Crema de progesterona: todo lo que debes saber

La crema de progesterona es un medicamento relativamente nuevo sobre el que todavía no se tiene información concluyente. De todas formas, se puede utilizar de forma segura.
Crema de progesterona: todo lo que debes saber
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 21 octubre, 2021.

Última actualización: 21 octubre, 2021

La crema de progesterona, como su nombre indica, es un compuesto que contiene progesterona, una hormona ligada al género femenino que es esencial para mantener el ciclo menstrual y posibilitar el embarazo. En su variante tópica, esta hormona se receta para disminuir los signos clínicos de la menopausia, reducir los daños de la piel producidos por el envejecimiento y prevenir la osteoporosis.

La crema de progesterona se vende sin receta en las farmacias y la progesterona se obtiene a partir de compuestos vegetales, como pueden ser los extractos de Dioscorea villosa —que contienen diosgenina, parecida al principio activo—. Si quieres saberlo todo sobre este fármaco, sigue leyendo.

¿Para qué sirve la crema de progesterona?

La progesterona es una hormona con diversas funciones que se ven amplificadas ante la presencia de estrógenos. Conocida como la hormona del embarazo, tiene los siguientes efectos sobre el organismo femenino:

  • Prepara al endometrio para la fase de implantación. Si no ocurre el embarazo, los niveles de esta hormona caen y se produce la menstruación.
  • Durante la gestación, esta hormona deprime el sistema inmunitario materno, con el fin de permitir la aceptación del feto en el entorno. Como inmunosupresor, también actúa como agente antiinflamatorio.
  • Disminuye la contractilidad del músculo liso uterino y una caída en sus niveles facilita el inicio del parto.
  • Eleva los niveles del factor de crecimiento epidérmico, una proteína que estimula la diferenciación celular.
  • Reduce la actividad de la vesícula biliar.

Los niveles de progesterona varían en el organismo femenino a lo largo de la vida. Por ejemplo, en la fase folicular del ciclo menstrual su concentración es muy baja (0,15-0,70 ng/ml), mientras que en el tercer trimestre del embarazo alcanza los 65-229 ng/ml. Una vez llega la menopausia, se instauran valores bajos de esta hormona (<0,4 ng/ml).

Tras el desajuste hormonal que supone la menopausia, las mujeres suelen presentar sofocos, sudores nocturnos, cambios en las secreciones vaginales y una pérdida de calcio en los huesos, lo que puede desembocar en osteoporosis temprana. La crema de progesterona y otras terapias de reemplazo hormonal tratan de aliviar los síntomas de esta etapa.

Mecanismo de acción y usos

Como hemos dicho, la concentración de progesterona cae durante la menopausia. Su administración vía tópica podría ayudar en los siguientes aspectos:

  • Reducción de los sofocos y la sequedad vaginal.
  • Ayuda contra la fatiga.
  • Mejora del humor generalizada y más consistencia en los horarios para dormir.
  • Alivio de síntomas epidérmicos, como piel seca, agrietada y fina.
  • Prevención de la pérdida de densidad ósea (osteopenia) y osteoporosis.
  • Aumento de la libido.

Tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la progesterona en forma de pastilla oral se utiliza para tratar los síntomas de la menopausia. De todas formas, la efectividad no se ha podido comprobar en todos los casos.

Cambios en la piel en la menopausia que se tratan con crema de progesterona.
Ciertos cambios propios de la menopausia afectan la piel, por lo que pueden presentarse signos de sequedad en la misma y cambios de temperatura.

Evidencias científicas sobre la crema de progesterona

Se propone que la progesterona podría prevenir el cáncer de endometrio, ya que modula la actividad de los estrógenos. Estos son un grupo de hormonas que promueven el crecimiento celular y aumentan las probabilidades de neoplasias en algunos escenarios concretos, tal y como indica el Instituto Nacional del Cáncer.

Estudios publicados en el portal Pubmed evidencian que la concentración de progesterona sérica tras la administración de cremas tópicas es demasiado baja para mantener este efecto, pues los niveles no exceden los 3,5 ng/ml. De todas formas, más tarde se ha demostrado que sus niveles en saliva y capilares son 10 y 100 veces mayores tras el tratamiento con la crema.

Por ello, a día de hoy se cree que la crema de progesterona puede ser muy útil. Aunque los niveles séricos sean muy bajos, sí que aumentan los valores de esta hormona en otras zonas. De todas formas, queda mucho por conocer todavía respecto a la absorción y la farmacocinética de este medicamento tópico.

¿Cómo se administra?

La crema de progesterona se puede presentar en varios formatos, dependiendo de la marca. Nos vamos a fijar en el prospecto de Darstin 10 mg/g gel ® para presentar la posología.

