Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

Bernardo Peña · 13 agosto, 2019
Trastorno caracterizado por conductas altamente perturbadoras como problemas de atención e hiperactividad que se manifiestan antes de los siete años y persisten al menos seis meses.

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) se caracteriza por conductas socialmente perturbadoras. Por ejemplo, problemas de atención o hiperactividad que se manifiestan antes de los siete años y duran al menos seis meses. Básicamente, el trastorno hace referencia a que estos niños son extraordinariamente activos y muestran breves periodos de concentración.

Tipos de TDAH

Se reconocen tres tipos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad:

  • El TDAH de tipo hiperactivo-impulsivo: se caracteriza por una alta actividad conductual (no pueden estarse quietos, se concentran por periodos muy cortos, se distraen muy fácilmente, son impulsivos y tienen una total falta de autocontrol). Generalmente, estos niños suelen ser rechazados socialmente y son propensos a los accidentes y a las conductas autolesivas.
  • El TDAH con predominio del déficit de atención: se caracteriza por problemas como la distracción, incapacidad para mantener la atención, presta poca atención a los detalles y les resulta muy difícil terminar las tareas. Estos niños son descritos generalmente como: perezosos, soñadores, ansiosos y tímidos.
  • El TDAH de tipo combinado: probablemente esta sea la forma más común del trastorno. En este caso se cumplirían criterios de hiperactividad y desatención.
pesadilla miedo niño

TDAH: aspectos a tener en cuenta

Un aspecto a tener en cuenta es que el TDAH puede ser confundido fácilmente con otras psicopatologías o trastornos del comportamiento. Hay niños que pueden mostrarse inquietos o distraídos durante las tareas escolares o en otra actividad. Sin embargo, según la American Psiquiatryc Association (2000), la muestra más significativa de que estamos ante un caso de TDAH es que la persona muestra un patrón de hiperactividad y desatención en múltiples facetas de su vida.

Actualmente, el TDAH es el trastorno más diagnosticado en personas que están en edad escolar. Por lo tanto, debemos llamar la atención acerca del riesgo de que exista una sobrediagnosticación, pues es necesario llevar a cabo una evaluación psicológica completa.

El TDAH está relacionado con multitud de problemas conductuales y académicos. De hecho, estos niños suelen tener un rendimiento y unas calificaciones deficientes. Los niños con TDAH tienen más dificultad en situaciones poco estructuradas y en actividades que requieran de una atención sostenida.

Causas del TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad es un trastorno neuroconductual complejo y multicausal. Las causas de este trastorno van desde los genético hasta lo ambiental, pasando por lo psicológico.

TDAH y Sistema Nervioso Central (SNC)

Según Spencer et al. 2007, existirían una serie de mecanismos que podrían no estar funcionando correctamente en el cerebro de las personas con TDAH:

  • Posiblemente, haya una alteración en la corteza prefrontal dorsolateral que afecte a los procesos de organización y planificación de la conducta así como de la atención sostenida.
  • Estudios de neuroimagen ponen de manifiesto que las personas con TDAH presentan un adelgazamiento en la corteza prefrontal, cerebelo, así como algunas estructuras subcorticales.
  • Tal vez, exista una cantidad inadecuada de dopamina que afecta al Sistema Nervioso Central (SNC), provocando TDAH.
cerebro recuerdos trastornos mentales

Lee también: El papel de la serotonina en la depresión

TDAH y otros factores biológicos

En otro orden de factores, parece que TDAH muestra un alto grado de heredabilidad. Además, parecen existir otras causas que predisponen a padecer TDAH:

  • Intoxicación por plomo.
  • Exposición al alcohol y al tabaco.
  • Bajo peso al nacer.
  • Falta de oxígeno durante el parto.
  • Síndrome de alcoholismo fetal.
  • Aditivos o colorantes alimentarios.

Factores psicológicos y ambientales

Aunque generalmente se hace hincapié en los factores biológicos a la hora de explicar la etiología del TDAH, los factores psicológicos y ambientales guardan mucha relación con el desarrollo de la patología. La suma de factores adversos como:

  • Desavenencias matrimoniales graves.
  • Clase social baja.
  • Familias grandes.
  • Conflictos familiares.
  • Psicopatología materna.
  • Criminalidad.
  • Prevalencia del trastorno mental en la familia.
  • Situaciones ambientales altamente demandantes y estresantes.
  • Deprivación y exclusión social.

Quizá te interese: Trastornos de la personalidad

Tratamiento para el TDAH

Durante las últimas décadas, se ha empleado principalmente el tratamiento psicofarmacológico. Concretamente, en este caso, los más eficaces son los estimulantes como el Ritalin. Sin embargo, en los últimos años cada vez más clínicos centran la atención del tratamiento en las dinámicas familiares y en los problemas psicosociales del niño.

Actualmente, la terapia psicológica que se emplea con mayor éxito es la terapia de conducta y el entrenamiento de padres. De la misma manera, el tratamiento combinado psicológico y psiquiátrico del TDAH es mucho más efectivo.

Conclusiones

El TDAH es un trastorno psicológico con muchas causas que requiere un tratamiento multidisciplinar. Por suerte, actualmente, cada vez tenemos disponibles mejores tratamientos. Cabe destacar que, para mejorar la efectividad del tratamiento, se necesita el compromiso de los padres e iniciarlo lo antes posible.

  • Peña-Herrera, B. (2018) Psicopatología General. Samborondón: Universidad Espíritu Santo – Ecuador
  • Caballo, V. E., Salazar, I. C., & Carrobles, J. A. I. (2014). Manual de psicopatología y trastornos psicológicos. Pirámide.
  • Eguiluz Uruchurtu, I., & Segarra Echebarría, R. (2013). Introducción a la psicopatología: una visión actualizada (No. 616.89). Médica Panamericana,.