¿Qué es la hipoglucemia no diabética?

La glucosa es la principal fuente de energía de las células del cuerpo, por lo que una disminución en la concentración plasmática de la misma puede causar estragos si no se identifica a tiempo.
¿Qué es la hipoglucemia no diabética?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 01 julio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 01 julio, 2021

Última actualización: 01 julio, 2021

La hipoglucemia es una condición en la que existe un descenso notable en los niveles de glucosa en sangre. Esta es una complicación frecuente en los pacientes con diabetes mellitus que aparece como efecto secundario del consumo de antidiabéticos. No obstante, puede aparecer en personas que no padecen la enfermedad, denominándose hipoglucemia no diabética.

Establecer un valor para determinar la presencia de esta alteración suele ser un problema, ya que los niveles de azúcar en sangre varían. En la mayoría de los casos, los síntomas de la hipoglucemia no diabética suelen aparecen cuando la glucemia alcanza valores por debajo de 60 miligramos por decilitro.

Una reducción brusca en dichos niveles puede afectar múltiples órganos, sobre todo el cerebro. En este sentido, es fundamental identificar la patología y revertirla lo antes posible.

Síntomas

La mayoría de los síntomas de la hipoglucemia, ya sea en pacientes diabéticos o no, son inespecíficos y dependerán de qué tan bajos se encuentren los niveles de azúcar en la sangre. Los mismos suelen aparecer por la incapacidad de las células para aprovechar la glucosa como fuente de energía y por la activación de mecanismos compensadores.

Los primeros síntomas de la hipoglucemia aparecen producto de la secreción de adrenalina por parte de las glándulas suprarrenales. Esta respuesta del sistema nervioso autónomo buscará aumentar la concentración de glucosa en sangre, no obstante, también generará la aparición de las siguientes manifestaciones:

  • Palpitaciones.
  • Sudoración profusa.
  • Nerviosismo.
  • Hambre repentina.
  • Nauseas y vómitos.

La principal fuente de energía del cerebro es la glucosa, por lo que puede tener un aporte insuficiente si la condición sigue empeorando. Este hecho generaría la aparición de síntomas relacionados con el sistema nervioso central o manifestaciones neuroglucopénicas, entre las que destacan las siguientes:

  • Falta de concentración.
  • Irritabilidad.
  • Convulsiones.
  • Fatiga.
  • Trastornos de la visión.

Es importante tener en cuenta que algunas manifestaciones son más frecuentes y más fáciles de notar que otras. De hecho, estudios demuestran que los síntomas neuroglucopénicos están presentes hasta en el 85 % de los casos, mientras que las manifestaciones adrenérgicas solo son evidentes en el 61 % de los pacientes.

Desmayo por hipoglucemia no diabética.
Los desmayos con pérdida del conocimiento ocurren por el descenso en la llegada de glucosa al cerebro.

Causas de la hipoglucemia no diabética

La principal causa de hipoglucemia en pacientes diagnosticados con diabetes es el consumo inadecuado de fármacos hipoglucemiantes. Por su parte, la hipoglucemia no diabética puede aparecer producto de una gran cantidad de causas diferentes, las que abarcan desde el consumo de medicamentos hasta la presencia de ciertas patologías.

Consumo de fármacos

Algunos medicamentos pueden generar una disminución momentánea en los niveles de azúcar en sangre en personas no diabéticas. En este sentido, vale nombrar a ciertos compuestos usados para tratar afecciones cardiovasculares, como los beta bloqueantes y los antiarrítmicos.

Ante la aparición de este efecto secundario de forma repetida, es necesario notificarle al médico tratante de forma inmediata. En algunos casos puede ser necesario reducir la dosis administrada o incluso cambiar la medicación.

Enfermedades renales o hepáticas

La insuficiencia renal puede causar la aparición de hipoglucemia no diabética a través de diferentes factores, entre los que destacan la disminución en la gluconeogénesis hepática y una menor eliminación renal de la insulina. Ambas circunstancias contribuyen de forma independiente.

Por su parte, estudios demuestran que las enfermedades hepáticas que impliquen una destrucción rápida del órgano pueden generar la aparición de la hipoglucemia. Es importante recordar que el hígado es el principal órgano en el que se almacena la glucosa, por lo que una falla en el mismo es capaz de alterar el metabolismo de la sustancia.

Alteraciones hormonales

Múltiples hormonas están relacionadas con el mantenimiento de los niveles de azúcar en sangre, entre las que destacan el cortisol, la adrenalina y el glucagón. En este sentido, cualquier alteración que disminuya la concentración de estas hormonas puede generar hipoglucemia no diabética.

Por su parte, la insulina es la hormona encargada de disminuir los niveles de glucosa en sangre. La misma genera el ingreso de la sustancia a las células para que pueda ser aprovechada en forma de energía.

