La relación entre las caries y los medicamentos

¿Medicamentos que generan caries? Aunque paradójica, es una situación posible. Analizamos por qué sucede y cómo prevenirlo.
La relación entre las caries y los medicamentos
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 01 agosto, 2023

Parece una contradicción, pero hay medicamentos que pueden favorecer la producción de caries. Esto reviste particular importancia en los niños, que se encuentran más expuestos al consumo de fármacos endulzados. Sin embargo, en los adultos con patologías crónicas también hay que considerar esta situación.

Además del contenido de azúcares, los medicamentos que se asocian a las caries suelen alterar el pH de la saliva y la cantidad de producción de la misma. Todos los fármacos son capaces de provocar efectos secundarios. Y la boca no está exenta de ello.

Por eso vale la aclaración de que siempre debemos consumir principios activos recetados por un profesional de la salud. Del mismo modo, debemos adquirir las presentaciones comerciales en locales farmacéuticos habilitados para tal fin.

¿Por qué los medicamentos pueden favorecer las caries?

Los fármacos tienen características que son propias del principio activo y otras que dependen de los excipientes. Estos últimos son los agregados que añade el laboratorio productor para que la fórmula sea estable, agradable al gusto y se pueda conservar. También para mejorar la absorción o acelerar su acción.

Teniendo esto en cuenta, podríamos decir que hay tres cuestiones principales detrás de los medicamentos que más se asocian a las caries:

  1. El contenido de azúcares. En especial, sacarosa y fructosa.
  2. Los efectos adversos que alteran la producción de saliva.
  3. El pH o acidez de la presentación comercial.

Los azúcares en los jarabes para niños

Las suspensiones diseñadas para el gusto de los niños suelen traer altas concentraciones de azúcar. Esta composición favorece la producción de caries.

El potencial cariogénico de la sacarosa y de la fructosa que se agregan a la fórmula es sustrato para que las bacterias de la boca la metabolicen. Luego, esto deriva en la desmineralización del esmalte.

En las presentaciones comerciales para adultos no es frecuente que haya altas concentraciones de azúcar. Sin embargo, no está de más revisar la composición en la etiqueta. Esta recomendación cobra importancia para personas que toman principios activos de manera crónica o que tienen tendencia a la producción de caries por las características de su cavidad bucal.

Xerostomía

Los medicamentos producen caries por la xerostomía.
La xerostomía es un posible efecto adverso común a muchos tipos de medicamentos vía oral.

El concepto de “xerostomía es el de sequedad bucal. Se trata de una condición en la que hay una menor producción de saliva, lo que condiciona la humedad dentro de la boca.

Los datos estadísticos nos indican que la xerostomía es uno de los efectos adversos bucales más frecuentes en las personas que consumen fármacos. Y si bien se reconocen principios activos que generan este efecto, la situación actual de los pacientes con múltiples patologías complica la detección del origen, ya que muchos pacientes ingieren 3, 4 y hasta 5 pastillas al día.

La saliva es un fluido protector para los dientes. Limpia su superficie y tiene una capacidad antibacteriana que limita la proliferación de microorganismos nocivos en la boca. Por lo tanto, su reducción se asocia al desarrollo de caries.

pH del medicamento

Distintas tesis universitarias han analizado el efecto del pH endógeno de los fármacos en la producción de caries. Así, sabemos que los inhaladores para el asma provocan un cambio en la acidez de la boca y que la quimioterapia es capaz de modificar en demasía el microambiente bucal, acelerando los procesos de caries.

El medio ambiente ácido en la boca favorece la producción de las caries. Cuando el pH disminuye por debajo de 5, el riesgo es muy elevado y se considera un factor de riesgo para la enfermedad.

Por ejemplo, la quimioterapia presenta este efecto dentro de lo inevitable del tratamiento. Siempre se priorizará el abordaje de lo oncológico. Sin embargo, con los inhaladores tenemos una situación distinta, porque hay alternativas para reducir su efecto en niños y adultos asmáticos que los emplean.

Algunos medicamentos de uso frecuente que favorecen las caries

Vamos a repasar algunos fármacos de prescripción habitual que aumentan el riesgo de caries, aunque la lista es más extensa. Al recetar uno de ellos, el profesional debería instruir al paciente para que tome ciertas medidas que reduzcan la posibilidad de ocurrencia del problema.

Inhaladores para el asma

Los medicamentos para las caries incluyen los broncodilatadores
A pesar de que los efectos adversos de los broncodilatadores en forma de inhaladores suelen ser a corto plazo, su uso prolongado puede derivar en caries.

Los metaanálisis ya han demostrado que los pacientes con asma tienen un riesgo aumentado de caries. En parte, esto se explica por las condiciones que se crean en la boca a través de los cambios respiratorios del paciente a lo largo de la vida. Pero también hay un efecto de la medicación.

Los fármacos inhalados para el asma reducen el pH de la saliva. Esto lleva a la desmineralización acelerada del esmalte.

Del mismo modo, las partículas que se producen para lograr la suspensión en el aire de los corticoides quedan adheridas a la boca, sin llegar a la vía respiratoria. Esto incrementa el efecto local en encías y en dientes.

Un estudio del año 2020 encontró que los adolescentes con asma sufrían diversos efectos por la medicación para su patología:

  • Menos flujo de saliva.
  • pH disminuido en la boca.
  • Mayor presencia de la bacteria S. mutans.