Este fármaco se presenta en forma de gel incoloro de aplicación tópica. En este preparado comercial cada gramo de preparado contiene 10 miligramos de progesterona.

Según el prospecto del medicamento, se debe aplicar la crema sobre la piel de los senos todas las mañanas. En total, se administran cada 24 horas unos 2,5 gramos de pomada en cada seno (5 gramos totales) y hay que tener cuidado con respetar las dosis indicadas. Se debe dejar secar la crema antes de vestirse, pero no huele mal y no mancha.

Esta crema se presenta en un tubo de 80 gramos con una espátula dosificadora.

¿Quién no debe usar la crema de progesterona?

En primer lugar, no debe utilizar este medicamento ninguna persona que sea alérgica a la progesterona o a cualquiera de sus excipientes. Entre estos últimos elementos encontramos carbómeros, trolamina, etanol al 96 % y agua purificada. Consulta con tu médico si has presentado reacciones a alguno de ellos.

Evidénciale también al profesional médico cualquier condición epidérmica que poseas, ya que puede provocar sequedad de la piel e irritación en algunos casos. Por otro lado, cabe destacar que no está contraindicada en el embarazo ni en la lactancia ni al usar máquinas.

La crema de progesterona se usa casi exclusivamente en mujeres, ya que se enfoca en el tratamiento de los desequilibrios hormonales. Aunque algunas fuentes argumentan que en hombres la probabilidad de sufrir cáncer de próstata disminuye con este ungüento, faltan evidencias científicas.

Posibles efectos adversos

El único efecto adverso reportado por el uso de la crema de progesterona es la sequedad, el picor y la irritación de la piel. En caso de que este grupo de síntomas se presenten, lo mejor es que detengas la aplicación del fármaco tópico y consultes con tu médico.

De todas formas, portales profesionales como WebMD son más cautelosos y citan otros posibles efectos adversos que se pueden presentar tras consumir progesterona en cualquiera de sus variantes:

  • Dolor de cabeza.
  • Aumento o disminución de las pulsaciones cardíacas.
  • Fatiga y sentimiento de estar deprimido.
  • Cambios menstruales.
  • Tos y problemas para respirar bien.
  • Confusión y vértigo.
  • Presión arterial baja.

No existen demasiadas evidencias sobre el uso de estas cremas, por lo que todo efecto adverso supuestamente experimentado debe tomarse con cautela. De todas formas, si no te sientes bien durante un tratamiento con progesterona en cualquier variante, no dudes en acudir a urgencias.

Alergia a la crema de progesterona.
Cualquier reacción dérmica o la presencia de sequedad excesiva en la piel debe considerarse reacción adversa si se está bajo tratamiento con la crema.

¿Qué sucede si olvido una dosis?

Esta pomada se aplica en una sola dosis todos los días por las mañanas y por las noches, incluso durante el periodo menstrual. Si te olvidas de ponértela un día, al siguiente no te coloques el doble de crema para compensar. Esto podría fomentar irritación y picor.

¿Qué tengo que hacer en caso de una sobredosis?

Es difícil identificar un protocolo para una sobredosis por crema de progesterona, pues este medicamento no funciona de la misma forma que aquellos de administración oral. Si te pones demasiada crema por cualquier motivo y te empieza a picar o te tragas parte del ungüento, acude de inmediato a urgencias.

¿Cómo almacenar o desechar este medicamento?

Este medicamento requiere condiciones de envasado especiales. En primer lugar, hay que mantenerlo siempre a menos de 25 °C, pues puede perder sus propiedades.

Por ello, en momentos de verano o calor excesivo la mejor opción es tenerlo en la nevera. Por otro lado, hay que conservarlo en su tubo con la tapa puesta para que no se seque.

Si quieres deshacerte de este medicamento, no lo tires a la basura o por el váter, pues esto puede provocar un gran daño en el entorno natural. Si eres residente de España, acude con el fármaco embalado al punto SIGRE más cercano y tíralo allí.

La crema de progesterona: un medicamento de recomendación variable

Hay muchas cosas que aún no se tienen claras sobre la crema de progesterona. Parece que su uso en la población sana no es peligroso, pero tampoco se ha llegado un consenso general sobre su eficacia en el 100 % de  los estudios consultados.

Por todos estos motivos, te recomendamos que solo utilices la crema de progesterona si te lo indica un médico en un tratamiento concreto y controlado. No la utilices por tu propia cuenta si sospechas de un desajuste hormonal, pues sin atención profesional harás que el cuadro siga progresando o que empeore.

Te podría interesar...
Remedios naturales para la menopausia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Remedios naturales para la menopausia

Cuando los sofocos y otras molestias comienzan a formar parte del día a día, es hora de aplicar los remedios naturales para la menopausia.