Loratadina: qué es y para qué sirve

La loratadina es un antihistamínico tricíclico que se utiliza para tratar los síntomas de las alergias, como la broncoconstricción, el picor y la formación de edemas. Es un medicamento muy popular con venta libre en varios países.
Loratadina: qué es y para qué sirve
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 03 julio, 2021.

Última actualización: 03 julio, 2021

La loratadina es un medicamento que se utiliza para tratar las alergias. Se indica para aliviar los síntomas de la urticaria crónica, de afecciones dermatológicas relacionadas con la hipersensibilidad, de rinitis alérgica y de conjuntivitis.

Este fármaco se vende bajo diversos nombres comerciales: Civeran ® y Clarityne ®, por ejemplo. También existen formas genéricas, que simplemente adoptan el nombre del principio activo que contienen.

Por otro lado, en las farmacias se pueden hallar fármacos multicomponentes con loratadina como uno de sus principios. Ejemplos de ello son Clarityne Plus ® y Narine Repetabs ®. A veces se combina con la pseudoefedrina, un descongestivo que puede ser útil en los cuadros alérgicos.

¿Para qué se usa la loratadina?

Como hemos dicho, la loratadina es un fármaco que alivia los síntomas de los procesos alérgicos. El consumo cada vez está más establecido en la población general y es probable que ya te la hayan recetado en algún momento.

En las alergias, el cuerpo reacciona de forma equivocada ante agentes que no son nocivos (antígenos alérgenos), mediante la producción de anticuerpos específicos. A su vez, estas inmunoglobulinas generan una cascada de respuestas inmunitarias, como la liberación de histamina, citoquinas, interleucinas y prostaglandinas.

Todos estos compuestos provocan vasodilatación, secreciones mucosas en tejidos especializados, estimulación nerviosa y contracción de la musculatura lisa, entre otras cosas. De todas formas, cabe destacar que antes de tener alergia a algo es necesario un proceso de sensibilización o exposición previa.

Mecanismo de acción

Tal y como indican en Statpearlsla loratadina es un antihistamínico tricíclico de larga duración y sin efectos sedantes. Su propiedad principal es ser antagonista de los receptores H1, que de manera natural interaccionan con la histamina, principal sustancia involucrada en las respuestas inmunitarias.

En específico, este fármaco actúa inhibiendo los receptores H1 situados en la musculatura del aparato respiratorio, las células vasculares endoteliales, el revestimiento del tracto intestinal y el sistema inmunitario. Además, no cruza la barrera hematoencefálica, así que no llega al cerebro.

Los efectos de la loratadina en los diferentes tejidos se pueden resumir en la siguiente lista:

  • Disminución de la permeabilidad vascular: esto previene que se formen edemas (acumulaciones de líquido) y rubor.
  • Disminución del tono muscular: en los procesos alérgicos, la musculatura lisa del tracto respiratorio se contrae. Al disminuir el tono muscular, la loratadina permite la broncodilatación.
  • Reducción de la activación de los nociceptores periféricos: los nociceptores son las terminaciones nerviosas que detectan el dolor. Al disminuir su actividad, se reduce de forma considerable el picor.

Además, en concentraciones altas la loratadina es capaz de inhibir la liberación de histamina por parte de los mastocitos y los basófilos. Esto previenen la aparición de las reacciones de hipersensibilidad tipo 1. Sus efectos son rápidos (1 a 3 horas tras la ingesta) y el pico de efectividad se alcanza a las 8-12 horas.

Alergia a las flores.
La loratadina tiene su uso principal frente a los procesos alérgicos, contrarrestando los síntomas.

¿Cómo se administra la loratadina?

La loratadina se encuentra en formas diversas: tabletas, suspensiones orales y soluciones líquidas. A continuación te exponemos las dosis para cada uno de los cuadros.

Rinitis alérgica

Para la rinitis alérgica se recomiendan 10 miligramos al día o 5 miligramos al día repartidos en 2 tomas en la población adulta y adolescente. De todas formas, no se deben exceder bajo ningún caso los 10 miligramos en 24 horas. En niños, la dosis estándar son 5 miligramos al día entre los 2 y 6 años y 10 miligramos a partir de los 6.

Urticaria

En los casos de urticaria, la dosis estándar son 10 miligramos al día en una sola toma, tanto para adolescentes como para niños y adultos.

En pacientes con insuficiencia renal

Se considera que el paciente tiene insuficiencia renal (IR) cuando la tasa de filtración glomerular estimada (GFR) es menor a 30 mililitros por minuto. Los adultos con esta condición deben consumir 10 miligramos de loratadina cada 2 días, en vez de cada 24 horas.

En pacientes con insuficiencia hepática

Aplica la misma premisa que en el caso anterior. 10 gramos cada 2 días en adultos, 5 gramos cada 2 días en pacientes de 2 a 6 años de edad.

Consideraciones de uso

Según el prospecto de los medicamentos genéricos, todas las formas comerciales en forma de la pastilla tienen la misma concentración: 10 miligramos por unidad. Por ello, en personas adultas se alcanza la dosis única recomendada con una pastilla al día.

¿Quién no debe tomar loratadina?

En primer lugar, no debe tomar loratadina nadie que haya presentado efectos adversos por hipersensibilidad al principio activo tras su consumo previo. Tampoco se recomienda en aquellos pacientes que tengan reacciones alérgicas a los siguientes compuestos, pues también están en las pastillas: lactosa monohidrato, almidón de maíz, povidona y estearato de magnesio.

