Venlafaxina: ¿qué es y para qué sirve?

Todos los psicofármacos alteran la concentración o el efecto de los neurotransmisores en el organismo. La venlafaxina prolonga la acción de la serotonina y la noradrenalina, lo que ayuda a tratar la depresión.
Venlafaxina: ¿qué es y para qué sirve?

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 14 Febrero, 2021

Última actualización: 21 Febrero, 2021

Los antidepresivos son un grupo de medicamentos que se emplean en el tratamiento de la depresión y otras enfermedades psiquiátricas. Los mismos generan su efecto farmacológico interviniendo en la acción de diversos neurotransmisores. Uno de estos fármacos es la venlafaxina, pero, ¿qué es y para qué sirve?

En términos generales, la depresión es una patología que cuenta con múltiples síntomas, sin embargo, está caracterizada por la apatía y la falta de motivación a la hora de realizar actividades que resultan placenteras. La enfermedad puede afectar a cualquier individuo, aunque estudios demuestran que el 64,3 % de los pacientes diagnosticados son mujeres.

El tratamiento de la depresión se basa en la combinación de terapia psicológica y la ingesta de fármacos. Por ello, existe una gran cantidad de compuestos diferentes que ayudan a mejorar la sintomatología presentada. Todos los compuestos de esta índole tienen un efecto retardado, por lo que se deben consumir por un período de tiempo prolongado.

¿Qué es la venlafaxina?

El fármaco en cuestión es un antidepresivo perteneciente al grupo de los inhibidores duales de la recaptación de serotonina y norepinefrina. Por lo que la venlafaxina actúa al prolongar el efecto que estas sustancias tienen en el organismo.

La forma de administración del medicamento es por vía oral y está disponible en presentaciones de comprimidos de liberación inmediata y comprimidos de liberación prolongada. La dosificación también puede variar, siendo posible encontrar el compuesto con 37,5 miligramos, 75 miligramos y 150 miligramos del principio activo.

La droga en cuestión cuenta con una buena absorción intestinal, la cual no se ve afectada por la ingesta de alimentos y bebidas. No obstante, es necesario estar alerta ante el consumo del mismo por parte de pacientes con insuficiencia hepática, ya que este órgano no estará en la capacidad de procesar todo el medicamento de forma adecuada.

Existen varias preparaciones comerciales de venlafaxina.
Este fármaco solo viene disponible para su consumo por vía oral.

Mecanismo de acción del medicamento

Antes de hablar del mecanismo de acción del fármaco es necesario hablar un poco sobre la relación entre la serotonina y la depresión. El neurotransmisor en cuestión influye en los centros encefálicos que regulan la estabilidad del estado de ánimo, por lo que aumentar su concentración ayuda a disminuir la repercusión de las patologías psiquiátricas.

La serotonina se secreta por un conjunto de neuronas en un espacio histológico llamado hendidura sináptica. Una vez liberada, esta sustancia entrará en contacto con los receptores ubicados en la membrana de otra neurona.

Después de cierto tiempo, la serotonina será recaptada por la neurona inicial, disminuyendo así la concentración de la misma en la hendidura.

El metabolito activo del medicamento, la O-desmetilvenlafaxina interviene en el proceso de recaptación de la serotonina. El compuesto se encargará de bloquear el receptor SERT, el cual es el encargado de captar el neurotransmisor. De esta manera, las concentraciones de serotonina se mantendrán elevadas en el encéfalo.

Por otro lado, el medicamento también es capaz de inhibir la recaptación de la norepinefrina al bloquear a los transportadores NAT. Este efecto es importante debido a que diversos estudios demuestran el papel de este neurotransmisor en la patogenia y el tratamiento de la depresión.

¿Para qué sirve la venlafaxina?

Como se dijo antes, este fármaco se emplea en el tratamiento de la depresión en adultos. Sin embargo, también es de utilidad en el tratamiento de otras enfermedades psiquiátricas frecuentes como la ansiedad. Esta patología está caracterizada por una preocupación excesiva ante situaciones consideradas como normales.

En este sentido, tanto los comprimidos de liberación lenta como los de liberación rápida son de gran utilidad a la hora de aliviar los síntomas presentados. Además, el medicamento también es de utilidad en el tratamiento de las siguientes condiciones:

La gran importancia de este tipo de fármacos radica en que son necesarios para lograr solventar el cuadro clínico presentado.

La enfermedad puede ser imposible de controlar si los fármacos antidepresivos no son empleados.

¿Cómo se debe tomar?

Las instrucciones específicas para la ingesta de venlafaxina siempre deben ser proporcionadas por el médico tratante. De acuerdo con el prospecto interno del fármaco, la dosis inicial recomendada es de 75 miligramos por día, sin embargo, la dosis inicial será de 37,5 miligramos en los pacientes con ataques de pánico.

