Escopolamina: ¿qué es y para qué sirve?

La escopolamina es un fármaco derivado de vegetales que se utiliza para tratar los cuadros de mareos posoperatorios o durante viajes prolongados.
Escopolamina: ¿qué es y para qué sirve?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 27 septiembre, 2021.

Última actualización: 27 septiembre, 2021

La escopolamina o hioscina es un alcaloide tropánico que es sintetizado por varias plantas de la familia de las solanáceas, como Atropa belladonna e Hyosciamus spp. En el ámbito médico se utiliza como una droga anticolinérgica que reduce el mareo del viajero (cinetosis) y maneja las náuseas y vómitos posoperatorios.

La escopolamina es el principio activo de interés, pero cabe destacar que no todos los fármacos que la contienen se denominan igual. Más allá de los medicamentos genéricos, existen otros como la Buscapina ®, que contienen butilbromuro de escopolamina y se utilizan con fines un poco diferentes.

La escopolamina se aisló y describió por primera vez en 1881 y comenzó a utilizarse como anestésico en el 1900, aunque sus usos han cambiado. Si quieres conocerlo todo sobre este compuesto farmacológico y sus prescripciones actuales, sigue leyendo.

¿Para qué se usa la escopolamina?

La escopolamina es un alcaloide tropánico natural que se encuentra como metabolito secundario en varias especies de plantas, como Datura stramonium, Scopolia carniolica Hyoscyamus niger. Estos vegetales producen los compuestos tóxicos de los que deriva este principio activo (alcaloides belladonna), como un mecanismo protector para defenderse contra depredadores.

La escopolamina inhibe de forma competitiva los receptores muscarínicos posganglionares —sensibles a la acetilcolina— acoplados a proteína G. Actúa como un antagonista muscarínico no selectivo, produciendo propiedades antimuscarínicas periféricas y efectos sedantes, antieméticos y amnésicos a nivel central.

A nivel periférico, esto se traduce en relajación muscular y reducción en la secreción de ciertas glándulas. Por otro lado, en el sistema nervioso central (SNC) se produce un efecto sedante, aunque los resultados pueden ser contrarios si se ingieren dosis muy altas, tal y como indica el portal médico Statpearls.

Como hemos dicho, este fármaco se une de forma competitiva a los receptores muscarínicos, pero cabe destacar que la afinidad es hacia los tipo M1, principalmente en las vísceras. Gracias a este efecto, se reduce la motilidad intestinal y se consiguen efectos antieméticos, entre otras cosas.

Usos aprobados por la FDA

La Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos ha aprobado el uso de escopolamina en pocos ámbitos. Estos son los siguientes:

  • Tratamiento de náuseas y vómitos posoperatorios, asociados a la recuperación tras la anestesia, analgesia por opiáceos y otros procedimientos quirúrgicos.
  • Náuseas y vómitos por mareo del viajero (cinetosis).

Usos no aprobados por la FDA

Que un medicamento no haya sido aprobado para una condición concreta no significa que sea necesariamente malo. A veces, los médicos recetan fármacos off label para tratar ciertas condiciones, pues se sabe que los beneficios son más que los posibles perjuicios.

La escopolamina se utiliza off label en los siguientes casos:

  • Espasmos gastrointestinales.
  • Náuseas derivadas de la quimioterapia para el tratamiento de un cáncer.
  • Ataques de asma.
  • Depresión.
  • Terapia para dejar de fumar.
  • Exceso de producción de sudor (hiperhidrosis).
Hiperhidrosis tratada con escopolamina.
El tratamiento de la hiperhidrosis con escopolamina es off label.

Usos con fines delictivos

Cabe destacar que la escopolamina se asocia de forma común al término burundanga, tal y como indica CCAdicciones. Por desgracia, la falta de conocimiento hace que se le atribuyan a esta droga efectos amnésicos y paralizantes exagerados si se utiliza de forma sinérgica con alcohol, lo que deriva en su empleo con fines delictivos.

En realidad, la escopolamina o burundanga sí se detecta en la sangre y su vida media en el organismo es muy amplia. Los efectos de la burundanga suelen ser graves y derivados de una intoxicación química, no de supuestas propiedades amnésicas o controladoras.

¿Cómo se administra la escopolamina?