Por otro lado, está contraindicada en niños menores de 2 años de edad. Debido a su efecto antihistamínico, puede provocar estimulación del sistema nervioso central (SNC) en bebés.

Más allá de estas indicaciones, se recomienda cuidado con los pacientes asmáticos o con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). El efecto anticolinérgico de la loratadina podría provocar un rebrote de síntomas.

Tampoco se recomienda la automedicación con loratadina durante el embarazo, sobre todo si se trata del primer trimestre, pues no hay suficiente información concluyente que avale su seguridad para el feto. Además, el fármaco se excreta con la leche materna, así que suele ser necesario detener el tratamiento en mujeres lactantes.

Por último, deben tener cuidado aquellos pacientes que vayan a realizarse pruebas alérgicas en la piel. El consumo de loratadina puede brindar falsos negativos, por impedir o disminuir la reacción dérmica. Por ello, tal y como indica el portal Vademecumes necesario cesar el tratamiento 48 horas antes de la prueba.

¿Cuáles son sus posibles efectos secundarios?

Como hemos dicho, la loratadina no cruza la barrera hematoencefálica. Por ello, a diferencia de otros antihistamínicos, sus efectos sobre las neuronas son mucho más reducidos.

De todas formas, existen ciertas reacciones secundarias experimentadas por la población general tras el consumo. Te presentamos las más importantes:

  • Muy frecuentes en adultos y adolescentes: somnolencia, dolor de cabeza, aumento del apetito y dificultad para dormir.
  • Frecuentes en niños menores de 6 a 12 años: dolor de cabeza, nerviosismo y cansancio.
  • Muy raros en adultos: reacción alérgica grave —más allá de la hinchazón—, convulsiones, mareo, taquicardia, náuseas, sequedad en la boca, problemas hepáticos, caída de cabello, erupciones cutáneas y cansancio. Son síntomas que pueden presentarse en hasta 1 de cada 10 000 pacientes.
  • Frecuencia no conocida: el sobrepeso se ha reportado de forma repetida tras el consumo de antihistamínicos, pero no se han detectado relaciones causales 100 % fiables.

Si tienes cualquiera de estos síntomas tras el consumo de la loratadina, consúltalo con tu médico. Si eres residente en España, también puedes acceder al Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano.

Consumo de loratadina y el uso de maquinaria

Como hemos dicho, el efecto de la loratadina en el sistema nervioso es mucho menor que el de otros fármacos, pero no siempre es nulo. En ensayos clínicos, los pacientes que toman este fármaco no han tenido problemas para conducir, pero es necesario destacar que un pequeño porcentaje de la población puede experimentar somnolencia.

Somnolencia al conducir habiendo tomado loratadina.
La somnolencia no es un efecto adverso reconocido como frecuente con la loratadina, pero puede aparecer en un porcentaje pequeño de los consumidores.

¿Qué sucede si olvido una dosis?

Si te olvidas una dosis y la recuerdas en un intervalo temporal razonable, puedes tomarla sin problemas. De todas formas, si te acuerdas el día siguiente y se acerca la siguiente toma, lo mejor es que te saltes la anterior y sigas con el plan.

Nunca tomes 2 pastillas para compensar el olvido, ya que no se deben exceder los 10 miligramos de loratadina en 24 horas.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis?

La loratadina presenta cardiotoxicidad si se consume en dosis elevadas, tal y como indican los estudios. Especialmente en pacientes geriátricos, es posible que aparezcan arritmias, prolongaciones del intervalo QT, agitación y otros síntomas típicos de un síndrome anticolinérgico, como la pérdida de visión. De todas formas, estas reacciones son muy raras.

Lo habitual tras un consumo excesivo de loratadina es que no aparezcan problemas graves. Quizás palpitaciones, dolor de cabeza o sensación de somnolencia. De todas formas, lo mejor que puedes hacer si consumes más pastillas de la cuenta es avisar a un vecino o a un conocido para que esté atento.

¿Cómo almacenar o desechar este medicamento?

Más allá de la necesidad de mantener el fármaco fuera del alcance de los niños, no hay indicaciones en lo que a su almacenaje o uso respecta. La loratadina se vende en cajas de 20 comprimidos y la fecha de caducidad es muy amplia.

Por otro lado, los medicamentos caducados nunca se deben tirar directamente a la basura o por el desagüe, debido a su gran potencial contaminante. Si eres residente de España, tienes a tu disposición en las farmacias un punto SIGRE, donde se almacenan y desechan los fármacos de forma segura.

Loratadina: un antialérgico seguro

La loratadina es un fármaco de uso seguro y posología muy fácil de comprender, pues en casi todos los casos se consume en forma de una pastilla de ingesta oral al día. Además, sus efectos secundarios y riesgos son mínimos.

Si te han recetado loratadina por un proceso alérgico, no te preocupes por los efectos secundarios y sigue las indicaciones del médico. De todas formas, si hubiese reacciones alérgicas tras su consumo o cualquier síntoma raro, no dudes en acudir al hospital.

Te podría interesar...
Síntomas de la anafilaxia
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Síntomas de la anafilaxia

Los síntomas de la anafilaxia no son un malestar que deba ignorarse, sino todo lo contrario. Cuanto antes se identifiquen y atiendan, mejor.