Anticonvulsivos

Los neurólogos infantiles saben desde hace tiempo que los anticonvulsivantes son medicamentos que aumentan el riesgo de caries. Estos principios activos para reducir las convulsiones llevan a un aumento del tamaño de las encías.

La hiperplasia gingival cubre en demasía la corona de los dientes. Allí, las bacterias encuentran un sitio propicio para la colonización y la reproducción. Se incrementa la placa bacteriana y, con ello, la posibilidad de caries.

Antibióticos

Las tetraciclinas están contraindicadas en niños menores de 8 años y en gestantes. Esto es así porque tienen un efecto adverso severo sobre las formación ósea, lo que involucra al tejido de los dientes.

En este sentido, hay reportes de casos con personas mayores de 40 años que padecen manchas evidentes en sus dientes por el uso de tetraciclinas en la infancia. Las alteraciones, más allá de la estética, son capaces de promover la formación de caries, debido al cambio en la configuración del esmalte por el fármaco.

Ahora bien, cualquier antibiótico en dosis elevadas por muchos días acarrea un cambio en la flora oral. Ciertas bacterias desaparecen y el hongo Candida tiene la posibilidad de proliferar.

En este contexto, la infección por C. albicans representaría un gran problema. Según una revisión sistemática del 2018, los niños con candidiasis oral tiene 5 veces más riesgo de caries que el resto de la población de su misma edad.

Antidepresivos

Los reportes indican que el consumo de antidepresivos se asocian con un aumento del riesgo de caries. La situación es más frecuente entre los pacientes que usan la variedad de antidepresivos tricíclicos.

La explicación reside en el frecuente efecto adverso que provoca la reducción en la producción de saliva. De este modo, se inactiva uno de los mecanismos básicos para la autolimpieza oral.

También es cierto que las personas con boca muy seca intentan aliviar el síntoma con bebidas frescas azucaradas. Así, añaden otro factor que redunda en el proceso de desmineralización del esmalte.

¿Podemos evitar las caries por medicamentos?

Hay algunas medidas sencillas que nos ayudan a reducir el riesgo de caries por medicamentos:

  • Cepillarse luego de ingerir los fármacos. Esto reduce el depósito de los azúcares en la boca.
  • Valerse del agua. Es importante estar bien hidratado para evitar la xerostomía. Del mismo modo, es posible enjuagarse luego de ingerir los fármacos, haciendo buches o gárgaras.
  • Establecer un horario diurno para las tomas. Si es posible, no usar los fármacos a la noche, justo antes de acostarse, ya que la saliva está en menor proporción al dormir. Por supuesto, esto se hará si la posología lo permite y el médico lo autoriza.
  • Aplicar las medidas ya probadas para prevenir caries. Cepillarse al menos dos veces al día, usar hilo dental, realizar buches con colutorios, raspar la lengua, llevar una dieta baja en azúcares y visitar cada 6 meses al odontólogo es esencial si consumimos medicamentos de manera crónica.

Se trata de hábitos fáciles de aplicar que contribuyen a mantener la salud bucal. Si a esto sumamos una correcta prescripción de principios activos, entonces el riesgo se puede controlar.

Te podría interesar...
Diferencias entre caries y sarro
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre caries y sarro

Existen muchas diferencias entre caries y sarro. Las caries se consideran más graves, pero el sarro también desemboca en patologías.



  • Agostini, B. A., Collares, K. F., Costa, F. D. S., Correa, M. B., & Demarco, F. F. (2019). The role of asthma in caries occurrence–meta-analysis and meta-regression. Journal of Asthma56(8), 841-852.
  • Bairappan, S., & Puranik, M. P. (2020). Impact of asthma and its medication on salivary characteristics and oral health in adolescents: A cross‐sectional comparative study. Special Care in Dentistry40(3), 227-237.
  • Bascones-Martínez, A., Muñoz-Corcuera, M., & Bascones-Ilundain, C. (2015). Reacciones adversas a medicamentos en la cavidad oral. Medicina clínica144(3), 126-131.
  • Cabrera Ruiz, S. L. (2018). Influencia del efecto de uso de inhaladores orales en la variación del PH salival y caries dental en pacientes asmáticos de 5 a 11 años de edad en el Hospital Militar Central-Lima Octubre a Diciembre del 2017.
  • Coutinho, L. S., Moraes, D. C., & de Jesus Campos, E. (2021). Potencial cariogênico e erosivo de xaropes infantis. Revista de Ciências Médicas e Biológicas20(4), 601-609.
  • Daly, C. (2016). Oral and dental effects of antidepressants.
  • Paz Fuentes, C. V. (2018). Prevalencia de Caries Dental, Variación del PH Salival y Flujo Salival en Pacientes con Cáncer Sometidos a Quimioterapia del Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas del Sur, Arequipa 2018.
  • Rocha, R. S., Souza, M. Y., Ruano, V., & Bresciani, E. (2021). Conservative approach to treating severe tetracycline staining: a 12-month follow-up. General dentistry69(4), 41-44.
  • Vollú, A. L., Castro, G. F., Barja-Fidalgo, F., & Fonseca-Gonçalves, A. (2019). Silver diamine fluoride to control severe early childhood caries in a child with epilepsy: a case report. Rev. Bras. Odontol76, e1195.
  • Xiao, J., Huang, X., Alkhers, N., Alzamil, H., Alzoubi, S., Wu, T. T., ... & Koo, H. (2018). Candida albicans and early childhood caries: a systematic review and meta-analysis. Caries research52(1-2), 102-112.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomentaciones provenientes de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterse a cualquier procedimiento.