Tratamiento de las arritmias cardíacas

Dependiendo de la causa subyacente (o el conjunto de causas), el tratamiento para las arritmias vendrá a ser uno u otro. No obstante, incluye algunas pautas comunes.
Tratamiento de las arritmias cardíacas
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 03 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 01 junio, 2021

Última actualización: 03 junio, 2021

El tratamiento de las arritmias cardíacas depende completamente de las causas subyacentes. Por ende, no todas las arritmias se abordan del mismo modo.

No obstante, es cierto que en la gran mayoría de los casos es conveniente mejorar hábitos de vida y seguir indicaciones del especialista. Por ejemplo, el ejercicio requiere una evaluación puntual para autorizarse. Por su parte, los medicamentos deben ser tomados respetando horarios y dosis.

Hay arritmias que no requieren ningún abordaje; otras pueden manejarse con farmacología y medidas higiénico-dietéticas. Por su parte, algunas arritmias pueden ser tan preocupantes que requieren cirugía.

Los principales objetivos del tratamiento para las arritmias cardíacas son controlar la frecuencia cardíaca, restablecer (en la medida de lo posible) un ritmo cardíaco normal, prevenir la formación de coágulos, tratar las cardiopatías de base y reducir los factores de riesgo que puedan derivar en accidentes cardiovasculares.

Medicamentos para el tratamiento de las arritmias cardíacas

No en todos los casos se prescriben medicamentos para las arritmias. Por lo general, estos se reservan para casos concretos, como las taquicardias que alteran el desempeño de las actividades cotidianas.

Es importante tener en cuenta que, aún cuando su función sea prevenir o tratar las arritmias, algunos antiarrítmicos también pueden desencadenarlas como efecto adverso. De allí la importancia de seguir siempre las indicaciones del profesional al momento de consumirlos y notificar al especialista si aparecen inconvenientes.

Medicamentos antiarrítmicos

Los antiarrítmicos son útiles para el tratamiento de muchos tipos y variedades de alteraciones del ritmo del corazón. Se deben tomar siempre de acuerdo a las indicaciones del médico para prevenir complicaciones y efectos adversos.

La amiodarona es quizás el más conocido de este grupo y uno de los más efectivos. Tiene como principal inconveniente su capacidad para interferir en la función de la glándula tiroidea, por lo que la revisión continua de los parámetros de la tiroides se impone si se aplica un abordaje con esta droga.

Por otro lado, la digoxina un fármaco para incidir sobre el nodo auriculoventricular. Esta estructura del sistema eléctrico del corazón es la que regula el paso del impulso que origina los latidos desde las aurículas hasta los ventrículos. Hay condiciones en las que es preciso regular ese paso para evitar las arritmias.

Anticoagulantes

En caso de que exista riesgo de formación de coágulos en la sangre, el médico podría recetar algún medicamento anticoagulante. Estos reducen el riesgo de un evento cardiovascular mayor, como un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebrovascular.

La situación de fondo es que los latidos anómalos favorecen la hipercoagulabilidad. Esto se traduce en una mayor agregación plaquetaria y en la posibilidad de concreta de tromboembolismo. Lo frecuente es que se formen coágulos dentro de las aurículas que migren hacia otras partes del cuerpo.

La fibrilación auricular es de las arritmias que más se beneficia del tratamiento anticoagulante. Esta patología tiene una alta incidencia de coágulos.

Mujer toma anticoagulante para arritmia.
La función de los anticoagulantes es reducir el riesgo de trombos y émbolos que lleven a accidentes cardiovasculares.

Betabloqueantes

También conocidos como agentes bloqueantes beta adrenérgicos, los betabloqueantes son medicamentos que ayudan a reducir la presión arterial y tratar otras afecciones cardíacas, incluyendo las taquicardias. Esto lo logran mediante el descenso de la frecuencia cardíaca.

Dispositivos y procedimientos en el tratamiento de las arritmias

El tratamiento de las arritmias cardíacas puede requerir la implantación de algunos dispositivos o la realización de cirugías. Entre los más destacados y conocidos se encuentran el marcapasos y el desfibrilador cardioversor implantable. Se reservan para pacientes que nos son susceptibles de mejorar con la farmacología.

Marcapasos

El marcapasos es un dispositivo que se implanta debajo de la piel (en el área del pecho). En la actualidad, muchos marcapasos pueden trabajar como desfibriladores cardioversores implantables. Esto quiere decir que pueden ayudar a reestablecer el ritmo cardíaco mediante una cardioversión automática.

Las principales indicaciones de este dispositivo son las bradicardias (latidos más espaciados) y las irregularidades extremas en el ritmo. Una vez implantado, el mayor cuidado que debe tener el paciente es con los campos magnéticos, por lo que se imponen una serie de medidas de precaución que se deben respetar.

Desfibrilador cardioversor implantable

El desfibrilador cardioversor implantable se trata de un dispositivo que, mediante una descarga eléctrica, ayuda a reestablecer el ritmo que se podría perder y llevar a la muerte. Pueden implantarse sobre la piel o por debajo de esta.

Cardioversión

La cardioversión puede realizarse con medicamentos o mediante un aparato. En este último caso se colocan unas paletas o parches en el pecho y se aplican descargas eléctricas para reestablecer el ritmo cardíaco.