La escopolamina se encuentra en diversas formas farmacológicas, entre las que destacan los parches transdérmicos, los comprimidos recubiertos de ingesta oral y las soluciones inyectables. Veamos cada una de las variantes.

Comprimidos orales (Buscapina ®)

Comenzamos con la Buscapina ®, la variante más conocida y utilizada en pacientes extrahospitalarios. Tal y como indica su prospecto, se presenta en forma de comprimidos recubiertos blancos, redondos y biconvexos de ingesta oral. Cada uno de ellos contiene 10 miligramos de butilbromuro de escopolamina.

Cada envase tiene 60 comprimidos y se debe consumir la pastilla sin masticar, con ayuda de un vaso de agua. La posología se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Adultos y niños mayores de 6 años: 1 o 2 comprimidos en 3 a 5 tomas diarias. La dosis máxima diaria no debe superar los 100 miligramos de escopolamina en 24 horas.
  • La duración del tratamiento sintomático del dolor abdominal depende de cada caso y no existe un periodo límite. De todas formas, no se debe administrar de forma profiláctica e indefinida si no se conocen las causas del cuadro clínico.
  • No se requieren ajustes de las dosis en personas con fallos hepáticos y renales.

Parches transdérmicos

Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, los parches transdérmicos de escopolamina se suelen utilizar para tratar los mareos del viajero a largo plazo, es decir, en periodos de 3 días ampliables. También se concibe su uso para evitar los efectos gastrointestinales posquirúrgicospor un intervalo aproximado de 24 horas.

El parche se debe colocar, como mínimo, 4 horas antes de la exposición al evento que provoca mareo. Su aplicación se resume en los siguientes puntos:

  1. Lavar de forma concienzuda el lugar de aplicación, que casi siempre es detrás de la oreja, en zonas sin vello. Secar el área con un paño para que la piel esté seca y no poner el parche en zonas que presenten heridas, raspados o reacciones pruriginosas.
  2. Retirar el parche de su bolsa protectora. Separar también la capa protectora de plástico y desecharla, pero no tocar con la punta de los dedos la zona que va a ser adherida a la piel.
  3. Colocar con cuidado la cara adhesiva del parche sobre la piel.
  4. Lavarse las manos tras manejar el medicamento.

El tratamiento estándar para el mareo del viajero es de 3 días, que es lo máximo que duran los efectos del parche transdérmico. De todas formas, se puede colocar un parche nuevo en el lugar del anterior cuando finaliza su acción farmacológica.

Solución inyectable

Terminamos la posología de la escopolamina en su forma inyectable, pero poco podemos decir sobre ella. Según el propio prospecto, la dosis y duración del tratamiento siempre se llevará a cabo por un profesional médico en el ámbito hospitalario, así que no están a disposición del público.

Cada mililitro de solución inyectable contiene 0,5 miligramos de escopolamina.

¿Quién no debe tomar escopolamina?

En primer lugar, no deben tomar el medicamento en ninguna de sus formas aquellas personas que hayan mostrado reacciones de hipersensibilidad a la escopolamina o a cualquiera de los demás componentes excipientes del medicamento.

Te mostramos el resto de químicos que debes tener en cuenta en cada variante por separado:

  • Forma de ingesta oral (Buscapina ®): hidrógeno fosfato de calcio, almidón de maíz seco y soluble, sílice coloidal anhidra, ácido tartárico (E 334), ácido esteárico-palmítico, povidona, sacarosa, talco, goma arábiga, dióxido de titanio (E 171), macrogol 6000 y ceras.
  • Variante inyectable: ácido clorhídrico para ajuste de pH y agua para preparaciones inyectables.
  • Forma de parche transdérmico: lámina de poliéster recubierta de flúor, adhesivo acrílico, copolímero acrilato poli-(butil metacrilato-co-metilmetacrilato), silicona adhesiva y tinta de impresión negra.

Más allá de reacciones alérgicas al excipiente o al compuesto activo, se debe evitar la toma de este fármaco en algunas enfermedades. Algunas son las siguientes:

  • Glaucoma de ángulo estrecho sin tratar.
  • Hipertrofia de próstata.
  • Retención de orina por cualquier patología uro-prostática.
  • Estenosis mecánica del tracto gastrointestinal.
  • Íleo paralítico u obstructivo.
  • Taquicardia.
  • Megacolon.
  • Miastenia gravis.

