¿Qué es la menopausia inducida?

La menopausia suele darse de manera natural en torno a los 45-55 años de edad. Sin embargo, hay mujeres que pueden experimentarla antes. Este es el caso de aquellas que han tenido una menopausia inducida.
¿Qué es la menopausia inducida?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 22 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 22 junio, 2021

Última actualización: 22 junio, 2021

Generalmente, la mayoría de las mujeres puede llegar a distinguir un antes, durante y después de la menopausia. En cada una de estas etapas, notan diversos cambios y experimentan síntomas varios en mayor o menor medida. Esto quiere decir que lo más común es que el cuerpo, de manera natural y progresiva, vaya pasando de una etapa a otra. Esto no ocurre así en la menopausia inducida.

A diferencia de la menopausia que se produce de forma natural llegados los 45-50 años de edad, la menopausia inducida o química es aquella que se produce de forma artificial y abrupta a edades más tempranas. Pero, ¿a qué nos referimos cuando decimos “artificialmente”? Véamoslo a continuación con mayor detalle.

Causas

El tratamiento para el cáncer de mama incluye la cirugía
Paradójicamente, algunas intervenciones quirúrgicas ginecológicas pueden ocasionar menopausia inducida.

Cuando decimos que la menopausia inducida es aquella que se produce artificialmente, nos referimos a que ocurre sin que haya habido una transición previa, sino como consecuencia de algunos tratamientos médicos.

Cabe destacar que a estos se recurre para atender problemas de salud graves y, por supuesto, para prevenir que estos tengan consecuencias mayores que puedan poner en riesgo el bienestar de la mujer.

Teniendo esto en cuenta, aquellas enfermedades (el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas) que tienen un tratamiento que bloquean o modifican de alguna manera los estrógenos son las causas de la menopausia inducida o química. Estos tratamientos pueden ser los siguientes:

  • Cirugía de extirpación de uno o ambos ovarios (ooforectomía).
  • Extirpación del útero (histerectomía).
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia.

Ahora, llegado a este punto es posible que te preguntes: ¿es la menopausia inducida lo mismo que la menopausia prematura? No exactamente.

Como se explica en el Manual MSD, “la menopausia prematura es el cese permanente de la menstruación antes de los 40 años de edad. Ocurre porque los ovarios ya no liberan óvulos (ovulación) regularmente y pierden la capacidad de producir hormonas”.

Esto puede tener diversas causas que no solo incluyen los tratamientos médicos, anomalías genéticas, trastornos inmunitarios, trastornos metabólicos, infecciones víricas, etc.

Síntomas

Las causas y factores de riesgo de la menopausia son naturales
La evolución clínica, más allá de los síntomas en sí, es lo que define a la menopausia inducida.

Los síntomas de la menopausia inducida (como los sofocos, la fatiga, el aumento de peso, los cambios en la piel, la disminución de la libido, los problemas del sueño, los altibajos emocionales, las molestias urogenitales, etc.) se presentan de una forma mucho más brusca. Por ello mismo, en algunos casos pueden llegar a ser invalidantes.

“Con la menopausia quirúrgica, la menopausia se produce de forma abrupta, el mismo día de la intervención. En el caso de la menopausia inducida por tratamientos farmacológicos, la transición puede ser breve, ya que los ovarios dañados dejan de producir hormonas durante un periodo de tiempo”

The North American Menopause Society

En un estudio sobre la menopausia inducida quirúrgicamente, se indica que los síntomas más frecuentes y severos en las mujeres que se han extirpado ambos ovarios son la depresión, el insomnio, la irritabilidad y el cansancio.

En menor medida, le siguen los sofocos, los sudores nocturnos y otros. En las mujeres que han tenido menopausia inducida por un tratamiento radiológico o quimioterapia se dan los mismos síntomas.

Complicaciones

Al experimentar tantos cambios bruscos a la vez, la salud física y mental se resienten en la menopausia inducida. Por ello mismo, es necesario llevar un estricto control y tratamiento médico.

Las principales complicaciones asociadas son la depresión, la osteoporosis, los problemas bucodentales y las enfermedades cardiovasculares. Pero pueden haber más, según sea el caso.

Tratamiento de la menopausia inducida

No existe un tratamiento para la menopausia inducida como tal. No obstante, sí es posible tratar varias de las molestias y síntomas que presente la paciente.

Los medicamentos y las recomendaciones varían según el caso, pero en su mayoría, incluyen algunos cambios en el estilo de vida. En este sentido, se suele resaltar la importancia de mantener una buena alimentación, hacer ejercicio físico de manera regular (siguiendo las indicaciones del médico), evitar la automedicación, dejar el consumo de tabaco y alcohol.

  • No todas las mujeres pueden recurrir a la terapia hormonal, por ello, no siempre se indica.
  • De acuerdo con los expertos de Women’s Health Concern, las mujeres que tuvieron menopausia inducida por el tratamiento de la endometriosis, podrían recurrir a la terapia hormonal sustitutiva (THS).

Recomendaciones finales

Si el médico te ha comentado que es necesario recurrir a un tratamiento que pueda inducirte la menopausia, pídele que te informe al detalle sobre el mismo y otras opciones; es imprescindible que estés bien informada para que puedas tomar las decisiones más adecuadas para cuidar tu salud y encaminarte hacia un mayor bienestar.

Te podría interesar...
Menopausia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Menopausia

La menopausia es el período por el que pasan las mujeres cuando dejan de tener la menstruación. Generalmente, suele ocurrir cuando estas pasan los ...