La fibrilación ventricular y la fibrilación auricular son las arritmias que más indicación de cardioversión poseen. Puede que se haga de manera programada en un paciente crónico o que se tenga que concretar de urgencia, por ejemplo en la vía pública o en una sala de emergencias hospitalaria.

Ablación con catéter

La ablación con catéter es un procedimiento en el que el médico utiliza uno o más catéteres para llegar al corazón. Todo ello a través de los vasos sanguíneos.

Al respecto, los expertos de la Clínica Mayo explican que los electrodos pueden utilizar calor, frío extremo o energía de radiofrecuencia. De este modo, extirpan un área pequeña de tejido cardíaco que esté alterada. Se crea un bloqueo eléctrico en la vía que produce los latidos irregulares.

Cirugías

Para el tratamiento de las arritmias cardíacas más graves existen las cirugías. Una de ellas es el procedimiento de laberinto y la otra es la cirugía de derivación coronaria.

En la primera se realizan incisiones en las aurículas para evitar que el impulso eléctrico anómalo alcance otras estructuras. En la derivación coronaria o by pass se intenta mejorar la circulación del miocardio. Para ello se cambia el flujo de sangre de las arterias coronarias llevando una mejor irrigación, casi siempre saltando una obstrucción en las arterias.

La influencia del estilo de vida en el tratamiento de las arritmias

Tal y como señalan los expertos de Go Red for Women, realizar cambios en el estilo de vida para mantener el corazón lo más saludable posible es muy recomendable para las personas que sufren arritmias cardíacas.

Dichos cambios incluyen lo siguiente:

  • Eliminar el tabaco.
  • Mejorar los hábitos alimenticios.
  • Mantener una vida activa y hacer ejercicio regularmente, siempre con las limitaciones que indique el profesional.
  • Tener un peso saludable.
  • Evitar el consumo de alcohol (sobre todo en grandes cantidades).
  • Consumir abundante líquido a diario (dándole siempre prioridad al agua).
  • Limitar la cafeína.

Por otro lado, de manera complementaria puede ser de utilidad incorporar técnicas de relajación, como el yoga, la meditación o los ejercicios de respiración profunda. Pueden ser útiles para gestionar la tensión emocional y obtener otros beneficios, como un buen descanso.

Meditación para las arritmias cardíacas.
Las actividades de meditación que disminuyen el estrés son útiles para reducir los episodios agudos de las arritmias, aunque no constituyen un tratamiento de primera línea.

Nunca dejar la consulta médica

Como hemos podido ver, aunque hay arritmias inofensivas que no requieren tratamiento alguno, sino solo un cambio en el estilo de vida y un control médico periódico, otras sí lo requieren, dado el riesgo que suponen para la salud.

En caso de tener dudas sobre cómo llevar buenos hábitos de vida o cómo mejorar los ya existentes, lo más recomendable es consultar con el médico y seguir sus indicaciones. Aún cuando las arritmias sean inofensivas y no requieran abordaje, no hay que desistir del control médico periódico.

Te podría interesar...

Diagnóstico de las arritmias cardíacas
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diagnóstico de las arritmias cardíacas

Además de realizar un examen físico, para el diagnóstico de las arritmias cardíacas el médico pedirá varias pruebas al paciente.



  • Akella, Krishna et al. “Impact of Yoga on Cardiac Autonomic Function and Arrhythmias.” Journal of atrial fibrillation vol. 13,1 2408. 30 Jun. 2020, doi:10.4022/jafib.2408
  • “Antiarrítmicos | Texas Heart Institute.” n.d. Accessed May 26, 2021. https://www.texasheart.org/heart-health/heart-information-center/topics/antiarritmicos/.
  • Hornero, Fernando. "Cirugía de las arritmias en las cardiopatías congénitas." Cirugía Cardiovascular 15.4 (2008): 407-414.
  • “Betabloqueantes - Fundación Española Del Corazón.” n.d. Accessed May 26, 2021. https://fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/tratamientos/betabloqueantes.html.
  • Lozano, José Antonio. 2001. “Arritmias Cardíacas y Su Tratamiento | Offarm.” Offarm 20 (11): 96–105. https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-arritmias-cardiacas-su-tratamiento-13023366.
  • Peng CK, Henry IC, Mietus JE, Hausdorff JM, Khalsa G, Benson H, Goldberger AL. Heart rate dynamics during three forms of meditation. Int J Cardiol. 2004 May;95(1):19-27. doi: 10.1016/j.ijcard.2003.02.006. PMID: 15159033.
  • Rizzo, Leonardo FL, and Oscar D. Bruno. "AMIODARONA Y DISFUNCIÓN TIROIDEA." MEDICINA (Buenos Aires) 72.1 (2012).
  • “Symptoms, Diagnosis and Monitoring of Arrhythmia | American Heart Association.” n.d. Accessed May 25, 2021. https://www.heart.org/en/health-topics/arrhythmia/symptoms-diagnosis--monitoring-of-arrhythmia.
  • Fernández, E. Lázaro, et al. "La digoxina, hoy." Información terapéutica del Sistema Nacional de Salud 27.4 (2003): 115-123.
  • Forero-Gómez, Julián Eduardo, et al. "Fibrilación auricular: enfoque para el médico no cardiólogo." Iatreia 30.4 (2017): 404-422.
  • Grupo de Trabajo de La Sociedad Europea De Cardiología. "Guía de práctica clínica sobre marcapasos y terapia de resincronización cardiaca." Revista Española de Cardiología 60.12 (2007): 1272-e1.