6 beneficios de la amistad según la ciencia

Desarrollar vínculos de amistad puede reducir el estrés, estimular el desarrollo personal e incluso prolongar tu vida. Descubre otros de los beneficios de tener amigos.
6 beneficios de la amistad según la ciencia

Escrito por Daniela Andarcia, 08 Febrero, 2021

Última actualización: 14 Febrero, 2021

Los vínculos de amistad pueden surgir en varios contextos y edades, proporcionando un gran número de beneficios. Hay quienes tienen un abanico de amigos muy variado, o por el contrario pueden contar sus verdaderos afectos tan solo con los dedos de una mano, y en ocasiones les sobran dedos.

Lo relevante de tener amigos no es la cantidad si no la calidad de los mismos. La interacción social cara a cara libera numerosos neurotransmisores capaces de producir satisfacción.

Del mismo modo, un simple choque de manos entre amigos como señal de “complicidad” puede liberar, entre otras cosas, oxitocina. Además de incrementar tu nivel de confianza y reducir el cortisol, lo que se traduce en un descenso del estrés. Descubre otros beneficios de tener una amistad de calidad según la ciencia.

Los beneficios de la amistad según la ciencia

Por extraño que parezca, la amistad trasciende a la diversión, el compañerismo o la salud emocional. Un buen amigo puede contribuir a la mejora de la salud física, y a la materialización de algunos logros personales.

Ten presente que este tipo de vínculo afectivo está asociado a sentimientos positivos de cariño, sinceridad, lealtad, incondicionalidad y compromiso, por ejemplo. De este modo, no es descabellado que este tipo de relación pueda darse entre una persona y su mascota. Veamos en detalle cuáles son los beneficios de la amistad según la ciencia.

1. Tener compañía de calidad

Los buenos amigos suelen brindarte una buena compañía en diferentes escenarios de la vida. Estos se diferencian de los compañeros de trabajo o clase y de los vecinos. Puede que con estos, a pesar de que estén presentes, tengas la sensación de sentirte solo sin estar en una situación de aislamiento social.

Debido a la afinidad que suele existir en una amistad, son gratos los momentos juntos y, en situaciones difíciles, su presencia resulta un verdadero paliativo. Muchos categorizan estas relaciones como de calidad, debido al nivel de confianza intrínseco.

Los beneficios de la amistad pueden incluir el éxito laboral.
El desempeño en varios aspectos de la vida, incluyendo el trabajo, puede mejorar al tener buenas amistades.

2. Reducir el estrés

Es común que en algún momento pases por episodios de estrés emocional y en esta situación, un buen amigo es ideal para reducir estas tensiones. No importa si no cuentas con su presencia, una llamada en ocasiones es suficiente para mitigar los niveles de ansiedad y depresión.

Una amistad sólida en la que exista confianza y antecedentes anecdóticos funge como válvula de escape en situaciones escabrosas. Ten presente que al controlar los niveles de estrés, reduces el riesgo de desarrollar algunos trastornos y dificultades como las siguientes:

  • Insomnio.
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Sistema inmunitario comprometido.
  • Afecciones cardíacas y digestivas.
  • Enfermedades relacionadas con el estrés emocional prolongado.

Un estudio publicado en la revista Genus demostró que es posible minimizar los factores estresantes al contar con buenos amigos. Saber que hay alguien que puede ayudar a resolver o sobrellevar ciertas situaciones puede ser muy beneficioso.

3. Contar con apoyo emocional

Un plus que siempre brindan los grandes amigos es el apoyo emocional, a pesar de que estos sean introvertidos o gruñones, la mayoría de las veces son buenos escuchando problemas.

Este tipo de relaciones desarrollan una empatía que favorece la validación emocional entre las partes, hasta el punto de hacer cosas por el otro, como ingeniar conversaciones para distraerlo cuando está triste o molesto.

Asimismo, se cree que tener amistades diferentes a tu pareja, puede generarte una buena salud emocional, así como contribuir al bienestar de la relación.

Los amigos son una buena opción para pasar tiempos diferentes a los de tu pareja, lo que te ayuda a que no pierdas tu sentido propio.

4. Fomentar el desarrollo personal

En caso de tener alguna meta personal, como terminar con algún vicio o mejorar tu estilo de vida, los amigos pueden ayudarte a mantener el enfoque y la determinación. Siendo esta una de las variopintas razones por la que las buenas amistades pueden prolongar tu tiempo de vida.

Ten presente que en muchos casos los amigos influyen en ti con el ejemplo, y no de una forma explícita. Sus actos terminan por aumentar tu seguridad, lo que conlleva a una alta probabilidad de consecución de los objetivos.

Los beneficios de la amistad incluyen la satisfacción personal y una buena autoestima.
La autoestima puede ser mejorada al adquirir amistades sólidas y duraderas.

5. Tener un mayor sentido de pertenencia

Sentirse parte de un grupo social o por lo menos contar con una persona distinta a tu pareja satisface la necesidad de sentido de pertenencia. El ser humano, según la jerarquía de necesidades de Maslow, tras satisfacer el alimento y el refugio lucha por pertenecer a un grupo.

El contar con un círculo de verdaderos amigos, así sea reducido, hace que los personas que formen parte de él desarrollen un sentido de seguridad y pertenencia. Esa conexión y ese respaldo que brindan los amigos terminan elevando tu autoestima.

