¿Qué son las verrugas genitales?

Una gran variedad de cepas de VPH puede producir verrugas genitales. Estas, además de tener un impacto físico, suponen un motivo de malestar psicológico.
¿Qué son las verrugas genitales?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 13 julio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 13 julio, 2021

Última actualización: 13 julio, 2021

El virus de papiloma humano (VPH) es uno de los más contagiosos que existe. Se han identificado más de 200 tipos y se estima que el 90 % de las personas sexualmente activas han contraído alguno en algún momento de su vida. Y si bien hay muchos casos que son asintomáticos, otros cursan con verrugas genitales.

Para entender mejor esto, repasemos un poco. Ante todo, recordemos que el VPH es un virus que puede infectar tanto la piel como las mucosas. Según la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia (AEPCC), al menos unos 40 tipos de VPH son capaces de infectar la mucosa genital y anal de personas de ambos sexos.

A diferencia de las verrugas comunes, las verrugas genitales se propagan a través del contacto sexual. Son protuberancias que crecen rápidamente, aunque también pueden definirse como ‘masas suaves que crecen en las mucosas’, como explican los expertos de Medline Plus.

Dichas masas se caracterizan por tener bordes irregulares, de color carne o un tono más claro o más oscuro que la piel afectada. En cuanto a su tamaño, este puede variar. Pueden ser apenas visibles o bien pueden ser grandes y abarcar áreas extensas de la zona anogenital. Algunas pueden tener un aspecto similar al de una coliflor.

Síntomas de las verrugas genitales

Las verrugas genitales afectan a hombres y mujeres
Las verrugas genitales, además de ser antiestéticas, pueden resultar incómodas en ciertas situaciones, incluyendo las relaciones sexuales.

Si bien hay verrugas genitales que no producen ningún síntoma, este no siempre es el caso. En ocasiones las verrugas pueden producir lo que se conoce como dolor urente, es decir, un tipo de dolor que también produce sensación de quemazón. Todo depende de la causa.

Según la información compartida por los expertos de Mayo Clinic, algunos tipos de verrugas genitales pueden producir las molestias ya mencionadas, y también comezón y otras incomodidades en la zona de los genitales, así como también sangrados durante el sexo.

Causas

Como veníamos comentando anteriormente, hay varios tipos de VPH capaces de causar verrugas. Para ser más específicos, los llamados VPH mucosales de bajo riesgo (VPH-BR) son los que causan los llamados condilomas, comúnmente conocidos como verrugas genitales.

  • Los tipos 6 y 11 causan el 90 % de las verrugas genitales.
  • Las verrugas visibles que normalmente se localizan en los genitales externos y la zona anal, suelen estar causadas por los tipos 6 y 11. El riesgo de que provoquen cáncer es bajo, por ende, se consideran lesiones benignas.
  • Las verrugas menos visibles no suelen provocar síntomas y suelen estar causadas sobre todo por los tipos 16 y 18. Suelen localizarse en el cuello uterino o en el ano, pero también pueden aparecer en la vagina, la vulva, la uretra, el pene o la garganta. Son planas y de tamaño diminuto, solamente visibles mediante colposcopia. Aumentan el riesgo de padecer varios cánceres.

Factores de riesgo

Todas las personas sexualmente activas que no hayan sido vacunadas a una edad temprana están en riesgo de infectarse con VPH en algún momento de su vida.

Existe mayor riesgo de desarrollar verrugas genitales cuando se inicia la vida sexual a temprana edad (precocidad) y se ha tenido o tiene un número alto de compañeros sexuales o se mantiene relaciones sexuales con varios compañeros a la vez (promiscuidad).

Ahora bien, no solo la precocidad y la promiscuidad son factores de riesgo. Además del sexo genital, anal y oral, el frotamiento de genitales puede elevar el riesgo de infección por VPH y verrugas genitales.

Por otra parte, el riesgo de infección por VPH aumenta si la persona:

  • Consume de tabaco (tabaquismo) y alcohol (incluso si no se trata de alcoholismo como tal).
  • Tiene un sistema inmunitario débil.
  • Está embarazada (por los tipos de cambios que se dan tanto en la flora vaginal como en el sistema inmunitario).
  • Haber tenido en el pasado otras enfermedades de transmisión sexual.

Diagnóstico

Las verrugas genitales tienen un diagnóstico clínico
El examen físico suele bastar para realizar el diagnóstico de las verrugas genitales y su probable etiología. Sin embargo, ciertos estudios complementarios pueden solicitarse.

En el caso de las verrugas genitales visibles, localizadas en la zona externa de los genitales y la zona del ano, el diagnóstico se realiza en función de su aspecto.

En el caso de las menos visibles, se suele requerir algunos exámenes para precisar el diagnóstico. Tanto la colposcopia como la anoscopia son comunes. Adicionalmente, el médico podría solicitar un análisis de sangre, dado que algunas verrugas genitales están causadas por la sífilis.

Las biopsias permiten confirmar el diagnóstico de VPH, pero también identificar el tipo de virus que causó la infección, por lo que se consideran muy útiles.

Tratamiento

El tratamiento para eliminar las verrugas genitales puede variar según sea el caso y lo que decida el paciente. Las alternativas que el médico puede recomendar son la eliminación con láser, electrocauterización, crioterapia, cirugía o bien algunos medicamentos de uso tópico.

Es importante tener en cuenta que aún cuando el tratamiento dé buenos resultados, es necesario mantener un seguimiento porque siempre existe algo de riesgo de que las verrugas reaparezcan. 

Prevención

Como confirma la Asociación Española de Patología Cervical y Colposcopia, para prevenir la infección por VPH y, por extensión, las verrugas genitales, lo ideal sería que las personas se vacunaran a los 11-12 años de edad. Esto les brindaría una buena protección contra muchos tipos de VPH, entre los cuales se encuentran los que causan verrugas.

De manera conjunta, sería ideal evitar las prácticas sexuales que supongan un alto riesgo (como la precocidad y la promiscuidad). También es muy recomendable practicar sexo seguro, evitar el consumo de tabaco y alcohol, hacerse chequeos periódicamente, y por supuesto, intentar mantener un estilo de vida saludable en líneas generales.

Te podría interesar...
Cómo se diagnostica la clamidia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Cómo se diagnostica la clamidia

Para el diagnóstico de la clamidia se usan pruebas de orina e hisopados en los genitales. Descubre cómo es el proceso y su importancia.