Cómo prevenir la enfermedad de Lyme

Las enfermedades transmitidas por vectores representan una gran causa de morbilidad a nivel mundial. Por fortuna, la prevención de las mismas es sencilla y se basa en disminuir la exposición a los ácaros e insectos.
Cómo prevenir la enfermedad de Lyme
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 24 agosto, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 24 agosto, 2021

Última actualización: 24 agosto, 2021

La enfermedad de Lyme es una patología infecciosa de origen bacteriano que se produce ante la mordedura de las garrapatas afectadas. Se asocia con múltiples problemas cutáneos, sistémicos, articulares y cardiovasculares a largo plazo. ¿Te interesa conocer cómo prevenir la enfermedad de Lyme? A continuación te contamos.

En la actualidad, se reconoce a la espiroqueta Borrelia burgdorferi como el agente patógeno responsable de la enfermedad. Investigaciones afirman que esta es una de las patologías causadas por garrapatas diagnosticadas con mayor frecuencia a nivel mundial.

¿Cómo se transmite la enfermedad de Lyme?

Los principales vectores que intervienen en la patogenia de la enfermedad de Lyme son las garrapatas. No obstante, no todas las garrapatas participan en la transmisión. Estudios sugieren que los ácaros del genero Ixodes son los vectores con mayor tasa de transmisión de la borreliosis.

La garrapatas hembras colocan millones de huevos por año, que eclosionan para alimentarse de la sangre de roedores pequeños. Luego se convierten en ninfas y en adultos que continúan consumiendo la sangre de animales, adquiriendo Borrelia spp. Los principales hospederos de estos vectores en Europa y Estados Unidos son los ratones y los venados.

Por lo general, las personas se infectan al exponerse a estos vectores o a sus hospederos en zonas boscosas, áreas húmedas y pastizales, sobre todo durante el verano. Por su parte, la garrapata debe permanecer por un mínimo de 24 a 36 horas adherida a la superficie cutánea para que los gérmenes puedan ser inoculados con éxito en la sangre.

Medidas para prevenir la enfermedad de Lyme

En la mayoría de los casos, las enfermedades infecciosas transmitidas por insectos pueden evitarse al frenar la exposición y manteniendo un adecuado hábito de higiene corporal. Algunas medidas que se pueden emplear para prevenir la enfermedad de Lyme son las siguientes.

Evitar las áreas infestadas con garrapatas

El riesgo de exposición a las ácaros es mayor en las zonas cubiertas de hierba alta, matorrales y áreas boscosas. De igual forma, las mismas pueden encontrarse tanto en el césped alrededor del hogar como en los parques.

Por tal motivo, es indispensable mantenerse dentro de los senderos y evitar adentrarse en zonas con arbustos y hierba sin podar. Además, es recomendable mantener una distancia adecuada de todos aquellos animales que puedan servir como hospederos de los vectores, como los ratones y los venados.

Senderismo y prevención de enfermedad de Lyme.
El senderismo en verano es una actividad de riesgo para la borreliosis, por lo que deben tomarse recaudos.

Emplear repelentes y pesticidas

El uso de repelentes en la ropa y en los zapatos reduce en gran medida el riesgo de picaduras por garrapatas. Se recomienda el uso de repelentes con 20 a 50 % de N, N-dietil-meta-toluamida (DEET) sobre la piel y la vestimenta.

De igual forma, el aceite de eucalipto de limón (OLE), el para-mentano-diol (PMD) y la 2-undecanona son repelentes útiles para prevenir la enfermedad de Lyme. No obstante, estas sustancias pueden causar efectos secundarios sobre la piel, como irritación y escozor. Además, el uso de OLE y PMD está contraindicado en niños menores de 3 años.

Algunos estudios afirman que la permetrina es otra sustancia efectiva para la eliminación de los ácaros. Esta debe ser aplicada de forma previa sobre la ropa y los zapatos en un ambiente abierto. Además, se debe evitar su aplicación sobre la piel y buscar atención médica lo antes posible ante la aparición de un síntoma extraño.

Por otro lado, los acaricidas son pesticidas que pueden utilizarse alrededor del hogar con la finalidad de reducir las poblaciones de garrapatas peridomiciliarias. Lo recomendable es aplicarlo a finales de primavera o al inicio del verano.

Higiene y eliminación de garrapatas

Una adecuada higiene corporal es vital al exponerse a zonas con alto riesgo de infección o al realizar actividades al aire libre. Por tal motivo, es aconsejable examinar la piel y la vestimenta al menos una vez al día en busca de garrapatas que puedan estar adheridas. Se deben revisar a detalle las áreas húmedas y calientes, como las axilas, el ombligo, la ingle, los glúteos y el cuero cabelludo.