6. Contar con un apoyo cuando se presentan desafíos

Nadie está exento de afrontar las dificultades de la vida y, siendo sinceros, muchas veces se tornan difíciles, horribles y traumáticas. Los casos más comunes en este contexto son el divorcio, la muerte de un ser querido o una mascota, las pandemias, los problemas familiares o el despido laboral.

En ocasiones, atravesar estas situaciones puede afectar la salud mental a largo plazo. De ahí que contar con unas buenas amistad sea un pilar de apoyo y una ayuda para gestionar las dificultades, como se afirma en una investigación publicada por Psychological Medicine,

Dicho estudio, realizado en adolescentes, reveló que las amistades fomentan la resiliencia, lo que hace que su capacidad de recuperarse de una experiencia traumática sea mayor a que si no tuviera ningún amigo. El estudio también arrojó que una amistad proporciona una mayor resiliencia a largo plazo que los lazos familiares.

Del mismo modo, una investigación publicada en Depression and Anxiety encontró que la amistad permite manejar las angustias y los traumas asociados con el abuso y el abandono familiar.

¿Cómo diferenciar una buena amistad?

Las amistades son hermosas y valiosas, sin embargo, no se puede negar que existen relaciones bajo el velo de la amistad que no son tan buenas. ¿Cómo saber si tienes un buen amigo?

  • Un requisito indispensable es que haya una comunicación abierta. Estas amistades tienen la fortaleza de decir la verdad aunque pueda doler y, a pesar de haber desacuerdos, reconocen y respetan sus límites.
  • Se aceptan tal como son, aunque buscan mejorar si así lo requieren.
  • Apoyo incondicional, a pesar de que lo único que pueda ofrecer es un oído atento.

Las relaciones de amistad deben cultivarse. Lograr tener una buena amistad puede ser difícil porque deben engranar entre sí, de forma que se pueda mantener a largo plazo. Una buena amistad siempre estará en los peores momentos y, por qué no, en los mejores.

¿Cuál es la mejor edad para cultivar una buena amistad?

La mayoría de las personas, con el devenir del tiempo, van sumando a su vida por lo menos un amigo cercano. Esto se debe a que las amistades resultan claves para aportar a la cotidianidad emoción e intensidad. Además, de permitir ser una fuente de apoyo en situaciones de vulnerabilidad.

Y es por lo descrito que, según los expertos, es durante la adolescencia cuando se desarrollan lazos fuertes entre jóvenes con visiones y características similares. Estas relaciones suelen perdurar a pesar de la distancia física.

¿Qué recordar sobre los beneficios de la amistad?

  • Desarrollar vínculos de amistad sanos con otras personas, sean parientes consanguíneos o no, puede traer beneficios a la salud física y emocional.
  • Las amistades más sólidas suelen desarrollarse a temprana edad, por lo general, los amigos más sólidos e incondicionales son los que se encuentran en la universidad o colegio.
  • Las buenas amistades son aquellas que aportan a tu vida factores positivos, están dispuestos a escucharte y suelen validarte de forma emocional.

Es hora de recopilar todos estos consejos y aplicarlos en tu día a día. Cualquier momento es perfecto para retomar una vieja amistad y tener una conversación tranquila en un café o bar. ¡Aprovecha los beneficios que un buen amigo puede darte!

Te podría interesar...
10 claves para ser feliz, según la ciencia
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 claves para ser feliz, según la ciencia

Según la ciencia, hay algunas claves para ser feliz que nos pueden guiar para alcanzar este deseo. Sin embargo, es una decisión propia.



  • Amati, V., Meggiolaro, S., Rivellini, G., & Zaccarin, S. (2018). Social relations and life satisfaction: the role of friends. Genus, 74(1), 7. https://doi.org/10.1186/s41118-018-0032-z
  • Giles, L. C., Glonek, G. F., Luszcz, M. A., & Andrews, G. R. (2005). Effect of social networks on 10 year survival in very old Australians: the Australian longitudinal study of aging. Journal of epidemiology and community health, 59(7), 574–579. https://doi.org/10.1136/jech.2004.025429
  • Hanley, S. J., & Abell, S. C. (2002). Maslow and Relatedness: Creating an Interpersonal Model of Self-Actualization. Journal of Humanistic Psychology, 42(4), 37–57. https://doi.org/10.1177/002216702237123
  • Van Harmelen, A., Kievit, R., Ioannidis, K., Neufeld, S., Jones, P., Bullmore, E., . . . Goodyer, I. (2017). Adolescent friendships predict later resilient functioning across psychosocial domains in a healthy community cohort. Psychological Medicine, 47(13), 2312-2322. doi:10.1017/S0033291717000836
  • Powers, A., Ressler, K. J., & Bradley, R. G. (2009). The protective role of friendship on the effects of childhood abuse and depression. Depression and anxiety, 26(1), 46–53. https://doi.org/10.1002/da.20534
  • Narr, R. K., Allen, J. P., Tan, J. S., & Loeb, E. L. (2019). Close Friendship Strength and Broader Peer Group Desirability as Differential Predictors of Adult Mental Health. Child development, 90(1), 298–313. https://doi.org/10.1111/cdev.12905