Vacuna contra el VPH: todo lo que necesitas saber

La vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) es una medida preventiva, no curativa. Debería realizarse a los 11-12 años (antes de iniciar la actividad sexual) para que sea eficaz.
Vacuna contra el VPH: todo lo que necesitas saber
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 12 julio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 12 julio, 2021

Última actualización: 12 julio, 2021

La vacuna contra el VPH es una medida de prevención efectiva para una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes a nivel mundial, tanto en hombres como mujeres. Estamos hablando de la infección por el virus del papiloma humano. Ahora bien, ¿qué es lo que hay que saber sobre esta inmunización?

Lo primero que debemos considerar es que la vacuna ayuda a prevenir las infecciones causadas por las cepas de alto riesgo oncológico, es decir, los tipos de virus VPH que se asocian a cáncer. Por ello es tan importante. El virus del papiloma humano (VPH) es una de las principales causas lesiones precancerosas y también cáncer de cuello uterino, de orofaringe, de ano, de pene, de vagina y de vulva.

¿Qué hace la vacuna contra el VPH?

Tal y como se explica en el Manual MSD, existen 3 vacunas contra el VPH para elegir. Todas protegen frente a los tipos 16 y 18, pero 2 de ellas ofrecen protección contra otras variedades.

Así, tenemos lo siguiente:

  • Nonavalente: esta vacuna protege contra 9 tipos de VPH en total (esto incluye los tipos 16, 18 y los 31, 33, 45, 52 y 58, que están detrás del 15 % de los casos de cáncer de cuello uterino). Por ende, es la vacuna que ofrece mayor protección.
  • Cuadrivalente: esta vacuna protege contra 4 tipos de VPH (tipos 6, 11, 16 y 18). Los tipos 6 y 11 son causantes de más del 90 % de los casos de verrugas genitales.
  • Bivalente: esta vacuna protege contra 2 tipos de VPH.
Virus del papiloma humano.
El virus del papiloma humano (VPH) tiene diferentes tipos. Las vacunas disponibles en el mercado varían en su protección.

¿Quién debe ponerse la vacuna y cuándo?

Las dos primeras vacunas ya mencionadas, es decir, la nonavalente y la cuadrivalente, deberían aplicarse a todas las personas (de cualquier sexo) que tengan entre 9 y 26 años de edad. En menores de 15 años se administra en 2 dosis, mientras que a partir de los 16 en adelante son 3 dosis.

Para que la vacuna sea eficaz, lo ideal es que se aplique antes de iniciar la vida sexual. En relación con esto, los expertos de la Clínica Mayo aclaran que la aplicación a una edad temprana no está vinculada a un inicio precoz de la actividad sexual. Por ende, se trata simplemente de otra inmunización, que se administra a modo de prevención.

La vacuna nonavalente puede colocarse en personas de cualquier sexo que tengan entre 27 y 45 años, si su médico así lo considera conveniente. En cambio, la bivalente solo está recomendada para las niñas y las mujeres.

“Casi todas las personas se infectan por el VPH una vez que inician la actividad sexual. Alrededor de la mitad de estas infecciones son por un tipo de VPH de riesgo alto”

Instituto Nacional del Cáncer

¿Quiénes no deben ponerse la vacuna?

Tal y como señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hay algunas personas que no deberían vacunarse hasta que su médico así lo considere oportuno. Esto tiene estrecha relación con su estado de salud actual, sus antecedentes e historial clínico:

  • Las personas que están moderadas o gravemente enfermas deben esperar hasta recuperarse para recibir la vacuna.
  • Las mujeres embarazadas deberían consultar con su médico antes de recibirla, así como también quienes presenten alergias graves.

¿Se pueden poner la vacuna quienes ya han sido infectados?

Las personas que ya se han expuesto al virus pueden vacunarse para obtener protección contra los tipos o las cepas de virus que aún no les han afectado. La vacuna no prevendrá el tipo de virus que ya les ha infectado.

Hay que tener en cuenta que hay casos en los que la vacuna podría no ser de utilidad, porque ya la persona ha estado demasiado expuesta. Por otro lado, no hay que olvidar que la respuesta a la inmunización es mucho mejor cuando se aplica a una edad temprana.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

La vacuna contra el VPH es segura. Puede producir cierta molestia en el área donde se aplicó, pero esto no supone mayor problema, más allá de una ligera inflamación y enrojecimiento. A medida que pasan las horas, las molestias desaparecen por sí solas, sin necesidad de tratamiento.

Si bien no es frecuente, algunas personas podrían marearse y desmayarse. Por ello, se recomienda permanecer sentado unos 15 minutos después de la aplicación. Cabe destacar que a pesar de que han habido casos de mareos y desmayos, los expertos no han encontrado evidencias de efectos secundarios importantes.

Mareo tras aplicación de vacuna contra VPH.
El mareo por la vacuna del VPH es un efecto secundario infrecuente, aunque se recomienda aguardar 15 minutos antes de retirarse del centro de inmunizaciones.

¿El chequeo ginecológico sigue siendo necesario después de la vacuna?

El chequeo ginecológico y las pruebas de detección (como la prueba de Papanicolaou) son necesarias aún cuando una mujer se haya puesto la vacuna contra el VPH. Esto es así porque, si bien está protegida, aún puede tener riesgo de sufrir otros problemas de salud reproductiva.

La vacuna no reemplaza el chequeo ginecológico. En todo caso, es un complemento.

¿Qué otras medidas de prevención deben aplicarse, además de la vacuna?

Si bien la abstinencia sería una buena medida de prevención, es poco realista y no se aplica en lo cotidiano. Entonces, además de vacunarse, lo ideal sería practicar sexo seguro.

El uso adecuado de los métodos anticonceptivos, evitar la promiscuidad y acudir al médico periódicamente para hacerse chequeos son maneras que tanto hombres como mujeres pueden aplicar para prevenir diversas enfermedades de transmisión sexual. Esto no es solo para la infección por el VPH.

El riesgo siempre estará, pero con un estilo de vida saludable y la aplicación de las medidas ya mencionadas es posible reducirlo en gran medida. Finalmente, conviene tener en cuenta que es el conjunto de medidas preventivas lo que puede resultar útil.

Te podría interesar...
Tratamiento del VPH
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Tratamiento del VPH

El tratamiento del VPH puede variar dependiendo de varios factores, como por ejemplo: si la persona es asintomática o si presenta síntomas.