Muy Salud
 

6 síntomas que indican retención de líquidos

La retención de líquidos es una complicación común de diversas enfermedades, por lo que te mencionaremos 6 síntomas que pueden ser indicativos de su presencia para estar alertas.

6 síntomas que indican retención de líquidos

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 10 Noviembre, 2020

Última actualización: 10 Noviembre, 2020

En términos generales, el 60 % del cuerpo humano está compuesto por agua. Este vital líquido debe estar en perfecto balance para que el organismo pueda ejecutar sus funciones de manera adecuada. Algunas enfermedades son capaces de alterar este equilibrio y causar retención de líquidos, por lo que comentaremos 6 síntomas que indican su presencia.

Primero que nada, es importante saber que el agua se encuentra distribuida en distintos espacios dentro del cuerpo. Del 60 % total, el 40 % se encuentra en el interior de las células, mientras que el 20 % restante se halla en un espacio llamado intersticio y en los vasos sanguíneos.

Toda el agua de nuestro organismo está en constante movimiento. De esta manera, es capaz de pasar de la célula al intersticio y después a los vasos sanguíneos. Así, los tejidos pueden eliminar los desechos y absorber los nutrientes para su correcto funcionamiento.

¿Qué es la retención de líquidos o el edema?

Esta no es más que la acumulación excesiva de líquidos en el espacio que rodea a las células o intersticio, causada por una alteración en las fuerzas de Starling. Estas fuerzas son las que regulan el equilibrio del agua en los espacios corporales.

Las fuerzas de Starling establecen que la cantidad de agua que sale al intersticio en el extremo arterial de los capilares debe ser igual a la que retorna en el extremo venoso. Según la fisiopatología del edema, el mismo ocurre cuando la salida supera al retorno.

Diversas afecciones renales, cardíacas e incluso aquellas causadas por el alcoholismo son capaces de originar retención de líquidos. Tanto sus síntomas como su tratamiento podrán variar. Sin embargo, en todas estas enfermedades el agua se acumulará debajo de la piel y en diversos tejidos, afectando su funcionamiento.

Edema localizado en labio.
Los edemas inflamatorios o alérgicos no son simétricos y se localizan en una zona puntual del cuerpo.

6 síntomas que indican retención de líquidos

Como bien dijimos, los síntomas que indican la presencia excesiva de líquidos en el cuerpo pueden variar en dependencia de la causa del problema. No obstante, la mayoría de los pacientes suele presentar la siguiente sintomatología.

1. Inflamación de las extremidades, cara o abdomen

La inflamación siempre será uno de los síntomas más característicos de la retención de líquidos. Sin embargo, la presentación de la misma puede variar. Cuando la causa es una enfermedad renal, la inflamación iniciará en horario matutino a nivel del rostro, sobre todo alrededor de los párpados.

Por otro lado, si la retención de líquidos es causada por una afección cardíaca, la inflamación se centrará en las piernas y los pies, sobre todo en la tarde o en la noche. Finalmente, si la causa es una insuficiencia hepática existirá un edema abdominal conocido como ascitis.

Es importante destacar que en todos los casos el edema será simétrico, es decir, resultará igual a ambos lados del cuerpo. Esto es importante de considerar, ya que se debe distinguir de una afección linfática o de una infección, en las que habrá distribución asimétrica.

2. Sensación de ropa o accesorios muy ajustados

En muchos casos, la inflamación en el cuerpo puede ser tan sutil que no se note a simple vista. Por ello, uno de los síntomas que podrían indicar una retención de líquidos es la sensación de ropa o accesorios muy ajustados sin explicación alguna y de forma repentina.

El agua se acumulará debajo de la piel, lo que hará que diversas partes del cuerpo, como los dedos, los tobillos o la cintura sean más grandes. Al aumentar de tamaño, es posible que prendas (anillos, zapatos y pantalones) se sientan más ajustados que de costumbre.

3. Piel delgada, brillante y pruriginosa

Al acumularse el agua debajo de la piel, esta se estirará debido al exceso de líquido. El estiramiento forzado de la misma le dará un aspecto delgado y brillante, además de dificultar su plegado, dando lugar a una lesión conocida como esclerosis.

Por otro lado, toda enfermedad que pueda cursar con retención de líquidos podrá generar falla renal a largo plazo. Una vez llegado a este punto, la piel se torna pruriginosa, es decir, con un gran picor o escozor. Esto es debido a la acumulación de cristales de urea en los tejidos cutáneos.

4. Pesadez generalizada y aumento de peso

Entre los síntomas más comunes de la retención de líquidos se encuentra la pesadez generalizada. Un incremento inexplicable en la cantidad de agua aumentará el peso corporal, por lo que es posible referir una sensación de pesadez e incluso de plenitud.

Por otro lado, debido al aumento repentino de peso y a la posible acumulación de agua en las articulaciones, puede ser difícil ejecutar ciertos movimientos, como la flexión de los dedos. El cuerpo estará manejando niveles de agua a los que nos está acostumbrado, por lo que se dificultarán ciertas actividades.