De esta manera, un aumento en la liberación de insulina o hiperinsulinismo disminuye de forma drástica la glucemia. Una de las principales causas de hiperinsulinismo en adultos es la presencia de un tumor pancreático secretor de insulina o insulinoma.

Otras causas de hipoglucemia no diabética

Además de las patologías mencionadas, existen otras condiciones capaces de disminuir la concentración de glucosa en el plasma sanguíneo a través de múltiples mecanismos:

  • Consumo de alcohol.
  • Ejercicio intenso.
  • Sepsis, quemaduras y traumatismos severos.
  • Presencia de anticuerpos contra la insulina o sus receptores.
  • Malnutrición.
  • Algunas cirugías bariátricas.

Diagnóstico

El diagnóstico clínico y por laboratorio de la hipoglucemia no diabética puede ser difícil, ya que los síntomas presentados suelen ser muy inespecíficos. Además, no existen valores de laboratorio prestablecidos que indiquen que una persona se encuentra en un estado hipoglucémico.

Múltiples estudios recomiendan verificar la presencia de la tríada de Whipple para realizar un diagnóstico preciso de la alteración. La tríada en cuestión toma en cuenta los síntomas anormales, la concentración de glucosa plasmática y la respuesta del paciente ante la administración de azúcar.

Los síntomas presentados se confirman a través de un interrogatorio exhaustivo y un examen físico completo. Por su parte, la glucemia se puede medir usando un glucómetro.

Una vez confirmados los síntomas y la concentración de azúcar en sangre, se le debe administrar glucosa al paciente. El diagnóstico definitivo de la hipoglucemia no diabética se realiza si los síntomas desaparecen y la glucemia se eleva al poco tiempo de la administración.

Glucómetro.
La medición de la glucemia puede realizarse en una situación de urgencia con un glucómetro.

Tratamiento de la hipoglucemia no diabética

El tratamiento inmediato de esta afección consiste en la administración de glucosa por vía oral, con la finalidad de normalizar su concentración en el plasma sanguíneo. No obstante, dicha forma de administración está contraindicada en los casos de hipoglucemia severa o prolongada, por lo que deberá optarse por una vía intravascular.

Por su parte, la solución definitiva a esta condición dependerá de la causa directa, por lo que es necesario tratar la enfermedad de base. En caso de que la causa sea un tumor, es probable que se necesite una cirugía para extirparlo, mientras que solo se deben reajustar las dosis en el caso del consumo de fármacos antiarrítmicos.

También existen condiciones que no poseen un tratamiento específico, por lo que se deberán evitar las crisis hipoglucémicas como forma de abordaje. Para ello, el especialista recomendará cambios en el estilo de vida.

Una afección incómoda con múltiples causas

La hipoglucemia no diabética es una condición que puede dificultar la vida de quien la padece, sobre todo durante las crisis. Los niveles bajos de glucosa en sangre generan la aparición de síntomas muy incómodos que van desde sudoración profusa y palpitaciones hasta confusión y fatiga.

Esta afección puede deberse a una gran cantidad de causas, tanto en niños como en adultos. No obstante, identificarlas es fundamental a la hora de determinar la terapéutica a seguir.

Te podría interesar...
Cómo se diagnostica la hipoglucemia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Cómo se diagnostica la hipoglucemia

La forma precisa en la que se diagnostica la hipoglucemia es a través de las pruebas de laboratorio. Descubre más a continuación.



  • Bansal N, Weinstock RS. Non-Diabetic Hypoglycemia. In: Feingold KR, Anawalt B, Boyce A, et al., editors. Endotext. South Dartmouth (MA): MDText.com, Inc.; 2000-.
  • Mederico M, Rincón Y, Pacheco J, Briceño Y et al. Evaluación y enfoque diagnóstico del paciente no diabético con hipoglucemia. Rev. Venez. Endocrinol. Metab. 2011; 9( 2 ): 41-53.
  • Pozo Román J, Martín Rivada A, Güemes Hidalgo M. Hipoglucemia no diabética. Pediatr Integral. 2019; 23 (2): 90.e1–90.e22.
  • Beato P, Guzmán C, Luengo L, Alejo S. Hipoglucemia grave en una paciente no diabética. Endocrinología y Nutrición. 2009;56(10):462-463.
  • de Lange S, Fernández Cabrera J, Gomar Vidal S. Hipoglucemia oculta en paciente con insuficiencia renal crónica en programa de diálisis peritoneal. Medicina Intensiva. 2011;35(2):133-134.
  • Škrha J Jr. Hypoglycemia in non -diabetic patients. Vnitr Lek. 2020;66(7):447-448.