cual nos hace sentirnos bien, positivos a nivel emocional y enérgicos cuando estamos cerca de alguien a quien queremos. Este circuito hormonal se mantiene más a largo plazo que el pasional.

El componente de intimidad se encuentra regulado primariamente por las hormonas oxitocina y vasopresina. La primera de las citadas se libera en grandes cantidades durante el sexo, pero también cuando una madre da de mamar a su hijo o en el parto. Este último frente es el que mejor explica las relaciones a largo plazo y la formación de vínculos férreos, sean sexuales o no.

El enamoramiento sigue un proceso neurobiológico mucho más carnal que el del amor. Este último requiere fluctuaciones hormonales a largo plazo que expliquen la vinculación más allá del sexo.

2. El enamoramiento es una fantasía rápida, mientras que el amor requiere tiempo

Quizá esta sea una de las diferencias más importantes entre amor y enamoramiento a nivel práctico. Por mucho que a veces nos duela reconocerlo, es imposible enamorarse a primera vista. Aunque sea muy difícil colocar un punto exacto en el que la atracción pasa a amor, sí que se ha registrado que la media muestral en algunas poblaciones a la hora de decir “te quiero” es de unos 100 días.

El amor requiere tiempo y los procesos neurobiológicos que lo explican en su totalidad no se instauran nada más ver a una persona. La intimidad, una de las bases esenciales de este sentimiento complejo, tarda como mínimo unas semanas. Si ves a alguien por primera vez y sientes un “fuego interno”, lo más probable es que experimentes un enamoramiento pasional.

El enamoramiento es inmediato, mientras que el amor requiere un intervalo temporal variable para aparecer en su máxima expresión. 

3. El enamoramiento no se basa en la percepción real del individuo

¿Crees que conoces a una persona solo con mirarle a los ojos? Si bien la postura, la forma de hablar y muchos otros elementos no vocales nos definen, es imposible descubrir las particularidades de un humano en cosa de horas, días e incluso meses. Solo tardamos unos 3 segundos en determinar que alguien es atractivo, pero meses o años en decidir si queremos pasar el resto de nuestra vida con él o ella.

El enamoramiento promueve que la idea formada del crush (o persona hacia la que se siente una atracción irracional) sea idílica. Esto es problemático en varios sentidos, pues se le da al objeto de deseo la oportunidad de conseguir lo que quiera a través de una imagen falsa de él o ella. Dicho de otro modo, el enamoramiento abre las puertas a la manipulación y otras prácticas dudosas.

Por otro lado, el amor se basa en querer a la persona a pesar de conocer sus fallos e imperfecciones. La convivencia y el paso del tiempo permiten a ambos miembros de la pareja descubrir aquello que no les agrada de su compañero, pero si el cómputo general es positivo, decidirán continuar juntos (algo que hace alusión al compromiso y la intimidad citados).

El enamoramiento se basa en la idea irreal de la persona, mientras que el amor tiene en cuenta los hechos objetivos observados a lo largo de la convivencia. 

4. El amor implica elección, no dependencia

Las diferencias entre amor y enamoramiento incluyen la madurez del proceso
Para comprender bien una relación amorosa y no confundirla con dependencia, es importante adquirir cierto grado de madurez emocional.

Si sientes que necesitas estar cerca de una persona para sentirte lleno, es hora de encender las alarmas. El enamoramiento genera una dependencia irracional, pues lo único en lo que se piensa es en descubrir al objeto de interés, pasar tiempo con él, demostrar que se es válido y generar intimidad.

Por otro lado, el amor es mucho más sano y no implica una dependencia clara hacia la otra persona. Alguien enamorado de verdad decide estar con su pareja porque le complementa a todos los niveles, no porque requiera su presencia para ser feliz y estar completo. Además, ser querido no es demandante y no hay que demostrar constantemente la validez propia.

Querer y ser querido es mucho más sencillo de lo que parece. No se necesita estar todo el rato al lado de la pareja ni impresionarla en cada momento.

5. El enamoramiento no es verdadero

Puede que esta última de las diferencias entre amor y enamoramiento suene vehemente de más, pero es muy importante ser claro con lo que se siente. El enamoramiento, a pesar de ser percibido como una sensación real (que lo es), no se basa en hechos verdaderos. Alguien con este sentimiento no se enamora de la persona que tiene en mente.

Algunos de los factores que juegan un papel esencial en el proceso de enamoramiento son los siguientes:

  1. La apariencia física por encima de todo lo demás, hasta el punto de eclipsar la personalidad.
  2. Las ideas que transmite el entorno sobre la personalidad del crush, las cuales son superficiales y no siempre se acompasan con la realidad.
  3. La atracción derivada de la dinámica grupal, no del trato que se tiene con el individuo en cuestión.
  4. La percepción que la propia persona emite de sí misma en redes sociales.

Todos los pilares del enamoramiento se basan en la ausencia de realidad. Solo se percibe fascinación por lo que expone el objeto de deseo, no lo que realmente es. Sin duda, esto puede convertirse en un problema a largo plazo en caso de iniciar una relación.

El enamoramiento se basa en lo que la persona quiere que el resto perciba, no en lo que realmente es.

Las diferencias entre amor y enamoramiento: una puede llevar a la otra

Aunque te hayamos mostrado muchas diferencias entre amor y enamoramiento en estas líneas, es necesario dejar claro que uno puede llevar a otro. Es posible que el enamoramiento llegue a transformarse en amor con el tiempo, pero una vez asentado, el amor nunca volverá hacia atrás (desaparecerá o se modificará, pero no se tornará en enamoramiento de nuevo).

Dicho de otro modo, es posible que la adoración inicial del enamoramiento pase a convertirse en algo sincero una vez que se empieza a conocer a la persona de verdad. También existe el escenario de que la relación no funcione y solo estuviese basada en el deseo. Sea como fuere, amar de manera real siempre será mucho más sano que atarse a una idea irreal de alguien.

Te podría interesar...
Filofobia o miedo a enamorarse: qué es y cómo superarlo
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Filofobia o miedo a enamorarse: qué es y cómo superarlo

La filofobia o miedo a enamorarse puede mantener a las personas aisladas y llevarlas a experimentar ansiedad, entre otros síntomas físicos o psicol...