5. Reducción en la producción de orina

Siempre que exista retención de líquidos los riñones tendrán problemas para producir orina. Esto se debe a que el organismo envía una señal indicando que hay poca agua en los vasos sanguíneos y que se debe disminuir la eliminación de líquidos.

Esto traerá como consecuencia que los pacientes orinen pocas veces durante el día. Una persona puede pasar de orinar entre 5 a 6 veces a hacerlo tan solo 2 o 3, producto de una retención de líquidos.

6. Piel hundida al ejercer presión

Una forma rápida de constatar que existe un edema es a través del signo médico de la fóvea. Este consiste en presionar uno o dos dedos sobre la piel durante algunos segundos. Al retirar la presión, si la piel continúa hundida indicará la presencia de agua debajo de la misma.

Signo de la fóvea que busca una médica revisando retención de líquidos.
Los médicos evalúan el edema a través de un signo clínico que es el hundimiento persistente de la piel.

¿Cómo prevenir la retención de líquidos?

Muchas de las formas de prevenir la retención de líquidos están relacionadas con la alimentación. En este sentido, primero se deberá reducir la ingesta de sal, ya que esto disminuirá en gran medida la reabsorción renal de agua. Otro gran consejo dietético es controlar el consumo de proteínas. Tanto el déficit como el exceso de estos macronutrientes puede generar un edema.

Por más contradictorio que suene, aumentar el consumo de agua ayuda a controlar la retención de líquidos, ya que la deshidratación suele ser una de sus principales causas. Diversos estudios han demostrado que beber 2 litros de agua diarios son la medida óptima en términos generales.

Si ya existe un factor predisponente de antemano, como una enfermedad renal, un posible tratamiento serán los medicamentos diuréticos. No obstante, esto siempre debe hacerse bajo estricta supervisión médica y constituye un abordaje terapéutico profesional.

Para finalizar, hacer ejercicios es la solución para muchos problemas de salud y la retención de líquidos no es la excepción. Los distintos deportes y actividades físicas mejoran la circulación y contribuyen a mantener el equilibrio hidroelectrolítico.

¿Qué hacer si retengo líquidos?

Lo más importante, si notas la presencia de algunos de los síntomas de retención de líquidos, es acudir al médico. Recuerda que esta suele ser una complicación de patologías cardíacas y renales graves, por lo que deberás tener sumo cuidado.

Por otro lado, el edema no siempre es motivo de alerta. Diversas situaciones, como el embarazo o pasar mucho tiempo sentado, pueden favorecer su aparición. No obstante, lo mejor será acudir al especialista y así descartar cualquier patología de base.

Hipertensión arterial

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es un factor de riesgo cardiovascular capaz de ocasionar eventos cardiovasculares mayores, como un infarto o un ACV.



  • Flores-Villegas B, Flores-Lazcano I, Lazcano-Mendoza ML. Edema. Enfoque clínico. Medicina Interna de México. 2014;30:51-55.
  • Roriz M, Henniart A. Edemas. EMC - Tratado de Medicina. 2020;24(3):1-5.
  • Fauci A, Hauser S, Jameson J, Longo D, Loscalzo J, Kasper D. Harrison: Manual de Medicina Interna. 19th ed. México D.F: McGRAW-HILL INTERAMERICANA EDITORES, S.A.; 2017.
  • Junta Editorial de Cancer.net. Retención de líquidos o edema [Internet]. Cancer.Net. 2017 [cited 3 November 2020]. Available from: https://www.cancer.net/es/asimilaci%C3%B3n-con-c%C3%A1ncer/efectos-f%C3%ADsicos-emocionales-y-sociales-del-c%C3%A1ncer/manejo-de-los-efectos-secundarios-f%C3%ADsicos/retenci%C3%B3n-de-l%C3%ADquidos-o-edema.
  • Personal de Mayo Clinic. Edema - Diagnóstico y tratamiento [Internet]. Mayo Clinic. 2018 [cited 3 November 2020]. Available from: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/edema/diagnosis-treatment/drc-20366532.
  • Thompson A, Shea M. Edema - Trastornos cardiovasculares [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. 2018. Available from: https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-cardiovasculares/s%C3%ADntomas-de-las-enfermedades-cardiovasculares/edema.

Luis Rodolfo Rojas Gonzalez
Luis Rodolfo Rojas Gonzalez
Estudiante de Medicina en la Universidad de Oriente Núcleo Bolívar (Venezuela) y Técnico en Atención Médica Prehospitalaria graduado en el año 2015. Miembro de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina (SOCIEM UDO BOLIVAR) en el Comité Permanente de Derechos Humanos y Paz (SCORP). Entre los cursos realizados destacan Webinar’s Med - Urgencias Médicas y cuenta con participación en el II Congreso Internacional de Actualización en Medicina Enfoque Quirúrgico organizado por ACOME capítulo Cauca. Se ha desempeñado por más de 3 años como redactor y editor de diversos blogs alrededor del mundo, entre los cuales se han publicado artículos de temáticas variadas, muchos de ellos con enfoque en salud.