También se recomienda evitar el uso de la escopolamina durante el embarazo o la lactancia.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Como todos los fármacos, la escopolamina puede presentar diversos efectos secundarios, tanto locales como sistémicos. Nosotros nos vamos a centrar en las reacciones adversas de la Buscapina ® por ser la variante más utilizada. Veamos en detalle:

  • Efectos adversos poco frecuentes (hasta 1 de cada 100 personas): urticaria, picor, taquicardia, sequedad de boca y sudoración anormal (hiperhidrosis).
  • Efectos adversos raros (hasta 1 de cada 1000 pacientes): retención urinaria.
  • De frecuencia no conocida: shock anafiláctico causado por una reacción alérgica grave, reacción provocada por hipersensibilidad, dificultad para respirar, erupción y rojez en la piel.

Los parches de escopolamina reportan algunos efectos secundarios diferentes, como somnolencia, desorientación, pupilas dilatadas y dolor de garganta, además de la boca seca y la sudoración excesiva. Si presentas cualquier síntoma, listado o no, acude al médico con presteza.

¿Qué sucede si olvido una dosis?

Como hemos dicho, el parche transdérmico puede permanecer adherido a la parte trasera de la oreja por hasta 3 días, por lo que no es posible olvidarse de la dosis o dividir la aplicación del fármaco en distintas tomas. Por otro lado, si te olvidas de tomar Buscapina ® en su momento, sáltate la toma y sigue con el tratamiento normal. Nunca tomes 2 pastillas para contrarrestar.

Taquicardia por consumir escopolamina.
La taquicardia por escopolamina se encuentra dentro de los efectos adversos poco frecuentes del fármaco.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis?

La sobredosis no es frecuente si la escopolamina se administra vía transdérmica en forma de parche, pero sí se puede alcanzar un estadio patológico si se consume en forma de pastillas. En dosis altas —más de 10 miligramos en niños y de 100 miligramos en adultos—, la escopolamina produce los siguiente signos:

  • Arritmia.
  • Visión borrosa y fotofobia.
  • Retención urinaria.
  • Confusión y alucinaciones.
  • Inhibición de la motilidad gastrointestinal.
  • Enrojecimiento de la piel.

En estos casos es esencial acudir al centro de urgencias, ya sea en ambulancia o acompañado de una persona en plenas facultades. Allí, la inducción del vómito suele ser el primer paso a seguir. La fisostigmina, un fármaco colinérgico que atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica, también se ha utilizado como antídoto.

¿Cómo debo almacenar y desechar este medicamento?

En forma de parche, este medicamento debe mantenerse en su embalaje original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Este último punto es especialmente importante, pues una ingestión oral del mismo puede provocar una intoxicación grave. También hay que almacenarlo lejos de las fuentes de calor y humedad excesiva.

Por otro lado, las pastillas de Buscapina ® se pueden mantener en cualquier ambiente y no requieren condiciones de almacenaje especiales. De todas formas, se deben colocar también fuera del alcance de los niños.

Por último, si quieres deshacerte de una caja de escopolamina en cualquiera de sus formas, porque ya ha caducado o no la necesitas, no la tires a la basura o por el desagüe. Busca un punto de reciclaje de medicamentos gestionado por las autoridades de tu país. Por ejemplo, en España se encuentran en casi todas las farmacias de la península los puntos SIGRE.

Un medicamento de usos puntuales

Como has podido comprobar, la escopolamina es un fármaco que se concibe en muy pocos escenarios, pues de forma oficial solo se utiliza para reducir los síntomas de los cuadros posanestésicos tras cirugías y situaciones que promuevan mareos. Además, sus efectos secundarios y los problemas que puede reportar al ser consumido con alcohol se deben tener muy en cuenta.

La variedad de presentaciones de la escopolamina y sus contraindicaciones hacen que solo pueda ser utilizada bajo prescripción médica. Si tienes cualquier duda en tu caso concreto, no dudes en consultarla con un profesional.

Te podría interesar...
Psicofármacos: qué son, tipos y funciones
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Psicofármacos: qué son, tipos y funciones

Los psicofármacos son un grupo de medicamentos empleados en el tratamiento y control de los diversos trastornos mentales.