En caso de encontrar ácaros en la piel se debe guardar la calma y tratar de eliminarlos lo antes posible. Para ello se suele emplear un pinza de punta pequeña y guantes, evitando entrar en contacto directo con el vector.

Una vez extraída a la garrapata, se debe verificar que la misma esté completa y que no quedo ningún material adherido a la piel. Además, es importante mantener el cuidado adecuado dependiendo del tipo de piel para mantenerse saludable y evitar los efectos secundarios a corto plazo.

Se deben seguir los siguientes consejos al retirar a estos pequeños ácaros del cuerpo:

  • No intentar asfixiar a la garrapata con vaselina, aceite u otras sustancias.
  • Evitar aplastar o retorcer a la garrapata al tirar de la misma.
  • No retirarla con la piel desnuda y sin protección.
  • Evitar aplicar calor directo al ácaro.

De igual forma, la ducha y el champú abundante pueden favorecer la eliminación de las garrapatas por arrastre. Por su parte, la ropa y los zapatos tienen que permanecer al menos 10 minutos en la secadora a alta temperatura para matar a los vectores que permanezcan escondidos en la ropa seca al entrar al hogar.

Revisar las mascotas

El pelaje de las mascotas forma el hábitat ideal para que los ácaros pueden entrar al hogar. Por tal motivo, una forma efectiva para prevenir la enfermedad de Lyme es inspeccionar a detalle a las mascotas antes de entrar a la casa.

En la mayoría de los casos, las garrapatas pueden estar sobre la piel del animal sin picarlo y luego pasar a la ropa de los humanos. En caso de que la mascota presente varias garrapatas adheridas, se deben seguir las mismas indicaciones que al retirarlas de la piel humana.

Perros con garrapatas.
Revisar a las mascotas es importante, porque ellas pueden llevar las garrapatas al hogar.

Crear un entorno libre de garrapatas

Por lo general, las garrapatas no pueden sobrevivir en áreas soleadas y secas. Además, la Fundación Americana de la Enfermedad de Lyme (ALDF) afirma que estos vectores no pueden saltar o volar, por lo que requieren entrar en contacto directo con el huésped.

En este sentido, es recomendable aplicar las siguientes medidas alrededor del hogar:

  • Podar el césped de forma periódica.
  • Limpiar los bordes de las calzadas.
  • Colocar astillas de madera o grava como frontera entre el jardín y las zonas boscosas.
  • Revisar y asear los comederos de las mascotas.
  • Posicionar los equipos u objetos de actividades al aire libre lejos de los matorrales y los árboles.

Reducir la exposición a las garrapatas es el principal factor protector

La prevención de la enfermedad de Lyme se basa en reducir la exposición a las garrapatas responsables de inocular la bacteria Borrelia spp. En ese sentido, se debe mantener especial atención a la higiene corporal y al aseo de la vestimenta al realizar cualquier actividad al aire libre.

Por otro lado, las garrapatas requieren más de 24 horas para lograr transmitir la enfermedad, por lo que encontrar estos pequeños insectos en la piel no indica que ya se ha inoculado la infección. Es importante mantener un adecuado monitoreo de la superficie donde se produjo la mordedura y buscar ayuda profesional ante cualquier síntoma extraño.

Te podría interesar...
Tratamiento de la enfermedad de Lyme
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Tratamiento de la enfermedad de Lyme

El tratamiento de la enfermedad de Lyme es la administración de antibióticos orales, aunque los intravenosos también pueden ser útiles.



  • Skar GL, Simonsen KA. Enfermedad de Lyme. En: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 enero-.
  • Herrera Lorenzo O, Infante Ferrer J, Ramírez Reyes C, Lavastida Hernández H. Enfermedad de Lyme: historia, microbiología, epizootiología y epidemiología. Rev Cubana Hig Epidemiol. 2012; 50( 2 ): 231-244.
  • Grear J, Koethe R, Hoskins B, Hillger R et al. The effectiveness of permethrin-treated deer stations for control of the Lyme disease vector Ixodes scapularis on Cape Cod and the islands: a five-year experiment. Parasites & Vectors. 2014; 7(1): 292.
  • Eisen R, Eisen L. The Blacklegged Tick, Ixodes scapularis : An Increasing Public Health Concern. Trends in Parasitology. 2018;34(4):295-309.
  • Jones E, Hinckley A, Hook S, Meek J et al. Pet ownership increases human risk of encountering ticks. Zoonoses and Public Health. 2017;65(1):74-79.
  • InformedHealth.org. Colonia, Alemania: Instituto de Calidad y Eficiencia en la Atención de la Salud (IQWiG); 2006-. Picaduras de garrapatas: ¿Qué son las garrapatas y cómo se pueden eliminar?.