Este medicamento es bien tolerado por el organismo, por lo que una persona puede consumir una dosis máxima de hasta 375 miligramos al día dividido en 3 o 4 tomas. En algunos casos, el especialista puede aumentar la dosis inicial del fármaco de forma gradual, sin embargo, el aumento debe realizarse solo una vez a la semana.

Los comprimidos deben ingerirse todos los días, más o menos a la misma hora y de preferencia con los alimentos. La venlafaxina es un fármaco de administración oral que debe tragarse entero, por lo que los comprimidos no deben ser cortados ni triturados.

La suspensión del tratamiento solo debe realizarse bajo supervisión médica para evitar la aparición de efectos colaterales. Es importante disminuir la dosis de forma progresiva antes de la interrupción del tratamiento.

Efectos secundarios de la venlafaxina

Tal y como ocurre con todos los fármacos comercializados, el compuesto en cuestión tiene cierto grado de toxicidad, por lo que pueden aparecer efectos adversos. Sin embargo, la sintomatología presentada no suele limitar las actividades diarias y tiende a desaparecer a los pocos días.

La seguridad de la venlafaxina está respaldada por diversos estudios en los que solo el 6,4 % de las personas tratadas presentaron efectos secundarios. Entre los síntomas más frecuentes asociados al consumo de este medicamento, destacan los siguientes:

  • Mareos.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Boca seca.
  • Sudoración diurna y nocturna.
La venlafaxina ocasiona molestias gastrointestinales con relativa frecuencia.
Las manifestaciones gastrointestinales inespecíficas son frecuentes durante el consumo de venlafaxina.

Precauciones y contraindicaciones

La principal contraindicación para el consumo de este medicamento es la presencia de alergia al principio activo o a alguno de sus excipientes. Además, la venlafaxina tampoco debe ingerirse si se ha tomado algún fármaco perteneciente a los IMAOs (un grupo de antidepresivos diferente) en los últimos 14 días.

Por otro lado, este compuesto no debe administrase en personas menores de 18 años, por lo que no es de utilidad en el tratamiento de la ansiedad infantil. Esto se debe a que los niños son más propensos a desarrollar efectos secundarios, entre los que destacan los pensamientos suicidas.

Las mujeres embarazadas deben tener sumo cuidado con el consumo de este medicamento. El médico solo deberá recetar venlafaxina cuando los beneficios de su uso superen a los riesgos. El fármaco es capaz de atravesar la barrera placentaria y afectar al bebé, además, aumenta el riesgo de sangrado vaginal si se consume en el último trimestre del embarazo.

También existen algunas situaciones que deben ser notificadas al especialista antes de iniciar el tratamiento, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Consumo de otros medicamentos.
  • Presencia de enfermedades hepáticas o renales.
  • Problemas oculares, como el glaucoma.
  • Antecedentes de trastornos cardiovasculares, convulsiones, agresividad o trastorno bipolar.

Un fármaco seguro con pocos efectos secundarios

La venlafaxina es un medicamento muy útil en el tratamiento del trastorno depresivo mayor y otras patologías psiquiátricas. Esta droga aumenta la concentración de serotonina y norepinefrina en el encéfalo, dos neurotransmisores que intervienen en el equilibrio del estado anímico, mejorando la sintomatología de la depresión.

El medicamento en cuestión solo debe ingerirse bajo prescripción médica y siguiendo las instrucciones dadas por el especialista. El consumo descontrolado del compuesto puede generar la aparición de efectos secundarios severos.

Te podría interesar...
Tipos de antidepresivos: características, usos y efectos
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tipos de antidepresivos: características, usos y efectos

Todos tipos de antidepresivos existentes tienen una efectividad similar, sin embargo, su mecanismo de acción y aplicación son diferentes.



  • Llanes THM, López SY, Vázquez AJL, et al. Factores psicosociales que inciden en la depresión del adulto mayor. Revista de Ciencias Médicas de la Habana. 2015;21(1):65-74.
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Prospecto interno: Venlafaxina Retard STADA 75 mg cápsulas duras de liberación prolongada EFG. Documento diponible online en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/p/69152/Prospecto_69152.html#introducci-n.
  • Wellington K, Perry CM. Venlafaxine extended-release: a review of its use in the management of major depression. CNS Drugs. 2001;15(8):643-69.
  • Roca B, Baca B. Respuesta y remisión en pacientes depresivos con síntomas de ansiedad tratados con venlafaxina retard en atención primaria. Actas Espanolas de Psiquiatria. 2006, 3(34):  p162-168.
  • Suwała J, Machowska M, Wiela-Hojeńska A. Venlafaxine pharmacogenetics: a comprehensive review. Pharmacogenomics. 2019 Jul;20(11):829-845.
  • Aiyer R, Barkin RL, Bhatia A. Treatment of Neuropathic Pain with Venlafaxine: A Systematic Review. Pain Med. 2017 Oct 1;18(10):1999-2012.